28 de diciembre de 2010

Magdalenas, caseras!

Debía esta entrada desde hace varios meses, así que aprovechando que hice una remesa más de magdalenas y estoy en fase de experimentar con los colorantes… cámara de fotos y de paso actualizamos el blog con algo que sea útil.
Es tan fácil esta receta que hasta yo sé hacerla y me sale más o menos bien. Ya explicaré luego en qué fallo xD


Antes de nada, necesitamos:

Photobucket



1 - 125g de harina (yo uso de repostería, pero la normal también sirve)
2 – 125g de azúcar
4 – 125g de mantequilla
5 – Levadura (yo uso un paquetito de Royal entero)
7 – 3 huevos
8 – La raspadura de un limón

Materiales (captain obvious is obvious):
10 – Un bol para mezclarlo todo
11 – Rayador para rayar el limón
12 – Varillas para mezclarlo todo (tal y como lo hago es imposible hacerlo con un tenedor)
9 – Moldes para las magdalenas
No incluidos: colador de red para tamizar la harina, dos cucharas.


Y ahora las cosas que yo pongo pero que no son necesarias:
3 – Virutas de chocolate o similar
6 – Colorantes

Poner a precalentar el horno a cerca de 200ºC.
Se echa todo junto en el bol. Se puede ir poco a poco para que la masa no quede tan dura en un principio, pero yo soy así de bruta y lo pongo todo junto. Lo que sí hago es tamizar la harina antes de echarla, para que sea más fácil deshacer los grumos.
Se amasa/revuelve todo con las varillas hasta que quede una masa homogénea y sin ningún grumo. Entonces yo aquí, cuando tengo virutas de chocolate de sobra, le echo unas cuantas y remuevo un poco más, para repartirlas. Así, aunque las magdalenas no llegan a tener sabor a chocolate ni siquiera donde están más concentradas, quedan con puntitos negros por dentro.

Photobucket
Photobucket



Si se le va a echar algún colorante, éste es el momento. Hoy quería hacerlas azules y rosas, pero al echar azul solo quedaron color verde pistacho. El paquete de los colorantes trae una tabla de colores detrás, para hacer diferentes colores.
Una vez el color esté repartido, se echa la masa con dos cucharas en los moldes. Se coge la masa con una cuchara y se ayuda de la otra para echarla dentro del molde. Rellenarlos nada más que hasta la mitad o un poco más, así pueden subir sin salirse por fuera.

Photobucket
Photobucket


Antes de ponerlas en el horno, se espolvorea un poco de azúcar encima de cada futura magdalena, y esta vez, también le espolvoreé unas pocas virutas de chocolate.
Dejar dentro del horno hasta que empiecen a dorarse por fuera, lo que son cerca de 5-8 minutos. Para ver si están bien hechas por dentro yo uso un pincho o algo afilado. Se pincha la magdalena atravesándola, si sale mojado es que todavía está cruda por dentro, y si sale limpio es que está hecha.

Photobucket


Se pueden comer así como enfríen un poco, calentitas están riquísimas :D

PD: Mis fallos en esta remesa:
·Los moldes verdes son muy bonitos, pero demasiado débiles. Antes de darle tiempo a subir y quedar con forma de magdalena, con su montaña y tal, quedan planas. No sé si el horno también colabora con eso, pero estas dos últimas veces que las hice quedaron planas.
·No espolvorear azúcar y virutas por arriba salvo que se quiera morir de dulzura xD
·Los colores no son exactamente los que buscaba, y las rosas me dan más bien grimilla xD

26 de diciembre de 2010

Primeros días de Navidad

Desde la última entrada no han pasado demasiadas cosas. Lo más destacable es que el miércoles llegué a las 9 y media de la Facultad y mis compañeros ya se habían ido todos para sus casas y, ahorradores ellos, habían apagado el calentador y el gas. Y yo no todavía no soy capaz de encender fuegos en interiores, mucho menos si hay gas de por medio.
Iris me dejó ir a ducharme a su piso. La mejor ducha desde hace varios meses: tiene mampara su plato de ducha, no hay que estar pendiente de que el agua no se salga ni hay que fregar todo el cuarto de baño después, y el agua caliente es caliente de verdad, con posibilidad de regularla, y sabes que no va a empezar a salir fría así porque sí. Me dio pena tener que salir y volver a mi piso.
Eso sí, de fregar los platos en agua fría no me pude librar. Fui haciéndolo poco a poco, cada vez que empezaba a dejar de sentir las manos y dejaba de poder mover los dedos para coger las cosas más pequeñas paraba durante un rato.
El 24 y el 25 no hice muchas más cosas que comer y cotillear. Los planes y el menú fueron los mismos que desde hace casi 10 años, y la compañía también. Canapés, marisco (este año en vez de camarones fueron langostinos, que comí como si no hubiese mañana, por cierto), sopa de pollo y verduras, jamón al horno y empacho de turrones. Tanto la cena del 24 como la comida del 25.
Por la tarde/noche del 24 salí con mi padre y mi hermano a dar una vuelta por Coruña, mientras no llegaba la gente para empezar a cenar, y en el Obelisco tenían de nuevo el árbol gigante azul. Saqué foto, la pongo al final.
Es el primer año que no era obligatorio que mi padre condujese de vuelta a casa, y se aprovechó del reciente carnet de mi hermano para que bajase él el coche. Decir que pasé miedo es poco, aunque llegamos a salvo y dentro del tiempo estimado. Y desde esa solo dormí (como una burra), jugué a los Sims, jugué con Sally y poco más.
Estoy empezando a probar la cámara nueva en serio, y aprovechando que mi padre decoró de manera especial la casa y hay unas cuantas bolas colgando de los marcos de las puertas, estuve jugando un poco con el enfoque y aprendiendo a quitar el flash.

Las dos fotos que tocan hoy:
Photobucket
El árbol del Obelisco, enorme y literalmente deslumbrante.

Photobucket
Experimentos con la bola. No es una gran foto, pero me gusta.
También se le puede llamar “cani navideño: en vez de hacerse fotos en el espejo se los hace en los adornos de Navidad” xD

22 de diciembre de 2010

Qué triste es ser el último en irse de vacaciones

Hoy, 22 de diciembre, y como todo el mundo sabe a estas alturas, se celebra el sorteo de la lotería de Navidad. Locura en todo el país, todas las cadenas retransmitiéndolo y todo eso.
Yo desde pequeña lo uso para “medir” mis vacaciones. Cuando estaba en Primaria tenía un par de días antes del sorteo ya sin clase, y recuerdo cómo me chocó cuando un año, el primer día de vacaciones, vi el sorteo en la tele. “¿Ya? ¿Tanta clase tuve?”
Ése fue el año que empecé las vacaciones más tarde, normalmente tenía una o dos mañanas antes del sorteo. Una vez incluso creo que fueron cuatro días. Pero este año, el sorteo me ha dado en clase (o debería haber dado... xD).
Es la primera vez que me pasa de estar en clase y el sorteo haciéndose. Pero bueno, soy yo la que no estoy de vacaciones, porque fue llegar a la Facultad y darme cuenta de que los profesores creen que ellos sí. Los miércoles tenemos tres clases, y las dan dos profesores diferentes (Lexicografía e Historia del español nos la da el mismo), y como el otro ya no vino, le pidieron las horas libres al de Lexicografía. Y horas libres para todos! Así estuve toda la mañana en el aula net, mientras otra gente, que le había pasado lo mismo o estaba faltando comentaba lo que iba saliendo en el sorteo. Como siempre, ni un duro para nadie. Y con lo mojada que estoy, salud dejaré de tener pronto xD
Cuando me entró el hambre decidí ir a comer. En Filología es imposible comer salgo que tengas toda la tarde de hoy y el día de mañana libres, así que tengo que bajar a Aparejadores, o donde sea. Llueve. Lleva todo el día lloviendo. Así que por encima de tener que ir a clase, recochineo. Estuve hablando un rato con unas de clase en la entrada (problemas que tenemos con profesores y trabajos que entregar sobre todo) y se me hizo un poco tarde. A las 2 y media Aparejadores está petado, hasta el punto de que no te atienden porque no se te ve entre la gente.
Bajé con la lluvia y yo pensando en que iba a tardar mil años en comer. Al llegar al comedor me di cuenta de lo obvio: están todos de vacaciones. No había nadie. No había cola para el bufet, en la barra solo había un chico tomando un café. Solo había dos personas comiendo en las mesas, y cinco más hablando. Me dieron de comer en menos de un minuto, y 15 más tarde volvía a salir para mi Facultad.
El aula de informática, que un miércoles a estas horas está llena, está vacía. Estoy yo y tres chicas de otras facultades que vienen a la clase que tenemos esta tarde, para libre configuración. Ni el becario que enciende la impresora. Ellas se van a ir a las 6 y media, si al profesor le entra la prisa por el turrón un poco antes (turrón :~~). Yo me quedo hasta las 9. Nada más y nada menos que las 9. Voy a tener que correr escaleras abajo para salir a menos cinco para que los bedeles no se enfaden y me encierren dentro.

Y ahora los planes para Navidades... no sé muy bien. Me quedo en Coruña hasta el viernes, porque la Nochebuena la vamos a pasar aquí, y bajar el jueves para volver el viernes son ganas de hacer kilómetros. Luego iremos a casa, y no sé qué más va a pasar. En Fin de Año supongo que estaremos en casa (recemos para que sea así) y a ver si esta vez mi hermano y yo conseguimos hacer que cenemos espaguetis (yo quiero hacer arroz japonés, pero creo que va a haber protestas). Esperemos que el especial de la Primera de este año sea bueno, porque es mi plan para toda la noche.
Y Reyes ya sé que nada. Mi padre trabaja y los del SERGAS se negaron a darle el día libre ¬¬', así que a lo mejor mi plan para los primeros días de enero es forzar una gripe para pegársela y poder pasarla en casa.
No sé qué será de Rosana, el perro loco y el hijo estos Reyes, pero si vienen va a ser el primer contacto de Sally con un perro NO inofensivo. Vaya gracia me va a hacer, pero mejor tantear cómo reacciona el perro (Sally ya sé que va a intentar escapar como sea) para el Mercado Medieval, que se vienen varios días.

Y perdiendo el tiempo para llegar a la última clase y última sesión del taller de literatura del año, me despido hasta pronto, espero.

