29 de octubre de 2011

Agenda musical en orden

Hace ya unos años que empecé a llevar en la barra lateral una agenda con los conciertos que se iban acercando. Los primeros meses la agenda se mantenía pequeña, no molestaba, pero últimamente estoy añadiendo un concierto por semana, y junto a los que ya están, se está haciendo kilométrica.
Así que aprovecho esta entrada para ir actualizando y aligerando la agenda. Además de tener en orden los links de las fotos o crónicas que pueda haber hecho sobre esos conciertos.
Y sin más, la lista:

16/05/09 Chámalle Xis + Sonoro Maxín + Berri Txarrak, Parque de Santa Margarita, A Coruña
07/07/09 Machine Head + Slipknot, Multiusos Fontes do Sar, Santiago de Compostela
Crónica y fotos del concierto: People=Shit – Crónica de un concierto brutal

07/08/09 y 08/08/09 CasteloRock'09, Muros, A Coruña
08/11/09 Combichrist + Rammstein, Pavilhão Atlântico, Lisboa.
Viaje a Lisboa: Ida, Día 1, Día 2, Día 3 y vuelta
Crónica del concierto: Setlist Rammstein Tour 2009

08/04/10 Kannon, Sala Mondo Club, Vigo
16/07/10 Iguana Tango, Corcubión, A Coruña
Fotos y entrada del concierto: Iguana Tango en Corcubión

17/07/10 Los Chavales + The Phanton Keys, Corcubión, A Coruña
02/10/10 Konflikto + Ska-p, Coliseum, A Coruña
[CANCELADO] 08/10/10 Placebo, Lugo
Sobre estos dos últimos conciertos: Octubre, ¿qué te pasa?

16/10/10 Sôber, Sala Capitol, Santiago de Compostela
Preconcierto: Sôber, Sôber, Sôber, Sôber!!
Crónica del concierto: Sôber, Sôber, Sôber, Sôber!!! (ahora sí)

23/10/10 Eluveitie + Korpiklaani, Sala Ola Green, A Coruña
25/03/2011 Hamlet, Sala Capitol, Santiago de Compostela
Crónica publicada en TheDrinkTim
Entrada en el blog: La aventura de Hamlet

30/04/2011 NOC + Dinero, Playaclub, A Coruña
Crónica publicada en TheDrinkTim
Entrada en el blog (hacia el final): Voluntariadas

15-16/07/2011 Sonisphere España, Getafe, Madrid
Mi experiencia en el Sonisphere: Día 1, Día 2

11-12-13/08/2011 Festival Brincadeira, Ordes, A Coruña
Crónica y fotos del festival: Brincadeira Festival

9-10/09/2011 Rock in Way, Monte do Gozo, Santiago de Compostela
Crónica publicada en TheDrinkTim:
Rock in way tras las cámaras
Sôber en el Rock in Way
Fotos en el blog: Las fotos prometidas (Rock in Way e In Flames)

14/09/2011 Noctifeira + In Flames, Sala Capitol, Santiago de Compostela
Crónica publicada en TheDrinkTim
Preconcierto: Inesperados In Flames
Crónica en el blog: In Flames en Santiago de Compostela
Fotos en el blog: Las fotos prometidas (Rock in Way e In Flames)

15/10/2011 Bokluk + Kill as one + Warhead, Sala Filomatic, A coruña
25/10/2011 Mute + Brains Expired, Sala Filomatic, A Coruña
[CANCELADO] 29/10/2011 Agonica + The Ransack + Equaleft, Sala Ola Green, A Coruña
31/10/2011 Paul Di'Anno, Sala Ola Green, A Coruña
3/11/2011 Amon Amarth, Sala Capitol, Santiago de Compostela
4/11/11 Tálesien + Anterga, Sala Mardi Gras, A Coruña
Crónica en The Drink Tim

23/11/2011 Amorphis, Sala Capitol, Santiago de Compostela
24/11/2011 Northland + Turisas, Sala Ola Green, A Coruña
25/11/2011 Tregua + La Fuga, Sala Ola Green, A Coruña
Crónica en The Drink Tim
Contacto con Sôber en la sala en el blog: Lo que iba a ser un concierto de La Fuga


09/12/2011 Moonspell, Sala Ola Green, A Coruña
Crónica del acústico previo en The Drink Tim


22/12/2011 MINIM, Sala Ola Green, A Coruña
23/12/2011 En directo, festival locales de ensayo, Fórum, A Coruña.
Álbum de fotos en Facebook.

9/02/2012 Misfits, Sala Capitol, Santiago de Compostela
16/02/2012 Tarja Turunen, Sala Capitol, Santiago de Compostela
Crónica y fotos para The Drink Tim

12/05/2012 Gritando en Silencio, Sala Mardigrass (A Coruña).
Crónica y fotos para The Drink Tim

09/06/2012 Vita Imana + Agonica, Sala El Inferno, Vigo
24/06/2012 Simple Plan + Everlyn, Sala Capitol, Santiago de Compostela
03-04/08/2012 Castelo Rock, Muros (A Coruña)
03-04/08/2012 SonRias Baixas, Bueu (Pontevedra)
09-10-11/08/2012 Festival Brincadeira, Cambre (A Coruña)
25/10/2012 Arch Enemy, Sala Capitol (Santiago de Compostela
27/10/2012 Extremoduro, Coliseum -Sin confirmar-, A Coruña
28-29/10/2012 Music Way, Santiago de Compostela
09/11/2012 Kreator+Morbid Angel+NILE+Fueled by Fire, Valgas (Pontecesures, Pontevedra)
18/11/2012 W.A.S.P., Sala Capitol (Santiago de Compostela)

