29 de enero de 2010

Fieshta

Photobucket


Let's get the party started...

27 de enero de 2010

Hoy me sentí de nuevo universitaria

Desde hacía mucho tiempo que no sentía lo que sentí hoy, el ser universitaria. El tener que recorrer la biblioteca, fotocopiar, pedir apuntes, hacer tutorías… Esa independencia, el tener que buscarte tú las fuentes, y buscarte tú tu propio trabajo.

Aunque ya no tenemos clase por el parón de febrero (supuestamente hoy teníamos a primera hora, pero no fue ni el profesor xD) hoy subí por última vez a la Facultad antes del lunes, mi primer examen, para hacer una tutoría.
La profesora esta que me mandaba a examen y con la que estaba (y estoy) tan cabreada en una de las últimas entradas da la opción a hacer un trabajo voluntario para subir nota. Yo quería hacerlo, por eso de mostrar un poco de interés en la asignatura y por intentar arañar un punto o menos para sumar al examen.
Mi gran sorpresa cuando voy a verla para preguntarle cómo va a ser el examen y me dice que me deja cambiar el examen por dos trabajos. El voluntario y otro. Le dije que sí (es más trabajo pero es más seguro, si me cae un texto que se me atasca en el examen suspendo fijo, con el trabajo tengo tiempo de corregirlo xD), y así que me traje dos comentarios de texto de fragmentos (uno de Lo prohibido, de Galdós, y otro de Sonata de Primavera, de Valle-Inclán) y un examen menos.
Cuando acabé con ella, unas dos horas más tarde entre unas cosas y otras, me fui a buscar la bibliografía recomendada para completar el trabajo. Para Valle-Inclán tengo que revolver en la hemeroteca, y no me apetecía nada (y si tenemos en cuenta que la fotocopiadora de dentro de la biblioteca ha muerto hace un tiempo y creo que así sigue, sacar esa bibliografía me va a llevar tiempo), además de que le tengo terror a meterme en la hemeroteca… con tantas revistas, volúmenes, números, ediciones, editores, directores, monográficos, títulos, artículos, actualizaciones, etc. Entonces me puse con lo de Galdós. Por toda bibliografía tengo el prólogo a Lo prohibido en la edición de Cátedra. 100 y pico páginas de prólogo, totalmente impensable hacer fotocopias. Así que tuve que cogerlo y cargar con él y sus 500 páginas de libro + 100 de prólogo en el bolso.
Y ahora tengo que ponerme a trabajar. Para poder empezar tengo que ordenar mi habitación, para tener espacio vital y todo eso.
Luego, pasaré a ordenador unas exposiciones orales que preparé para Literatura III y que ahora parece ser pueden entrar en el examen, al igual que las de mis compañeros, y las estamos rulando. No creo que me lleve mucho tiempo, no más que ordenar la habitación xD
Y después… tenía pensado hacerme el calendario de exámenes y entrega de trabajos, para tener una idea visual, como siempre, del trabajo que tengo por delante. También tendría que hacer una lista con la bibliografía que necesito para los trabajos, lo que me queda por recoger y buscar (además de los dos que me pusieron hoy de narrativa, tengo que hacer otro de teatro, el entremés de la Cueva de Salamanca, de Cervantes (con lo que lo odio…).).
Y para acabar de explotarme la cabeza tengo que ponerme a estudiar para el examen del 1, el parcial del temario dado en el primer cuatrimestre de Historia del Español. Un coñazo histórico y de listas de palabras que… eso, es un coñazo.

Aunque empiezo ahora con los exámenes supongo que me pasaré bastante por los dos blogs. Es lo que tiene estudiar literatura, cuánto más leo (tanto la literatura como los estudios sobre ella), más ganas tengo de escribir. Cada vez que recuerdo cómo me inspiraban los apuntes de Teoría de la Literatura el año pasado me sorprendo de que pude estudiar para el examen y de que aprobé. Demasiados tipos de narrador que te ponen en bandeja para poder jugar con ellos, tiempos, recursos, historias…


Por cierto y por último: como dije en una entrada anterior, el examen de conducir lo hice de nuevo el lunes. Como no dije nada, supongo se que se supone que estoy suspensa. Me cagaría en todo el mundo, pero estoy tan cabreada que mejor no vuelvo a sacar el tema. Había demasiados gilipollas allí dentro. Y éramos tres dentro del coche, contando conmigo.

22 de enero de 2010

14 meses

Hace un tiempo me di cuenta de que cada vez que te echo de menos o me gustaría que estuvieras a mi lado, inconscientemente cojo la necorita que me regalaste hace unos meses, cuando fuiste al acuario el año pasado.
Y hoy me descubrí, haciendo la maleta para venirme a casa, buscando la necorita por mi habitación para ponerla en la bolsa.
Hoy hacemos un mes más juntos, y los pocos días que llevo sin verte se hacen eternos. Te echo mucho de menos, y no me da llegado el lunes para volver a verte.