20 de diciembre de 2010

Tenemos lo que nos merecemos

No suelo hablar de política. Quien me conozca puede saber más o menos por dónde van mis tiros, pero es raro que hable abiertamente del tema. Creo que realmente nunca he dicho en voz alta “yo soy de/yo soy…”. Pero eso no quiere decir que no me importe el tema, o que no lo siga, ni que tenga claro qué pienso al respecto.
Que no me declare abiertamente quizás también me da más facilidad a no serle fiel a un partido, color, o político. Desde que me entero más o menos de cómo va la cosa hasta ahora, creo que alabado a quien quería alabar cuando quería hacerlo, y poner a quien creí necesario a caer de una burra, sin importar las siglas que tuviera detrás.
De lo que sí me quejo abiertamente y bastante a menudo es la masa social que actúa en conjunto, habitualmente de la manera menos inteligente posible. Creo que a estas alturas poca gente de la que me conozca no sabe mis deseos de largarme de este país e irme a vivir a otro, incluso otros. Desde hace muchos años veo que España va cayendo en picado, y esa gran masa social que se mueve en conjunto parece que no solo no le importa que esto pase, sino que se regodea en ello y de vez en cuando se permite aplaudir.
Desde que se puede decir que tengo conciencia política, mis suspensos (como en las encuestas que pasan en los telediarios) no son para los políticos, sino para la gente. Tenemos lo que nos merecemos. Protestamos, pero no nos molestamos ni arriesgamos demasiado en hacer cosas para cambiarlo. Y así ha sido desde la primera edición de Gran Hermano. Ohh, vaya mierda de programa! Pero voy a verlo, que sino mañana no tengo de qué hablar.
Y si hoy voy a publicar mi primera entrada con contenido político explícito es porque mañana se va a hacer uno de los grandes atropellos a la democracia desde que yo recuerde o sea capaz de recordar. Creo que a estas alturas de día no haga falta que recuerde que dentro de unas horas se va a votar sin debates (o eso dicen los medios, no sé exactamente cómo se aprueban las leyes) una ley que trae de regalito el control parcial de gran parte de internet, conocida como Ley Sinde.
¿Y nosotros qué hacemos? Un grupo de trolls hacen lo único que saben hacer: petar webs. A ver, ¿realmente creéis que a los partidos políticos les va a importar que los saturéis a mails, les hagáis reventar las webs? Lo único que vais a conseguir es molestar a los pobres becarios que tendrán que mantener orden en todo eso. ¿Creéis que los políticos españoles saben usar internet? Internet será vuestra vida, pero desde luego a ellos les importa poco.
Otros grupos de gentes incitan a hacer manifestaciones, a “rebelarse” de forma pacífica. De momento yo no he visto una sola convocatoria de manifestación seria, legal y bien organizada, con unas asociaciones o instituciones que la apoyen por detrás, convocada. Pequeñas juntanzas en sitios conocidos de cada ciudad, como mucho. Y como los españoles también pecamos de aires de grandeza y pensamos que con el Tuenti podemos cambiar el mundo, al día se crean y se distribuyen cientos de eventos citando a gente en diferentes puntos de cada ciudad, cada uno a una hora y un día. A una manifestación ilegal, en la que vamos a ser cuatro tontos, y que no va a estar organizada y no va a hacer eco, no me molesto en ir. A un buen follón, bien organizado, legal, planificado, y con una institución seria detrás de apoyo, yo me apunto sin pensarlo. Incluso cojo autobuses, me desplazo a Santiago, Salamanca, incluso Madrid. Pero para ser cuatro delante del Obelisco de Coruña para sentirnos revolucionarios sin estar realmente haciendo algo... no.
Y a todo esto, este boom de quejas, eventos, blogs hablando cientos de líneas sobre el tema y tal… llegan el día anterior a que se vote la Ley. Hubo protestas hace un año, cuando salió la propuesta. Al mes se había olvidado el tema, y ahora que aprieta el tiempo (siempre dejando las cosas para el último día) todo el mundo se queja y se lleva las manos a la cabeza.

¿De verdad pensáis es que es así cómo se tienen que hacer las cosas?

Porque a todo esto, hay otra reforma que será importante, que nos va a afectar a todos bastante más que cierren seriesyonkis (y personalmente estoy deseando que se muera ese lugar), y nadie dice nada. Nadie hace nada, más que los que tienen que decir algo porque les pagan para que lo hagan, como son los sindicatos, y sin demasiado fuelle. Congelan las pensiones, bajan el sueldo a los funcionarios, pretenden subir la edad de jubilación… y nos quedamos sentados en el sofá de casa. Se convocan huelgas generales y no va nadie a las manifestaciones. Señores, que los que os quedéis a vivir en España vais a tener que estar trabajando hasta los 67 años. Pero claro. Ahora tenemos 20, 30 años, ahora no nos afecta directamente. Ya nos quejaremos cuando el día anterior a cumplir los 65 nos demos cuenta de que tenemos que estar currando dos añitos más. Llevamos ¿cuántos ya? ¿3 años de crisis? ¿Y cómo intentamos protestar y pedir soluciones? Espera, llamaré a Callejeros para que me saquen en el programa y dar penita, o mejor incluso, escribiré un comentario en algún periódico digital diciendo que toda la culpa la tiene Zapatero. Pero hacer una manifestación, hacerme escuchar, crear un caos tan gordo que el Presidente del Gobierno no pueda dormir de ansiedad, provocar dimisiones de los ministros que no lo están haciendo bien... ¿para qué?
En Inglaterra, suben las tasas universitarias y casi le prenden fuego al Parlamento. En España implantan Bolonia, y después de pegar muchos carteles (el curso anterior a que se instaure, cuando lleva años aprobado el nuevo plan de estudios) y decir “Bolonia es una mierda”, los grupos estudiantiles se van de botellón.
En Francia intentan hacer una reforma de las pensiones parecida a la española (aunque suben la edad de jubilación a los 63 años) y hay un caos generalizado en todo el país durante casi una semana. En España se convocan dos huelgas generales espaciadas 3 meses o más y la gente prefiere ir a trabajar y permitir que sigan aprovechándose de ella.

Tenemos lo que nos merecemos, señores. Con la diferencia de que vosotros tendréis que sufrir a este país muchos años más que yo.
No sé qué pasará mañana, pero rezo para que haya un milagro y la cordura se haga oír. Por lo menos hasta que me dé tiempo a escapar, porque esto cada vez tiene menos arreglo.

La "linda" de la cobaya

Son las 4 de la mañana, y no puedo dormir gracias a la linda de mi cobaya. Como ya me hizo otra noche, se niega a meterse en su casita y ponerse a dormir. Prefiere pasarse la noche encima del tejado, mirando para mí y chillando. Y cuánto más protesto más chilla.
Tiene diferentes tipos de comida, agua, y mantas que le den calorcito dentro de su caseta. Le estuve haciendo caso por la tarde. Qué demonios le pasa, ni idea. Así que mientras la suelto por mi cama para ver si se cansa un poco y me deja dormir algo. Así que voy a escribir cosas:
Este fin de semana bajé a casa sin ordenador. Me llevé un par de ganchillos, lana, y un libro para clase. Estaba dispuesta a aprovechar un poco más el tiempo. Bajé yo sola, mi hermano se quedó en Coruña, y el viernes trabajaba mi padre. Tuve la casa para mí sola. Por la tarde, aproveché que fui a darle una visita a mi padre para pasarme por unos chinos nuevos que abrieron y buscar las lanas. Fueron bastante difíciles de encontrar (están lejos de los hilos y las agujas, no sé por qué), pero eran chulísimas. Ovillos grandes, ovillos pequeños, lana normal, con brillo, con degradados, con pelos, con pelotas por el medio… y más baratas que en Coruña (los 100g a 1, 50, no 1,80, por ejemplo). Cogí un ovillo grande de negro, otro de morado, y uno pequeño de un marrón con pelos del que quiero sacar un perrito. También encontré diferentes medidas de agujas de las que encuentro en Coruña, y por 60 céntimos cada una cogí un ganchillo gordo (nº9, hasta solo tenía hasta el 4) y unas agujas de calcetas del 6.
En casa, pude saciar un gusanillo que tenía desde hace una semana. Navegando por Etsy me encontré con diferentes modelos de mitones y calientamanos que tenían una pinta estupenda y fácil de hacer. Las lanas que me quedaban en Coruña daban vergüenza, pero en casa ya tenía lanas decentes. Ahí me arranqué a hacer los guantes.
El primer par que hice me salió bastante más ancho de lo que me vendría bien. Para llevarlos puestos se me caían un poco, y el punto del puño lo hice mal, quedaba como un poco retorcido. Con paciencia, me puse a hacer el segundo par, mientras me los iba probando poco a poco y corrigiendo la cantidad de puntos que necesitaba para que no me quedasen flojos. Apenas una hora después, los tenía acabados :D
Photobucket
Efecto óptico raro, son los dos del mismo tamaño.

Photobucket
Aquí se ve bien por qué les llamo “calientamanos”.


Son tan cómodos que los llevo puestos desde que los rematé. Son calentitos aunque un poco tiesos de más (cosas de usar lana de los chinos), y comodísimos (cosas de hacerlos a medida, supongo jeje).

Por el resto del fin de semana, el libro de clase intenté tocarlo, pero no hubo mucho éxito. Quería haber leído bastante y apenas conseguí media página, aunque no puedo decir que no lo haya intentado.
No pude hacer las magdalenas de colores porque no había huevos en casa, así que queda para el próximo fin de semana, que ya estaré de vacaciones y no tendré el horario tan ajustado para tener que venirme a Coruña.
Descanso para dormir, a ver si soy capaz

Al final dormí poco. La cobaya se puso a chillar más alto todavía a las 8 de la mañana, me cansé definitivamente y me la llevé al salón. Se puso a chillar como loca, tanto que la escuchaba desde mi habitación, y tuve que volver a reñirle. Me desespera, no sé qué cojones quiere o qué necesita (porque le pongo de todo lo que puede necesitar para que se calle), y no sé hacer que se calle. Fui, le eché la bronca (el tono de cabreo lo conoce, sabe que me enfado, pero la mayor parte de las veces le da igual) y al salir del salón, totalmente cabreada, le cerré la puerta. Por suerte no volví a escucharla.
No es la primera vez que me hace estar despierta toda la noche. La primera vez me preocupé, pensé que le dolía algo, o que le pasaba algo. Al final de la noche, después de mirarla de arriba abajo, después de cambiarle el agua del bebedero, de tocarle por todos lados por si le duele algo, de cambiarle la comida y ponerle más… decidí que era capricho. Un bicho que es capaz de dormirse en cualquier momento, y que normalmente cuando me meto en cama se mete en su casita a dormir, no le da la gana de dormir él, pero tampoco me deja dormir a mí.
Lo que creo que quiere es que juegue con ella. Que le haga caso, que esté con ella, no que me vaya a dormir y la deje sola. Me dan ganas de arrancarle la cabeza.

Tras esta entrada caótica, ya es mediodía y sigo zombie, me despido. No sé si voy a echar un vicio a los Sims mientras no da la hora de comer (tenemos lasaña fresca para comer hoy :~~) o seguir con el ganchillo.
Qué sueño :O


PD: Lo de "linda" es un eufemismo.