27 de octubre de 2011

Por si no quedó claro

Después de dos años y medio de blog, de casi 350 entradas, de un año en Twitter, y de publicar en cualquier lado toda cuanta chorrada se me viene a la cabeza, creo que para quien me haya leído no va a ser difícil de entender. Aunque hay gente que no me conoce, y que quizás debería leerse esto antes de decidir si quiere seguir estando en lugares que lo pueden poner en contacto conmigo.
Soy una persona conflictiva. Soy agresiva, nunca me arrepiento de lo que digo, nunca pido perdón, y soy impulsiva. Juzgo a las personas y no tengo reparos en hacerlo. Soy posesiva y celosa con lo que es mío. Y soy rabiosa. Si tocas algo mío, prepárate. Me voy a cabrear y no va a ser bonito.
No me arrepiento de ser como soy. ME GUSTA. Me gusta tener arrebatos y llamarte ignorante, inútil o puta en tu cara y me río todavía más cuando no me entiendes. Soy rencorosa, no olvido y no suelo perdonar.
No suelo durar mucho tiempo en grupos de cinco o más personas porque siempre cruzo a alguien y acabamos teniendo problemas. O él conmigo, o yo con él, o ambos. Esto es Historia y experiencia, no escribo esto porque ahora mismo esté cabreada. QUE LO ESTOY. Hay que tener cuidado con lo que se hace y con lo que se dice delante de mí, pero sobre todo con cómo se dice. Nadie me dice una palabra más alta que otra, ni nadie me contesta ni me responde en mal tono. Una tía cayó en la estupidez de hacerlo a principios de este curso y aún ahora no quiera encontrarse conmigo.
Soy impulsiva, y tengo por costumbre no arrepentirme de lo que hago. No me gusta pedir perdón y no lo hago salvo que sea muy necesario. Y si alguien necesita leer esto para acabar de conocerme es que no le voy a pedir perdón, porque no se cuenta entre ese pequeño grupo de personas a las que se lo diría. Me gusta cómo soy y lo que hago, y con cómo lo hago. Estoy muy segura de lo que digo y, cosas de lingüista o no, controlo bien mis palabras y siempre digo lo que quiero decir, aunque a veces no lo parezca. Otra cosa es que ya no se sepa entender, pero la capacidad intelectual de cada uno ya no es mi responsabilidad.
No tengo ningún problema a la hora de clasificar a nadie en mi mente como “inútil”, “corto”, “puta”, “maja”, “lista”, “idiota”. Y es muy difícil que una vez dentro de una de esas etiquetas las cambie. Hay que hacer algo muy gordo durante mucho tiempo para conseguir cambiar mi opinión sobre alguien. Un ejemplo muy claro fue una chica que pasó de estar en “maja pero alocada, cuidado” a “impresentable, mantenerse muy lejos”. Le va a costar mucho volver a ganarse mi simpatía, quizás no lo haga nunca. Cuidado en el cajón en el que caes. O si no te preocupa, por lo menos actúa en consecuencia; una vez que me has perdido, no puedes volver atrás. También al revés: una vez que caes bien, no te vas a librar de mí fácilmente. :)
No soporto las cosas hechas mal o a medias. Si te pones a hacer algo, es para hacerlo bien. Si no quieres hacerlo, no te comprometas a hacerlo. Si te pones a hacer algo y por no esforzarte lo haces mal o lo dejas hecho a medias, es normal que me cabree y te cruce. Si quieres hacer algo que otra persona podría haber hecho mejor y le quitas la oportunidad de hacerlo, quizás deberías no haberlo hecho. Si haces algo solamente por aparentar, porque X persona lo hace, o porque te parece guay, no creo que vaya a estar mucho tiempo cerca de ti.
Tengo una actitud bastante infantil en cuanto a mis cosas. SI ALGO ES MÍO NO LO TOQUES. Yo, mi novio, mi cobaya, mis amigos, mis gustos, mi música, no se tocan. Si se tocan has de sufrirme, asumir las consecuencias. Soy posesiva y celosa, lo mío es mío. Si quieres tocar algo mío primero deberías saber cómo soy, para evitarte sorpresas.
Y ya si coges algo mío para hacerlo mal, es que solamente puedo pensar en cómo destrozarte lentamente.

Pero lo peor de todo, es que además de impulsiva y a veces explosiva, es que soy rencorosa y calculadora. Me tocas hoy, me cabreo hoy. Quiero gritarte, me enfado, pero también me pongo a pensar en cómo hacerte daño. No recibirás una respuesta inmediata, ni en un día o dos. Esperaré lo que haga falta, estarás clasificada como “indeseable” durante mucho tiempo, y tiempo es algo que tengo para esperar. No soy de las que perdonan, pero ni rápido ni despacio, directamente no perdono. Y acumulo rabia, hasta que veo un pequeño punto por el que soltarla, y entonces es cuando exploto. Te llegará por una razón diferente a la que me hizo cabrear, te llegará cuando quizás ni te acuerdes, te llegará cuando no lo esperes. Entonces es cuando sonrío y me siento como cuando V vuelta el Parlamento inglés.

Así que tú, puta inútil. Sí, puta, porque no hace falta más que ver tus fotos para verlo, y te puedo asegurar que no soy la única que lo piensa, pedazo de attencion whore. Y sí, inútil, porque tu fama me llegó mucho antes de que pensase en que quizás podría llegar a estar en contacto contigo. Tú, puta inútil, me lo has quitado. Me has quitado una de las mejores experiencias que podría tener en mi vida, una noche inolvidable con unos recuerdos inolvidables. Me has quitado parte de lo que más me hace sentir, me has quitado la oportunidad de llegar a sentirlo. No sabes las ganas que tengo de hostiarte la cara hasta que se cansen las manos. No sabes la cantidad de rabia que estoy guardando contra ti, y cuando consiga ver el resultado de la puta mierda de trabajo que vas a hacer (vuelve a las primeras líneas del párrafo; espero que sepas qué es eso) se acumulará. Primero, me reiré de ti. Simple y llanamente. Hoy te guardo rabia porque has tenido la... cara, atrevimiento, poca delicadeza, morro, como quieras llamarlo, de hacer lo que has hecho este fin de semana. Cuando vea el resultado me reiré de ti y te guardaré pena. Porque de donde no hay no se puede sacar, y en el fondo tienes que sufrirte a ti misma todos los días.
Pero ten en cuenta que no me olvido. Que he hecho que gente haga sacrificios para poder vivir yo esa experiencia y vas de lista y te la agencias tú. No me voy a olvidar, y desde luego, no te voy a perdonar. Y que ya llegaré, dentro de un tiempo, de vuelta. Que el tiempo pone a cada uno en su lugar, y creo que ya dejé claro a dónde creo que perteneces.


Y por cierto, ya que me pongo a decir las cosas bastante claras por si alguien se ha perdido algo, no puedo evitar mencionar algo de principios de mes, o incluso un poco antes. A quien me escribió en el twitter “gente que se preocupa más por los puntos y las comas que por sus cosas”, quizás deberías darte por aludida con mi twit del día siguiente: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”, una cita de Wittgenstein. Piensa sobre ella, y cuando descubras que te estoy llamando tonta a lo mejor quieres seguir jugando con una herramienta que no controlas. Lo tuyo son los bichos, lo mío el lenguaje. Intenta tirarme alguna piedra o alguna hierba, pero no intentes dominar las palabras cuando, tú misma lo has dejado claro hace mucho, no sabes usarlas.


Atentamente, alguien que está echando espuma por la boca.