Photobucket

A examen

Claro que tengo que ir a examen. Claro que tengo pocas y malas notas de clase. Desde el primer día no me trataste como a otro cualquiera en la clase. Recuerdo la primera lectura del curso, el Lazarillo. Y recuerdo cómo todos tuvieron su fragmento para trabajar, comentar y luego exponer en clase. Menos yo.
Recuerdo cuando tuvimos que hacer el comentario escrito del Lazarillo (máximo dos carillas, no quiero que os extendáis) y cuando me lo diste corregido solamente ponía “mal,” “mal”, sin decirme qué tenía qué cambiar. Sé qué no quieres que te escriba en los comentarios de texto; pero cuatro meses más tarde, sigo sin saber qué quieres que haga.
Recuerdo las clases peñazo sobre la Regenta (del cuento de María de Zayas tampoco tuve fragmento). Incluso escribí aquí una entrada: era el día de la conferencia sobre traducción simultánea y no solo no me dio tiempo a ir, sino que tampoco a exponer mi trabajo. Tanto D. como yo nos quedamos de piedra al día siguiente al ver que pasabas de nuestros trabajos y seguías con la materia. Que no te importaba lo que hubiéramos escrito.
Para Navidad tenía un solo trabajo para hacer: como ya se veía que yo no iba demasiado bien en esta asignatura (pero en la misma, pero analizando textos teatrales sí, casualidades) me dejaste caer que como última oportunidad de librarme del examen escrito tenía que leerme Sonata de primavera, de Valle-Inclán, y el segundo día de clase completar tus explicaciones. Aún estoy esperando para poder hacerlo. Esa clase no la diste como dijiste que ibas a darla, no recuerdo si mis compañeros empezaron con sus exposiciones, pero desde luego, yo no tuve oportunidad de intervenir.
Y hoy... lo de hoy ya ha sido demasiado. Tenía tres capítulos de Sonata de primavera para comentar, por fin. Pasé ayer casi toda la tarde marcando los textos, leyéndolos, comentándolos. Llego a clase, hago lo que sería la introducción, interrumpida con preguntas sobre lo que iba a explicar después, con comentarios tipo “lo estás haciendo mal, no interpretas, solamente resumes”. La interpretación vendría después de la introducción, déjame hacer un comentario ordenado. También interrumpieron varias veces compañeros con preguntas, tú misma contestando a una duda que había surgido la semana pasada cuando. Y luego, los gestos de aburrimiento, como apoyar la cabeza sobre una mano y sostener el libro con la otra y ojear páginas sueltas.
Y cuando había acabado con todos esos detalles que me tocaba explicar después, y todas esas cosas que estaban mal, y entraba en la parte del comentario que hago bien, y que estaba segura que iba a estar bien... le dices al siguiente que haga su parte.
Sí, mi comentario estaba por la mitad. Si tardé el doble de lo que tenía pensado es porque te tiraste diez minutos para decir que el jardín se describe objetivamente desde el estado anímico del protagonista. No tenía un resumen del fragmento como crees que tenía, tenía un comentario. Y no me dejaste ni intentarlo.
Pero parece ser que eso no te interesa.

En estos cuatro meses de curso no he aprendido nada. A veces me da la impresión de que es porque no lo has intentado siquiera. Un buen profesor no se rinde con sus alumnos, sobre todo antes de empezar.

21 de enero de 2010

Cosas que me gustan y que no de vivir fuera de casa

Hace unas semanas, en los Flooders me discutían si yo vivía como independiente o no. Ellos decían que no, porque seguía dependiendo del dinero de mis padres (que además me pagan el alquiler y las facturas) para vivir. Y yo les decía que mi trabajo era estudiar, si dejaba de hacerlo bien, me dejarían de dar esos 25€ semanales para vivir y que tendría que volverme. Además, no vivo con mis padres, y para sobrevivir dependo solo de mí misma.
Al margen de si soy independiente o no (de los que hablaban en el debate, soy la única que está en un piso de estudiantes, el resto todavía viven con sus padres; ya les dije que cuando se fueran de casa notarían la diferencia), me puse a pensar espontáneamente en qué me gustaba y en qué no me gustaba de estar viviendo en un piso de estudiantes, sin padres.

10 COSAS QUE ME GUSTAN DE VIVIR FUERA DE CASA
1.David puede venir a verme siempre que quiera.
2.Puedo salir los jueves y volver a la hora que el cuerpo me pida, y no el reloj.
3.Vivo con 3 universitarios (casi de último año) más; cuando me cago en un profesor, me entienden.
4.Tengo total libertad de horarios.
5.Pongo las lavadoras de acuerdo al ritmo que necesito, no el que coincide.
6.Tengo un ascensor para llegar al piso y no tengo que andar subiendo y bajando escaleras.
7.Puedo vestir como quiera, sin que mi hermano me diga nada ni los vecinos me miren mal.
8.Esta habitación es pequeñita, cuando está revuelta es más fácil de recoger.
9.Nadie entra en mi habitación.
10.Puedo tomar todas las infusiones que quiera.


