22 de agosto de 2011

Vivir y morir en Dallas



Photobucket


Sigo leyendo los libros de Charlaine Harris. Tras Muerto hasta el Anochecer, hace unos días que terminé Vivir y morir en Dallas. Era más o menos lo que esperaba, aunque guarda algunas sorpresas para los que vimos la serie antes que leer los libros, que no voy a desvelar.

Sinosis
Es la segunda parte de Muerto hasta el anochecer, así que reciclamos tramas, personajes y ambientes. Sookie y Bill están juntos y enamorados, sin ningún problema entre ellos. Los vampiros se enteraron de que Sookie puede leer el pensamiento y solicitan de vez en cuando sus servicios. En esta ocasión, tienen que viajar a Dallas, donde dos vampiros han sido secuestrados por la Hermandad del Sol, una iglesia que sostiene que “Jesucristo es el único que puede resucitar”. Los vampiros sospechan que van a hacerles “ver amanecer” a los secuestrados (es decir, exponerlos a la luz del sol para que mueran), y quieren que Sookie les ayude, sobre todo para confirmar quién los secuestró y dónde están.
Por otro lado, una ménade se ha acercado hasta Bom Temps, y exige su tributo. No contenta con el primero recibido, sigue vagando por los bosques de alrededor del pueblo esperando a que los seres sobrenaturales que viven cerca cumplan sus deseos.
Y hasta aquí puedo leer.

Valoración
Para los que vimos la serie, este libro no da demasiadas novedades. De nuevo está contado desde la primera persona de Sookie, por lo que la historia se ciñe a lo que ella vive. Los personajes secundarios de la serie son apenas anecdóticos. En este sentido, me gusta más la serie, no hay que aguantar a Sookie todo el rato, hay más tramas. En este libro, estoy también más contenta con lo que escribieron los guionistas que con lo que escribió Charlaine Harris (y lo digo como si fuera poco sacarse toda esa trama de la manga); que, para mí, le saca poco rendimiento a la historia de la ménade. En la serie se lucen más, le dan más protagonismo que en el libro. Sin embargo, no estoy diciendo que el libro me aburriese, aunque no me enganchó tanto como en el primero.
Me ha gustado, sí. Los personajes nuevos, los nombres que van apareciendo, incluso darle un poco más de importancia a personajes que hasta ahora apenas se nombraron (sobre todo Tara), van abriendo nuevas puertas que en el siguiente libro estoy empezando a disfrutar.
Y una cosa que llevábamos cuatro temporadas esperando en la serie, se disfruta desde mucho antes en los libros: Eric. El vampiro vikingo rubio alto arf arf es mucho más descarado, menos respetuoso con la “propiedad” de Bill que en la serie, y podemos disfrutar de él gracias a los pensamientos más oscuros de Sookie desde tempranito. Hay un par de escenas que no tienen ningún desperdicio.

De momento, me he animado con el 3º, El club de los muertos. Y va bajando a buen ritmo, así que pronto quizás tenga otra entrada literaria sobre vampiros rubios altos arf arf. Lo que sí, voy a esperar a que la serie vaya avanzando para leer los libros; estoy cansada de decepcionarme al leer antes que ver, y de momento ver y luego leer no me ha dado malas experiencias, así que, con mucho, mucho dolor (tengo en casa hasta el 5º libro, lo que significa esperar a septiembre de 2012 para que acabe la 5ª temporada) intentaré no adelantarme a la serie.

Valoración
7 de 10.

2 comentarios:

La Petite Poupée dijo...

Aguanta, tú puedes mujer!!! :D

Un besazo^^

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.