26 de octubre de 2011

Sin agua caliente, y dar gracias

Odisea es lo que está pasando estos días en mi piso. El calentador venía fallando desde hace un tiempo, y el lunes a media tarde, decidió dejar de fallar para no ir. Desde entonces mi piso parece que está en puertas abiertas, con gente yendo y viniendo. Pero es un poco más complicado de eso.
Desde hace un mes, el calentador hacía cosas “raras”. Empezó como dando golpes como si entrase aire a la llama y se apagase para volver a encenderse. Luego, lo encendíamos y a los... 5 minutos se encendía como si hubiese un grifo abierto, cuando estaba todo cerrado. Y luego empezaron a fallar las temperaturas. Estando en la ducha, tan pronto te salía fría como te salía hirviendo. No era como la ducha del año pasado, si no que mientras mantenías los grifos abiertos salía en la misma temperatura, pero si cerrabas y volvías a abrir, no sabías qué te podía salir. Lo más probable es que agua para escaldar tomates.
Luego el tiempo ese de 5 minutos desde que lo encendíamos hasta que se activaba empezó a reducirse hasta ser encenderlo, esperar dos segundos y activarse. Cuando empezó a hacer estas cosas llamamos a la casera. Si el problema lo tuviese un grifo o una puerta no pasaría nada, pero es el calentador, va a gas, y no queremos explotar. La casera pasó de todo. Que sí, que llamaría a alguien a que viniese a verlo y tal. Esto fue antes o mientras le pagábamos el mes, es decir, en la primera semana de octubre. Nunca vino nadie. Incluso las siguientes veces que llamó una de mis compañeras de piso a lo largo del mes.
Y el lunes estaba fregando los platos a media tarde, con David sentado en la terraza fumando, y soy incapaz de fregar todo con el grifo siempre abierto. Abro y cierro, abro y cierro. Y como estos días empieza a hacer frío, encendí el calentador y el agua caliente. Tras quemarme varias veces por los cambios de temperatura que da, hubo un momento que lo cerré y me acerqué a David, que seguía en la terraza. Y cuando me pongo a hablar con él, escuchamos un estruendo, miro para el calentador y me encuentro con unas llamas amarillas (no las de gas, que son azules) enormes dentro del calentador. Sin pensarlo, apagué el gas desde la bombona. Se fue el fuego, pero un ruido bastante grande seguía saliendo de él. Se acercó David al calentador, lo cerró en la rueda que tiene, y se dio cuenta de que sonaba como agua corriendo. Mucha agua corriendo. Cuando la encontramos, cerró la llave de paso general de agua a la casa. Y el ruido paró.
Tenía que haberse reventado una tubería. Y desde luego, no iba a volver a encender el calentador o abrir la llave del agua.
Llamé a la casera. Le dije que se había acabado de estropear el calentador, que estábamos sin agua, que tenía pinta de haber roto una tubería en algún sitio. Que viniese a verlo ella, y que llamase a un fontanero o a quien lleve el tema de los calentadores para que lo arreglase. Con ruido de voces de fondo, dijo que estaba ocupada y en ese momento no podía ir, pero que intentaría ponerse en contacto con alguien que lo arreglase. Y para acabar la faena, me dijo que hoy no lo iban a arreglar y posiblemente antes de la noche no podrían enviar a nadie. Yo juraría que estaba en una cafetería con unas amigas y que simplemente pasaba del tema. Como me dijo que si no había encontrado a nadie sobre las 8 me avisaba, lo dejé estar.
A las 8 y media no había llamado y no había venido nadie. Y sin agua no es que solamente hubiesen quedado los platos a medio fregar, es que no tenemos agua para beber, para lavarnos la cara por la mañana, o simplemente para tirar de la cisterna. A las 9 menos cuarto llamó una de mis compañeras. Que si no quería llamar ella a nadie, que nos diese el número de alguien que supiera y lo avisábamos nosotras. A los 2 minutos su marido un amigo manitas-fontanero estaban timbrando a nuestra puerta.
Como pensábamos, el amigo manitas comprobó que tenía que estar una tubería rota, y que en ese momento no podía hacer nada. Pero la tubería rota solamente era del agua caliente. Cerró la llave del agua caliente y pudimos volver a abrir la de la fría. Algo es algo.
La tubería llevaba perdiendo un mes, por eso el calentador se activaba cuando no había ningún grifo abierto: al perder agua, para él sí hay algo abierto, y calentaba ese agua.
Quedó que al día siguiente volvería a arreglarlo. Habló conmigo, porque el marido de la casera, a estas alturas, todavía no se había enterado de que el problema no estaba en el calentador, y que el bajo que hay en nuestro piso debía ser una piscina a estas alturas. Seguía preguntando si tendría que cambiar el calentador. Quedamos en que él vendría por la mañana, aunque no estuviéramos. Podemos cerrar nuestras habitaciones con llave, y él entrar con el marido de la casera o con ella misma, y hacer lo que necesitase hacer.
Cuando llegó la tercera de mis compañeras, que vuelve cerca de las 10 de la noche de trabajar, le contamos lo que había pasado. O más o menos, porque se había encontrado en el portal con el que tiene el bajo. Es carpintero. Sí, aquello es una piscina. Sí, tiene un montón de madera estropeada.

A pesar de haber quedado ya con el marido y con el fontanero, a las 9 de la mañana, cuando estaba a punto de salir para clase, me llamó la casera. Que el fontanero se pasaría sobre las 11, si alguna íbamos a estar en casa. Le repetí que quedáramos en que él entraba y nosotras cerrábamos las habitaciones, sin ningún problema.
Entonces me acordé de que la última vez que hubo “obras” en casa la cobaya casi muere de un infarto. Sin coñas, mi padre pensó que le quedaba en el sitio la cobaya. No le gustan los ruidos fuertes, pero los taladros acaban con ella. En mi casa este verano vino un tío para arreglar no sé qué cosa de internet y tuvo que hacer dos agujeros en la pared. La cobaya se empezó a golpear contra los barrotes de la jaula, y acabó refugiándose en mi padre, y pensaron que se mataba o moría de un infarto. Si se puso así con un agujero de taladro, no quería pensar si tenían que abrir una pared y cortar la tubería. Decidí quedarme en casa, y cuando viniese el fontanero, preguntarle si iba a abrir algo. Si iba a dar golpes, taladrar, martillar o algo así, me llevaría la cobaya a dar un paseo por algún lado.
Con la puntualidad típica de los fontaneros, apareció a las 12. Pero no era el Manolo y Benito de la noche anterior, sino otro con chaqueta de Mapfre. Le conté por encima qué había pasado y qué nos habían hecho, y se puso a mirar cosas. Dijo que estaría bien poder hablar con los del bajo para ver por dónde tenían la fuga, pero no teníamos manera de ponernos en contacto con ellos. Llegó el casero. Llegó para molestarle, porque no hizo otra cosa.
El fontanero primero repitió lo que había hecho el otro el día anterior. Abrió la llave del agua caliente para ver cómo corría el agua sin tener ningún grifo abierto, mientras el casero le rosmaba por detrás “con eso no vas a arreglar nada”. Luego se puso a mirar las tuberías por el patio, a ver si había pistas de que alguna perdiese. Porque, como dijo, sin saber dónde está la fuga, o se abre todo, o para fallar, no vale la pena abrir. Debió encontrar por dónde fallaba, porque lo siguiente que escuchamos era que el casero no le dejaba abrir la pared, y él que debió pasar de él porque empezó a picar.
La cobaya solamente hizo ruidos de tener miedo, los normales, nada más.
El casero iba y venía, el fontanero iba y venía. Le escuché decirle al casero que tenía que venir un técnico a mirar el calentador, porque las tuberías no revientan porque sí. El calentador probablemente estuviera dando demasiado calor, potencia, o lo que fuera, que desgastó la tubería. Y poco después, cerca de la 1 y media, se fue. Minutos después se fue el casero. Le pregunté si teníamos agua, fría, caliente o ambas, y lo único que me respondió es “yo ya no sé de qué va el tema”. Y se fue.
De allí a media hora, vuelven a llamar al timbre. El primer fontanero, que quiere ver qué hizo el otro. Revisó todo lo que estuvo tocando el segundo, le quitó la carcasa al calentador, encendió todo, y descubrimos que ya teníamos agua caliente. Llamó al casero para que viniera a traerle herramientas, y estuvo fozando un rato por allá. Volvió el casero. Tras, no sé, otra media hora de mirar y remirar en la cocina, llegó a la misma conclusión que el segundo fontanero: el agua caliente ya va, pero tiene que venir a mirar el calentador un técnico, porque sigue activándose solo y no es normal. Escuchamos que le decía algo de “llama a Fulanito, que él sabe de calentadores. Si no puede venir, en último caso llama a los técnicos de Fagor, que el calentador es de esa marca”. ¿Perdona? ¿En último caso? Si mañana no viene un técnico de Fagor, o alguien que parezca medianamente profesional y si no nos mira el calentador de arriba abajo y por fin nos dice algo claro, o lo deja completamente arreglado, o lo llamamos nosotros. Y la factura la paga la casera, por no hacernos caso la primera vez y andarse con cutreces de esperar a que reviente todo antes de aceptar que algo va mal.

