30 de noviembre de 2009

Destino, Imagina...

Después de tres años de su disolución, KANNON VUELVE!!!

Si señores, han escuchado bien Vicente (Cody MC) se ha reunido con lo mejor de los músicos vigueses para revivir la mítica banda.

Dice Vicente: "Un poco por petición popular y un poco por espinitas del pasado, he llegado a la conclusión de que KANNON siempre ha tenido vida propia y después del "asesinato" de hace tres años, KANNON resurgirá de sus cenizas, aunque sea con otra formación".

Nace otro KANNON con la misma esencia, pero con otra forma de ver las cosas, prometen cuidar mucho más al público e incluso mimarlo.

Comenzarán por preparar y llevar a cabo una gira de exitos de la banda, para luego pasar a terminar de escribir y grabar su quinto disco de estudio que ya tiene título: "cinco lágrimas para la quinta esencia".

En breve habrá más noticias.
Fuente: http:// www.kannonweb.com

Y síiii, el final del 2009, y espero que el 2010, es el año de las vueltas. Mientras esperamos la noticia oficial de que Sôber vuelven también, me encontré con esta de casualidad.
Kannon, aquel grupo que yo tenía malgrabados en un par de CD’s, sin tracklists, ni siquiera con las canciones en orden, y que sin embargo, escuchaba a diario. Kannon, aquel grupo que iba a hacer uno de mis primeros grandes conciertos, y que sin embargo, se separaron mientras lo planeaba todo, y desistí.
Y ahora vuelven… y no me lo acabo de creer. Después de todos estos años fui dejando los CD’s de lado, y ahora que los tengo recién descargados de nuevo… ya no tengo sueño. Llevo todo el día muerta de sueño, cansada, y ya no, no más.

Aún así, quiero ir con cuidado con ellos. Sobreviven muy pocos de la formación que se separó, y han cambiado bastante su imagen. Esperemos que eso no afecte a lo que era la esencia de Kannon, a Imagina y a Intro.
Mientras, apunté ya en la agenda musical el concierto de Kannon de la gira que dicen que van a hacer antes de ponerse a grabar otra vez. Sería brutalísimo poder ir a Vigo (son de Vigo, por cierto xD), quizás tanto como ir a Granada a ver a Hora Zulú, pero si se pasan por Coruña es un tren y una pensión que me ahorro.
Así que empiezo a estar pendiente de cuándo anuncian la próxima gira, y todas las cosas nuevas que vayan a traer =)

Qué gran final para un día de mierda.



29 de noviembre de 2009

Invierno... por fin! - Diario 17

Hace un tiempo escribí una entrada para el blog que creo que no llegué a publicar sobre que había llegado la lluvia. Y hoy puedo decir que llegó el frío, por fin. Parece ser que ya está nevando por algunos sitios, así que supongo que es para quedarse.
El viernes me llamó mi padre por teléfono, y me dijo que se acercaba un vendaval importante, que intentase no acercarme a Riazor, porque podría llevarme el viento hasta el otro lado de la ría xD Pero el viernes salimos y, salvo bastante frío, no hubo más “problemas” con el tiempo.
El temporal llegó el sábado a la tarde. Mi edificio no está protegido por ningún otro, el viento daba de lleno en las ventanas del salón, y yo estaba sola en el piso cuando empezó. Luego llegaron los truenos… y ya las ventanas directamente se pusieron a vibrar. Me dio por pensar que iban a reventar todas, o que el viento iba a tirar las paredes y… qué acojone xD

Al final, obviamente, no pasó nada. El sábado me fui a dormir a casa de mi niño, y salvo más truenos y más rayos, y un poco de lluvia, no hubo más problemas… hasta que tocó salir a la calle a coger el bus para volver al piso. Qué granizada, y que casi nos pilla desprotegidos… xD

Estoy contenta con que haya llegado de nuevo el frío. Jerseys, botas, guantes y bufandas. Por fin, que esto es Galicia, no estamos en el Sahara xD Quiero pies mojados y manos frías, no salir a la calle con una chaqueta fina y estar tan contenta. Quiero saltar charcos y pasar 10 minutos dentro de un portal que no es el mío esperando a que escampe un poco. Y bueno, quiero resbalones de la gente al subir a los autobuses xD

Por el resto… que siga granizando, que me encanta =)

24 de noviembre de 2009

Estancia en Lisboa vol.III y vuelta a casa

Ya sé que pasó casi un mes, y que tengo la cabeza como un bombo, pero bueno, quiero acabar de una vez con lo de Lisboa xDD Suerte que por el resto de mi vida no están pasando demasiadas cosas y tengo tiempo para actualizar con esto… xD

Quedamos en que entrábamos al Pavilhão para el concierto. Por dentro, el sitio era gigante. Pasillos grandes, muchas ventanas, techos altísimos… y acomodadores, o algo así, para que cada uno fuera a su grada. Escogimos la parte que estaría a la derecha del escenario (manía/costumbre mía, no sé por qué, tiendo a ponerme en los conciertos de ese lado), e intentamos buscar algún sitio en primera fila de la grada. Es más seguro estar de pie ahí que cerca de las escaleras o en las filas de arriba xD Además de mi altura, una vez más xD
Encontramos en la segunda fila, entre un par de grupos de andaluces. En el que estaba encima de nosotros, uno de los chicos tenía una camiseta de Savia (^^), y estaban cabreados porque no les habían dejado pasar las cámaras de fotos. No nos dijeron de dónde eran, solo inferimos por el acento que serían andaluces.
La pareja que teníamos delante nos dijeron que eran de Sevilla, que no era la primera vez que venían al Pavilhão y que lo prefieren a Madrid. Estuvimos un rato charlando, parecían majos xD
Mi niño se fue durante un ratito a mirar el merchandising, y volvió con una camiseta chulísima para él, comida y un llavero del LIFAD para mí ^^

Nos había sorprendido que abriesen las puertas a las 6 de la tarde, y era porque el concierto empezaba a las 8. En ningún lado habíamos visto que tuviesen teloneros, así que grandísima nuestra sorpresa cuando empieza a sonar una música tipo érase una vez un circo y salen cuatro tíos que, desde luego, no son Rammstein. Como nos enteramos al llegar a casa, eran Combichrist, ya dije en la entrada del concierto.
Me gustaron, y mucho. David estaba sorprendido, no sabía que me gustase el chunda, y no será por veces que le dije que sí, empezando por Scooter xD Todavía tengo pendiente descargarme algo de ellos aunque, por lo que vi en Youtube, me gustan mucho más en directo. Tienen mucha más fuerza, suena más metal que en grabado.