9 COSAS QUE NO ME GUSTAN DE VIVIR FUERA DE CASA (no se me ocurría la décima)
1.Tengo que pensar qué comida hacer, y luego cocinarla.
2.Tengo que fregar los platos todos los días, aquí no vale hacer turnos.
3.Si me quedo dormida, no hay nadie que me despierte para ir a tiempo a clase.
4.Cuando voy al supermercado, nadie me ayuda con las bolsas pesadas.
5.Si falto a una clase, recae solo sobre mi conciencia.
6.Me tengo que obligar a mí misma a estudiar.
7.El ascensor es lentísimo.
8.No puedo pegar pósters en las paredes.
9.Recorro una hora y algo en coche cada vez que quiero bajar a casa.

Photobucket


Foto "Bed", de Cassetteject en Deviantart.

20 de enero de 2010

Erasmus

Este mediodía, al acabar las clases, una de las coordinadoras de relaciones internacionales de mi Facultad nos dio una pequeña charla sobre qué tenemos que hacer si queremos irnos de Erasmus.
Lo único que saqué en claro es que para irse de Erasmus tienes que montarte una tienda de campaña en la secretaría de tu Facultad, en el de la Universidad de destino, y las Oficinas de Relaciones Internaciones de tu Universidad y la de la otra. Y que vas a gastar más papeles tramitando la estancia y la beca que cogiendo apuntes y estudiando para los exámenes.

Y es que llevo un tiempo pensándome un poco, ligeramente, lo de irme de Erasmus. Desde hace muchos años (y con “muchos” me refiero a cuando estaba en Primaria, más o menos) tengo muchísima curiosidad por cómo se da clase en otros países, y sobre todo, cómo se enseña español como segunda lengua. Y ahora que estoy en la carrera, y me ponen tan en bandeja irme a verlo de primera mano… por lo menos tenía que pensármelo.
Yo me iría sin pensármelo mucho, si no fuera por unos cuantos inconvenientes que se me presentan…
Académicamente, lo que más me preocupa es que están en Coruña (y supongo que en el resto de España) obsesionados para implantar Bolonia definitivamente. Soy el último curso antes de Bolonia, y ya no se dan clases de las asignaturas que me van quedando. Y lo que más me preocupa (porque en 4º y después supongo que seré capaz de sacarme asignaturas tirando de bibliografías), es que en 2012, cuando acabo 4º (condensamos 5 cursos en 4), no solamente deja de haber clases presenciales, sino que no se harán más exámenes, no habrá más convocatorias de Licenciatura en 2013. Si me voy de Erasmus y no me convalidan las asignaturas, tendría que entrar en el Grado y sacar todas las asignaturas de mierda que le pusieron con Bolonia en mi Facultad.
Todo esto anterior dice, básicamente, que tengo que sacarme curso por año. Que al llegar septiembre de 2012 tengo que tener todas las asignaturas de mi Licenciatura aprobadas. Si no las tengo, para poder examinarme y acabar la carrera que empecé y para la que estuve estudiando cuatro años, tengo que matricularme en el Grado. Por lo tanto, hacer las convalidaciones que sean necesarias, además de las asignaturas extra que trae Bolonia (un montón de inglés y un montón de gallego, que no tienen nada que ver con mi carrera). Y no me pueden asegurar que las asignaturas que tenga suspensas se impartan en Bolonia (Latín como lengua no se da, por ejemplo). Por supuesto, no nos dan el derecho a utilizar hasta las 7 convocatorias que mi Licenciatura permite. Calculando, solamente tenemos 7 convocatorias en las asignaturas de 1º. Para las asignaturas de 4º tenemos 2 convocatorias como mucho: febrero o junio y septiembre.
Es una grandísima putada (aunque le estoy buscando posibles soluciones), tanto para irme de Erasmus, como para hacer la carrera en sí.

Otro problema que tengo es el verme de repente sola en otro país, en otro idioma. Buscarme alojamiento, aprender a manejar la ciudad sola, etc. Dejar a todo el mundo aquí, especialmente mi casa y mi novio.

Y ya para acabar sería el destino. Hace años que sueño con poder pasar una temporada sumergida entre la gente en Finlandia, pero está prácticamente descartado ese destino (mi Facultad tiene una plaza de 9 meses de estancia en Tampere [babas]) por el idioma. No sé finlandés ni tengo quién me lo enseñe.
Otro destino posible sería Irlanda (mi Facultad tiene un par de plazas de 9 meses en la Universidad de Corck), pero le darían prioridad a los de Filología Inglesa, supongo.
Y se me acabaron los destinos que me gustarían.