14 de diciembre de 2010

Operación amigurumi

Estuve releyendo el blog y no parece ser que no conté cómo es que empecé a ganchillar. Fallo, fallo.
He de confesar que la culpa la tiene la Fnac. No me acuerdo cómo, un día fuimos por allí a buscar algo y de paso a pasear, y me encontré el libro “Mounstruillos de ganchillo”, que me hizo mucha gracia. Estuvimos mirándolo, y lo dejé de nuevo en la mesa en la que estaba con un “qué pena que no sepa ganchillar”.
Hacía poco que había llegado a Coruña, y todavía no tenía clase. Podía dedicarme a pasear con Iris y a perder las tardes. Pasamos dos días después por delante de una librería, y vimos que entre los fascículos nuevos que empezaban a salir, estaba “Ganchillo fácil”, con DVD y todo. 1€. Cogimos dos, uno para cada una. Y si no llega a ser por el DVD no aprendo en la vida…
Una vez sabidos los pasos básicos del ganchillo, me lancé a por el libro. Volví a la Fnac días después y allí seguía, casi como lo había dejado. Me lo llevé y empecé a mirarlo en casa con tranquilidad. Dentro de la presentación del libro, porque no llega a prólogo, decía que hacer muñecos a ganchillo es una técnica japonesa que se llama “amigurumi”. Esos muñecos que siempre me habían parecido tan complicados pero tan monos… tenía un libro delante que me decía cómo hacerlos de una manera fácil. Patrones con el cifrado japonés e inglés, para entenderse mejor.
Así que sin buscarlo, me metí dentro del mundo del amigurumi.

Y ahora viene lo que quería contar, pero que faltaban estos datos anteriores.
Cuando Iris y yo empezamos con el tema de los amigurumis, nos dimos que estaría muy bien poder montar un puestecito en el expotaku, salón del manga, o lo que se hiciese. Porque el año pasado mucha falda de lolita, mangas que no se dan vendido, muñecas, figuras caras y así, pero cosas artesanales tipo fieltro hubo pocas, ni de broma amigurumi. Quizás un tiempo antes montar un blog para irnos dando a conocer, o ver la aceptación que tiene, etc.
Desde luego, yo no tengo ninguna intención de ganar dinero a base de tejer. Si quisiera ganar dinero haría otras cosas que se me dan mejor y que no llevan tanto tiempo. Si monto un blog, un puesto o lo que sea, es en parte para comprometerme con el tema y hacerme seguir con él, y en parte para ir deshaciéndome de lo que vaya haciendo, porque tiendo a acumular todo. Si quiero aprender y mejorar (y estuve haciendo una lista de las cosas que quiero aprender a hacer y es larguísima xD) voy a tener que hacer bastantes bichos. Algunos voy a regalarlos (quien quiera que los pida xD), pero llegará un momento en el que voy a tener que darles salida de otra manera. Y blog y salón del manga es lo más fácil.
Bueno, ahora que lo pienso, sí necesito ganar algo de dinero con el ganchillo: quiero poder comprar lanas buenas y muchas de una vez, y necesito ganchillos del nº3, nº5 y superiores del 5, que me estoy moviendo entre el 2,5 y 4 hay mucho espacio entre ellos xD
David me hizo darme cuenta el otro día de que estamos casi en Navidades, y que el salón del manga este año no se va a hacer a últimos de mayo, sino que posiblemente sea para Semana Santa (que caerá sobre el 20 y algo de abril). Me queda poco tiempo para aprender muchas cosas, y para hacer muchas más. De casi tres meses que llevo ganchillando no tengo más que cuatro arañas, y tres me parecen deformes y no dignas de ser vistas. Me rendí con el pulpo deforme, voy a hacer otro mejor, y estoy intentando aprender a hacer el punto elástico para… es una sorpresa, pero no es amigurumi. También quería avanzar algo con la calceta para hacer cosas de punto grande más rápido, pero me di cuenta de que llevo varios días intentando practicar con agujas de diferente numeración U.u Además estoy sin lanas y sin colores, y con las Navidades y mi cámara, este mes cuento con presupuesto para comer y nada más, nada de lanas.
Así que voy a empezar la operación amigurumi. Me he propuesto aprovechar cada momento de tiempo libre que me dejen las clases y mi día a día normal para tejer. Este fin de semana bajaré a casa sin ordenador, solo agujas, lana y la cámara. Y muchos libros para clase, qué se le va a hacer.
Para las Navidades tengo más o menos el mismo plan.

A ver si pronto tengo más cosas para enseñar, cosas que no sea para escarmiento público, se entiende.

9 de diciembre de 2010

Arañitas amigurumi!

Este puente lo aproveché para dormir mucho y muy a gusto. Nos fuimos a casa de David, Sally incluída, y practicamos un encierro casi total. Y porque hubo que salir a comprar comida...
Como allí no tengo internet y mis Sims murieron junto a Windows (aunque vamos a intentar resucitarlos pronto) me llevé lanas, ganchillos y el algodón de relleno. Intenté seguir un par de patrones para hacer algo simple, y bueno, salieron tres araítas muy diferentes entre sí.
La más pequeña la hice siguiendo un patrón que me encontré en el Punto Perdido, pero cambiándole las patas. Creo que también le sumé un par de vueltas para poder poner bien las patas, y como todavía no tengo ninguna clase de ojos (ni para pegar, ni de cuentas, ni de seguridad) le “cosí” el hilo rojo.
La segunda fue de arrebato. Seguí un patrón para una bola un poco más grande, e igualmente le añadí las patas, aunque quedaron más de calamar que de araña (es porque tengo que plancharlos, el ganchillo tiene la manía de enrollarse). Para la tercera intenté volver a seguir el patrón de la primera, pero de memoria. Y obviamente tiene algún fallo que en el momento de hacerla no vi, porque así como parecidas no son xD
Aún a las diferencias y problemas que me dieron a la hora de hacerlas (lo que más me costó fue hacer los ojos, con diferencia xD) estoy muy contenta con ellas. Son las primeras cosas de amigurumi que hago con las que estoy contenta. Y se acercan más a lo que quiero hacer que una rana aplastada o un pulpo-calabaza.
Las acabé de hacer el domingo, creo, y pasé el resto del puente jugando con ellas y diciéndome que habían quedado bien. Así que próximamente haré más. No sé si en más colores o con diferentes lanas (bueno, eso sí, esta negra se acabó ya), o experimentaré con más bichos fáciles de hacer.
Mientras, fotos sin poder pasar por el photoshop.

Photobucket
Photobucket



También tengo pendiente una entrada sobre cuándo desempaqueté la cámara, que aparecerá por aquí en pocos días, espero.

4 de diciembre de 2010

Estos últimos días - Diario 35

He estado casi desaparecida de este mundo desde el miércoles por estar de clase en clase desde las 8 y media dela mañana hasta las 8 y media de la noche. Además de las clases de la mañana, estuve asistiendo a un curso de software libre. Nos enseñaron qué es el software libre, cómo instalarlo en nuestro ordenador (ahora todos tenemos Ubuntu 10.10) y a administrar las cuentas, actualizar, y manejarlo en lo básico.
Como yo ya lo tenía, pero instalado como aplicación desde Windows (fui a una Install Party a finales de octubre), tuve que desinstalarlo para volver a ponerlo bien. Estaban conviviendo bastante bien, salvo que no tenía la contraseña del wifi puesta en Ubuntu y por eso la abandoné. Pero hace como tres días que estoy usando solo Linux.
Y a la fuerza. Porque me cargué Windows y no arranca. Para instalar Ubuntu tuve que hacer particiciones en el ordenador y mover datos, y algo pasó ahí dentro que Windows no encuentra no sé qué archivo de arranque y dice que para solucionar el problema tengo que iniciarlo con el disco de Windows puesto. Por supuesto, no tengo disco de Windows xD
Así que a la fuerza le puse la contraseña en Ubuntu, y estoy tirando del aMsn, que me funciona un poco peor y no inicia sesión. Feo, no puedo cambiarle la apariencia, no avisa de los mensajes nuevos, y cada vez que inicio sesión me saltan avisos de toda la gente a la que borré a lo largo de toda la historia de mi cuenta como si me acabasen de agregar.
De momento estoy encantada con Ubuntu. Arranca en 30 segundos, no tarda nada en cargar programas y demás historia, se conecta a internet antes de que me dé tiempo a ver dónde está el acceso directo a mozilla, y tarda menos en cerrar y apagarse (y windows ahí me tardaba...). Pero... no tiene ni Sims (solamente algunas expansiones) ni Photoshop. Gimp y yo nos odiamos mutuamente y no veo una posibilidad de reconciliación en poco tiempo.
Este fin de semana David me mirará lo del arranque de Windows (no debería ser difícil de solucionar) después de poner a salvo los datos. Y si no, de paso de que tengo que pasarme por la Oficina de Software Libre de la UDC a recoger el diploma, les comento lo que me pasó. Si es fácil de solucionar, sin problema. Si no es simple, formateo y ya está, mira tú que problema. Lo malo es que tendría que volver a instalar todos los Sims, que son 20gb de juego y una tarde entera instalando expansiones.

Ayer, aprovechando que tuve libre las dos últimas horas de clase, y mientras no entraba al curso, fui a comprar mi futuro regalo de Reyes. Después de que me enamorase de una réflex analógica en el mercado de antigüedades de Espinho (que sigo enamorada de ella) acordé con mi padre regalarme una réflex para Navidades, pagada a medias. Estuve investigando y pensé que la mejor para lo que necesitaba era la Canon 1000D, además de que normalmente aparece en bastantes ofertas con otros objetivos y cosas así. Y la cara que se me quedó cuando vi una oferta del Mediamarkt de una Nikon D5000 con funda y trípode por apenas 500€. Ya solo la cámara vale más que eso.
Cuando hablé con mi padre le comenté la oferta, y aunque sigue pensando que una cámara de 500€ es muy cara (no sé qué precio piensa que tienen las réflex, la más barata con diferencia es la 1000D de Canon y anda sobre los 450), ayer fui a por ella.
Como es Mediamarkt y si tiene algún fallo solo tengo 7 días para devolverla, ayer también la desempaqueté y la estuve probando. Parece que está todo perfecto, trae todo lo que debería traer, aunque el trípode no me inspira demasiada confianza y me llega por el ombligo. Pero, volviendo al tema de que me petó Windows, no puedo descargar las fotos.
El software de Nikon funciona en Windows y Mac. No Linux. O por lo menos es lo que me dice la lógica: si especifica que funciona en esos dos, es porque no lo hace en ninguno más. Además de que estas cosas suelen decir todo en lo que funcionan, no dejan que des nada por supuesto.
La cámara estaba configurada para sacar las fotos en .jpg, así que las primeras fueron solo en este formato. Luego encontré cómo cambiarle el formato (una de las pocas cosas que encontré), para probar el RAW. Pero no puedo descargarlas. Y aún así, no puedo acceder al photoshop y no puedo redudir las imágenes con una mínima calidad ni nada así. Como usé de modelo a Sally, que no paraba quieta, y le tenía que llamar la atención con la otra mano, la mayor parte de las fotos están movidas y muy raras.
Por el momento, la cámara está otra vez empaquetada en su caja y todo, y hasta el 6 no se va a volver a sacar :(

A la espera de tener photoshop para poder reducir las imágenes y poder subirlas.