Photobucket


Acabaron en una media hora justita, y no nos dieron ni un bis, ni se despidieron. Creo que estaban un poco enfadados con la reacción del público (yo lo estaría xD). La verdad, salvo las primeras filas después de un rato, y una panda que debía estar borracha en el lateral contrario al que estábamos nosotros, nadie se movió, y aplaudieron casi por compromiso. Yo no sé cómo reaccioné, fue mucha sorpresa xD Ahora gracias a ellos estoy investigando en el EMB, espero no acabar poniéndome rastas de colores chillones ni pintarme la cara con maquillaje fosforito xDDD
Bueno, acabaron con la canción What the fuck is wrong with you, people?, tiraron las baquetas al público y se fueron sin más gestos xD
Aún por el concierto me reí bastante. Tienen un tío cantando, dos en percusión y otro con una mesa de mezclas, creo. Pues al de la percusión que estaba más cerca de nosotros debía pasarle algo con los tambores, porque había un tío de la organización que salía cada dos por tres a andarle en la plataforma. Las carcajadas fueron muchas cuando veo al tío arrearle con una baqueta en la espalda al del staff para que le dejase en paz xDD

Nos dejaron media hora de descanso mientras montaban el escenario para Rammstein. La verdad, Combichrist no se complicaron demasiado: un telón negro tapando la parafernalia de Rammstein, tres plataformas para los instrumentistas y un juego rápido de luces. Punto.
Bueno, nosotros, por el telón, no podíamos ver qué había atrás, aunque había gente yendo y viniendo. A las 9 en punto la gente empezó a silbar y a cantar, y un par de minutos después, como mucho, se apagaron totalmente las luces y empezó lo que me pareció la intro de Ramlied, aunque me pareció más larga de lo normal. Entonces vemos cómo unas luces van atravesando el telón, pero como a trompicones. Segundo más tarde descubrimos a Paul Landers y a Richard Kruspe cargándose el fondo del escenario a hachazos xDDD Y poco después a Till Lindermann con un rotaflex, una radial, trazando su silueta, para acabar derribándola con una patada. Dos miembros le dan las guitarras a Landers y a Kruspe y empieza lo fuerte.
A estas alturas poco recuerdo del orden del concierto, lógicamente, pero todavía me quedan detalles. El bailecito de Flake, y cómo Till lo subió a su plataforma a patadas xD O el traje de Flake, que creímos que era de papel de aluminio y creemos que en realidad era amianto: en otro momento del concierto hace que Till se enfade con él, y lo coge en brazos, lo mete en una bañera y subido a una plataforma, le deja caer un gran chorro de chispas.
Además, Kruspe desnudándose poco a poco :~~ , el hombre en llamas corriendo de un lado a otro del escenario, y cuando encendían llamas, como en Feuer Frei, nos golpeaba el calor en la cara xD

El concierto, en resumen, muy muy bien. Tuvieron unos poquitos fallos, pero nada del otro mundo. Kruspe no estaba muy inspirado y en un par de solos se le fue un poco (o a lo mejor fue cosa del sonido, no sé), y creo que pasó algo raro con Keine Lust o Du Hast, no me acuerdo, que el público íbamos cantando y todo el grupo entró un bloque más tarde en uno de los estribillos.
Pero bueno, nada importante. Lo pasamos en grande, y aunque tocaron bastante tiempo, se hizo corto. Tienen tantas canciones que ya son míticas que es imposible meterlas a todas en un concierto, sobre todo si estás presentando un nuevo disco.
La verdad, fue bastante emotivo ver a los 8000 que estábamos allí dentro gritar “Nein!” a la vez con Du Hast o haciendo los coros en Fruhling in Paris, que de por sí ya pone los pelos de punta. O todos saltando y partiéndonos con Pussy.

Y va, las fotos que mejor salieron del concierto. Entre el movimiento de ellos, de las luces, y el zoom que tienen… la mayor parte son bultos, no personas xD

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Feuer Frei!

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Las chispas, Flake está abajo xD

Photobucket
Pussy

Photobucket
Photobucket
Flake de Nuevo, surfeando al público en una balsa xDD


Al acabar el concierto pasamos por otro de los puestos de merchandising, y nos trajimos para casa un par de pósters oficiales =)
Salimos al frío de la calle junto a los otros varios miles que estábamos allí dentro, y fuimos a coger el metro de cientos en cientos xD Nunca había visto a tanto heavy junto en un transporte público, y nunca había visto a tanto industrial junto.
Sin problemas llegamos unos pocos minutos después a la pensión, donde caímos rendidos.

Nos despertamos pronto a la mañana siguiente, teníamos un tren que coger para volver a casa. Así que recogimos, hablamos con la responsable de la pensión, le pagamos, y ya nos fuimos para la estación. Allí desayunamos y conseguimos comida (yo comería en Porto más tarde). El tren salía a las 2 y 10 de la tarde, sabíamos la vía, pero no si teníamos que hacer reserva de asientos. Porque el billete Interrail te da acceso libre a muchos trenes, pero en otros tienes que avisar de que vas y tienes que hacer reserva, a veces pagando un poco por ella.
Esto se nos ocurrió a unos 5 minutos de aparecer el tren (venía de otra estación de Lisboa, nos recogía y luego seguía), y ya me veis corriendo por la estación de Lisboa con las botas de cuero (bueno, después de todo sí se puede correr con ellas) para encontrarme con un hombre en la ventanilla que juntaba toda la pachorra que nos sobraba al resto. Nos hizo pagar 8€ por asiento, el muy desgraciado. Pero claro, era coger ese tren o no esperar otro día y chafársenos todos los planes.
Después de esa pequeña Odisea, subimos al tren. Bueno, a un tren de pijos en realidad. Nos pusieron en clase turista, pero todos allí eran pijos. Gracias al tren pijo, con acomodadores de traje y carritos de bebidas, teles y demás, llegamos a Porto en la mitad de tiempo que nos costó bajar. He ahí la diferencia de 8€.
Afortunadamente solamente tuvimos que soportar Porto una hora y media, y ya cogimos rápidamente el tren para Vigo.
Algo así como unas mil horas después llegamos por fin a Vigo, la ciudad de las eternas e infinitas cuestas (xDDD) y tras buscar unos… 5 minutos xD por la pensión en la que pasaríamos la noche, entramos.
Me gustó mucho, muchísimo. Está a cuatro pasos de la Fábrica de Chocolate, la tía es maja, y está a cinco minutos de la estación de tren. No es que no tenga bichos, sino que el sitio está muy cuidado, y hasta nos pusieron caramelos en la habitación xD Es pequeñito el sitio, pero me gustó mucho.
Para que nos diera la llave la mujer de la pensión tuvimos que estar hablando con ella cerca de media hora, y creo que nos habló de todos y cada uno de los bares interesantes que hay en la ciudad (este para desayunar, este para tapear, este para comer mucho, este para bocatas, este para pizzas, este para cenar, este que es 24h…), y creo que hasta de las líneas de autobús urbano xD
Yo me caí redonda en cama. Pero redonda redonda. Tanto que estaba la tele puesta y ni me di cuenta, y la persiana se enganchó y al bajar hizo un ruido tremendo, y na. Ya está fichada para cuando pase algo interesante en Vigo xD
Sonó el despertador demasiado temprano, creo que eran las 6 de la mañana, el tren salía a las 7, creo. Sin desayunar ni nada recogimos las pocas cosas que habíamos sacado de las bolsas y nos volvimos para la estación. Y al ir a coger los billetes de tren para acabar ya, el de Coruña-Vigo, cuál nuestra sorpresa cuando un billete que esperásemos que costase unos 6€ nos queda en 1€ o algo así por tener los billetes de Interrail en vigor xD
Contentos ya nos metimos en el tren. Sin muchas andanzas más llegamos a Coruña en el horario totalmente previsto, las 10.02, creo.


