29 de septiembre de 2009

Instalada! - Diario 13

Como anuncié y como se esperaba, estoy ya instalada en Coruña. Llegué ayer a las 6 y algo de la tarde, y tras vaciar muchas cajas que ya estaban en el piso, de apuntes de mi compañera, las cosas de la cocina, mis propias cajas… se puede decir que ya estamos preparadas para empezar.
De momento no tengo ninguna queja, ni por parte de ella (apenas me dejó ayudarle a colocar todo xD) ni por el piso. Bueno, quizás que tiene un montón de interruptores para la luz, pero será cosa de coger la costumbre, saber dónde están y para dónde son.
Tiene miiiiiiiiiil armarios en la cocina, nos da para coger un armario superior y otro inferior a cada uno (somos cuatro) y queda sitio para los platos, vasos, tazas, sartenes, ollas, trapos, manteles, cubiertos, etc, etc, etc. Y bueno, mil cosas que tiene mi compañera para infusiones y tés variados. Creo que voy a aprender mucho de ella este año xD Me encantan todos los filtros, tazas especiales y demás cosas que ni conocía que existían que tiene!! ^^
Los chicos llegan mañana, pero no sé exactamente la hora. Decían que por la mañana, pero no sé a qué altura de la mañana, ni si cambiarían a la tarde…
El caso es que en unas horas estaré compartiendo piso con dos arquitectos de 25 años (ella y uno de los chicos, el otro no sé qué estudia), y me está dando una especie de responsabilidad rara: están en los últimos años de arquitectura, una carrera jodidísima (es imposible planteársela a curso por año), mientras que yo estoy en una carrera de letras, y solamente en 2º. Como suspenda y ellos aprueben se me caerán la cara de la vergüenza xDD

Por cierto, tengo internet muy irregular, hasta que no acordemos con los chicos qué contratar y que nos lo den tengo que conectarme a través de la wifi que tienen unos edificios oficiales frente al piso…y lo de “frente” es porque no hay edificios entre la ventana de mi habitación y el otro… pero lejos está un rato, se ve en las fotos (es el de las ventanas de luz azul) xD La señal es débil, y viene y va, y no me deja abrir más de tres pestañas a la vez (muchas veces, cuando abro Tuenti directamente se colapsa xD).


Vistas nocturnas, que me encaaaaaatan

Photobucket

Photobucket

27 de septiembre de 2009

A la espera de noticias... - Diario 12

Mientras los de 1º de mi Facultad ya casi llevan dos semanas de clase, yo todavía no sé ni cuándo puedo volver a Coruña.
Sé que esta semana me tengo que ir (el jueves a las 9 y media de la mañana ya hay clase), pero no sé cuándo. La chica del piso, Lucía, dice que hablará hoy con el dueño, a ver si nos deja entrar mañana lunes, o el martes ya entramos fijo. Además de que tenemos que firmar el contrato YA para que ella pueda entregar la beca y yo poder completar la mía para empezar a tramitarla.
Y si no podemos entrar el lunes, voy jodida, porque el martes mi padre trabaja de 3 de la tarde hasta el día siguiente, y no da el tiempo para cargar las cajas (de momento solo llevaré sábanas, toallas, folios y ropa, y unas pocas cosas para la cocina) y bajar a casa para que pueda hacer de comer y luego ir a trabajar.

Así que estoy pensando alternativas, que ya tengo ganas de irme xD
Silvia ya lleva casi dos semanas en Santiago, Iris se está yendo a Coruña para quedarse en el momento de escribir esto, y creo que soy la única que queda en casa aburrida >.<

Por cierto, tengo que sacarles fotos, pero el aburrimiento este verano se intentó suavizar con mi regreso al mundo de las manualidades. Primero intenté coser, y al no tener fieltro con el que poder empezar yo solita, sino solamente telas que se deshilachaban con solo mirarlas, no me rendí, pero lo dejé temporalmente. Luego me vino lo de pintar camisetas. Y más tarde, arreglando mi habitación para hacerla habitable de nuevo me encontré con un montón de papel de regalo que no sabía dónde guardar ni tenía ganas de tirar, y varias cajas de zapatos horribles. Junté A con B y ahora tengo unas cajas de zapatos coloridas y sin demasiado papel de regalo que guardar xD
Tengo que sacarles fotos, hay algunas que me encantan.