2 de diciembre de 2010

Manifiesto por una Red Neutral

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto MANIFESTAMOS:

1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

1 de diciembre de 2010

Día entre agujas

Llevo todo un día de ganchillo. No sé si por la entrada de ayer, que me dio ganas de avanzar más, o la lluvia.
La parte más positiva es que por fin acabé mi primer proyecto de amigurumi. Tengo la cabeza del pulpo y tres tentáculos (aunque creo que voy a ampliarlos), tengo la “manzana” roja que estoy pensando en convertir en un conejo-bola, y tengo la cabecita de un demonio, solo tengo que hacerle el cuerpo. Pero entre unas cosas y otras (sobre todo porque me estoy empapando de fotos y patrones de más amigurumis y quiero hacerlos todos a la vez) no doy acabado nada.
Ayer al volver de clase me pasé por los chinos con la idea de coger unas agujas de ganchillar finas y si tal algo de lana. Al llegar me di cuenta de que sé que tengo unas agujas finas (heredadas de la madre de David =)), pero no sé qué número. No necesito dos del mismo tamaño, todavía estoy en la fase “solo dos agujas” xD. Así que pasé del tema. Pero recordé que necesitaba imperdibles o clips para marcar las vueltas del ganchillo (a veces me olvido de contar los puntos, y son un seguro xD), y me puse a cotillear las lanas.
Llevo días ganchillando con hilo fino, con una aguja pequeña, y por la calceta y tal pensé en cogerme una lana más gruesa. Más fácil para calcetar, menos tiempo para ganchillar. Estuve pensando colores, y no sé por qué, cogí un verde. Un verde que al mirarlo después me di cuenta de que era precioso.
Y como acababa de escribir la entrada esa quejándome de que no hago caso a los patrones, aprovechando que internet iba a y venía, me puse a seguir uno para hacer una bola, con esa lana verde.
Poco después, y tras perderme unas pocas veces, tuve que irme a dormir cuando empezaba a cerrar la bola. Pero al mediodía me puse de nuevo. Rellené, cerré, y me di cuenta de que había hecho otra chapuza. Pensar que eso venía de un patrón para pelota era impensable. Achatado, otra vez con las hendiduras que me quedó con la cabeza del pulpo (aunque menos marcadas) y sin una forma clara. Pues ya que estaba hecha, no iba a dejarla en una pelota sin más.
Siendo verde, podía ser una rana. Busqué fotos en google de amigurumis de rana para ver cómo hacerle los ojos, y me aventuré con mi primer cambio de color. Anillo mágico en negro, una vuelta en verde. Luego se los cosí a la cara y la atravesé con una lana negra haciendo de boca.
Digamos que es una rana.


Y las fotos prometidas hace unos días, que por fin están hechas.

La rana. Estoy pensando en cambiarle la boca, no me gusta cómo quedó.

Photobucket
Photobucket


La futura cabeza de pulpo, que publico para escarnio público (si fuese naranja sería una perfecta calabaza, vaya fallo al elegir el color xD).
Photobucket

29 de noviembre de 2010

Tejiendo pulpos

Soy una anarquista. Soy una rebelde. Tejo amigurumis sin mirar los patrones. Así me salen.

Después de esta ida de olla, vuelvo al blog con las manos todavía con la forma de agarrar la aguja y el hilo para tejer. Vaya panzada de ganchillo me he dado este fin de semana. Sábado y domingo los pasé en casa de David, y como allí con mi portátil no tengo internet (aunque ya sí tengo Sims muahaha) me llevé el ganchillo para estrenar el hilo azul-Doraemon que me compré el otro día. Si es que ahora paso por una tienda de lanas, mercería o chinos y no puedo evitar mirar a la lana e imaginar cómo quedaría haciendo un osito. Esto empieza a ser enfermizo xD
Además, desde que descubrí el hilo de ganchillo estoy pasando de la lana, sobre todo porque estoy en la fase de “me gustan los puntos pequeñitos y apretados”, y eso con lana... la rompes toda y queda el punto muy grande. Sé que se me va a pasar, pero el gusto de ver claramente los puntos que vas tejiendo, de momento me encanta. Me satisface ver todo lo que llevo hecho xD
Entonces, entre el hilo nuevo, el estar mirando mil y una páginas de amigurumi, descubrir revistas con ideas y patrones (quiero aprender a hacer tartitas *-*) y el hilo azul, me dije “voy a hacer un Doraemon, aunque sea solo la cabeza”. Y valiente, vaga o rebelde de mí, no lo sé muy bien, me puse a tejer una pelota azul, sin darme cuenta de que para los Doraemon todo el mundo los empieza en blanco (color que todavía no tengo) y luego cambia al azul.
Cuando ya llevaba bastante tejido, me di cuenta de eso. Me aplaudí a mí misma en mi propia cara y cambié de plan. Todo el mundo hace unos pulpitos monísmo, y los pulpos se reconocen en todos los colores. También se parte de una cabeza gorda, así que me valía lo que estaba haciendo.
Cuando llevaba como unas 3 horas de trabajo, o más, veo que el hilo se empieza a doblar. Que pasa de ser una media pelota a ser un tulipán de estos de pasta para ensaladas xD Pensé que a la hora de rellenarlo (ya tengo algodón :D) se estiraría y quedaría como una pelota.
Pues no. Después de 8 horas de trabajo (más o menos 5+3, lo hice en dos tandas, así tengo las manos xD) y de apretar el algodón, la pelota no está bien hecha xD Queda con arrugas, como con ondas, no es una pelota de verdad como debería ser. Después de 8 horas tejiendo, me temo que se va a quedar así.
Entonces estoy empezando con las patas. Como son gordochas y no creo que me quepan 8 (tampoco tengo paciencia para hacer tantas xD) voy a hacer solo 6 y espero que nadie se dé cuenta. De momento llevo una completada y media de otra. Espero que en dos tardes las tenga todas, y me ponga a coser las diferentes partes del pulpo unas a otras para darme cuenta de que no tengo aguja para lana y empezar a tirarme de los pelos.

La idea que tengo es de hacer un pulpo de este estilo, aunque el mío tiene la cabeza más achatada xD
Photobucket




Pero creo que ya aprendí la lección. Estoy descargando en pdf patrones para hacer pelotas bien hechas, y espero seguirlos para cuando me vuelva a poner con cosas de hacer pelotas (Doraemon ahora lo tengo pendiente ¬¬').

Cada vez echo más de menos un sitio para poder tener organizadas las agujas (les haré fundas y así en cuanto tenga la aguja de lana, para poder coser el fieltro), las lanas, cintas e hilos. También quiero una cestita *-* para tener más a mano con lo que esté trabajando, un alfiletero (que tengo pensado hacer con esponjas y en cuanto consiga fieltro más fino del que tengo), y ya para ponernos a montar el tema un poco más en serio, alambritos, alicates y tal para hacer llaveros, cadenas, cierres, una pistola termofundente, imanes, cierres y tal. Pero eso me queda un poquito lejos todavía. Lo importante ahora es encontrar una caja grande en la que me quepan las agujas de calceta grandes (tengo unas del número 12, creo, que no hay cómo guardarlas xD), y una cesta o algo para tener separado lo que más uso.
Luego ya me pondré con el resto.


Por cierto, el viernes fui al curso de calceta. Lo básico lo tengo, ahora es cosa de practicar y practicar hasta que se me dejen de soltar los puntos y deje de cargarme la lana al intentar pasarlos, tal y como me pasó con el ganchillo la primera semana. De momento mi suegra me pasó un montón de agujas de calceta que ella ya no usa, así que ya tengo cómo empezar. Lo malo de empezar ahora con calceta es que tengo el ganchillo reciente, y en conceptos “inconscientes” son contrarios: para los amigurumis lo mejor es tener los puntos apretaditos, tersos, bonitos. Como intentes apretar los puntos en calceta no tienes por dónde meter la aguja y no puede seguir. Y con el ganchillo puedo tirar todo lo que quiera, porque al tener gancho, el hilo no se suelta. Las agujas de calceta están pensadas para que los hilos se desplacen bien, así que si tiras de ellos, se sueltan todos y vuelta a empezar.

Así que a practicar, practicar y ahora que tengo pilas para la cámara sacarle un par de fotos al churro del pulpito, para que el escarnio público me enseñe a hacer las cosas bien y guiarme por los patrones, que para algo Dios los creó.

23 de noviembre de 2010

El autobús que volcó

He estado pensando. Sobre el autobús que volcó el miércoles pasado bajando de mi Facultad. Había algo que no me cuadraba, y creo que ya lo encontré.
Primero, para quien no conozca la zona (salvo que estudie en Filología lo dudo xD) voy a adjuntar un “mapa” del campus y del recorrido del bus. Sé que es una chapuza, pero está hecho con el Paint, estoy en la Facultad y creo que nunca me llevaré bien con el Gimp.


Photobucket
Photobucket
Foto sacada de La Voz de Galicia



Ése es el campus es de Zapateira. En la parte de abajo está la Facultad de Filología, y en la parte de arriba del mapa está la parte de abajo del campus, Arquitectura, Arquitectura Técnica y Ciencias (ahora que me fijo, Arquitectura tiene un patio interior xDD).
El autobús empieza el recorrido saliendo de Filología. Cuando pasa por el primer punto rojo es cuando empieza una cuesta brutal, por donde siempre se embalan. No sé qué inclinación tiene la cuesta realmente, pero es una brutalidad. Intentas subirla a pie y acabas jadeando y con agujetas (paso por ella todos los días para ir a comer).
La zona en general que tengo marcada en el mapa con un corchete naranja gigante es la cuesta tan bestia.
En el segundo punto rojo el bus, para tomar la curva, tiene que invadir los dos carriles. No por capricho, es porque no cabe. En el tercero, tiene que volver a invadirlos de nuevo, también porque no cabe (si hay otro bus subiendo tiene que esperar arriba y dejarle pasar, los dos juntos no caben). Al pasar el segundo punto rojo está a pocos metros de un cruce en el que tiene que hacer un giro de casi 180º, invadiendo de nuevo los dos carriles. De frente viene una carretera, que no coge, que va a una aldea.
En ese cruce siempre hay coches. Hay que bajar despacio porque o vienen coches de frente, o está la acera llena de chavales esperando el bus de la residencia para subir, o hay otros buses que quieren subir.

Es imposible, como dicen en todos los comentarios de las noticias de los periódicos digitales que el busero fuese “como loco”. Van como locos antes de llegar al primer punto rojo, pero más allá no pueden, porque hay más tráfico y gente, y sobre todo, tienen que hacer un giro de 180º y ya bastante difícil es acertar en la carretera cuand vas despacio.
Lo que sí se aprecia en la fotografía que sacaron los de La Voz es que hay una pequeña acera, que empieza justo donde está el bus. Es una acera pequeña, por la que nunca pasa nadie. Está llena de verdín y musgo porque nadie la usa, además de todas las hojas de eucaliptos que debe tener, y el estar mojada por toda la lluvia.
Estoy prácticamente segura de que la culpa de que volcase fue la acera esa y la mierda resbaladiza que hay a su alrededor, no la velocidad (sobre todo porque ahí se pasa a 15-20km/h, no más).

Son muchos años de CSI =D

22 de noviembre de 2010

Dos años de abrazos...

Hoy, hace dos años que empecé a soñar.