Hasta pronto, Lisboa, hasta pronto Rammstein =)

22 de noviembre de 2009

365 días de abrazos...

Hoy hace un año ya. Un año desde que me mordiste en el cuello por primera vez, un año desde que me diste el primer beso, un año desde que me pusiste una sonrisa en la cara que solo he conseguido borrar en momentos puntuales.
Un año en el que he aprendido mucho, en el que he cambiado, física y mentalmente, y en gran parte, es gracias a ti. Un año que se ha pasado muy rápido, muy a gusto, y muy bien.
No sé que puedo decirte que no haya dicho ya, ni en el fotolog o en el blog o estos días. Estoy sin palabras, en realidad.
Me encanta estar a tu lado, me alegra el día cuando te veo, y que esté menos de 48 horas sin verte no significa que no pueda estar ya echándote de menos.


Gracias por todos estos años a tu lado, especialmente éste último, claro ^^


Te quiero.

20 de noviembre de 2009

Estancia en Lisboa vol.II

Despertamos a las 8 de la mañana, y entre duchas, coger todo para el concierto, y perder un poco el tiempo bajábamos a desayunar a una de las pastelerías que nos habíamos encontrado el día anterior a las 10. A las 11 y poco ya estábamos de nuevo en el Parque de las Naciones. A la 1 abrían las taquillas para recoger las entradas, aunque no sé por qué, se me metió en la cabeza que era a la 1 y media. De haber llegado un poco antes, quizás hubiéramos ido al Oceanário, pero los 11€ de entrada nos tiraban un poco para atrás xD
No recuerdo exactamente qué hicimos ese día xD Sé que cogimos las entradas en la taquilla, y por haberlas comprado por BlueTicket eran azules chungas, y le dimos unas vueltas al recinto, para controlar por dónde entrar. Ya había algunas vallas puestas, pero ni carteles ni nada. No teníamos entradas de arena, sino de grada baja, así que entraríamos por diferente sitio que la masa que empezaba a formarse en una de las puertas laterales.
Dándole la vuelta al estadio, además de ver un puente gigante que va de Lisboa a nosédónde, vimos los camiones que habían traído todo el escenario. Aparte de un montón de autobuses tenían dos camiones solamente como generadores de electricidad. DOS. Una puta pasada xD
Había un montón de seguratas alemanes, me daban mal rollo xD
Siguiendo con la vuelta al estadio, encontramos una segunda entrada a la arena, y lo que supusimos una segunda entrada a las gradas. En cierto momento pusieron carteles de para qué sitio era cada grupo de vallas, y nos dimos cuenta de que la entrada más cercana al centro comercial tenía mucha más gente que la que estaba dándole la vuelta al recinto. Ya sabíamos en cuál ponernos xD

Estuvimos un rato dentro del centro comercial, antes y después de comer. Había una carrera a favor de la investigación contra el cáncer de mama (lo leí en un periódico el día anterior xD) y estaba abarrotado de gente con camisetas azules y flores xD También poco a poco fue viéndose a gente con camisetas de Rammstein, y Korn (no sé por qué, había bastantes camisetas de Korn xD).
El centro comercial es gigantesco. Tiene una planta subterránea, una a nivel del suelo, otra encima, y otra que supongo que será para empleados encima xD Dentro encontramos un Bershka, un Pull&Bear, un Zara, un Stradivarius, un Maximo Dutti, creo que vi un Oysho… no sé si hay alguna tienda de ropa Inditex que no estuviese allí xD
Además, en la planta subterránea había un Continente (sí, Continente, no Carrefour) bastante grande, y un puesto de helados Frigo. Desde granizados a helados normales, helado en chocolate caliente, maxiconos, tarrinas… Y por los techos tenían como unos rieles por los que se movían muñecos como peces, y un buceador xD
Al lado del Continente había un Claire’s, tienda de la que tanto oí hablar y que en Coruña no hay. Entré, y me encanta xD Estuve mirando un ratito, y me encontré unas gargantillas de pedrería negra que llevo un tiempo viendo y me gustan bastante, pero tenían remaches metálicos y como soy alérgica a cualquier aleación y metal que no sea plata u oro, preferí no arriesgarme. De casualidad encontré un bolsito de los Skelanimals chulísimo; llevaba un tiempo buscando un bolsito más o menos de ese tamaño, y mi niño me lo cogió ^^ Me gustó bastante la tienda =)
En la planta de arriba de todo del centro comercial había prácticamente solo restaurantes de comida rápida, y mesas con sillas para comer allí mismo. McDonald’s, Burguer King, Pizza Hut, Kentuky Fried Chicken, uno de sopas, un turco, uno de parrilladas, un par de italianos…
Yo comí en uno llamado “Vitaminas”, o algo así, que debe estar pensado para gente que está a dieta, y mi niño, después de muchas vueltas, acabó con una especie de Kebap del KFC. Del Vitaminas cogí un bocata “personalizado”: pan de chapata, lechuga, tomate, zanahoria (porque no había cebolla, me pareció rarísimo xD) y pollo. Yo quería un filete empanado de pollo y me pusieron pollo cocido en tiras :__ estaba rico, pero más tarde me di cuenta de que, salvo el pan, mi comida había tenido 0 calorías o cerca. En vez de felicitarme, como supongo que hace la mayor parte de la gente que come allí, me sentí mal. Llevo un tiempo adelgazando demasiado, no debería seguir provocando eso comiendo pollo cocido con lechuga.
Momentos más tarde lo solucionamos con un helado de la tienda de Frigo de abajo xD