Así que esperemos que la próxima vez que actualice sea desde Coruña! (en principio hay internet xD).

22 de septiembre de 2009

10 meses

Llevo más de 24 horas intentando escribir algo que me guste, pero nada está a tu altura. Escribo y escribo, pero me parecen simples palabras en comparación a lo que siento y no me gusta el resultado.

Y de todas maneras, ya sabes todo lo que te iba a escribir: que el tiempo a tu lado pasa volando, pero me encanta que así sea. Que todo este tiempo que has estado a mi lado fue genial, que me haces sonreír como nunca había sonreído. Y este verano especialmente, por toda la paciencia que estás teniendo conmigo y con mi ansiedad. Por aguantar mis miedos irracionales (y sé que son irracionales porque mejor que contigo en ningún sitio voy a estar) y por preocuparte y animarme. Que te lo agradezco tanto que no sé expresarlo, y que espero poder pasarlo cuanto antes para que todo vuelva a la normalidad ^^

Llegamos a las dos cifras sin casi darnos cuenta… y conseguiste hacer que cada día fuera perfecto. Y ahora… a disfrutar de nuevo de días y noches a tu lado, y que todo siga así. Por mucho tiempo ^^

Photobucket



Te quiero mi niño ^^

20 de septiembre de 2009

Un lobo a un perro

Voy a hablar brevemente de cuán dulce es la libertad.

Un lobo consumido por el hambre se encontró casualmente con un perro bien alimentado; después, tras saludarse entre sí cuando se pararon, dijo el lobo:
-Dime, ¿de dónde te viene ese esplendor o con qué alimento has conseguido un cuerpo tan lozano? Yo, que soy mucho más fuerte, me muero de hambre.
El perro le respondió con franqueza:
-Tendrás la misma fortuna si puedes prestar a mi amo un servicio semejante.
-¿Cuál? -dijo el lobo.
-Guardar su puerta y proteger la casa de los ladrones durante la noche; me dan pan sin pedirlo; el amo me da los huesos de su mesa; los criados me arrojan las sobras y algunos el guisado que no les gusta. Así lleno mi vientre sin esfuerzo.
-Pues ya estoy preparado; ahora padezco las nieves y las lluvias en los bosques, arrastrando una vida dura. ¡Cuánto más fácil es para mí vivir bajo techo y saciarme en la ociosidad con un alimento abundante!
-Entonces ven conmigo.
Mientras caminan, el lobo observa el cuello del perro, pelado por una cadena.
-Amigo, ¿cómo te has hecho eso?
-No es nada.
-De todos modos, dímelo, por favor.
-Como les parezco muy inquieto, me atan durante el día, para que descanse mientras hay luz y vigile cuando llega la noche: al atardecer me desatan y deambulo por donde quiero.
-Veamos, ¿si te apetece marcharte, puedes hacerlo?
-No, desde luego.
-Disfruta lo que alabas, perro; no quiero ser rey, si carezco de libertad.