De momento, hemos puesto una lavadora con agua fría, y no estamos inundados. Pero hasta que alguien nos dé una garantía en serio de que no vamos a explotar y que ya va todo bien, no vamos a volver a encenderlo para tener agua caliente. Por lo menos mis compañeras están apuntadas a un gimnasio y pueden ducharse allí con agua caliente, pero yo no. Me niego a ducharme con el frío que hay en agua fría. La cabeza no me importa, porque de 1º tengo práctica en lavarla por separado, pero me niego a lavarme el cuerpo con agua fría. Lo que se me ocurre es calentar agua en el microondas y lavarme en plan palangana como en los cuadros renacentistas, o ir a casa de David una tarde xD

Eso si no explotamos y nos vamos todos a tomar por culo antes. Nosotras y todo el edificio. Porque tiene huevos que por ser la tía una rácana que no quiere pagar un fontanero cuando la avisamos por primera vez hayamos pasado el susto, el tener que faltar a clase (cuando debería haber ido más que de costumbre, tenía que hablar con una profesora sobre una asignatura) y ahora vaya a tener que pagar toda la obra. Que se aguante y aprenda para la próxima vez que le avisemos que de algo va mal. Porque todavía no se lo hemos dicho con el follón que se montó y tal, pero la cisterna pierde. Lo dejo caer por si acaso.

22 de octubre de 2011

Pan Syndrome

Desperté sin aliento en mi habitación,
Desorientado y sumido en la confusión.
Una sombra desde mi ventana
me desveló lo que me esperaba

Un trabajo de por vida de sol a sol
Sacrificio de magia y de ilusión
No era la vida que quería tener
Y decidí permanecer, y no volver a crecer

No volver a crecer.

Desde mi infancia infinita puedo ver
Un mundo que se marchita cada vez
Que un niño crece deprisa sin saber
Que nunca jamás podrá volver a su niñez

Miro a las estrellas sin miedo a ser burlado
Sin miedo a caer y terminar estrellado

Vivo dentro de mi firmamento
Todo lo que ves es lo que soy
Todo lo que soy es lo que siento
En mi mente, en mi imaginación

Permanezco sumido en mi ensoñación
En un estado creciente de incomprensión
Tener un sueño y no ser entendidos
Convertirse en un niño rebelde y perdido

Si crees en algo, puedes hacerlo real
Busca tu sombra, sé libre para inventar
Escribe algo en las páginas de tu imaginación

Vivo dentro de mi firmamento
Todo lo que ves es lo que soy
Todo lo que soy es lo que siento
En mi mente, en mi imaginación


Porque no hace falta escribir libros, tener estudios, letras, contactos, premios, bagaje, para poder ser poeta. No si tienes música. Aquí estoy descubriendo a XXL (¿cómo pude tardar tanto?), y esperando más noticias del nuevo disco de Hora Zulú. Oh, ellos sí son poetas.
Me gustaría que mis profesores se diesen cuenta de estas cosas.

21 de octubre de 2011

Zumo

Un domingo como éste, a las nueve de la mañana, volvió a crearse el mundo cuando se oyó una voz femenina que decía: hoy te toca a ti traerme el desayuno a la cama (1). En el espacio reinaba ese silencio neumático que precedió al Génesis. Aún no había sido hecha la luz ni el espíritu flotaba sobre las aguas ni había manzana en el paraíso, pero en ese momento todo el universo fue ocupado por un sonido que salía de la cocina. El exprimidor de naranjas había entrado en acción impulsado por el compañero y el zumo comenzó a existir. Poco después la casa se inundó con el aroma del café. Mientras el hombre preparaba el desayuno, ella leyó un verso en el libro que tenía en la mesilla: A través de una noche en pleno día/vagamente he conocido la muerte (2). Entonces él entró en la habitación con la bandeja y en ella llevaba mermelada, tostadas, café, zumo y algunas cápsulas de vitaminas y minerales. Depositó el desayuno en el regazo de la mujer y a continuación subió la persiana y descorrió las cortinas. Fuera de la habitación no existía nada porque el mundo no había sido creado todavía, pero aquella mujer ya se llamaba Eva y el hombre era Adán. El horizonte de la ventana lo formaba la sensación de plomo, aunque ahora la habitación estaba iluminada por el zumo de naranja y cuando ella elevó el vaso a los labios como una lámpara en la oscuridad exterior comenzó a vibrar una luz iridiscente sobre la cual se extendió el concepto del tiempo y de la memoria. Esta pareja de amantes ignoraba su pasado. No recordaba haber sido expulsada del paraíso ni sabía que la muerte les acogería un día a causa del placer. Después del zumo tomaron café, tostadas y algunas vitaminas (3). Un domingo como éste sin darse cuenta la pareja sentada en la cama estaba creando un mundo a su imagen y semejanza. Pásame la mermelada, dijo Eva. ¿Quieres un poco de más de café?, preguntó Adán. Y entonces por primera vez en su vida saludaron al sol que iluminaba las sábanas revueltas por el amor y las cortinas se inflaron con una brisa que traía un perfume de protozoos y algas. La mujer recitó el verso que había leído, pero el hombre le dijo que era un mal sueño, que la muerte no existía. Adán y Eva, después del desayuno, se pusieron el chándal, cogieron las bicicletas y salieron a pasear. (4) A medida que avanzaban se iban creando los caminos, el paisaje, los ríos azules, los valles, los bosques, los animales. Por la tarde crearon también la música de jazz y el güisqui y así hasta la mañana siguiente que fue lunes y ya intervino Dios.

Zumo
Manuel Vicent, 2002

(1): División de mi grupo para finalizar la presentación
(2): Final del trabajo del primer grupo. El verso es de Cernuda, pongo lo que he encontrado sobre él aquí abajo.
(2)-(3): Fragmento que corresponde al trabajo de nuestro grupo
(4): División de mi grupo para finalizar el nudo y empezar el desenlace.