Photobucket






Aunque lo llevemos celebrando desde el jueves.



De nuevo, gracias por estar ahí siempre. Sobre todo por estar este pasado curso, cuando solo quería mandarlo todo a la mierda fuiste lo único que me hacía despertarme día a día. También estuviste este año en dos de mis grandes asuntos pendientes: el concierto de Rammstein y luego el de Sôber. Siempre me apoyas en todo lo que quiero hacer, por muy estúpido que sea, o por no pasar de mí cuando me pongo a hacer tonterías.
Y son dos años más echando de menos tus abrazos cuando no estás a mi lado, sintiendo mi cama demasiado pequeña o demasiado grande, y deseando tu calor a la hora de dormir.
Ahora son solo dos años, que sean muchos más, así de felices ^^


Te quiero

17 de noviembre de 2010

Bolonia...

ESCENA 1

EXT. PUERTA DE LA FACULTAD DE FILOLOGÍA - DÍA

Bajando del autobús de la Facultad. Anxo y Profesor se encuentran.

PROFESOR
¿Qué tal?

ANXO
Bien. ¿Qué tal?

PROFESOR
Todo bien.

ANXO
¿Y los Grados qué tal van?

PROFESOR pone cara de HORROR.



Creo que no hace falta añadir nada más.

Fantasmas de este curso

Ayer me equivoqué. Sí tengo algo que contar. Algo que me persigue desde que empezó el curso y creo que todavía no nombré por aquí, y que como tengo ya tan “cotidianizado” que di por supuesto.
Este curso ya tengo mi fantasma particular.
Y con esto me refiero a que ya tengo la asignatura y la profesora que me van a complicar la existencia. Creo que más o menos a todos nos pasa, tener ese profesor o esa asignatura que no entiendes o que te cuesta mucho, por la que no te sientes motivado y te ves obligado a hacerla porque no queda otra. O ese profesor que te cae tan mal que cualquier cosa que dice te parece una tontería, obvio, que te está tomando por tonto, o no tiene razón.
La primera vez que me pasó eso estaba en 4º de ESO, creo. Fue el año que dejé de entender las matemáticas. Llegamos a los logaritmos y dejé de entenderlas. La profesora que me daba clase era buena profesora, la que me dio clases de refuerzo también, pero nunca conseguí entenderlas. Fueron tres horas a la semana en las que miraba el horario y pensaba “pufff horror, matemáticas”.
Durante bachillerato fue el profesor de Latín y Griego, y en 2º, concretamente, la asignatura de Griego II. Era más por miedo a que nos comiese o nos mordiese, o algo así, que por las asignaturas en sí. Eran clases aburridas y eternas, y el tío tacto como que no tenía mucho. Se enfadaba enseguida y nos chillaba y nos ponía de inútiles para arriba (aunque nunca tanto como a los de ciencias xD). Pensándolo bien, creo que nosotras éramos sus fantasmas, porque con el resto de cursos no era así.
En 1º de carrera fue la profesora que me dio Literatura II. No me sentaba bien tener que despertarme a las 7 de la mañana para llegar a la Facultad a las 8 y media, y estar dos horas hablando de cualquier cosa menos de la literatura del Siglo de Oro, que era lo que supuestamente nos iba a enseñar. Dejé la asignatura, el examen era el 24 de junio a las 10 de la mañana y fui a septiembre directamente xD Mi primer septiembre.
El año pasado solo tuve problemas con una profesora de Comentario de texto, porque sus preferencias de alumnos estaban muy claras y siempre me sentí en la parte de los alumnos que “perdían”. Aún así solo fue el final del segundo cuatrimestre, no más. Fue un curso bastante tranquilo, también porque falté mucho a clase y hubo profesores que no llegué a conocer directamente xD
Y este año vi desde el principio del curso cuál iba a ser mi problema. Y es una profesora que me daba dos asignaturas. Una obligatoria anual (Gramática I) y una optativa cuatrimestral que cogí sin tener ni idea de dónde me metía (Cuestiones de Semántica del español). Ya cambié la matrícula, ya no tengo que ir a esa optativa; en cambio tengo el próximo cuatrimestre Investigación literaria (acrónimo, hablaré luego sobre esto xD) con la profesora que me dio Literatura II. Esperemos llevarnos mejor xD
No esperaba que Cuestiones de Semática fuera como realmente es. Di un poco de Semántica en 1º, en Lingüística, y no estaba mal. La Semántica estudia los significados de las palabras, y me pareció una optativa que me podía gustar. No sabía que la profesora que la impartía se lo iba a tomar como… casi como lógica matemática. Relaciones entre argumentos, fórmulas para explicar estructuras sintácticas (¿desde cuándo se analiza O=[Suj-Vbo-CD]?) y para explicar la “verdad” que hay en las oraciones. El primer día lo pintó todo muy bonito; incluso nos dijo que íbamos a experimentar un poco con el lenguaje Java y que teníamos que hacernos con una máquina virtual o instalar Ubuntu en nuestros ordenadores. No había examen, con ejercicios de clase y una exposición oral sobre un artículo que daría hacía nuestra nota. Todo muy bonito, ella amable aunque un poco rara (es la única que nos trata de usted).
El primer día de clase de verdad no me enteré de qué estaba hablando. Repartió el programa de la asignatura (una lista con lo que creo que son los títulos de los temas) y empezó a hablar de cosas sin explicar por qué las hacía o qué sentido tenían. Al mes seguía igual, y me di por vencida.
Fui a cambiar mi matrícula. Es una asignatura optativa, puedo elegir no hacerla, y elijo no hacerla. Quise darme de baja, pero me dijeron que solo puedo cambiar una asignatura por otra o matricularme en otra asignatura, pero no darme de baja en una. No entiendo por qué, si cambiar una asignatura por otra es en realidad darse de baja en una y de alta en otra. Después de pensarlo mucho, dejé Cuestiones de Semántica y me di de alta en (nombre largo xD) Metodología de la Investigación Literaturia en los textos españoles. Empieza en el 2º cuatrimestre, así que no tengo problemas de estar el curso empezado. Son los mismos créditos y el mismo tipo de optativa (optativa propia de Hispánicas), así que también de paso de ahorro tener que volver a contar créditos y hacer cuentas que nunca dan.
Liberada de Cuestiones de Semántica, me queda con esta profesora toda una asignatura anual, Gramática I. Es obligatoria, así que no tengo manera de librarme de ella, y rezo para que Gramática II, que la daré en 4º, no la imparta también ella.
Directamente, no entiendo cuando explica, ni qué pretende explicar. No estamos dando Gramática como creí que la daríamos. Lo veo como algo fragmentario, sin conexiones, y no entiendo por qué lo estamos dando. Es la única asignatura en la que no se nos dio una introducción antes para explicar qué vamos a hacer, ni una parte teórica sobre lo que sea de la asignatura. Llegó la profesora a saco, a explicar cosas que tenemos más que sabidas y a tocar por encima cosas que no dimos. Por ejemplo, hacemos análisis de oraciones y en ellas tenemos en cuenta los argumentos de los verbos. Sé qué son los argumentos de los verbos porque en 1º, en Lingüística, en un apartado, miramos qué eran los argumentos de los verbos. Nada más. Tampoco preguntó si sabíamos lo que era, y desde luego, no tengo ni idea de para qué sirve.
Llevo desde que empezó el curso mirando para la pizarra intentando entender solamente el porqué de las cosas que hace, pero me pierdo. Todavía no sé qué vamos a dar ni qué esperar del curso. Cuando lo comento con otros de clase me dicen que tampoco entienden nada, así que no me siento tan tonta. Por lo menos no soy la única.
Me quedan 7 meses de incomprensión y de rezar porque lo que quiera que diga cuando me pregunte algo coincida y esté bien, o que los ejercicios que tengamos que hacer me salgan bien por inspiración divina. O que no sé, le den una plaza de investigación en algún sitio lejos y venga otro profesor xD A estas alturas tengo poca fe en que de repente vaya a entender algo, a encontrarle sentido.

Esto era lo que tenía que contar. xD

15 de noviembre de 2010

Diario 34

Tras casi una semana (o una semana, no sé) vuelvo, sin mucho que contar.
Acabo de pasar un fin de semana que se hizo demasiado corto en una casa en una aldea cerca de Pontevedra. Era el cumpleaños de una amiga y para celebrarlo fuimos para allá. No voy a contar lo emocionante que fue y lo bien que lo pasamos, porque la dinámica del fin de semana fue “qué pereza” y “yo paso”. Hubo un par de iniciativas y nada más. Fui con la promesa de hacer muchas cosas, y realmente lo único que hicimos con ganas fue limpiar la casa cuando nos fuimos el domingo por la mañana, porque nos daba hasta pereza quedarnos más tiempo.
En fin, fin de semana únicamente productivo porque controlo más de ganchillo y creo que si quiero, puedo darle ya forma a mi primer amigurumi. Me pasé toda la tarde del sábado ganchillando, haciendo un círculo bien hecho, incluso probando a mezclar diferentes puntos, y aunque sigo perdiendo la cuenta de las vueltas y puntos porque me concentro en otras cosas, va mejorando mucho. Ahora solo tengo que reunir el valor (y el relleno para el muñeco xD) necesario para empezar a montar el primer muñeco de verdad. Como creo que los monstruitos del libro que me compré son de 5cm de alto y eso no vale nada, tendré que improvisar o buscar algún patrón por internet delante de algo un poco más grande.
Compré en los chinos un ganchillo futurista: son dos ganchillos en uno. En vez de ser la varilla metálica con un gancho en un extremo y ser romo en el otro, tiene un segundo gancho. De diferentes medidas además (uno de 1.5 y otro 2.5), y con un agarra-fácil en el medio, de un plástico (y aquí se ve que es de los chinos) verde fosforito xD

También se está empezando a hablar de una nueva edición de Expotaku en Coruña, además de un Salón del Manga. O algo así me pareció escuchar, que van a ser dos cosas diferentes. Habrá que preguntar un poco más a la gente que va a organizar, que este año tengo “contactos” y si necesitan una mano, me presto voluntaria para lo que necesite; tengo ganas de hacer cosas que se vean, algo más que ir a clase y escapar de Sally cuando me quiere morder xD


Entrada para dar señales de vida, en realidad no tengo nada que contar…

10 de noviembre de 2010

La famosa "reforma" de la RAE

Llevo unos días viendo comentarios de todo tipo desde Internet sobre la reforma ortográfica que está haciendo la “RAE”; todos sus autores piensan que llevan toda la razón del mundo, cuando no es así, porque hablan sin saber qué está pasando y por qué se hacen las cosas.

Visto que la otra entrada que escribí sobre el DRAE y la RAE es una de las entradas que más está atrayendo gente desde diferentes buscadores, y que me está empezando a hervir la sangre antes de tiempo, voy a volver a explayarme con ellos.