Pero bueno, yo sigo pensándomelo. Sé quién es el coordinador que está en contacto con la Universidad de Tampere, supongo que por ir a preguntarle un par de cosas (especialmente si es cierto eso de que se me acaban las convocatorias en 2012) no pasará nada.

19 de enero de 2010

Tiempo cíclico

El año pasado, las aventuras de la cocina, se caracterizaron por, básicamente:
•Abundancia de arroz con pollo
•Espaguetis con boloñesa con chorizo
•Se nos acababa la bombona

Las boloñesas-bomba se acabaron, y no compensa hacer una olla de pollo para una persona (o para dos). Lo de la bombona parece que no se ha acabado:
El año pasado el agua caliente compartía la bombona de butano con los hornillos, así que se puede uno imaginar el desastre que era que se agotase. Teníamos dos, pero siempre lo dejábamos hasta el último día y teníamos que ducharnos en agua fría. Tampoco sería la primera bombona que se nos acaba el viernes por la noche, así que hasta el lunes/martes no habría una nueva. El butano de Coruña funciona de aquella manera y nos llegaban las bombonas cerca de las 5 de la tarde. Sí, estábamos en casa, y sí, teníamos que cocinar en el microondas o apañárnoslas como fuera.
Cuando vine a ver el piso en el que estoy ahora, antes de alquilarlo, pregunté cómo iba lo del butano. Me dijeron que la bombona está solamente para los hornillos, que el agua caliente es central para todo el edificio. Como solamente tenemos 2 hornillos (y otros dos eléctricos), y aunque somos 4, la bombona se agota unas dos veces al curso.
Nuestra primera bombona de este curso, con los restos del anterior, se agotó el jueves.



Aún no tenemos bombona nueva (es martes por la noche).
Podemos ducharnos, tenemos microondas y tenemos horno (también los hornillos eléctricos, pero es mejor no comer a cocinar ahí xD), pero las lasañas y las pizzas (que no me gustan) tienen un tope.
Quiero comer bien :__



Por cierto, he llamado al de la autoescuela y vuelvo a examen el lunes. Que sea lo de Dios quiera.

18 de enero de 2010

De reencuentros y grandes hermanos

Mis andanzas en concursos tipo Gran Hermano virtuales son bastantes conocidas. Participante de dos Gran Hermano y organizadora de uno, más además ganadora de una especie de Operación Triunfo y único jurado en otro concurso del estilo que no podría definir.

Un Gran Hermano Virtual consiste, básicamente, en una grupo de personas juntas en un foro. Esas personas tienen lugares comunes para todos, habitaciones por grupos, donde solamente pueden leer y escribir ellas, y además, un confesionario para cada una, totalmente privado.
Esas personas tienen que nominarse entre ellas, e ir evitando semana a semana las expulsiones con pruebas semanales y así, para conseguir ser el último concursante en juego, convirtiéndose así en el ganador.
También está abierto al público, debates, votaciones, expulsiones…

Mi sorpresa cuando hace unas semanas me agregó al msn una cuenta de correo que tenía como nombre “Gran Hermano 2010, la Nueva Era”. Durante unos días no me dijo nada, hasta que el jueves por la noche me empieza a hablar.
En pocas palabras, me dijo que se estaba organizando un Gran Hermano Virtual nuevo. En esta ocasión, no como las otras, la dirección del concurso elegía a los concursantes. Se acabaron los cástings y se acabó el no saber realmente quién entra al concurso y que la sorpresa se la lleven los organizadores (como cuando organicé uno que habían dejado a medias, con los cástings ya enviados y metimos dentro del foro a una chica que no llegó a registrarse nunca). Esta vez es la organización quien elige a los que entran. Si esa persona está de acuerdo en meterse en el fregao, entra en Gran Hermano.
Y me dijo que habían pensado en mí. No me dijo quién estaba hablándome, ni quién habría dentro de la Casa, pero sí que me conocían y que querían contar conmigo en esta edición.
Después de pensarlo, después de unas horas dándole vueltas, pensando en mis horarios, en la dedicación que le puedo poner, etc (las pruebas semanales y la convivencia requieren tiempo) le dije que sí, que estoy dentro.

Quien estaba conectado desde esa cuenta me dijo que posiblemente me encontrase con sorpresas y tuviese algunos reencuentros. En parte es por lo que dije que sí, hay algunas personas con las que me gustaría reencontrarme. Digo que me gustaría por pura maldad, si son las personas que creo:
Hace unos años pasaba a diario por un foro de estos sin temática clara, solamente gente hablando de todo para hacer amigos y pasar el rato. Estuve un tiempo entre ellos, pero al final las falsedades, las mentiras, las charlas por msn a espaldas del resto del foro, gente que no me gustaba demasiado se metió en él y tal me acabaron cansando y lo dejé. Tiempo después de dejar el foro y de perder el contacto con prácticamente toda esa gente, se fueron descubriendo ciertos trapos sucios de ciertas personas que, oh, son grandísimos. Photoshopeados bestias, inutilidad para los estudios cuando nos habían dicho que les iba genial, mentes de 13 años encerradas en cuerpos de 18, obsesiones insanas, ciertas promesas que se hacen y que nunca se cumplen... Incluso una muerte fingida.
Con ellos participé en dos Gran Hermano, con la mitad hice lo del jurado y lo del Operación Triunfo. Además, el Gran Hermano que quedó a medias era idea suya, y yo lo retomé sola.
Todos estos concursos me llevan a ellos.