Después de comer nos pusimos a esperar para el concierto. Los portugueses comen pronto, y había tanta gente que temimos quedarnos sin existencias y comimos con ellos, así que nos dieron las 2, con una supuesta apertura de puertas a las 8, y no teníamos nada que hacer. Por encima amenazaba lluvia (y algún chubasco que otro cayó). Estuvimos dando vueltas otro rato, y cuando nos cansamos nos sentamos en el suelo, frente al centro comercial, mirando al Pavilhão. La gente que pasaba nos miraba con cara rara, como si fuéramos unos vagabundos, o como si estuviera prohibido sentarse en el suelo o algo ¬¬’
Allí estuvimos hasta las 4, o algo así, cuando el culo se nos durmió a los dos y decidimos ir a dar un paseo xD Habían puesto un par de carteles al lado de las colas. Uno de ellos decía que el concierto iba a ser grabado, y que al entrar al recinto dábamos aprobación para utilizar nuestra imagen/voz/palabras libre y comercialmente sin poder pedir nada a cambio, y el otro decía que el espectáculo contaba con fuegos artificiales, combustibles, fuego y agua/espuma, que quien se ponía en primera sabía a qué se exponía xD Nosotros pensamos que “fuego sí, que llevan bastante fuego, pero… espuma? Desde cuándo Rammstein llevan espuma?”.
Estuvimos un rato perdiendo el tiempo, y a las 5, más o menos, convencí a David para ponernos a la cola, porque estaba llegando ya bastante gente. Al poco tiempo, 6 menos 10 o algo así, fue al Continente a por comida y bebida. Contábamos con que no abriesen las puertas hasta las 8. Bueno, a las 8 empezaban los teloneros. Abrieron las puertas a las 6. Sí, David estaba en el Continente xD
Le llamé por teléfono para que viniera corriendo, y cuando llegó ya había llegado nuestro turno, pero como él tenía las entradas tuve que hacerme a un lado y esperar. Mientras nos pasaban para dentro, un segurata portugués controlaba que las entradas estuviese correctas y no pasásemos botellas (para la bebida nos daban ellos vasos de plástico), y un poco más adelante, había otro segurata (no era portugués, tuvimos que hablarle en inglés) cacheando uno a uno, mirando todos y cada uno de los bolsillos de las chaquetas y bolsos. Dentro de mi bolso tenía una bolsa, con el bolsito que me había comprado el Claires. Pues el hombre lo cogió, y estuvo mirando los bolsillos que tenía dentro. Como no dejaban pasar con cámaras de fotos había “escondido” la mía allí, y también metimos la pitillera de mi niño. Nos revisó por completo uno a uno, y después de temer yo por mi collar hecho a mano, que solo tiene una tachuela (me dijo que solo me lo dejaba pasar si no lo iba a sacar del bolso), nos dejaron pasar por fin.
Ya estábamos dentro del Pavilhão Atlântico!

(se me hace tarde para seguir escribiendo, acabaré cuando pueda ._.)

19 de noviembre de 2009

Estancia en Lisboa vol.I

Como decía en la entrada anterior, llegamos a la estación Oriente de Lisboa cerca de las 6 de la mañana, de noche, pero a punto de amanecer. Mientras desayunábamos en una cafetería dentro de la estación que estaba a punto de abrir, fue haciéndose de día.
Exploramos durante un rato la estación, que es gigante. En el mismo edificio se juntan la estación de tren, una de metro, la de autobuses y, debido a todo esto, también hay un montón de espacio para taxis xD Además, y unido a la estación, tanto por encima de la tierra como en un piso subterráneo, hay un centro comercial gigaaante. Mirando todo esto, empezando a conocer el sitio y así, quisimos buscar la consigna para dejar las bolsas más pesadas y así poder ir a buscar la pensión sin tener que ir cargando con ellas.
Abría a las 8, así que esperamos a que diesen las 8.
Dieron las 8, vimos que esa consigna eran unas taquillas de pago, y decidimos pasar.
Ya que íbamos a llevarnos las mochilas, decidimos buscar un puesto de información para coger un plano y saber exactamente dónde estaba el albergue. Preguntamos a un hombre, y nos dijo que en la planta de abajo. Como en la planta de abajo no aparecía ningún puesto de información, le preguntamos a una chica que trabajaba por allí. Nos dijo que ni en la estación ni en el centro comercial había puestos de información, que teníamos que ir al centro. Entonces, buscamos por líneas wifi para buscar por Google Maps, pero, una vez más, no había ninguna abierta.
Vimos un ciber, abría a las 9, así que esperamos a que diesen las 9. Cuando abrió, le pedimos contraseña para el wifi para conectarnos desde el móvil (se guardan los datos y luego se puede acceder a lo que entraste antes aunque no se esté conectado, creo). Nos conectamos una media hora, vimos dónde estaba la calle, la pensión y nos fuimos.

Photobucket

La estación por fuera.

Photobucket

El centro commercial desde la explanada de la estación.

Nos parecía pronto para ir a la pensión, porque en la reserva habíamos dicho que entraríamos a las 10, pero en esta no sabíamos si se habían enterado, así que pensamos en hacer tiempo hasta una hora un poco más decente. Así que fuimos en busca del Pavilhão Atlântico, donde se haría el concierto.
A menos de cinco minutos caminando, está justo detrás del centro comercial.

Photobucket

Es tan chulo… y tan grande *-*

Allí, vimos una especie de caseta de obra metálica, que tenía pinta de punto de información. Teniendo en cuenta que está al lado de un centro comercial bastante grande, al lado de una estación importante, y dentro del Parque de las Naciones, con cosas turísticas, y cosas para exposiciones, conferencias, conciertos y demás… era raro que no hubiese ninguna.
Decía que abriría a las 10, así que esperamos a que diesen las diez.
Mientras, nos sentamos en unos bancos bastante deportivistas que había frente al Pavilhão, y las 2 horas que yo había dormido en el tren me tumbaron. Me quedé dormida en el banco, usando la bolsa grande como almohada. Mi niño, que es así de aquella manera, me sacó una foto xD

Photobucket


Una vez abierta la caseta, mi niño cogió un mapa, lo estudiamos un poco y ya nos pusimos en marcha para la pensión, por lo menos para librarnos del peso.
Y… y… me monté en metro!! Por primera vez en mi vida!! Me monté en el metro!! Mola taaaaaaaanto! Tenían unas tarjetas verdes chulísimas, y las estaciones por las que íbamos pasando también estaban muy bonitas… y… el metro mola xD


No fue difícil encontrar la pensión. De donde nos bajamos en el metro, subimos un par de calles, una cuesta bastante empinada, y nos encontramos a un hombre con pintas raras (lo recuerdo como una especie de surfista australiano, no me acuerdo exactamente xD) saludándonos desde lejos. Entramos a la pensión, y ya nos recibieron, nos enseñaron nuestra habitación, dónde estaba la cocina y el resto de las cosas. Cómo funcionaban las llaves (es más complicado de lo que parece, esa casa tiene muchas puertas xD) y tal. Tenían hasta lavadora, cómo mola ese sitio.
Es una casa vieja, muy vieja, de suelos de madera, techos altos y puertas que pesan toneladas. Las cerraduras de las puertas tenían llaves de latón, de estas redondas en plan casa encantada viejísima, y la casa no tenía instalación eléctrica de construcción. No tenían los cables por dentro de las paredes como tienen los edificios de hoy, sino que habían colgado alógenos y llevaban los cables por las paredes, como puestos ahí después de haber construido la casa.