Fedro III 7

15 de septiembre de 2009

A tanto mal no sé por dó he venido... - Diario 11

Esta mañana hice mi primer examen de septiembre de mi vida, el último por el momento. Literatura II, una asignatura cuatrimestral sobre la Literatura española del Siglo de Oro: Renacimiento y Barroco.
Por la época y los autores que abarca, debería ser una asignatura con muchos apuntes, lecturas y complicación. Pero las hojas abultaban poco, y el 1 de septiembre empecé a estudiar.
Una hora de estudio diario (bueno, menos) me llevó a acabar con el temario justo.
Fue grapar las hojas, darlo por concluido y empezar a verle defectos a los apuntes por todos lados: de la obra de Quevedo no se dice nada, de Góngora apenas se nombra nada; por supuesto, nada de características de la poesía de ninguno de los dos. Las características del Quijote eran una santísima mierda, y Calderón de la Barca ni se nombra en todos los apuntes.
Ahí empezaron a crecer los nervios. Intentaba tranquilizarme diciéndome que yo no tomé esos apuntes, sino un compañero de clase que es un santo, y que con ellos aprobó en junio. Pero a la vez… ¿y si había aprobado por coincidencia?
A eso, tuve que juntarle que el martes iba a hacer mi primera práctica en Coruña. El problema no era la práctica en sí, sino lo que vendría después: quedarme a dormir.
Ya me pasó hace una semana, y es que es pensar en quedar a dormir en Coruña y empezar a encontrarme mal. Recuerdo las dos últimas veces que fui, y que lo pasé fatal, y me da miedo volver. El problema viene de que no sé de qué coño tengo miedo, mejor cuidada que allí no voy a estar en ningún sitio. Y tengo ganas de ir, tengo unas ganas enormes de volver a ver a David, volver a estar con él, poder hablar con él de verdad y no por el teléfono… y encontrarme mal me da rabia, porque quiero ir y siento que no puedo. Y David tiene ganas de verme, no se merece que por un miedo irracional que tenga...

Saldríamos de casa hacia Coruña poco antes de las 8 de la mañana. Era más de la una y solo el pensar en dormir me daba miedo.
Le conté a mi padre que estaba nerviosísima. Se me veía hasta temblar, el estómago no me daba tregua. Y empezamos a hablar. De que qué tengo miedo, por qué tengo ansiedad, y por qué no como apenas últimamente: estoy adelgazando mucho –o bueno, es muy visible para mi estatura y volumen en general- por comer menos que antes. Hasta que un día de nervios no fui capaz de comer no me había dado cuenta, y después de eso creo que estoy recuperando el ritmo, aunque me va costando.
Y de nuevo los nervios me desbordaron. Desde los 10 años era incapaz de llorar, y llevo unos meses, concretamente dos semanas, que no soy capaz de retenerlo. Antes ni tenía ganas, y ahora, cada vez que pienso en todo esto de la ansiedad, en que echo muchísimo de menos a David y que quiero verlo, pero que no soy capaz de armarme de valor y afrontar una noche en Coruña, y me supera. Joder, escribo esto y me vuelvo a desbordar.

Tuve una charla sincera con mi padre por primera vez desde… siempre, creo. Después de hora y media de charla y lloros, de muchos pañuelos y muchos “no sé cómo hacer que pare, no sé qué me pasa”, estaba tan agotada que ya ni sentía ansiedad ni nada, salvo ganas de irme a dormir. Sobre las 3 me relajé finalmente, para despertar a cada hora y dormir agitada.

A las 7 y cuarto sonaba el despertador, y poniendo los apuntes en un bolso para llevármelos por si acaso quería mirar algo por el camino –hace mucho que no entro a examen con los apuntes debajo de las narices- se me ocurrió que a lo mejor estaba bien llevarme algún bolígrafo. Para escribir y tal.

Llegamos a Coruña a las 9, el examen era a las 10.
Me dejaron mi padre y mi hermano en la Facultad y ellos se fueron Coruña adelante a matar el tiempo. Fui a la biblioteca a suplir rápidamente las carencias de los apuntes, aunque no me sirvió de nada, y cuando volví a salir a la calle, ya estaba una compañera mía.

Hacía tanto que no subía esas escaleras, que no veía el Aula Net cerrada cuando debería estar abierta –los becarios se la rascan que da gusto-, que no cruzaba esos pasillos, idénticos entre sí, que los ojos dejaron de picarme por las lágrimas de la noche anterior y sentí algo diferente. Y cuando salí a la calle y me encontré con una de las compañeras, y a los diez minutos aparecieron otros tres… era diferente. No sentía nervios por la mierda de apuntes, las malas noches en Coruña se borraron, era mi Facultad, mis compañeros y era un día más. Y no importaba el resto.