Habitación de al lado, Luis Cernuda.
A través de una noche en pleno día
Vagamente he conocido a la muerte.
No la acompaña ningún lebrel;
Vive entre los estanques disecados,
Fantasmas grises de piedra nebulosa.
¿Por qué soñando al deslizarse con miedo,
Ese miedo imprevisto estremece al durmiente?
Mirad vencido olvido y miedo a tantas sombras
blancas
Por las pálidas dunas de la vida,
No redonda ni azul, sino lunática,
Con sus blancas lagunas, con sus bosques
En donde el cazador si quiere da caza al terciopelo.
Pero ningún lebrel acompaña a la muerte.
Ella con gran amor sólo ama los pájaros,
Pájaros siempre mudos, como lo es el secreto,
Con sus grandes colores formando un torbellino
En torno a la mirada fijamente metálica.
Y los durmientes desfilan como nubes
Por un cielo engañoso donde chocan las manos,
Las manos aburridas que cazan terciopelos o
nubes descuidadas.
Sin vida está viviendo solo profundamente.

20 de octubre de 2011

Curso de fotografía, primer día

Acabo de llegar de mi primer día en el curso de fotografía, y en parte fue lo que esperaba y en parte no.
Una de las cosas que esperaba era no acertar con el edificio en el que se impartía el curso a la primera. Y así fue. El campus de Riazor realmente no es un campus (o por lo menos basándome en lo poco que lo conozco) porque de Facultades solamente está la de Náuticas, que más que una carrera creo que es una leyenda urbana. Conozco a gente que está haciendo titulaciones raras, pero no conozco a nadie de Náuticas. Ni siquiera a alguien que conozca a alguien de allí. Mi padrino la hizo hace 30 años, pero más joven no conozco a nadie.
Además de Náuticas, el campus de Riazor cuenta con un par de edificios más, de usos múltiples. Uno es el que ahora llaman edificio Normal (todavía no acabo de entender el por qué de ese nombre), que es donde hacen los cursos de la sección de Cultura, donde tienen lo de teatro y danza; y otro edificio que tiene diferentes aulas de estudio. Eso lo sé ahora, porque hasta hace unas horas pensé que esas dos cosas estaban fusionadas en un solo edificio. Y como el azar es así, caí primero en el aula de estudio. Por suerte esta vez me guiaron bien al otro edificio (dándole la vuelta a la manzana, está muy cerca) y la confusión no quedó en nada más que perder dos minutos. Ésta es otra de las cosas que me esperaba.
Somos bastantes alumnos en el curso. O lo éramos. Este curso es de perfeccionamiento, por lo que se supone que tenemos conocimientos básicos de la cámara. Tenemos el curso los miércoles, pero el día anterior, los martes, hay un curso de iniciación que dan desde encuadre y composición. Lo más básico de todo. Nosotros entramos en temas más técnicos, y se supone que sabemos qué es la obturación, la ISO, la velocidad, qué son los números f y qué es un objetivo estabilizado. Por ejemplo. Pero hay gente que no tocó una réflex en su vida, que está más perdida de un pulpo en un garaje (como cuando empezamos a hablar de ópticas, de balance de blancos y de compensación a la exposición, cosas que suenan a chino pero así que estás dentro de la fotografía sabes que son nociones básicas) pero se apuntaron a este porque el de iniciación estaba ya completo. Hablando con el profesor quedaron en que van a cambiarse de curso, que harán el de iniciación pese a estar cubierto del todo. Eran unas cuatro o cinco personas, y aunque no somos muchísimos, somos los suficientes como para que, si se van cinco personas, se note.
El profesor no es para nada como lo esperaba. Cotilleando su nombre por google vi en Flickr que estuvo acreditado en el Brincadeira, que estuvo en un par de conciertos más, y esperaba a alguien... que no viniese con un jersey de punto de cuello de pico, camisa de botones, un sello en una mano y un Cristo de oro colgado del cuello. Me acordé inmediatamente de David Perdomo en los vídeos de S Koruño, aunque, obviamente, no está tan exagerado.



¿Y de qué hablamos en el curso? La cosa que no esperaba. Pensé que no quería hacerse pajas mentales y que no querría complicarse demasiado. Que nos iba a decir que quería enseñarnos los aspectos técnicos un poco intrincados de las cámaras réflex, tipos de fotografía, y poco más. No esperé que dijese que la finalidad del curso es que cada uno descubramos por qué sacamos fotos.
Saco fotos porque me gusta. Pero eso lo sé sin ayuda de nadie xD
Empezó la clase, además de formalismos como “no me llaméis profe, prefiero que sea algo más informal”, “tengo que llevar un registro de la asistencia” y poco más, con una disertación sobre que el fotógrafo tiene que aceptarse a sí mismo para poder ser buen fotógrafo. Se refería sobre todo a que no debemos escondernos detrás de unaJustificar a ambos lados cámara para evitar salir en las fotos, pero creo que en realidad quería darnos el punto de vista de una persona a la que vamos a retratar. Que en temática de retrato hay que tener un punto de picardía para entender que la persona que está delante del objetivo se puede sentir un poco cohibida, y que hay algunos trucos para hacer que no se sienta tan incómoda y las fotos salgan mejor.
Otra cosa que esperaba es que nos presentáramos. Mítico de nombre, estudios o trabajo, y el equipo con el que contamos, además de experiencia en la fotografía. Me pareció muy curioso que, si somos 25 en clase, 20 son arquitectos o estudian arquitectura (profesor incluido). Quedamos uno de Caminos, otro de Derecho, dos diseñadores gráficos y yo. Vaya a donde vaya sale gente de arquitectura por todos lados, pero nunca la masificación había sido tan grande.
Las dos horas y media que duran las clases dieron para eso y poco más. Cada vez que alguien decía que tenía un objetivo un poco diferente al 18-55 o 70-300, 0 55-200, o los míticos que vienen con las cámaras, les preguntaba qué tal, qué les parecía, y nos decía pros y contras, y esas cosas. En eso se pasó casi la mayor parte del tiempo.
Y para acabar, empezó a ponernos deberes. Se supone que sabemos sacar fotos básicas, así que no hay razón para no empezar a mandarnos trabajar. Nos repartió un texto que le gusta mucho (siento decírselo desde la perspectiva de alguien que traga y trabaja textos a diario, creo que tantos años después no lo ha entendido bien del todo xD), y nos dividió en grupos para que lo dividiéramos en tres partes. Y ahí fui una niña buena y me mordí la lengua MUCHÍSIMO.
El texto superficialmente no tiene ninguna complicación. Es un texto con una prosa un tanto poética, jugando con analogías al Génesis, en el que una pareja despierta un día, el marido le lleva el desayuno a la cama a su mujer, desayunan y luego salen a pasear. Lo copiaré para la siguiente entrada, es cortito. A primera vista, temáticamente yo solamente vi dos partes. Y forzando, porque era un tanto homogéneo. Más o menos coincidía a la mitad, y lo dividí en dos. Pero había que buscar tres. En mi grupo sugirieron una división que aún ahora me chirría en los oídos de introducción-nudo-desenlace, con esa misma argumentación. No tendría nada que objetar, puesto que es una división completamente válida aunque un poco infantil, pero es que no estaba bien hecha. Tomaban como introducción la primera frase (se alargaba dos o tres más, no tenía división estrófica) y como desenlace la última, cuando también era más extensa. Me mordí la lengua. No es plan de llegar al curso el primer día y decirle a un arquitecto de 50 años que no sabe dividir un texto que los niños de Primaria ya pueden. No es un buen arranque xD
Pero peor lo hicieron los otros grupos xD En el texto, hay un par de momentos en los que la mujer lee un libro. Tomaron esa repetición como momento divisor. No, a ver, es una repetición, es un motivo, es un recurso literario, pero no marca en ningún momento ningún cambio en el texto. El profesor sugirió otra, basándose en criterios espaciales: 1)antes de llevarle el desayuno a la habitación 2)mientras desayunan en la habitación 3)mientras salen de la habitación para ir a pasear. También tengo cosas que objetar porque entonces el punto 1) habría que dividirlo en dos, porque cuando empieza el texto los dos personajes están en la misma habitación, por lo que mezcla espacios dentro de un mismo punto. Pero me callé. Y creo que mejor así.
Vena filológica power.
Lo que nos puso como deberes fue, a cada grupo, retratar cada una de las divisiones. Uno de ellos tendría que hacer la parte del desayuno, otro el de la cama y otro el de el exterior. Tenemos más de dos semanas para decidir cómo lo queremos hacer y para hacerlo. Tengo que darle un par de vueltas más al texto, la división propuesta por mi grupo me despistó del texto y no me acuerdo bien de qué imágenes hay en nuestro fragmento.