Photobucket

El pasillo de la pensión, al fondo, la cocina.

Nos instalamos, hicimos algo de tiempo, y entre una cosa y otra, nos dio la hora de comer. En Portugal se come temprano, a las 12 o la 1, 1 y media del mediodía como muy tarde. Dejamos las bolsas en la pensión y nos fuimos a dar una vuelta. No buscábamos nada en concreto, aunque el pollo a la brasa portugués yo no quería perdonarlo. Encontramos pocos sitios donde comer, un par de bocaterías, muchas pastelerías, un chino y… en un callejón, un sitio pequeñísimo pero que tenían comida a la brasa. Le dimos una oportunidad y entramos.
Lo de la brasa en Portugal es muy común. Tienen las brasas con el fuego en la cocina, o algo así, porque realmente la comida te la sirven hecha a la brasa. No es como el churrasco español (por lo menos el gallego) que te sirven en bares y restaurantes, que está hecho a la plancha o en olla. Esto es a la brasa de verdad.
Pedimos para cada uno unas chuletas de cerdo. Además de la carne, nos trajo patatas, arroz, y no sé si ensalada xD Comimos por unos 6€ y quedamos tan a reventar que no queríamos postre. Y qué riquísima estaba la comida.

Después de eso creo que nos fuimos a dar un paseo. No lo recuerdo bien, pero creo que sí. Pasamos por un par de tiendas, entre ellas una especia de Todo a 100 que tenía todos sus artículos a un único precio: 1,80€. Tenía desde carpetas a tazas de desayuno, bombillas o alicates xD
Como en todos los mapas marcaban una “fuente luminosa” cerca de donde estábamos, fuimos a ver qué era. Nos encontramos con una extensión de hierba gigante, grupos de gente jugando al fútbol, un parque infantil, y al fondo, una enorme mole de piedra, lo que parecía ser la fuente.
Fuimos caminando, y cuando llegamos descubrimos que estaba apagada. No había agua, y tenía pinta de que llevaba así mucho tiempo. Las estatuas eran deformes y horribles. Para intentar simular el viento, el escultor había puesto torcida la cabeza de un tío, y las figuras de mujeres eran horribles… xD No tengo ninguna foto subida de ellas :___
Parecía que empezaba a llover, así que nos fuimos de nuevo a pensión, a pasar un ratito y de paso ver si el tiempo mejoraba.
Al salir de la Alameda (la extensión interminable de hierba) nos encontramos con los primeros y únicos carteles del concierto que vimos =)

Photobucket
Photobucket


Nos volvimos para la pensión, y me recosté un poco en cama. Pusimos la alarma para las 5 y cuarto de la tarde. Si el tiempo se ponía un poco mejor íbamos a volver al Pavilhão para ir a recoger las entradas y si tal pasarnos por el centro comercial o dar un paseo por el Parque de las Naciones (es que no me acuerdo cómo se escribe en portugués xD).
Me quedé dormida, y cuando volví a ser consciente de que había mundo a mi alrededor, eran las 8 de la mañana del día siguiente.

15 de noviembre de 2009

A Coruña-Vigo-Lisboa

A medio camino de Vigo, desde Coruña, y con ya media hora de retraso en el tren, nos llamó al móvil un número extraño. A los pocos tonos colgó, y nos mandó un sms en cambio. Era de parte de la pensión que teníamos reservada en Lisboa para los dos días, que “por favor miren el mail”. Bien empezábamos el viaje, en un tren con un retraso que nos podía joder el siguiente enlace a Porto (y solo hay dos diarios, cogeríamos el último) y con una reserva que tenía un problema desconocido, y no teníamos internet para saber qué era. Como en casi todos los lugares públicos de Coruña hay wifi libre, pensamos que quizás en la estación de tren de Vigo también tendrían. Error. Había, pero de pago (los muy cutres…).
Junto el retraso de una hora del tren y reclamar en Atención al Cliente (si un tren Renfe se retrasa más de 45 minutos te devuelven el 25% del importe del billete) solo nos quedaban unos 15 minutos para que el tren internacional saliese, no había tiempo de ir a buscar un ciber o algún sitio con internet.
Cabreados con el mundo, entramos a un tren cotroso para ir dando tumbos unas cuatro horas más. Saqué mi Peribáñez y el comendador de Ocaña y me lo leí prácticamente entero, mientras mi niño empezaba Drácula por milésima vez xD
A las 10 y algo de la noche llegábamos a Porto. Nos encontramos con una estación de tren sin terminar, sin carteles colocados, sin indicaciones, sin gente, a hormigón visto. Después de darle muchas vueltas, descubrimos que estábamos en un ala nueva que estaban todavía construyendo, la estación verdadera estaba un poco más atrás. Íbamos que nos meábamos encima, lo primero que hicimos fue buscar el baño. El baño era de pago. Probamos a ver si había wifi. No había wifi.
Teníamos varias horas antes de que el tren nocturno a Lisboa saliese, así que probamos suerte frente a la estación. Nos encontramos con muchos bares cutres y… una rotonda. Nada más. Fuimos a preguntar si en algún bar tendrían wifi, y de paso conseguiría mi primera lata de Sumol. Los recorrimos uno a uno, y no solamente no tenían, sino que nos ponían cara de “pero uno puede conectarse a internet sin cables? Y hay gente que lo pone en sus bares?”.

Photobucket
Photobucket

El Porto que hay frente a la estación de tren (Campanha).