Parece ser que todo arrancará tras los exámenes de febrero. Tengo entre ganas y pasotismo. No sé cómo explicarlo, entre me da igual y entre tengo ganas de volver a meterme en un lío así xD
Seguiré contando por aquí, y si alguien quiere ser público... ya iré contando más cosas.

12 de enero de 2010

No hay L

No hay L.
Íbamos a hacer el examen a las 12 partiendo del Polígono de Sabón. Cuando me encuentro con la autoescuela me dicen que es a las 11 y media, y partiendo de donde se suele partir, cerca de Pajaritas.
El profesor me pone de primera para hacer el examen, dentro llevo también a otra chica que lo hará cuando acabe yo. Arranco, salgo del aparcamiento, me incorporo a la carretera de entrada a Coruña hacia la parte de abajo de la estación de autobuses. Sigo de frente, paso el Corte Inglés y me meto a la derecha en una calle por la que no había ido en mi vida. En el siguiente desvío giro a la izquierda, a una carrtera que ya conozco -y que no me gusta nada. Hay una rotonda bajo un puente, sigo a la derecha. Me incorporo a la carretera que va al Juan Canalejo, máximo de 80, sigo por unos minutos, todo bien.
Hasta entonces había estado nublado y por ratos lloviendo. Las nubes se apartan y me da el sol en toda la cara.
Llego a otra rotonda, me dice que vaya en dirección al Burgo, y hago la rotonda bien. Tras la rotonda me incorporo bien a la circulación y en ese momento la carretera se convierte en un espejo. Todo el agua que había de llover ahora refleja el sol. No solo apenas me deja ver, sino que no me deja ver las líneas de la carretera; carretera por la que fui un par de veces solamente. Voy aguantando poco a poco, por el carril derecho. Me dice el examinador "sigue recto". No vi las líneas que decían que desviaba a la derecha, me di cuenta una vez que ya no podía cambiar. Me dice que siga recta y que "gira a la izquierda".
En una cuesta arriba, veo el cruce que va hacia abajo, sin señalización y por la parte del sol, justo cuando estoy encima. Freno el coche, el monitor creía que no lo iba a hacer, y frena también él.
Suspenso.


Veinte minutos bien, treinta segundos mal por culpa de nadie y ahora no sé si me apetece volver a hacer el examen la semana que viene.


Photobucket

11 de enero de 2010

¿Mi último día de autoescuela? - Diario 24

Después de unos meses dando vueltas con el coche de la autoescuela, ni hace todavía 15 días que el profesor me dijo que estaba lista para ir a examen. Mandamos los papeles, miramos fechas, y mañana, por fin, voy a examen.
Todos los exámenes de los que he oído hablar que se hacen en Coruña, parten de una cafetería que hay cerca de la fuente de Pajaritas cerca de las 9 de la mañana, a veces a las 9 y media. Me viene bien, porque vivo cerca de la fuente de Pajaritas y haciendo el examen a las 9 de la mañana puedo ir a clase, aunque la primera empieza a las 9 y media, seguro que a las siguientes podría ir.
Pues no. No sé por qué tenemos que ser distintos. Nos dieron un examinador que está haciendo otros exámenes nosédónde, en un polígono industrial por ahí, y tenemos que ir junto a él, a recogerlo a las 12 del mediodía. Así que ni puedo ir caminando a hacer el examen ni puedo ir a clase. Somos 5 a examinar, con una media de 15 minutos por examen… no, no llego a ninguna clase.

En parte, tengo ganas de hacer el examen. Dejarme de autoescuela, dejarme de andar pendiente de horarios para hacer prácticas, y, sobre todo, de subir a las 8 de la mañana en vacaciones para volver a las 5 de la tarde y perder medio día para conducir una sola hora por Coruña. Que se acabe de una vez. Quiero subir, saludar a examinador, encender el coche, hacer el examen, que esté aprobado, bajar del coche y olvidarme de prácticas y de autoescuelas, y de estar pendiente del teléfono para que me llamen.
Pero por otra parte, tengo miedo. Sé que por mi parte el examen va a estar bien. Sé conducir, y si el examen se hiciese en un circuito cerrado, yo sola, sé que estaría aprobada (salvo caso extraño). El problema que tengo son los otros coches. Hay mucho cafre y mucho chulito que se piensa que la carretera es suya por las calles de Coruña. En cualquier momento me puede salir un gilipollas de un cruce, saltándose las preferencias y joderme el examen. En cualquier momento se me puede cruzar un bus y no poder rebasarlo, y estar todo el examen detrás –suspenso casi fijo. Y, como me pasó en la última práctica, en la de hoy, que algún iluminado ponga los intermitentes al revés.
Cuando conduzca yo sola nada de eso va a ser un problema, porque si tengo que frenar, freno; si tengo que gritarle todo lo que pienso de él a algún gilipollas se lo grito; si me equivoco de camino y en vez de ir a la izquierda voy a la derecha, doy la vuelta; y si tengo que cruzar una línea continua para rebasar a un autobús lo hago. Pero con el examinador al lado no puedo hacer nada de eso.