Voy a partir de la premisa que no me creo lo que dicen los periódicos, mucho menos los digitales, donde todos hemos leído la noticia de la reforma ortográfica. Si en los impresos las noticias siempre tienen fallos e imprecisiones, en los digitales mucho más. No hay más que leer la misma noticia en diferentes medios y los datos básicos sobre ella cambian.
Supongo que cuando salga a la venta la nueva Gramática del español buscaré un ejemplar y miraré directamente los cambios que han hecho, porque de los periódicos y sus datos no me fío. Mientras, tengo que tirar con lo que ellos dicen, a esperas de ir mañana a clase de Lexicografía y ver si el profesor nos cuenta algo, él que está cercano a los círculos de la RAE y seguro que tiene mejor información que cualquiera de nosotros.

Desde el principio entonces:
Hace unos años, en la década de los 1990, desde ciertos sectores de Lationamérica se vino “denunciando” que la Academia de la Lengua española se estaba dedicando solamente al español hablado en España, sin tener en cuenta todas las variantes que tiene en el resto de países donde también se habla español.
Estudiosos de la lengua y la Historia se fueron juntando poco a poco en esos países “olvidados” por la RAE para formar sus propias Academias de la lengua. Así, ahora mismo tenemos diferentes Academias por toda América: en México, Argentina, Venezuela, etc. Muchos países tienen su propia Academia, que trabajan para la variedad de español que se habla en su país. En México no hace mucho crearon un diccionario escolar adaptado especialmente al “mexicano”, para que fuese de uso fácil entre los niños. También se hizo luego en Argentina y en más países; y también diccionarios más “serios”, no para escolares.
Aún así, la “autoridad” la seguía teniendo la RAE. Ellos hacían el diccionario que de verdad se consultaba y se tomaba en serio. Estas otras Academias le “reclamaron” que sus palabras propias no estaban recogidas en su Diccionario de la lengua española, cuando también pertenecían al español. Recordemos que el español de España no es más que una variante; lo del español neutro se abandonó hace muchos años, es algo irreal, no existe ni se tiende a alcanzarlo. Entonces la RAE aceptó que se incluyesen sus palabras y expresiones propias en el DRAE. De ahí salió la acepción de “gallego” como “tonto”, y muchas más otras palabras que entraron sin revisarlas demasiado y que para la 23ª edición que se está preparando, estarán corregidas.
Entonces, la RAE y las otras Academias empezaron a trabajar juntas. Entre otras cosas, se hizo el Diccionario Panhispánico de Dudas, se elaboraron varios corpus, y se pusieron en marcha otros proyectos conjuntos. También la RAE mantiene sus trabajos “individuales” como el Diccionario Histórico y así.
De ese trabajo conjunto acaba de salir la nueva Gramática, en un esfuerzo por “unanimizar” el español de todo el mundo. No de acabar con sus variantes, ojo, sino de acercar los aspectos ortográficos para que la comunicación sea más fácil; y dentro de la ortografía ya extendida, más coherente con las propias normas que ellos impusieron hace tiempo.
Intento explicar lo que más problemas da:

La “i griega” se llamará “ye”, y “b” y “v” no serán “be alta” y “be baja”; “ch” y “ll” dejan de ser letras del abecedario. Los españoles no nos damos cuenta y muchos no lo sabemos, pero en América se explica el abecedario de una manera diferente. Siguen teniendo como letras “ch” y “ll”, cuando en España hace mucho que no se consideran. Sus abecedarios, los de América, dejan de considerarlas también como letras ahora. Lo mismo que “be alta” y “be baja”, para llamarle de la misma manera a la b y la v en todos los países (no sabéis lo complicado que es para un sudamericano ir al BBVA xD).
Así como ellos acaban de “ceder” cuatro letras, se nos pide a los españoles que cedamos una: la y. En vez de llamarle “i griega” pasaremos a llamarle como ellos, “ye”. Con esto, nadie va a obligar a nadie a decir “ye” en vez de “i griega”. A quién más va a afectar va a ser a los niños que empiecen ahora a leer, que les dirán desde el principio que se llama así. Ellos dentro de unos años dirán con naturalidad “ye”, sin que sea esto un problema para nadie *
Solamente se busca hacer un abecedario único para todo el español, que todos los hablantes aprendan un mismo abecedario, porque hablan la misma lengua.

“Sólo” pierde la tilde. Dicen que no hay posible confusión entre las dos palabras, así que la tilde diacrítica se pierde. Personalmente, no veo en esta palabra una variación semántica tan importante como para hablar propiamente de dos palabras diferenciadas, más allá de los diferentes usos sintácticos que tengan. Además, ahora mismo, consultando la versión digital del DRAE, veo que “sólo” escrito sin tilde ya estaba aceptado en la 22ª edición, y hasta ahora nadie se ha muerto. Yo misma llevo varios años escribiendo sin tilde las dos formas y no ha habido problema ninguno de ambigüedades ni compresión.

Se consideran monosilábicas nuevas palabras. La sonada “guión sin tilde”, por ejemplo. Han visto que en realidad esas palabras son monosilábicas y entonces, según las reglas ortográficas, no se acentúan. A mediados de siglo se le quitó la tilde a “fue” por la misma razón. Salvo por razones de tildes diacríticas ningún monosílabo se acentúa. Con esto se intenta dar coherencia a las propias normas ortográficas ya establecidas y aceptadas.
“Vale, pero es que yo lo pronuncio en hiato, por lo que son dos sílabas…” ¿Pronunciamos en hiato porque realmente la palabra es así, o porque lo vemos escrito como hiato y adaptamos la fonética a la escritura? Para los no “acercados” a la lingüística os digo que lo que prima siempre, siempre, es la lengua oral, no la escrita. La escrita se debe someter a la oral, nunca al contrario.

Cuórum y no quórum. Este cambio sí que no lo entiendo. Siempre entendí que quórum era un cultismo, tanto que conserva la –um final del latín (en la evolución de palabras, es el primer rasgo que pierden). No veo sentido entonces cambiar la q- por una c-, en vez de mantener la forma original.


Y a todos estos cambios hay un “pero”, que los periódicos no están diciendo. Son cambios preferentes no obligatorios. Es decir, si quieres seguir diciendo “i griega” y escribiendo “sólo”, hazlo. No hay ningún problema con eso. Si tienes dudas sobre qué decir o estás redactando un escrito académico, usa la forma preferente. Pero no va a pasar nada si no lo haces en tu vida diaria, en cualquier texto que tengas que hacer.
Salvo el cambio de las palabras monosilábicas, que empiezan a formar parte de la norma anterior y su uso es obligatorio, el resto de los cambios, si no quieres hacerlos, no los hagas.

Con esto, la RAE no está “cediendo ante los canis”, o “simplificando la norma”, ni nada de eso, como tantas veces estoy escuchando estos últimos días. No son cambios para hacer más fácil la ortografía, son para unificarla con la del español de América.
Es más, ni siquiera es una decisión única de la RAE. En todos los cambios han participado académicos de todos los países en los que se habla español, aunque sea la RAE la que edita la gramática y es la que va a aparecer en los “créditos” en grande. Estos cambios que ahora nos afectan a los españoles también les afectan a los americanos, es un esfuerzo para que todos escribamos de la misma manera, ya que hablamos la misma lengua.


Ya alejándome de todo esto, no entiendo el propósito que tiene protestar y enviar reclamaciones a la RAE por todo esto; la decisión no ha sido solo suya y no ha sido fácil. Antes de aceptar las cosas, tienen que exponerse, debatirse y votarse (de ahí la lentitud que los filólogos tanto les reprochamos). Ninguna de estas decisiones se ha tomado a la ligera, está muy pensada y muy debatida entre mucha gente que sabe mucho de lengua.
No entiendo con qué cara una persona que no sabe lo que es la fonología puede reclarmarle a esa gente que una palabra pierda su tilde (cuando esta palabra es monosilábica) o que una letra se llame de manera diferente, solamente porque está acostumbrada a que las cosas sean así. Si se edita una nueva edición de la Gramática (¡¡¡por fin!!!, he de añadir) es porque hay cambios que esa gente, la que más sabe de lengua de entre todos los hablantes nativos y no nativos de esa lengua, piensan que hay que hacerlos.
Creedme, la RAE tiene suficiente trabajo encima ahora como para meterse en percales innecesarios.

Y sin más, me despido. Mañana tendremos clase de Lexicografía y quizás toquemos este tema y tenga que hacer un Anexo a esta entrada, pero no estoy segura.
Quien quiera hacer cualquier apreciación, los comentarios están abiertos a quien lo crea necesario o pertinente. Siempre, como siempre “esto es un blog, no un sms” y educación y esas cosas.






*Esto mismo pasó hace unos años en el gallego. Se intentó recuperar la palabra “Deus” y sustituirla por el castellanismo “Dios”; hoy en día toda nuestra generación hablamos con “Deus” y no con “Dios”. Nos parece lo más normal del mundo, y toda la gente que decía “Dios” sigue diciéndolo sin ningún problema.

5 de noviembre de 2010

Recuerden, recuerden...

Hola, bella dama. Bonita noche, ¿verdad? Perdone mi intromisión. Quizás deseaba pasear. O sólo disfrutar de la vista. No importa. Es hora de que tengamos una charla. Ahh… olvidaba que no nos han presentado. No tengo nombre, llámeme “V”. “Sra Justicia… aquí V”, “V, aquí la señora Justicia”. “Hola, señora Justicia”. “Buenas noches, V”. Ya está, ya nos conocemos. Soy admirador suyo desde hace tiempo. Oh, sé lo que piensa… “El pobre chico está loco por mí…” Lo siento, madame. No es así en absoluto. La admiraba… aunque a distancia. La miraba desde la calle cuando era chico. Le decía a mi padre: “¿Quién es esa dama?”. Y me contestaba, “es la señora Justicia”. Y le decía, “¿No es bonita?”. No es algo físico, sé que no es de esas. No, la amaba como persona. Como ideal. Eso fue hace mucho. Ahora hay alguien más. “¿Qué? ¡V! ¿Me has traicionado por una ramera vanidosa de labios pintados y sonrisa incitante?” ¿Yo? ¡Disiento! ¡Fue tu infidelidad la que me echó en sus brazos! ¡Ah-ha! Te sorprendí, ¿eh? Pensabas que no sabía lo tuyo. Pues lo sé. ¡Lo sé todo! No me sorprendió. Siempre te gustaron los uniformes. “¿Uniformes? No sé de qué me hablas. Tú siempre fuiste el único, V…” ¡Mentirosa! ¡Zorra! ¡Ramera! ¿Niegas que te lanzaste a sus brazos y a sus botas? ¿Te comió la lengua el gato? Eso parece. Te has mostrado por fin. Ya no eres mi justicia, ahora eres su justicia. Te acostaste con otro. ¡Dos pueden jugar a ese juego! “Sniff, ¿quién es ella, V? ¿Cómo se llama?” Se llama Anarquía. ¡Y me ha enseñado más que tú como mujer! Me ha enseñado que la Justicia es inútil sin Libertad. Es honesta. No hace promesas ni las rompe como tú, Jezabel. Me preguntaba por qué no me mirabas a los ojos. Ahora lo sé. Adiós, querida. Me entristecería por nuestra separación, pero ya no eres la mujer que amaba. Aquí tienes un regalo final. Las llamas de la Libertad, que hermosas. Ahh, mi preciosa, Anarquía… “Hasta ahora no conocía tu belleza”.