Por el examen… hubo preguntas fáciles (“Características de la novela picaresca”) y otras que no había por donde coger, como el “Auto sacramental” o “definición de humanismo”, o el comentario de texto. Que se suponía que iba a ser de un poema y puso un ensayo sobre la vida de los soldados, que parece ser que pertenece al Quijote.

Pero ya no importaba: había estado después de dos meses en mi Facultad, con mis compañeros, y había ido en un bus universitario.
Y si antes estaba indecisa, ahora estoy segura de que así como empiece el curso, iré al SAPE a hablar con los psicólogos, que me den técnicas de relajación o algo, pero no puedo seguir así.

Cuando me paro a contemplar mi’stado
y a ver los pasos por dó me han traído,
hallo, según por do anduve perdido,
que a mayor mal pudiera haber llegado;

mas cuando del camino’stó olvidado,
a tanto mal no sé por dó he venido;
sé que me acabo, y más he yo sentido
ver acabar comigo mi cuidado.

Yo acabaré, que me entregué sin arte
a quien sabrá perderme y acabarme
si quisiere, y aún sabrá querello;

que pues mi voluntad puede matarme,
la suya, que no es tanto de mi parte,
pudiendo, ¿qué hará sino hacello?

13 de septiembre de 2009

Dead Letters

Estimado nuevo inquilino de Ronda de Outeiro nº300 13ºIzq:

Si estás leyendo esto es porque has cometido un gran error. Soy una antigua inquilina y creo que debería avisarte sobre lo que te vas a encontrar durante el tiempo que estás en este piso, ya que a mí me hubiera gustado que alguien me lo hubiese contado.
Para empezar, creo que a ti también te llegarán cartas de morosidad y de citación para juzgados a nombre de un tal Mauricio xxx Henao. Él, junto a una mujer también apellidada Henao estaba viviendo en este piso antes que yo, y se dedicaron a dejar pufos a todo el que podían. No te preocupes por las cartas, yo las ignoré y no pasó nada.
Y ya pasando a los problemas que te vas a encontrar en el piso, espero que tengas amigos en Coruña, o que los hagas muy pronto. Porque como seas un poco selectivo con cómo tiene que estar el agua de la ducha (como yo lo soy), te va a costar un esfuerzo moral importantísimo decidir irte a la ducha. No solo es difícil de regular el agua (aunque muevas un milímetro el grifo del agua fría la temperatura cambiará radicalmente), sino que sale muy escasa. En todo el tiempo que estuve viviendo aquí no pude ducharme de una vez, porque el caudal de agua no llegaba para lavarme la cabeza y el cuerpo a la vez. Espero sinceramente que a ti no te pase lo mismo y te lleves con la ducha mejor de lo que yo me llevé con ella.
Por el resto, el cuarto de baño está nuevo. Cuando firmé mi contrato estaban cambiando tanto el inodoro, como la pileta y el bidé. Por eso no creo que tengas problemas.
En la cocina, el dueño del piso nos dejó un microondas. Si a ti no te lo pasa, puedes pedirlo, porque no le costará nada dejártelo y funciona a las mil maravillas. Eso sí, no hay demasiado sitio para él, yo lo tenía en la mesa donde comíamos, y salvo que fuésemos más de dos teníamos espacio de sobra.
Además, en la cocina posiblemente tengas unos pocos problemas con la nevera. Espero que en el tiempo que hayas tardado en encontrar esta carta te hayas dado cuenta de que no cierra bien, y hay que darle un empujón en la parte inferior para que cierre completamente. Tampoco da todo el frío que debiera, para conservar los alimentos funciona perfecta, pero si quieres poner algo a enfriar deberás esperar más tiempo que en una nevera normal.
Pasando al salón, probablemente al visitar el piso por primera vez el dueño te habrá contado que el parqué desgastado hacia las ventanas es consecuencia de una fiesta universitaria. Es mentira, ninguna fiesta universitaria estropeó el suelo. Lo que en realidad le pasa es que cuando hay temporal el agua entra por las ventanas, y forma charco. Este invierno se nos inundó el salón dos veces. Si llamas al dueño, su única solución será poner papel de propaganda en los cierres de las ventanas, de manera que quedan selladas y no entra el agua. O por lo menos eso es lo único que me dijo a mí.
Siguiendo con las ventanas, en la habitación del fondo del pasillo, las ventanas no cierran bien. Es más, a veces ni siquiera soy capaz de cerrarlas. Abrígate bien durante el invierno las noches de viento, y cierra bien la puerta, porque el aire entra y llega a abrirla.
Ten cuidado con los enchufes de todo el piso. La inmensa mayoría de las cajas están sueltas, y además, la que está en el fondo de la habitación frente a la cocina no recibe electricidad.
Estos son los grandes defectos del piso. Un caso aparte es el casero. Salvo para cobrar a mí no me hizo ningún caso en ninguno de los problemas que tuve con el piso. Desde las cartas del Mauricio hasta el agua en el salón. Esperemos que contigo se porte un poco mejor.
Además, si eres estudiante como soy yo, no le pidas al dueño del piso una mesa de estudio. Yo lo hice y me dio dos caballetes con una tabla que ni siquiera estaba bien cortada. Hay muchos escritorios muy baratos y mucho mejores en Carrefour, por ejemplo, y te va a valer la pena.
Y ahora, sobre mí. Supongo que cuando llegues al piso te habrás encontrado dos radiadores. Uno en la habitación frente en la cocina y otro en la que está al lado. Bueno, yo no me atrevería a enchufar el grande. Si lo has visto, sabrás por qué lo digo. El otro radiador lo traje yo al piso, era mío, pero me dio la impresión de que perdía agua, aceite, o alguna clase de líquido, y lo dejé aquí. Si tienes quien te lo pueda arreglar, es todo tuyo. Aunque yo tendría cuidado al usarlo.
Si encuentras el piso sin limpiar quiero que sepas que no es algo personal. Es algo mío con el dueño, en agradecimiento al estado de limpieza en el que nos lo dejó él (se nos pegaban los pies al suelo de la cocina, y hasta una semana de limpieza seguida no supimos que era de color blanco)