Ahora, solo tengo que rezar mucho, mucho, mucho, para que me toque un examinador que sea decente, y que no me suspenda porque me queda una convocatoria por gastar, ni que me meta por sitios extraños, ni sea un idiota en general. Tampoco pido a un buenazo que me enfile por una carretera recta y a los cinco minutos me mande parar el coche a la derecha y me apruebe (que a una en diciembre se lo hicieron xD). Con una persona normal me llega.

Hasta mañana, que, apruebe o no apruebe, no voy a poder sacarle foto a la L. Me dejé la cámara de fotos en casa, pero fundamentalmente porque tengo que ir a recogerla a la autoescuela, y la autoescuela está a 100km.


PD: El examen que hice en diciembre de Literatura II, aquél que tení las mismas preguntas que el de septiembre... vi la nota hoy. Y está aprobado :)

9 de enero de 2010

Me cago en la puta nieve - Diario 23

Si ayer decía que la nieve era bonita y tal, hoy lo retiro y me gustaría poder derretirla toda.
Por tercera vez se me joden los planes, la amiga que iba a venir desde Santiago no puede porque hay un montón de nieve y no se puede circular.

Así que he cambiado quedarme ayer por la mañana en Coruña, conseguir el Ipod, ir definitivamente a por el regalo de David, ir a comprarme ropa, a rebuscar por el último libro de Diego Ameixeiras (:~~) pasar de estar 4 horas de más en un coche porque sí, y de volver a ver a mi niño después de no verlo desde Nochebuena por nada.
Bajé de Coruña renunciando a todo eso porque mi hermano, que está hoy de regata, tenía que ir el viernes por la tarde a preparar el barco para poder salir hoy con todo listo. Al final no fue porque le daba pereza. Y también porque iba a venir ella y haríamos el día de Reyes un poco desfasado en el tiempo. Y ahora no viene.


Y para eso llevo dos días muerta del asco en casa. Para nada.

8 de enero de 2010

Nieves - Diario 22

Viernes por la tarde, y no estoy dando vueltas con David por las tiendas rebuscando en las rebajas. Otra vez, planes chafados; aunque esta vez es para bien.

Por cuarta vez en esta semana, me desperté a las 8 de la mañana para coger el coche de la autoescuela para subir, espero que por última vez a Coruña. Mi gran sorpresa cuando, esperando a que diera la hora para que me recogiesen, en las noticias de la gallega dicen que está casi toda Galicia nevada, y mi padre, que acababa de llegar de trabajar me dice que escuchó en la radio que sí. Uno de mis vecinos, que conduce autobuses y que venía de llegar a unos trabajadores a una fábrica que hay perdida en el monte nos dice que así que te alejas un poco del mar está todo nevado.
La verdad es que hacía un frío del carajo.
Subimos al coche y nos dice el profesor que hoy vamos solamente dos alumnas a Coruña. La tercera chica con la que contábamos llamó, que de su casa (en una aldea un poco más perdida que la fábrica a la que fue mi vecino) era imposible salir, por la cantidad de nieve que había.
Por primera vez desde siempre que subo a Coruña con la autoescuela, el coche lo llevó el profesor. Efectivamente, así que nos alejamos un poco del mar y subimos un poco al monte, estaba todo nevado. Pero muy, muy nevado. No los restos blancos helados de una granizada fuerte o como queda muchas veces la hierba. No, nieve de verdad. Nieve como no había visto en años xD
Más de la mitad del camino la hicimos entre nieve y hielo, viendo algún que otro coche estampado en la cuneta y a muchas grúas de arriba para abajo. Habían despejado parte de la autopista, aunque estaba todo encharcadísimo y no hubo manera de correr, fuimos a 90km/h la mayor parte del tiempo…
Normalmente salimos a las 8 y media de la autoescuela y llegamos a Coruña cerca de las 10-10.15. Hoy llegamos a las 11, por culpa del chiste de la nieve.
La práctica aburrida. Empezó la otra chica, y en vez de una hora hicimos hora y media cada una. Me dijo el profesor que podía bajar del coche y dar una vuelta y tonta de mí preferí quedarme en el coche. Tonta de mí, que podría haber perdido el tiempo tranquilamente y calentita en el Corte Inglés xD en vez de estar preocupada por mi vida cuando la otra chica se saltaba semáforos, parecía que rozaba con los otros coches y se ponía a 70 cuando el máximo era 50. xD
Mi práctica normal, bien. Voy a examen pronto, es como tiene que ir. Se me hizo larga, muy larga y muy cansada. Y por encima enlacé con la vuelta a casa que, en vez de tirar por la autopista y tardar hora y media, el profesor me mandó ir por la carretera general. 2 horas y pico de viaje. En vez de llegar tranquilamente a las 2 de la tarde, llegué a las 4 de la tarde, con un dolor de cabeza tremendo y una ganas de dormir…