Desesperados y cabreados, entramos en un ciber que había en esa acera. Tenía unas máquinas tipo pinball o así en la entrada, unos 6 ordenadores, cuatro mesas de billar y un mafioso. Pagamos 1€ por media hora de conexión, por lo menos no eran unos ordenadores cacharros y las páginas cargaban más o menos rápido. El hombre que estaba allí nos atendió dentro de una pequeña cabina, rodeada de rejas, y a través de una ventanilla tipo cine: el cristal hasta la bandeja, para que no pase nada más que el dinero.
El mail de la pensión decía que estaban “de reformas” y que por eso no podríamos quedarnos las dos noches, pero que nos había conseguido sitio en otra pensión, con un descuento y tal. La primera pensión la habíamos cogido por su situación: al lado de la estación de la línea de metro que va directa al Parque de las Naciones, a donde llegaríamos en el tren y donde se haría el concierto; y lejos de los barrios que nos habían marcado como marginales. La segunda pensión no estaba lejos de otra estación de metro, pero tendríamos que hacer enlace para que nos dejase bien por la noche, si teníamos que coger un bus estaría más complicado, y estaba rozando los límites de los barrios marginales.
La aceptamos por falta de tiempo, y por no llegar a Lisboa por la mañana, cargando con las bolsas y cansados del viaje. Decidimos que si después de todo estaba bien, nos quedaríamos las dos noches que teníamos pensado, y si nos salía mal, una noche y a la siguiente nos iríamos a un hotel o algún sitio mejor.
Mientras yo comprobaba la calle y cómo llegar a la nueva pensión, mi niño fue al baño del ciber. Cuando volvió me dijo que había bichos corriendo por debajo de la puerta, y me entró la urgencia por salir de allí xD En ese momento me fijé en que el hombre mafioso de las rejas había bajado la persiana para cerrar hacía rato. El mafioso, por ganarse el euro que le dimos nosotros, estuvo casi 20 minutos aburrido, mirando para un programa parecido a Menudas estrellas, con niños portugueses cantando canciones en portugués. No sé qué le hizo el mundo a esos niños para tener que escucharlos cantar. Como el futuro de la música portuguesa dependa de esos niños, seguirá siendo todo lo mala que fue hasta ahora.
Acabada nuestra lucha con las pensiones e internet, nos fuimos a la estación de tren de nuevo, a cenar la grandísima empanada que la madre de David nos hizo para el viaje, y para tomarnos nuestros primeros Sumoles =)
En la estación de tren de Porto, al igual que en los alrededores, solo había gente rara y amargada. Estuvimos un rato dentro de la estación, en la sala de espera, y mientras los taxistas de fuera se dedicaban a tirarse piedras, la mayoría chocaban contra las ventanas.

Photobucket
Photobucket

La estación de tren de Porto.


A la 1 y media de la noche arrancó otro tren regional, incomodísimo, para Lisboa. En verdad no estaba tan mal, tenía filas de tres asientos y yo cabía acostada del todo, y David más o menos (es muy alto xDD). Lo malo que tenía nuestro vagón eran unas portuguesas verduleras y maleducadas que no entendían que era de noche y que la otra gente del vagón quizás querían dormir. Cuando el sueño me venció y me tumbé (sería la última del vagón, salvo ellas) seguían levantando la voz y hubo que llamarles la atención.
Después de casi 6 horas de viaje, llegamos con un cuarto de hora de retraso a Lisboa.
Todavía era de noche, vimos amanecer mientras desayunábamos en la estación de tren.


Porto es una mierda.
Mañana, estancia en Lisboa =)

13 de noviembre de 2009

Cientos de preguntas...

Llevamos unos días de abandonos y separaciones. Ahora son Savia, la banda creada por Carlos Escobedo la que dice adiós, por lo menos temporalmente, con la siguiente nota de prensa:

Savia pone un hasta luego en su trayectoria musical y se despide con un último y único concierto de agradecimiento para todos sus fans con el que pretenden cerrar una etapa en la vida del grupo, realizando la grabación del próximo concierto el día 26 de Noviembre en la Sala Caracol para un DVD que incluirá, además, contenidos que resumen todos los años de trayectoria de la banda.


Carlos, como una de las pocas que se dejaron la garganta y parte del cuerpo en el concierto del 2008 en Coruña, quiero que sepas que esta "separación" solo me vale si de esto:

Photobucket


Pasas a esto:

Photobucket



La herida de Sôber está todavía abierta, ¿sabes?
No me obligues a tener que rastrearte de nuevo...



Fuente, aunque me enteré por un mail que me enviaron desde la página oficial de Savia.

12 de noviembre de 2009

Un zorro

Photobucket
Photobucket
Photobucket



Siempre pensé que mis hijos podrían sentarse en tu barriga, como hicimos todos los primos. Me hubiera gustado que Gonzalo, Dani u Óscar pudieran recordarte más que por fotos. Que todos los niños que quedan por nacer en esta familia pudiera agarrarte de la barba y jugar contigo, como todos hicimos desde Ditus.
En las comidas familiares no será lo mismo, ya no habrá una esquina a la que pueda mirar y pensar "tengo tíos normales, no todos me caen mal, algunos son personas". Ya no tendré a quién llamar desde Riazor cuando el Depor vuelva a estar en Champions y vuelva a darle un baño al Milán. O cuando haya otro Centenariazo.
No quiero pensar y no sé qué decir (no sería nada nuevo, muchos se me han adelantado). Pese a llevar un tiempo esperándolo, jamás creí que llegaría, y sigo en shock desde la mañana.


Adiós.


Por favor, no me apetecen comentarios en esta entrada.
Gracias.

10 de noviembre de 2009

Setlist Rammstein tour 2009

La noche tuvo muchas sorpresas, y eso que sabíamos que con Rammstein hay que estar preparados para casi todo.
La primera de ellas es que sí traen teloneros. No se anuncian en ningún sitio (o por lo menos no los he visto), ni siquiera en las entradas al concierto (las compramos por Blueticket y no se nombra a un segundo grupo en el evento, no sé las compradas en mano en Fnac’s y demás). Pues sí, Rammstein van de gira con unos teloneros.
Creo que pocos en el Pavilhão Atlântico sabían que habría un segundo grupo, y me dio la impresión de que nadie estaba allí por ellos. Así que Combichrist salieron al escenario entre la sorpresa y poca confianza en ellos en general. Personalmente, si hubiese sabido que ellos tocarían antes hubiera disfrutado más de su actuación.
Combichrist son un grupo de techno-industrial, no sabía qué nombre darle exactamente, que arrancaron muy fuerte con un público que fue injusto con ellos. Nos dieron apenas media hora de espectáculo, y hasta consiguieron arrancar aplausos y saltos en las primeras filas del público, solamente a base de su música. Un poco de juego de luces, nada de pirotecnia ni efectos especiales. Luces y su música. Y su media hora se me hizo corta.