Tenía prometido subir esto desde hace tiempo, una carta que no llegué a acabar de escribir a los próximos inquilinos del piso donde estuve el curso pasado. No llegué a acabarla, ni a dejarla. Esto es todo lo que tengo. Os podéis hacer una idea de cómo iba a seguir xD.

Y me acordé de ella porque estuve hablando con la chica que está en contacto con el casero del piso del próximo año, y ya sé los nombres de los 4 que vamos a estar. Somos dos chicas (Lucía y yo), y dos chicos: Javi y Jacobo. LL y JJ xD Es todo lo que sé sobre ellos.
Vaya aventura xD

8 de septiembre de 2009

Mermelada de pexeghiños

Mermelada de pexeghiños:

•500g de pexeghiños (ya pelados, troceados y deshuesados)
•375g de azúcar
•Zumo de medio limón.

1.Se pelan y trocean los pexeghiños. Deben estar todos bien maduros, y sin golpes ni mazados.

Photobucket
Photobucket


2.Se echan en un bol, con el azúcar y el limón. Se deja macerar durante dos horas.

Photobucket


3.Una vez pasadas esas dos horas, se ponen en una cazuela a fuego vivo. Hay que removerlos mucho para que no se pegue al fondo.
Media hora-tres cuartos de hora después, debe estar hecha la mermelada. Para comprobar si está bien hecha, coger con una cuchara un poco y probar a juntar dos dedos con mermelada en medio. Si los dedos se pegan, está hecha.

Photobucket
Photobucket


4.Para ponerla en botes, éstos deben estar esterilizados: poner las tapas y los tarros en agua hirviendo durante por lo menos media hora. Poner la mermelada dentro cuando estén más o menos templados.