Photobucket
Photobucket


Fotos de hoy, sacadas de www.lavozdegalicia.com

Y sí, bajé en vez de quedarme en Coruña como tenía pensado. En la entrada anterior decía que mis Reyes no habían sido como los Reyes de los otros años. Pues la amiga que no pudo venir por Reyes se viene este sábado, mañana, para hacer lo que teníamos pensado hacer, pero un par de días después xD
Así que el sábado por la tarde a ver si me pueden subir a Coruña, para retomar mis planes ahí. Será por la tarde, así que supongo que tendré que esperar al lunes para bajar a la Fnac a ver si les queda algún Ipod Shuffle (Iris ya me dijo que en el Corte Inglés nada de nada), y para un par de cosas más que tengo que mirar ^^
También quería ir al Dolce Vita (el centro comercial más grande de Coruña hasta que abran el Marineda Plaza xD), pero el sábado por la tarde no va a valer la pena, y el domingo no estoy segura de que vayan a abrir, aunque el año pasado a estas alturas las tiendas de la Calle Barcelona sí abrían los domingos.
Y si no abren, mantita, sofá y a poner al día todas las series que tengo atrasadas xD


A ver si dentro de poco tengo algo más interesante que decir :__

6 de enero de 2010

Pequeño resumen de las navidades

Como estos días a penas pude subir entradas, entre viaje y viaje y los días que “perdí” en subir lo del Flashmob… haré un pequeño resumen. Sé que a nadie le importa, y menos a estas alturas, pero como siempre… lo hago para poder leerlo dentro de un tiempo, que siempre me gusta xD

Nochebuena fue todo dentro de lo que se esperaba. Cenamos el mismo menú de siempre, a la hora de siempre hicimos el paripé de que Papá Noel llamaba para ver qué tal se estaban portando los niños, y después de tocar el timbre (no sé cómo lo hacen xDD) encontramos en la puerta de la calle un saco lleno de regalos para todos, un detalle para cada uno. A mí este año me tocó un secador de pelo, pequeñito, pequeñito, para viajes.
Al día siguiente volvimos a casa, para descansar y poder salir hacia Pontevedra, a la comida familiar. Fue también todo como se esperaba. No comimos cocido, sino un menú de cocina de autor y cosas de esas modernas (empanada de rape, croquetas de chopo y bacalao, calamares con habas, merluza con puré de patatas y espárragos trigueros y de poste espuma de gintonic, torrija con helados caseros y helado con picapica, obviamente todo en pequeñas cantidades xD). Luego nos quedamos un par de días en casa de mis tíos, sin hacer nada realmente productivo: salir a dar paseos y ver la tele.
Fin de Año fue tranquilito. Cenamos en mi casa mi padre, mi hermano y yo. Se había acabado el turrón hacía un par de días y no nos acordamos de comprar más, así que mi padre salió como un loco a buscar turrón por los supermercados el 31 de diciembre a las 8 de la tarde. Fue a mirar solamente en los grandes, el Eroski estaba ya cerrado y en Carrefour no les quedaba ni una tableta de nada. Se volvió con unos bombones y una caja de mazapán xD
Cenamos bien, tranquilos, y por primera vez en años empecé a comerme las uvas durante las campanadas. Tengo un trauma con las uvas de Fin de Año, y, a parte, otro con las uvas y sus derivados en general. Me las tomo porque me las sirven, pero suelo empezar una vez que el espectáculo de las campanadas ya acabó y con tranquilidad. Hubo años en los que acabé mis uvas cerca de las 12 y 20 de la noche xD
Cenamos viendo la Primera, riéndonos de cómo Igartiburu se moría de frío, y de lo perdidos que están los presentadores de televisión cuando no hay guiones de por medio. Cerca de la 1, mi hermano salió con sus amigos, y yo me quedé con mi padre en el sofá, con la manta por encima, a ver el especial de la Primera. Fue una recopilación de los mejores momentos de todas las galas de Nochevieja de la Primera, creo que desde 1960 hasta hace unos años. Qué pintas, qué canciones, y qué jóvenes estaban todos xD No reconocí a Miguel Bosé ni por la voz, si no fuera porque mi padre me dijo que era él. Y Sabina… tenía voz, podía cantar! Sobre las 5 nos fuimos a dormir xD