A las 9 y poquitos minutos salieron Rammstein a romper el escenario. Literalmente. Con una música épica en off nos dimos cuenta de que, efectivamente, Ramlied está pensada para abrir conciertos. A lo largo de una hora y media largas que se pasaron demasiado rápidas demostraron que el Liebe ist für alle da funciona en directo. Del nuevo disco tocaron la ya dicha Ramlied, Waidmanns heil, Haifisch, B********, Fruhling in Paris, Wiener Blut, y, por supuesto, Liebe ist für alle da y Pussy. Quizás me olvide de alguna, es martes por la tarde y apenas llegué esta mañana de Lisboa, no tengo la cabeza para recordar más.
Aunque por supuesto también tocaron las clásicas. Sonne, Feuer frei!, Links 2 3 4, Keine lust, Du hast, Ich will, Engel, y hasta Seamann. Tampoco sé si están todas, pero están todas las que son.
El concierto, tanto canción por canción como en conjunto, fue brutal. Tuvimos la pirotecnia que esperábamos más pequeñas sorpresas escénicas a lo largo del concierto que hacen que los directos de Rammstein sean especiales. Me siento mal diciendo abiertamente qué hacen, porque me parece reventarle la sorpresa a quienes quieran verlos en los conciertos que les quedan por hacer (cosa que altamente recomiendo), así que el próximo párrafo está escrito en el color del fondo. Quien quiera leerlo solo tiene que seleccionar el texto, y se hará visible.

Además de la pirotecnia acostumbrada: llamaradas, chispas y el “lanzallamas oral” en Feuer Frei!, tuvieron a muñecos colgados del techo, hachas y una radial para empezar el concierto rompiendo el fondo del escenario y entrar, un surtidor de gasolina, un hombre en llamas corriendo por el escenario, una bañera con Flake cubierto de fuego, también la cinta de andar de Flake y su travesía en balsa por las cabezas del público, y un cañón con connotaciones fálicas escupiendo espuma en Pussy… y creo que no me olvido nada.

Y ya a modo de opinión personal, si yo fuera parte del grupo, habría salido acojonada al escenario. Estaba presentando un disco bastante arriesgado dentro de lo que es la música de Rammstein, y mucha gente estaría en el concierto juzgándome. Deseando que le demostrase que ese disco funciona en directo, que no es un paso atrás ni una pérdida de tiempo. Este concierto de Lisboa fue el primero de la nueva gira, así que hasta ahora no cuentan con más opinión que la de la crítica musical, que puede ir a decir misa si a la gente no le gusta el disco.
Creo que sí estaban nerviosos. A las primeras canciones, casi todas de este último disco, el público estaba muy parado. Quietos, muchos simplemente mirando qué pasaba en el escenario, como si tuvieran que poner nota a lo que estaba sonando. En la grada, me dio la impresión de que solamente mi novio y yo cantábamos o nos movíamos un poco. Pero al llegar Fruhling in Paris (por cierto, los pelos de punta nos puso), cuando Til puso el micrófono al público y se escuchó que cantábamos el estribillo, me pareció ver un gesto de entre alivio y agradecimiento.




Tras hora y media de espectáculo, música y fuego, y algún que otro bis, definitivamente se encendieron las luces, con un buen sabor de boca, aunque se hizo corto. Tocan muchas canciones, pero por cada una que suena, otras dos se tienen de quedar en silencio, simplemente porque no hay tiempo.
Mientras, yo me llevo un llavero y un poster, y un dolor de cervicales que todavía me dura. Y un viaje tremendo a Lisboa.


Por cierto, por si alguien sabe:
Me he fijado en que últimamente algunos miembros de algunos grupos salen a escenario vestidos con una camisa de botones negra con un brazalete rojo en un brazo. Se lo vi a Slipknot, a los Amott de Arch Enemy, y este domingo pasado, Richard Kruspe también lo llevaba.
¿Es una moda, una reivindicación…?

5 de noviembre de 2009

¡Hasta el martes! - Diario 16

Bueno, creo que esta noche puedo despedirme, y eso que todavía no me creo que en 24 horas ya haya cruzado la frontera y esté buscando dónde cenar en Porto.
Ya tenemos todo cerrado, hasta el alojamiento a la vuelta en Vigo. Ya tengo mi maleta hecha, está todo listo para coger el tren después de comer, y empezar la aventura.

Llevo tres días sin pensar en otra cosa que en el concierto. Tengo el nuevo disco de Rammstein en el móvil, y escuchándolo en el autobús, tarareando las canciones durante el resto del día… ayer, concretamente, iba en el autobús escuchando Liebe is für alle da, y unas cosquillas me subían por todo el cuerpo, hasta las manos. Mientras, pensaba en estar frente a ellos, en el concierto, con su música como lo único que escuche, con miles de personas alrededor (no sé qué aforo tiene el Pavilhão Atlântico, pero es gigantesco), y me emocionaba yo sola. No sé explicar la sensación, es la primera vez que me pasa, ni siquiera con Slipknot me sentía así (tampoco se puede comparar lo que es para mí Rammstein, mucho más que Slipknot).
Y ahora, después de hacer la maleta, estoy nerviosa. No es ansiedad, no son esos nervios malos que llevo teniendo un tiempo, sino que son simplemente nervios. Voy controlando poco a poco los pensamientos negativos, y ya no me agobio tanto. Son estos nervios inocentes, de aventura, que sentía cuando era pequeña y en el colegio nos llevaban de excursión, cuando íbamos a hacer el programa de radio a SOGAMA, cuando era la actuación de fin de curso… estoy contenta, juego a ser un metrónomo (¿verdad, cariño? xD), quiero saltar y sonrío porque sí.

De momento, Lisboa se presenta una ciudad no demasiado grande (por lo menos por Google Maps no ocupa mucho), pero sí totalmente desconocida. Llevo muchos años yendo todos los veranos a Portugal, así que sus costumbres e idioma no me son del todo desconocidos, pero nunca estuve tan al sur (y cuando más abajo más se cierra el acento), y nunca, en general, en una ciudad tan grande. ¡Si tiene hasta metro!
Tengo ganas de llegar y de explorar. Gracias al amigo Google sé cómo más o menos funcionan el tren y el metro, pero solo más o menos. Por el resto… sé dónde está y más o menos cómo llegar al albergue donde tenemos reserva para las dos noches. Sé que hay un museo con pinta de aburrido cerca, el jardín botánico y un par de parques. Pero no sé si va a llover (windguru.com, una página muy detallada especial para surfistas, que puedo asegurar que el 94% de las veces acierta de pleno, dice que no), ni… nada. No tenemos muchos más planes que el domingo irnos al concierto, y los horarios de tren para la vuelta.

Mientras, no puedo decir nada más seguro que mañana nos vamos, que traeré fotos, más actualizaciones, y un cuerpecito deshecho por el concierto, el fin de semana y el viaje.
Y para los pocos del Rincón de la Expresión que me leen, para todas las horas de tren que me quedan por delante me llevo una libreta y una lista con las Frases semanales y el Retos a la Pluma que tengo pendientes.