Photobucket


Y ala, listo.

Photobucket

3 de septiembre de 2009

De decepciones y sueños...

Hace unos meses, de total casualidad, conocí a In this moment. Eran uno de tantos grupos con una vocalista femenina que experimentan con el screaming y la voz melódica que llevan un par de años apareciendo (especialmente en Century Media xD). La chica no tenía demasiada potencia, y tenía que practicar y aprender mucho sobre gritar, pero en intención y para ser el primer disco les daba un notable alto.
El primer disco, Beautiful tragedy (2007) no era un grandísimo disco, pero sí tenía grandísimas canciones como Prayers, Ashes, Daddy’s falling angel o This moment, con una base musical muy contundente, unas voces interesantes y muchos puntos de originalidad.
Vamos, para ser un primer disco, estaba muy bien. Además, por cosas que estuve leyendo, fue un éxito en EEUU.

Me llamó la atención que cuando busqué fotos de la carátula del disco, en google solo encontré fotos en solitario de la vocalista, Maria Brink. El 80% de ellas en poses provocativas o con ropa muy corta. Pensé que bueno, que si les parecía guapa, no había problema mientras lo hiciera bien en los escenarios y a la hora de componer. También vi que tenía una extraña fijación con los vestidos tipo Alicia en el País de las Maravillas, los conejos blancos, e historias de Disney en general. No pegaba en absoluto con el sonido de la banda, con su brazo tatuado casi de hombro a muñeca, a sus dilataciones gigantescas en las orejas… pero mira, si le gusta, y mientras no afecte a la música…



…mientras no afecte a la música.


Pero han sacado nuevo disco, y se han vendido por un par de tetas. En el nuevo disco, The dream, no hay una música tan contundente, se acabaron los intentos de gritos (qué pronto se rinde la gente) y la Brink ya sale al escenario y en los videos sin escrúpulos disfrazada de una Pin Up drogadicta, o eso es lo que parece.
Estuve escuchando el disco, y no solo se ha acabado esa música fuerte que llegaban a llamar metalcore, sino algo mucho más comercial, simple y suave. Llegan al extremo de hacer baladas melindrosas y lacrimosas (Into the light), canciones de bases musicales pegadizas a la primera escucha, con letras de amor eterno (Forever), ritmos más propios de Evanescence que de alguien que se dedicaba a gritar (All for you, Lost at sea, Her kiss), etc. Y cuando intentan volver a los gritos y a la música un poco menos accesible, la cagan (véase The great divide).
Quizás esté más dentro de las capacidades vocales de la Brink, pero adaptarse a una voz melódica no significa renunciar a la potencia (y aquí puedo citar a grupos desde Nightwish, Lacuna Coil, Within Temptation o Unsun). Ni tampoco justifica hacer videoclips haciendo versiones de canciones de los ’80 donde Maria Brink se pueda disfrazar de Pin Up y poner cara de chica buena (Call me).
Hasta la copia del disco que me bajé lo clasifica en género dentro del “Mainstream metal”, es decir, “Metal para todos los públicos”.




Podría hacer una encuesta: qué pasará antes? In this moment sacarán un DVD de un directo con 2 canciones inéditas, o Maria Brink diseñará una línea de ropa?

Decepcionada, estoy muy decepcionada con esta gente desde que descubrí el nuevo disco y los vídeos...
Sin embargo, como decían el otro día en La Sexta, para que una mujer sea más guapa solo tienes que poner a un hombre feo al lado. Viendo a lo que ha llegado In this moment, agradezco más que nunca a Otep que sea como es, y que siga con sus gritos, sus Soldiers of Shadows, su conciencia y su música. Y en menor medida (porque ella no canta melódico), a Angela Gossow.

1 de septiembre de 2009

Tyrants of the rising sun

Esta tarde, tras mi primera hora de studio para mi primer examen de septiembre, decidí sumergirme en un DVD que tenía pendiente de ver: Tirants of the rising sun: Live in Japan.