Hasta ahora, estos días estoy subiendo con la autoescuela a Coruña por las mañanas y bajando por la tarde, no tengo nada que contar ni ganas xD Mañana a las 8 y media de la mañana otra vez cojo el coche para subir, no sé a qué hora volveremos. Pasado también subo, pero supongo que ya me quedo. Por la tarde subirán mi padre y mi hermano con mi maleta y nos iremos con David de rebajas, que tengo un armario que renovar (y espero que esta vez sea verdad xD).
Y volvemos a la rutina coruñesa, clases, madrugones y charlas con los compañeros de piso hasta las tantas xD

Y me queda hoy, Reyes… mi Reyes menos Reyes que nunca.
Normalmente viene una amiga desde Santiago con su hijo a pasar Reyes con nosotros. Ella está en la ciudad, tiene más imaginación y recursos para hacer regalos que mi padre, que no solo es vago, sino que no tiene imaginación o intuición. Entonces, lo que hace normalmente, es encargarle a ella que busque algo, y ella arregla xD La noche del 5 al 6 ella y el hijo la pasan en mi casa, y nos despertamos todos más o menos a la vez, abrimos los regalos, nos reímos un rato y pasamos uno o dos días juntos.
Pero este año su familia le pidió ir a comer a Coruña con ellos el 6, así que no vino. Así que el día se fastidió casi todo. No es que se haya fastidiado, solamente fue más serio y menos movido que de costumbre.
Mi padre tuvo que improvisar a última hora algún detalle para nosotros, y yo contaba con la colaboración de ella para mi padre, que llevo unos días encerrada en el coche sin poder hacer casi nada (entre horarios y lluvias, sobre todo xD), así que siento que dejé a mi padre un poco mangado.
Pero bueno, mi padre bastante a ciegas me regaló unos pendientes que me encantan, y ya me dijo que así que suba a Coruña me coja el Ipod Shuffle, que, aunque llevo unos días dejando caer que está muy bien, incluso dónde se puede encontrar y así, no se le ocurrió conseguirlo xD

Espero que vuestros Reyes también hayan ido bien =)
Nos vemos en un par de días, probablemente ya instalada de nuevo en Coruña ^^

5 de enero de 2010

Agotada

Estoy a punto de ir a examen práctico de conducir por primera vez (el martes va a ser =D). Llevo unos dos o tres días subiendo a Coruña en el coche a las 8 y media de la tarde y llegando a casa a comer a las 5 de la tarde. Estoy agotada, porque como, durante estos últimos meses, paso todo el día zombie, pero pasan de las 10 de la noche y me desvelo. Así que duermo poco, conducir me agota, los conductores de Coruña me agotan.
Aún estas prácticas pasadas tuve una hora o dos para dar vueltas, descansar, comer algo, echarle un ojo a las tiendas para las rebajas… pero hoy me subí al coche a las 8 y media de la mañana y salí de él a las 5 de la tarde, sacando un par de momentos para cambiar de turno al volante, todo el rato dentro. Cuando salí del coche casi no me acordaba de cómo se camina.

Lo dejo por hoy, estoy tan cansada que iré a tirarme en el sofá hasta quedarme dormida.
Buenas noches, solamente quería pasarme a dar señales de vida xD

1 de enero de 2010

Sôber han vuelto

Después de 6 años y después de varios meses con el corazón latiendo en su web, por fin Sôber dicen oficialmente que vuelven.
Recuerdo cuando en el 2005 empezaba a engancharme a ellos, cuando empezaba a amarlos más que a ningún grupo, y cuando me planteé seriamente un concierto por primera vez, el suyo, dijeron que hacían un “parón indefinido”. Meses más tarde, apareciendo Savia y Skizoo. Un poco más tarde perdíamos a Alberto Madrid, y pensé que realmente no iban a volver; no sin Alberto.
Y hace unos meses, Savia anuncia que se separan. Investigo un poco, y veo que Skizoo también se separan. Había esperanza, era demasiada casualidad que ambos grupos se separasen sin dar motivos. Al poco, la antigua página de Sôber vuelve a estar activa, y empieza a mostrar el corazón que puse en el blog. A veces, el corazón latía, a veces no. Luego lo encerraron en la ô de Sôber, y nos dejaron esperando, con el corazón latiendo…

Yo veía tres fechas posibles para anunciar la vuelta: el 28 de diciembre y tenernos a todos picados durante 24h, el 31 de diciembre, para empezar a la vez que el año y el 5 de enero, de regalo de Reyes.
Y esta madrugada, antes de irme a dormir varias horas después de las campadas, hice mi recorrido habitual por las “páginas a revisar antes de ir a dormir”. Y el corazón ya no estaba. En cambio, me encontré con…

Photobucket



Feliz año, yo estoy todavía en shock. No sé qué decir, no sé qué hacer.