Photobucket



“Recuerden, recuerden, el 5 de noviembre. Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora para evocarla sin dilación.”

2 de noviembre de 2010

Todas son palabras del Almirante

Esto que sigue son palabras formales del Almirante en su libro de primera navegación y descubrimiento de estas Indias. “Yo”, dice él, “porque nos tuviesen mucha amistad, porque conocí que era gente que mejor se libraría y convertiría a nuestra santa fe con amor que no por fuerza, les di a algunos de ellos unos bonetes colorados y unas cuentas de vidrio que se ponían al pescuezo, y otras cosas muchas de poco valor con las que tuvieron mucho placer y quedaron tan nuestros que era maravilla. Los cuales después venían a las barcas de los navíos donde estábamos nosotros, nadando, y nos traían papagayos e hilo de algodón en ovillos y azagayas y muchas otras cosas, y nos las trocaban por otras cosas que nosotros les dábamos, como cuentecillas de vidrio y cascabeles. En fin, todo tomaban y daban de aquello que tenían de buena voluntad, mas me pareció que era gente muy pobre de todo. Ellos andaban todos desnudos como su madre los parió, y también las mujeres, aunque no vi más que una sola mujer, y todos los que yo vi eran todos hombres, no vi ninguno de edad de más de 30 años, muy bien hechos, de muy hermosos cuerpos y muy buenas caras, los cabellos gruesos casi como colas de caballo y cortos. Los cabellos los traen por encima de las cejas, salvo unos pocos detrás que traen largos, que jamás cortan. Unos se pintan de negro, y ellos son del color de los canarios, ni negros ni blancos, y otros se pintan de blanco y otros de colorado, y otros de lo que sea; y otros se pintan las caras, y otros todo el cuerpo, y otros solo los ojos, y otros solo la nariz. Ellos no traen armas ni las conocen, porque les mostré espadas y las tomaban por el filo y se cortaban por ignorancia. No tienen ningún hierro; sus azagayas son unas varas sin hierro y algunas de ellas tienen al final un diente de pez, y otras de otras cosas. Ellos todos a una mano son de buena estatura de grandeza y buenos gestos, bien hechos. Yo vi a algunos que tenían señales de heridas en sus cuerpos, y les hice señas de qué era aquello, y ellos me mostraron cómo allí venían gente de otras islas que estaban cerca y los querían tomar y se defendían. Y yo creí y creo que aquí vienen de tierra firme a ser tomados como cautivos. Ellos deben ser buenos siervos y de buen ingenio, que veo que muy rápido dicen todo lo que les decía. Y creo que ligeramente se harían cristianos, que me pareció que ninguna secta tenían. Yo placiendo a Nuestro Señor llevaré de aquí al tiempo de mi partida seis a Vuestras Altezas para que aprendan a hablar. Ninguna bestia de ninguna manera vi, salvo papagayos en esta isla.”
Todas son palabras del Almirante.

Cristóbal Colón.
Diario, 11 de octubre de 1492

29 de octubre de 2010

Como decía en esta entrada, estoy intentando formar una biblioteca decente como medio filóloga que soy, y completa que seré en un futuro. Ésta es una lista, que iré modificando con el tiempo, de los libros que quiero conseguir, a modo de reto personal, y de los que voy consiguiendo. Tengo muchos más apuntados en márgenes de apuntes y de folios, que iré incorporando poco a poco.

Como filóloga en formación, dejo las referencias bibliográficas lo más perfectas y precisas que pueda.


Literatura
Ameixeiras, Diego, Dime algo sucio, Xerais (conseguido en la Casa del Libro a finales de julio de 2011)
Ameixeiras, Diego, Asasinato no Consello Nacional, Xerais
Baudelaire, Charles y Gonzalo Navaza (trad.), As flores do mal, Editorial Galaxia (ISBN: 978-84-9865-6)
Carver, Raymond, De qué hablamos cuando hablamos de amor, Anagrama.
Casares, Carlos, Os escuros soños de Clío
Grimm, Jakob y Wilhelm, Cuentos (no busco una edición en concreto, más bien una antología lo más completa posible; todavía no sé qué edición es la que busco). Sé que hay una editorial por ahí que editó todos los cuentos, pero no me convence.
Eco, Humberto, El nombre de la rosa (conseguido el 03/02/2011, El baúl de los Recuerdos, Coruña).
Lindsay, Jeff, Dexter: el oscuro pasajero
Lindsay, Jeff, Querido Dexter
Maupassant, Guy de, y Jose Ramón Monreal (trad.) Cuentos esenciales, Editorial Mondatori (ISBN: 987-84-397-2036-2)
Morre, Alan y David Lloyd, V de Vendetta (estoy pensando en si la quiero en versión original o traducida; también si quiero el libro que engloba toda la historia o los 10 comics que sacaron en los '80)
Orwell, G. Rebelión en la granja.
Palma, Félix J. (ed.), Steampunk. Antología retrofuturista, Fábulas de Albión
Rojas, Fernando de, La Celestina, ed. D. S. Severin, Cátedra. (Conseguido en marzo de 2012 en el Baúl de los Recuerdos en A Coruña; realmente la edición es de la de Crítica)
Rulfo, Juan, El llano en llamas, Cátedra. (Conseguido en marzo de 2012 en "Te lo compro" en A Coruña)
Tsugumi Ōba, Death Note (ya tengo el primer volumen, me faltan los otros 12)
Winchester, Simon, El profesor y el loco, Editorial Debate.

Biblioteca Vampiros
Harris, Charlaine, Muerto hasta el anochecer, Punto de lectura (Conseguido en mayo de 2011 en el Baúl de los Recuerdos, A Coruña. // Vuelto a conseguir a través de La Casa del Libro a principios de agosto de 2011)
Harris, Charlaine, Vivir y morir en Dallas, Punto de lectura. (Conseguido a través de La Casa del Libro a principios de agosto de 2011)
Harris, Charlaine, El club de los muertos, Punto de lectura. (Conseguido a través de La Casa del Libro a principios de agosto de 2011)
Harris, Charlaine, Muerto para el mundo, Punto de lectura (Conseguido a través de La Casa del Libro a principios de agosto de 2011)
Harris, Charlaine, Más muerto que nunca, Punto de lectura (Conseguido a través de La Casa del Libro a principios de agosto de 2011)
Lovecraft y Enrique Alcatena, Bestiario, El Zorro Rojo.
Pizarnik, Alejandra y Santiago Caruso (ilustrador), La condesa sangrienta, El zorro rojo.
Sommer-Bodenburg, Angela, El pequeño vampiro, Alfaguara Infantil.
Stoker, Bram, Drácula (busco una edición de lujo, tapas duras y papel de buena calidad.)
Stoker, Bram y Luis Scafati (ilustrador), Drácula, El zorro rojo.
Zamora, MJ, Vampiros, guía de superviviencia, Editorial Berenice.

No literatura
Benjamin, Walter, (1973) La obra de arte en la era de su reproductividad técnica, Madrid, Taurus.
Berger, J., (2004) Modos de ver, Barcelona, Gustavo Gili.
Forster, E. M., (2003) Aspectos de la novela, Barcelona, Editorial Debate.
Lakoff, George (2007), No pienses en un elefante. Lenguaje y debate político, Madrid, Foro Complutense.
Propp, Vladimir, Morfología del cuento, Madrid, Akal.
Real Academia Española, Diccionario de la lengua española, 23ª edición
Ridgon, Renée y Zabet Steward, Anticraft: knitting, beading and stitching for the slightly sinister (ISBN-13: 978-1-60061-204-6)
Saray, Rebeca, In Requiem, Norma Editorial.
Staforrd, Jennifer, Domiknitrix (ISBN-13: 978-1-58180-853-7)

Biblioteca de una filóloga

Los filólogos por lo normal, mientras van estudiando la carrera, se van haciendo con la bibliografía básica, tanto en literatura como en lingüística (más hacia la literatura). Hasta ahora yo no me puse en serio a crearme mi propia biblioteca porque no sabía si realmente iba a ponerse seria la carrera, y fui tirando de bibliotecas (principalmente la grandísima biblioteca de mi Facultad, lo mejor que tenemos y la mejor dentro de la UDC) y de fotocopias.
Pero estoy en 3º, y más seria no podría ponerse la carrera. Dentro de poco más de año y medio (si Dios quiere) estaré Licenciada. No tengo mi biblioteca a cero, pero la tengo bastante más pobre de lo que me gustaría, tanto de literatura como estudios sobre literatura, o lingüística (soy una de las pocas frikis a las que le gusta la lingüística general).
Tampoco me puse en serio a recopilar libros por el presupuesto que suponen. No puedo gastarme cerca de 200€ en libros por cuatrimestre, porque tengo un alquiler que pagar xD Este cuatrimestre mis compañeros de clase que van a todas las optativas de literatura creo que tenían calculado que si compraban todos los libros en las ediciones recomendadas (la mayor parte es la misma edición que piden en los institutos, Cátedra, que dentro de lo que te encuentras por ahí, es barato) iba a salirles cerca de 170€. Este año, solo para Español Coloquial yo tendría que comprarme un libro que cuesta 26€, más todas las literaturas, por ejemplo. Me da miedo hacer cálculos ya. Prefiero tomármelo con calma e ir comprando y consiguiendo libros poco a poco.
Así que me propuse hacer una lista con los títulos que me gustaría incluir a mi biblioteca. No lo pensé como una “wishlist”, pero David ya dejó caer que le viene muy bien la idea. Es, sobre todo, un recordatorio para mí misma, sobre las obras que tengo que ir consiguiendo para ir formando una estantería digna de una filóloga, sino buena, decente por lo menos.
Poco a poco fue madurando la idea de la lista, y creo que voy también a “registrar” los libros que tengo por casa, del año pasado y del anterior, para acabar teniendo la lista de “ya lo tengo” y la de “pendiente de tener”, o algo así.
También, para los libros que no esté claro de qué tratan (sobre todo de lingüística, no creo que valga de mucho decir de qué trata Cuentos de Edgar Allan Poe, por ejemplo), por curiosidad para quien los pueda leer.
Tengo instalado Ubuntu (todavía no dije nada, pero ayer estuve en una Install Party), y uno de los programas libres que puedes ponerle es un registro bibliográfico propio. Lo leí por encima, y hablaba de Ebooks, pero no sé si se pueden hacer también entradas con libros físicos. Será cosa de probarlo. Pero hacer un registro bibliográfico de todos los libros que tengo es algo que quiero hacer desde pequeña (ya era una friki de aquella…), y creo que lo empecé varias veces, pero no llegué a acabarlo nunca.
Como esta entrada se está quedando bastante larga, la lista la haré en otra, e iré actualizándola conforme vaya anotando más libros y consiguiendo otros. Lo más probable es que para acceder rápido a ella ponga el enlace en la barra lateral y todo eso… e informaré más cuando encuentre programas para hacerme el registro bibliográfico.