Un DVD de Arch Enemy que me tenía mi niño como sorpresa la última vez que estuve con él.

Arch Enemy me gustan, y mucho, desde hace varios años ya. Angela es como una musa, y los Amott son los únicos capaces de hacer que se me pongan los pelos de punta con una guitarra. Pero el escucharlos en CD las canciones no se me hacían aburridas, sino un poco monótonas. Escuchaba un par de canciones, cambiaba de disco, y al rato, otras dos canciones de ellos. O en una lista de reproducción aleatoria.
Pero tras casi hora y media de concierto, casi sin interrupciones, pensé que se me había hecho corto. En directo son brutales y contundentes. Hacen que quieras ver más, que esperes ansioso a la siguiente canción, al siguiente solo, y que no sea suficiente.
Y es que el setlist cuenta mucho, con las grandísimas canciones que tienen y que tocan, tiene la mitad del concierto ganado. Empezando casi con Ravenous, y siguiendo con Taking back my soul, Dead eyes see no future, The day you died, Burning angel, Enemy within, y un bis que solo él supera a muchos de los conciertos en los que he estado: Nemesis y We will rise. La verdad, no conocía todas las canciones del DVD, pero estoy deseando que David me pase la discografía para poder escucharlas de nuevo, en grabado y con posibilidad de pasarlas al mp3.
Estaba sentada en el sofá, con el portátil en las piernas y Angela corriendo de un lado al otro del escenario, y notaba cómo se me subía la adrenalina. Si en una pantalla son capaces de transmitir tanta fuerza, no me quiero imaginar cómo puede ser en un concierto de verdad. Entre la fuerza de Angela (tanto vocal como corporal), las guitarras de los Amott, la batería…

No sé qué tienen estos chicos al componer, pero hasta ahora, son de los pocos que me han hecho sentir cómo empieza a correr la adrenalina por las venas hasta notar cosquilleos en los dedos. Y los únicos que con un solo de guitarra, o incluso una base tras una letra, me dan ganas de llorar de lo bonito que es.

Comentarios aparte tendrían que merecer el público, pero como está grabado en Japón y no entiendo cómo se comportan los japoneses, no me meteré en camisas de once varas xD En serio, no entiendo a la gente que es capaz de estar viendo semejante concierto, sabiéndose las canciones, con camisetas del grupo… y se queda quieta, de pie, con caras serias, mirando. Levantan las manos al mismo tiempo, aplauden al mismo tiempo, ninguno grita cuando el resto calla (solo unos pocos descarriados al final del concierto), y para hacer un pogo les costó arrancar.
Como no entiendo esa mentalidad, prefiero no meterme (gracias a Dios ya no están sentados en butacas de teatro con acomodadores viendo tocar a Lamb of God -palabra de Sam Dunn, te alabamos señor- xDD).

Y una cosa que me hizo gracia y en la que nunca esperé fijarme: a Angela la conocía de sobra, a los otros cuatro del grupo, apenas de vista (lo suficiente para reconocerlos). Y tras verlos en el concierto, me llevo una buena impresión de ellos. Sabía que eran unos músicos buenísimos, pero jamás me esperé verles cara de buenas personas.
Sí, me tienen cara de ser simpáticos pero serios, unas personas decentes, profesionales, coherentes e inteligentes. Es la primera vez que me pasa xD

Todavía tengo que ver los vídeos extra: Road to Japan y los vídeos promocionales de I will live again y Revolution begins.


Había momentos del concierto, cuando notaba esa adrenalina corriendo por mí, en los que me preguntaba qué estaría sintiendo en caso de estar frente a ellos de verdad. Si en diferido, en un DVD, sonando en unos auriculares tan baratos que me los regalaron, son capaces de transmitirme tanto, qué no sentiré al vivirlo. El estribillo de Taking back my soul, los solos entre canciones, la letra de The day you died, cantar We will rise…
Otro grupo a la lista para ver antes de morir.



Intenté añadir un vídeo, pero no sé qué pasa que no se ve... :/