Por cierto, ayer iba a haber actualizado pero me dejé el texto en el portátil. Acabo de actualizar dos veces seguidas, no es que blogger se haya puesto tonto. Y dejo programada la entrada con el texto. Y creo la etiqueta “fotografía”, que no la había creado antes.

19 de octubre de 2011

Coincidencias

No sé si a alguien más le ha pasado, pero no es la primera vez que me pasa a mí, y la sensación es extraña. Me refiero a cuando, un día, sin ningún motivo aparente, te acuerdas de algo, o piensas en algo en lo que hacía mucho tiempo que no pensabas, y de ahí a unas horas (o unos días, a veces un par de semanas) algo relacionado con eso pasa. Como cuando te acuerdas de una persona que fue en tu clase en Primaria, y a los tres días te la encuentras por Facebook. Como cuando dices “hace mucho que no escucho este grupo” y a los tres días sacan disco.
Como cuando yo el otro día pensé “Nightwish van a sacar nuevo disco, ¿qué será de Tarja? Hace mucho que no sé de ella. Oh, y molaría verla en directo”. Y al día siguiente me encuentro un mail en el correo que dice que tiene fechas confirmadas en febrero en España. Y además, en Santiago de Compostela.
La reacción fue la de siempre. Primero, incredulidad. Esto es demasiado bueno para ser real, Santiago... nunca nadie viene a Santiago... Luego, sonrisa. Alegría por poder ver a alguien a quien admiras y que es tan importante en directo. Pequeña parada en Twitter antes de fliparme más. Entonces, empiezo a hacer planes. En este caso, si estamos en octubre tengo tiempo de sobra para currarme las acreditaciones para el concierto, ojalá pueda ir de fotógrafa, tener fotos propias suyas sería una pasada (y más en la Capitol con su iluminación casi diurna). Y para acabar, choque con la realidad y calores. Realmente se me sube la temperatura corporal y a veces llego a sudar. Se me nubla la mente y solo puedo pensar “muahahahahaha”.
El concierto es el 16 de febrero, queda bastante tiempo para eso. Pero también quedaba mucho tiempo para poder ver a... In Flames, que me enteré en mayo, y el concierto ocurrió. Llevamos casi un año esperando a Turisas, pero vendrán. Y siempre estaré esperando a Sôber, y sus conciertos siempre acabarán llegando. Ahora parece lejos, pero ya se acercará la fecha. Y aunque en el escenario a su lado no estarán los maestros Tuomas Holopainen y Marco Hietala, será la gran diva de todas las divas. La misma con la que casi todos nos metimos dentro del power metal sin saberlo, la misma que me hizo pensar que quizás la música clásica no está tan mal (Ghost love score, por ejemplo), la misma que admiramos en vídeos y en fotos durante mucho tiempo. Tarja. Woa. Y voy a estar ahí.
Porque nos caerá mejor o peor, pero creo que no podemos negar que esta mujer es grande, muy grande.

En otro orden de cosas, y para no pasarme de largo, solamente digo que hoy alguien bastante importante y especial está de cumpleaños. Y me vuelvo a sentir completamente idiota cuando a un solo click puedo felicitarle en persona, pero me siento incapaz de hacerlo. No sé siquiera si quiero hacerlo. No sé ni qué decir, cuando con el resto de gente sale casi solo. Otra vez el miedo a parecer una loca, a que no le importe, o quizás peor, que sí le importe.
Le doy demasiadas vueltas a todo. Sobre todo a estos temas, no tengo que volver a repetir lo que digo siempre. Aunque la gente me volverá a repetir que soy idiota, que lo haga sin pensar y punto. Y estos son dos párrafos más de los que había pensado escribir.

Y de fondo está sonando Náufrago.