Nos vemos la próxima semana. Tened un buen fin de semana ^^
Mientras, os dejo con un vídeo del Volkerball, último DVD en directo que sacaron Rammstein con una canción que me gustaría escuchar. Aunque el setlist está complicado de adivinar, con solamente las canciones de este DVD el concierto sería de 10, pero tienen que sumarle las del nuevo disco... muchas canciones para tocar en demasiado poco tiempo. (Ya contaré a la vuelta).

4 de noviembre de 2009

Tren + Entradas + Camiseta!

YA TENEMOS LOS BILLETES DE TREN!!

Una vez listas las entradas (todavía no las puedo tocar, están resguardaditas en la taquilla del Pavilhão Atlântico hasta que vayamos a buscarlas :___) solo nos faltaba cómo llegar.
Así que después de mucho pensarlo, de pensar en robar un coche e ir yo conduciendo hasta Lisboa (porque aunque hubiera conseguido la L esta semana, creo que no me dejan salir del país), de mirar vuelos Coruña-Lisboa, Santiago-Lisboa e incluso Coruña-Madrid-Lisboa y ver que económicamente era inviable, después de hasta pensar en ir con una empresa que nos ponía buses (imposible porque no sorporto los buses apenas dos horas, como para tirarme casi 20), nos decidimos por el tren. Milagrosamente, mientras pensaba en todo esto, sudando porque solamente Coruña-Vigo eran 13€ (solo ida, por supuesto), alguien me dijo que lo de Interrail en realidad no es un viaje organizado por el centro de Europa, sino una especie de “pase (casi)libre” para coger los trenes que quieras durante un tiempo determinado.
Miré en un momento en una de las webs que hay sobre él y… estoy encantada. Serán unas 15 horas de tren de ida, y unas 17 de vuelta, teniendo en cuenta que pasamos la noche en Vigo (que, por cierto, todavía no sé cómo haremos xD).

Por el resto, lista de mí, me dejé mi camiseta kilométrica de Rammstein en casa. Es una M, creo, cuando en camisetas de grupos llevo una XS. Y ayer hice una escapada al Lefties de la Calle Real para pillarme una básica de mi talla. Pasé un par de horitas pintándola y tengo una preciosa camiseta de Rammstein, hecha a mano y única =)

Ahora solo queda cerrar la estancia y la comida para el viaje, coger la bolsa y subir al tren.

Qué ganas, qué ganas, qué ganas ^.^


Por cierto, mi niño me secuestró el billete de Interrail, lo tiene en su bolsa de clase, no pude ni tocarlo todavía ¬¬’

2 de noviembre de 2009

Luchando contra la ansiedad Vol.III y fotos

Unos días después de estar las 24h del día con mi niño, saco un momentito para actualizar con el final del cursillo y poner las fotos que hice en los dos campus (el mío y el del cursillo).

La verdad, el tercer día de cursillo no hicimos demasiado. Acabamos con los hábitos de vida saludable (dormir bien por las noches durante el curso, comer variado, no consumir drogas –especialmente las muy adictivas, por el mono, que causa ansiedad xD-) e hicimos un “plan de mejora”. Como el total del curso eran 9 horas, y para que nos den el crédito necesitamos 10 de trabajo, se supone que cubrir un papel por una cara equivale a una hora extra de trabajo por nuestra cuenta (somos universitarios, para estar escribiendo una hora necesitamos 3 folios mínimo).
El curso iba de ansiedad frente a los exámenes. Y dieron por supuesto que esa ansiedad viene de saber que el examen está mal preparado, o eso me pareció ver. El plan de mejora era cubrir extensamente cuatro preguntas: “qué hago mal a la hora de preparar un examen”, “qué voy a hacer para mejorar eso”, “qué hago mal a la hora de afrontar un examen” y “qué voy a hacer para mejorar eso”.
Una vez que acabamos con algo que me costó cubrir (de momento mi método de estudio, y no es por chulear, tiene los mínimos fallos posibles, más en la práctica que en la teoría –en la teoría es una mierda-), nos dio unas fotocopias con ejercicios de relajación para hacer en caso de sentirnos ansiosos durante un examen.
Eran dos, básicamente. El primero, la respiración profunda y pausada, lo llevo haciendo desde que me di cuenta de que el dolor de estómago no era propio del estómago, sino nervios. Y el segundo, lo veo más para casos extremos, aunque lo tengo hecho cuando empiezo a temblar: tensar y relajar los músculos para cansarlos (el papel dice “liberar la tensión innecesaria) y que paren de molestar.

Aunque me parecía bastante tonto el curso, esta noche la pasé en casa de David. Desde este verano es uno de mis principales focos de ansiedad. Ir a dormir a su casa equivale a nervios y bastante fuertes, y no sé por qué. Pues bueno, cuando empecé a sentirme un poco incómoda (tras la valeriana, que no estaba haciendo mucho efecto) pasé de volver a quejarme mentalmente de la mala noche que iba a pasar, o incluso a razonar conmigo misma de que no había por qué estar nerviosa. Pasé directamente a los “pensamientos positivos” que nos dijo la psicóloga, aunque no me los creyese.
E, increíblemente, a los cinco minutos estaba tan ricamente y durmiendo como cualquier otro día.


Photobucket

Mapa de las Facultades del campus de Zapateira xD

Photobucket

Carretera que va de Zapateira a Elviña. Sí, estamos en medio del monte.

Photobucket

Y más carretera...

Photobucket

Photobucket

Un pequeño campito con río canalizado en Elviña. Ese sitio es precioso, me quedé una vez a comer allí y si no fuese porque ves pasar los coches... no estás en un campus, en una ciudad.

Photobucket

Campito que tienen los de la parte baja de Zapateira (yo estoy en la alta y solo tenemos un gran aparcamiento). Sacada desde las escaleras de Ciencias, el edificio que se ve es Arquitectura.

Photobucket

Cuando salía del curso, ya de noche, la parte de atrás (en realidad la delantera, está puesta al revés xD) de algunas Facultades de Elviña (Sociología, Derecho y Ciencias de la Educación).


Y unas fotos que saqué dentro de la Facultad de Ciencias, en Biología:
Photobucket

Corte sagital de una rana y de una gallina.

Photobucket

Eso es un caracol. Sí. Yo tardé un rato en darme cuenta.

Photobucket

Y para acabar, un rayo de estrella de mar y un pez, no sé cuál.


Mañana diré que ya tenemos las entradas para Rammstein y, a la hora de actualizar, los billetes de tren =)