13 de octubre de 2011

Diario 38

Y aquí estamos, a casi la mitad del mes, y sin tanta cosa que contar como habitualmente. Estas dos semanas que llevo de clase fueron un tanto relajadas, coincidieron dos festivos y aún no tuvimos que asistir una semana seguida entera a clase. El primero fue el viernes 7, patrona de Coruña, y el miércoles 12 festivo nacional. No lo suficiente como para hacer un puente de una semana antes de haber empezado casi las clases, pero se agradecen los días libres por el medio.
Por las clases, va todo como lo esperaba. Aburrido, aburrido, las horas se hacen interminables. Este curso parece una continuación del anterior, porque, salvo un par de asignaturas, el resto lo que hacen son continuar las que empezamos el año pasado, con los mismos profesores, con la misma dinámica. Así que ya sé que va a ser aburrido sin dejar pasar un mes para conocer al profesor y a la asignatura. La parte positiva es que una de las asignaturas, a través de trabajos no nos hace examen. Si tenemos en cuenta que es una de las asignaturas de Literatura (paradójicamente las tengo cruzadas y me cuesta muchísimo aprobarlas) y por encima del siglo XVII, el Siglo de Oro, es una grandísima ayuda. Pero a cambio de eso tenemos que hacer un trabajo que creo que va a costar hacer, por lo menos mucho tiempo. Prefiero cinco trabajos a un examen, por tal y como me están yendo las cosas últimamente.
Por el resto, es que siguen igual que el año pasado. Tengo menos horas de clase, pero tengo que coger una o dos asignaturas optativas (todavía no me decidí, cuando me reincorpore a clase va a parecer que estoy de broma), lo que me va a alargar un poco el horario. Mi problema está en coger una asignatura de Literatura del siglo XX (básicamente las vanguardias en España) que se da de 8 y media a 10 y media de la mañana con un profesor que tiene una máquina del tiempo, y una hora con él se hace como dos; o coger otra asignatura que quise hacer el año pasado y que dejé por horrible, pero que no es tan temprano por la mañana, y tampoco se dan las dos horas completas. Me tiene en vilo esa decisión, no sé en qué va a acabar, pero no me gusta ninguna de las dos opciones.
Como esperaba, los profesores ya nos están presionando con las lecturas. Una de ellas incluso nos dio un cronograma para ir leyendo todos el mismo libro (Guzmán de Alfarache, de Mateo Alemán) al mismo tiempo. Que esta semana tenemos que leer tantos capítulos, para la siguiente otros tantos... me leeré el libro, en parte ya tenía medio curiosidad por leerlo, y creo que mi trabajo de esa asignatura va a ir sobre él, pero desde luego, no voy a volver a estropear mis lecturas por gusto por libros que me manden leer. No otra vez. Es lo que hice el año pasado y el anterior y como resultado dejé de leer, tanto lo que me gustaba como lo que me mandaban en clase. Voy avanzando a buen paso con el libro de Harry Potter que tengo ahora, cuando acabe cogeré alguno de clase (posiblemente el Guzmán ya), y luego volveré a los libros que quiero leer. Es uno de los propósitos de este curso, leer lo que yo quiera y cuando yo quiera. Si algún profesor tiene algún problema se lo explicaré y me suspenderá, pero paso de volver a hacer lo del año pasado y lo del anterior.
En cuanto a más cosas de clase, ya no están acosando los fotógrafos con la orla. Que quieren sacar las fotos en noviembre ya. Yo me digo que el curso acaba en junio, pero si quieren hacerlo en noviembre... no me apetece nada hacer orla, no me apetece nada hacer graduación, no quiero hacer nada. Solo quiero que el tiempo se pase rápido, que este curso se acabe pronto, y poder olvidarme de todo otra vez. Pero ya la primera semana vino un tío para darnos una hora y un día para enseñarnos las orlas que hace, concretar fotos y tal, y seguro que va a volver pronto para seguir hablando de ello. Que a mí me gusta estar detrás de una cámara, no delante.

Porque esa es otra de las cosas en las que me acabo de meter. Todos los años la sección de Cultura de la UDC organiza diferentes cursos relacionados o no con la universidad (desde Cocina a Teatro), y el año pasado, cuando me apunté a un taller literario, vi que tenían en marcha uno de fotografía. Cuando pasó esto todavía no tenía la cámara aunque ya la tenía en mente, y este año estuve al acecho de las convocatorias y los plazos para colarme en él. Y ya estoy matriculada. En realidad hay dos cursos, uno básico para empezar en fotografía, y otro de continuación que trata más sobre el manejo concreto de la cámara. Soy así de chula y me fui directa para el segundo, creo que el tema de composición lo tengo claro desde hace bastante (nada que ver el haber cursado Historia del Arte en bachillerato xD). Uno de los vicios que cogí en la Universidad es saber exactamente qué vamos a dar, ver los programas detallados de las materias que nos van a impartir, pero no encontré el programa de este curso, así que no sé qué vamos a dar exactamente, ni cómo. Por lo tanto, no sé qué esperar, pero, por si todo va mal, por lo menos me guardo los dos créditos de libre configuración que me va a dar el curso, además de tener algún curso formal para el “currículum”. El profesor parece un tío bueno, pero mirando su Flickr me encontré con bastantes fotos de conciertos (el tío consiguió acreditación para el Brincadeira, tengo que preguntarle cómo lo hizo), y no voy a decir que yo hago mejores fotos porque nuestro equipo no se puede comparar, pero otra gente de The Drink Tim sí las hace, y quizás con un equipo un poco inferior.
Empezamos el día 19 y creo que el curso se alarga hasta casi enero, o algo así, porque es solamente un día a la semana. Aunque sean en total pocas horas (unas 30) se dan muy espaciadas en el tiempo y creo que va a cundir el tiempo.

En cuanto a conciertos, me quedé seca de fotos para subir a Flickr. Todas las que creo que merecen estar ahí ya están, pero pronto voy a ir a más para renovar repertorio. Por el momento voy a ir a un concierto el 15 por la noche. Death metal a la vieja escuela en la Filomatic. Tendremos suerte si los coches que tienen colgados del techo no se caen o algo. Miedo me dan, pero también necesito algo así, algo duro con lo que descargar. Un espacio reducido en el que llevar golpes pero desde el que sacar buenas fotos, y una música fuerte para descargar tensiones.
Luego, el 25 (un martes, están organizando cosas en cada día más raro) en el mismo local vienen una banda de “hardcore” (yo creía que hardcore era un adjetivo que modificaba un estilo de música, pero se ve que hay gente que lo usa como sustantivo, aunque yo no le vea sentido; es una banda... a lo punkrock californiano, pero un poco más metalera), así que tendré otro al que ir. Y el siguiente sábado otro, esta vez en un sitio un poco más grande, también tirando al Death metal. Octubre estuvo un poco descompensado, la primera quincena ninguna clase de concierto, y todos juntos al final. Esperemos que el cuerpo resista.

Otra cosa que me viene rondando la cabeza desde hace un tiempo es la cuenta de Flickr. No tengo ninguna intención de pagar por ella, y el espacio de almacenamiento se me está agotando, y aunque vaya haciendo sitio, no creo que consiga alargarla durante mucho tiempo más. Estaba pensando en dejar en la cuenta que ya tengo abierta para las fotos de música y abrir otra para cosas en general, pero no estoy segura. Me da palo tener que abrir otra cuenta, pasar las fotos y luego ir mirando y actualizando ambas cuentas. También pensé en un blog de fotos solo, pero ya tengo bastante chollo intentando promocionar el blog de amigurumi, como para hacerlo con otro más. Tengo unas 40 fotos de margen, así que el cambio no será inmediato, pero ya estoy pensando en él. Toda sugerencia es bienvenida xD

Y para acabar, vuelvo al tema de clase (de estructura circular, le llamamos a los textos así xD). Están intentando organizar a última hora un viaje de fin de carrera. No me apetecía nada, pero cuando vi que lo que querían hacer es un crucero entre Grecia y Turquía, mucho menos. No tengo ganas de salir a ningún sitio, los griegos me resultan irracionalmente insoportables, más o menos como los turcos, no me apetece nada dejar a la cobaya sola o con alguien una semana, y mucho menos gastar el dinero que tengo para vivir todo el año en un viaje de una semana. Además, cuando quiera celebrar que acabo la carrera os enteraréis por las noticias.
Al principio me tomaba un poco en coña lo de acabar la carrera haciendo una Séneca, pero cada vez va más en serio. Voy a empezar a investigar los plazos de solicitud, cómo va lo de las convalidaciones, y todo eso, para empezar a mirarlo en serio.

Seguiremos informando, tocho a tocho xD

8 de octubre de 2011

Lecturas curso 2010-2011

Ya empezó el siguiente curso, y aunque este año la cuenta de los libros que he leído durante el curso empezó en enero más que en septiembre u octubre, voy a volver a empezarla y hacerla completa esta vez.
Como soy un poco maniática con no perder nada de información y así, aprovecho esta entrada para copiar la lista de la barra lateral, y dejarla vacía para empezar desde cero. Pronto haré lo mismo con la agenda de conciertos, que se está haciendo demasiado larga también xD
No os preocupéis, pronto vendré con cotilleos, pero primero tengo que escribir la entrada. No estará esta en primera línea durante mucho tiempo.

Esta entrada complementa a esta otra (click), donde empecé a hacer listas de libros, y parte de la que voy a usar hoy, ya está escrita ahí.

Lecturas del curso 2010-2011:
Entrevista con el vampiro, Anne Rice (Placer)
Sin noticias de Gurb, Eduardo Mendoza (Placer)
El libro de buen amor, Arcipreste de Hita (Clase)
Romancero viejo (Clase)
Obra completa, Jorge Manrique (Clase)
Antoloxía do conto galego do século XX (Placer)
Aspectos de la novela, E. M. Forster (Clase)
Dime algo sucio, Diego Ameixeiras (Placer)
Opinión 1
Opinión 2
O cidadán do mes, Diego Ameixeiras (Placer)
La Celestina, Fernando de Rojas (Clase)
Cárcel de Amor, Diego de San Pedro (Clase)
Poesía completa, Garcilaso de la Vega (Clase)
María, Jorge Isaacs (Clase)
Muerto hasta el anochecer, Charlaine Harris (Placer)
Opinión
Vivir y morir en Dallas, Charlaine Harris (Placer)
Opinión
El club de los muertos, Charlaine Harris (Placer)
Opinión
Muerto para el mundo, Charlaine Harris (Placer)
Opinión
Harry Potter y Cáliz de fuego, JK Rowling (en curso) (Placer)

Lo que me da unos 10 libros leídos porque me apetecía leerlos (11 si contamos con que repetí Dime algo sucio) y 8 libros de clase. Son casi 20 libros para 10 meses, lo que no está mal, aunque siempre tengo esa sensación de "no leo nada".

Sobre libros y clases volveré a entrar en la próxima entrada, posiblemente. Pero es lo que tiene leer a una filóloga decepcionada con su carrera, hay que aguantar por un lado todo lo que le gusta la literatura y los libros, pero por otro, cuando se enfada con sus profesores y sus programas y hay que desahogarse.

3 de octubre de 2011

Vaya un curso más largo

Iba a escribir que llevo nada más que 3 clases de este nuevo curso y ya quiero que se acabe, pero la verdad es que ya ni quería levantarme y faltar a la primera hora. Porque fue como había esperado, y amarga tener que madrugar tanto para acabar escuchando las mismas batallitas.
Pero bueno, aquí estamos, 3 de octubre, primeras 3 clases superadas. Apenas promete una de las asignaturas, pero me da que me va a hacer sudar y desesperarme. No tengo ningunas ganas de quedarme a comer para hacer la presentación de la que, espero, sea la mejor asignatura del curso y de buena parte de la carrera (como siempre, intento hacer las cosas con ilusión y luego acaban en mierda, pero necesito un poco de ilusión ahora mismo), pero tampoco realmente de bajar al piso.

No espero gran cosa de este curso. Ya conozco a la mayor parte de los profesores, y salvo un par de excepciones, ya hice todas las optativas que me podían gustar, así que ahora hay que tirar de los restos (porque, además, es una titulación en extinción y una gran parte de las optativas ya no se imparten), y preveo que va a ser peor que el año pasado. Además, teniendo que recuperar las que pueda del desastre de este año pasado, aguantar tutorías y horas de memorización (no de estudio) para que luego hagan los exámenes como les apetezca y no como lógicamente demuestro que sé, y luego me vuelva a sentir culpable por no haber estudiado más.
Porque, además, me estoy encontrando con un problema que puede llegar a ser bastante gordo. Y es que tengo un nivel, sobre todo de comentario de texto literario, menor del que a mis profesores actuales les gustaría. Hay gente de mi clase que lo tiene, pero es gente que tiene más del nivel que se espera en cualquier sentido, es gente que tiene una media de 9,5 y porque la cagaron en uno de los exámenes y no pudieron llegar al 10. Y como se espera que yo ya tenga ese nivel, que mis profesores anteriores no supieron darme (pienso concretamente en una cara, en una profesora, que ya hablé de ella en su día) los actuales tampoco quieren esforzarse en que yo lo alcance.
Entonces es cuando me planteo el por qué de la universidad, y en cómo podría camuflar una bomba en un autobús para reventar esta puta Facultad.

Cosas aparte, no me apetece nada volver a clase. Siento la misma desmotivación que estos dos años anteriores, con la diferencia de que ahora estoy cansada de sentirla. Y que ya no voy segura a los exámenes tras las diferentes, variadas y consecutivas putadas que me han hecho. Además de que ya tampoco tengo buena fe en los profesores, ya los conozco y sus sonrisitas solamente me hacen pensar en maneras dolorosas y lentas de vengarme. En un futuro lejano, cuando haya conseguido mi recopilación de aprobados por las justas y no tenga que depender de ellos, claro. La mayor venganza sería, en un futuro, conseguir estudiar la parcela de la literatura que me gusta y como me gusta, y darles en las narices con sus mierdas kilométricas de Cervantes, y sus estudios detallistas de Garcilaso, de la poesía del siglo de Oro, y todas las páginas desperdiciadas en pelearse por quién es el autor real de La Celestina; cuando hay parcelas COMPLETAS sin estudiar. Pero para eso falta mucho y es demasiado chupi para poder hacerse verdad, ahora me gustaría algo un poco más rápido. Pero como mis notas también dependen de ellos, no sé.

De momento, mi meta este curso va a ser, simplemente, acabarlo. Si consigo recuperar alguna de las que tengo pendientes, o ando algo de camino para hacerlo, mejor. Pero tal y como están las cosas ahora, las ganas que tengo de mandarlo todo y a todos a la mierda... con llegar a junio me llega. No voy a pedir sacar todo a la primera este año porque seguro que me vuelvo a dar de morros, pero supongo que con no renunciar a la carrera en el supuesto último año, me llega.
Porque en serio, me di cuenta de todo lo que odio la Facultad cuando llegué a clase y no tenía ni ganas de saludar a mis compañeros. Que qué culpa tendrán ellos, pero forman parte del conjunto.

Supongo que mientras no pasan estos eternos 9 meses habrá que ir tirando de conciertos, de noticias, de fotos, para ir cambiando un poco el día a día. Porque no voy a aguantar de otra manera. Felicidades, conjunto de profesores de la UDC. Porque habéis conseguido que quiera dejar y que me amargue una carrera que, en realidad, me gusta. Tiene mérito.