Y hablando de cosas bibliográficas… ya salieron las convocatorias de becas para colaboración con las bibliotecas! A rellenar papeles, a entregarlos y a cruzar los dedos para poder tener mi primer trabajo decente, aunque antes tengo que informarme sobre “compatibilidades” con otras becas y así.
Muahahaha!

27 de octubre de 2010

Médicos informáticos

Después de un fin de semana con fiebre y con un dolor de garganta que me amargó no solo los días libres, sino también el concierto de Eluveitie y Korpiklaani (al que no pude ni siquiera ir u.u), me vi forzada a ir por fin al médico.
Llevaba semanas diciendo que tenía que ir, porque mis pastillas para la alergia se me quedaron pequeñas, y es incómodo estar llorando a lágrima viva en clase, sobre todo por si el profesor se asusta. Y ya no tuve excusa, estuviera curada del todo o no el lunes.
No me gusta ir al médico. Demasiados viejos y demasiados quejicas, evito ir salvo que sea totalmente necesario. Mucho menos pasar por Urgencias, como me sugirieron varias personas al enterarse de que llevaba más de 24h sin conseguir bajar de 38 ºC y dolerme la garganta al hablar. Urgencias salvo que me esté muriendo (si es “necesario” paso) no voy. A lo mejor tiene que ver que mi padre trabaja en Urgencias, no sé xD
El viernes me desperté con las amígdalas enormes, de estas veces que bajas la cabeza y te las pillas con la mandíbula. Fui a clase, pensando en que con el tiempo se me pasaría (como se me pasa el dolor de garganta normalmente), pero ya en la primera clase empecé a encontrarme mal. Me salté la siguiente clase, a ver si mejoraba, pero no fue a mejor, y decidí irme para el piso.
Tuve la suerte de que Iris estaba en su piso, y se ofreció a hacerme de comer. Yo solo quería que me encendiese los fogones para hacer una sopa, pero dijo que ya lo hacía todo ella. Estando con ella noté cómo me iba subiendo la fiebre y me iba encontrando mal, y más o menos estuve así hasta la mañana del sábado. Por la tarde vino David a cuidarme un poco, y la pasamos solos en el piso (todos se fueron inesperadamente). Pobriña yo, estuve dolorosa toda la tarde. Y pobriño David, estuve quejándome toda la tarde.
Me desperté el sábado mejor, y estuve más o menos igual todo el domingo. Sobre unos 37 ºC y ya comía normal, y, sobre todo, me apetecía comer sólido. El lunes me desperté bien, pero David ya me había mandado ir al médico, estuviese bien o no. Y el lunes por la mañana no fui a clase, para ir a pedir segunda zona médica, cita y todo eso.
Pese a estar bien el lunes, hoy me desperté otra vez un poco tocada de la garganta. Mientras estaba en clase notaba cómo me volvían a molestar las amígdalas, y aparecía otra vez ese malestar por la espalda de empezar a subir la temperatura. De paso que iba a comentarle lo de la alergia, le decía lo de la garganta.
Hoy martes me tocó ir al médico. Es la tercera vez que voy al médico (desgraciadamente) desde que se empezó a informatizar la Sanidad. Y no son mis penas las que me llevan a escribir hoy, es

me cago en la Sanidad informatizada

Desde hace unos meses se está implantando la receta electrónica, los historiales en línea para todos los médicos, y los ordenadores dentro de la propia consulta. Y me cago en todo. De las tres veces que fui, fueron tres médicos diferentes (uno mi médico de cabecera, otro uno de Urgencias –fue cuando todavía no sabía lo de las zonas médicas-, y otro el de hoy), y solamente me sentí atendida por uno de ellos. Los otros dos, entre que todavía no saben manejar el programa, los fallos continuos que da el programa y que los médicos actuales no son de la generación de la informática, y la mayor parte no tienen ni idea de mecanografía o de escribir en qwerty… de los 10 minutos que estás en la consulta, solo 3 tienes la atención del médico.
No sé si es que tengo un gran médico de cabecera, pero cuando estoy enferma y me dan medicación, estoy acostumbrada a que me digan qué tengo, qué me dan y cómo se toma, como mínimo. De las dos veces que me atendieron con ordenador de por medio, me miraron, hicieron ajá ajá, se pasaron 5 minutos escribiendo a ordenador con un dedo con sonidos de error de Windows de fondo y me mandaron a la farmacia.
Y ahora, por ejemplo, tengo que tomar antibióticos, y no sé por qué. No sé si tengo las amígdalas un poco inflamadas, si tengo placas o solo me los dio para despacharme (entraron en la consulta antes que yo muchos pesados). No me preocuparía si no fuese porque desde Semana Santa ya llevo dos tantas de antibióticos.

Me da muchísima rabia. Odio estar delante del médico y que él esté hablando solo con el ordenador, y yo escuchando teclear, y sentirme ignorada. Los médicos no tienen formación o práctica con el programa del Sergas, que da más fallos que Windows 98. Mientras no cogen la destreza necesaria, el programa no empieza a funcionar como debería o lo que sea, odio tener que ir a una consulta y sentirme idiota. Me siento sustituida por un ordenador que da fallos, que lo que yo tengo es menos importante, o que no merece atención. Y sobre todo, la falta de comunicación. Sentarme, callada, y mirar. Hoy no tuvo que preguntarme qué antiinflamatorio tomaba, porque ya lo ponía el ordenador, y aunque sea una tontería, me siento, eso, “sustituida”. Es incómodo estar en la consulta con cara de tonta o de fiebre y en silencio.

Esperemos que no dure demasiado esta época y que esto se acabe de modernizar pronto…

22 de octubre de 2010

De cómo empiezo en la fotografía en serio

Seguro que ya hablé alguna vez aquí de Noitenova. Da igual, lo repito.
Noitenova es una iniciativa propuesta supongo que por el concello de Coruña, pero no estoy segura, en la que diferentes asociaciones y colectivos de Coruña organizan actividades y talleres gratuitos para gente de entre 14 y 30 años en las tardes-noches de Coruña. Hay de todo, desde proyecciones de cine, “los cuidados básicos de la bicicleta”, las salidas a ver las estrellas a las que nunca conseguí ir, y talleres de manualidades.
En esta edición de octubre-noviembre-diciembre (cada vez hay más cosas y duran más tiempo) vi que ofertaban un curso que no había visto antes: iniciación a la fotografía digital. Llevo un tiempo interesándome por la fotografía, sobre todo después de ver la calidad que tiene mi compacta y de quedarme a nada de comprarme la réflex analógica en Espinho este verano. Estuve durante un tiempo buscando mini cursos o trucos para ir aprendiendo a manejar una réflex por internet, pero lo único que saqué en claro es que no sirvo para autodidacta, necesito un profesor que me guíe.
Hace un tiempo que noté que mi cámara compacta, por muy buenas fotos que sacase, se me quedaba pequeña. También fue sobre todo después de tener la réflex de Espinho en la mano. Me di cuenta de que quiero experimentar con una cámara más grande, quiero “subir de nivel”.
Y este curso me iba a poner en bandeja darme cuenta de si una réflex es demasiado para mí o enseñarme lo básico para poder empezar a desenvolverme una. Desde luego, no quiero ser una de esas que se compran la réflex para no salir del modo automático; para eso tengo la compacta (me estoy acordando de varias chicas del curso que decían que tenían la réflex pero realmente no sabían usarla; a una de ellas nos la encontramos en Sôber con su Nikon de 700€ en la mano, metros por detrás de nosotros). Para subir de compacta a réflex (en el curso, soy la única en esta situación, el resto quiere sacarle más partido a la compacta o aprender a salir del modo automático en la réflex).y como me demostré más de mil veces que no sirvo para aprender yo sola, este curso era perfecto.
Son cinco sesiones, una por viernes, durante cinco viernes seguidos. Por profesor un tío que es una pasada, Jairo Iglesias. La primera sesión la tuvimos la semana pasada (cosas básicas de la cámara: desde las partes que tiene una cámara hasta qué pasa si cerramos el diafragma pero no bajamos la velocidad del obturador), y las dos últimas quiere salir a hacer excursión a hacer fotos con lo que hemos aprendido. Se imparte el curso en un edificio de la obra social de Caixa Galicia, creo que le dijeron que con las fotos que hagamos durante el curso montemos una pequeña exposición, supongo que para el local.
Hoy toca la siguiente sesión. Estoy enferma y no voy a poder ir. Estoy mal de la garganta, sospecho que tengo fiebre y tal, así que le acabo de mandar un mail al profesor para que me pase el temario de hoy, y poder preparármelo para la próxima semana.


Y ahora el momento paja mental: cómo molaría tener una buena cámara, un pase de prensa (puedo conseguirlo, esta vez verdadero, y no creo que me lleve mucho esfuerzo) y especializarme en fotografías de conciertos. Cómo molaría.

21 de octubre de 2010

Mis tesoros

Lo sé, ha pasado casi una semana y es imposible que siga flipando por el concierto del sábado. Parece imposible, pero no lo es, porque sigo viendo las fotos, pensando en las canciones, escuchándolas (el otro día me puse la discografía en una tarde, desde Torcidos hasta las nuevas de De aquí a la eternidad), y sigo sintiendo gusanitos en el estómago, y me quedo mirando para las paredes como una estúpida. Si hasta actualicé el fotolog… xD
Entre eso, que no tengo realmente otra cosa que contar, y que con el formateo estuve buscando música para volver a descargarla, el photoshop y tal, estoy totalmente desaparecida del blog. Sigo leyendo, pero no acabo de decidirme a escribir en el mío. Otra entrada dando la brasa con Sôber? Vaya pesada estoy hecha.

Pero es que me quedaban unas cositas por enseñar que no fueron el concierto en sí.

Photobucket


Lo primero, los discos firmados. El de Torcidos es mío (si soy sincera, me lo encontré un día de oferta ofertísima en el Carrefour y me lo llevé a casa pensando “tiene que ser suyo, pero ¿cómo no lo conozco entonces?”, y efectivamente, eran ellos, unos 15 años más jóvenes xD). Tiene pequeños tesoros ahí dentro por sí mismo. Ahora, además, tiene la firma de Jorge en el propio CD, y la de Carlos dentro del libreto, encima de las canciones, además de sus sendas expresiones de sorpresa al encontrarse semejante cosa tantos años después xD
El otro disco es un regalo de Navidad que le hice a David al poco de empezar a estar juntos, el Paradÿsso. Tiene montadas las firmas de Carlos y de Jorge también, porque a Antonio no hubo quien lo pillara y Manu estaba siendo atacado por un grupo de groupies (valga la rebuznancia, sobre todo las de ellas) y así que vio un hueco se escaqueó al backstage.

Photobucket


Lo siguiente, son mis primeras púas “buenas”. Son las de Antonio, que, ventajas de estar todo el rato en el concierto a sus pies, vimos caer como unas 20 púas a lo largo del concierto. Tanto David, como Iris y yo llevamos 2 púas cada uno para casa. Las de Jorge ni las vimos, las baquetas se fueron a las filas de en medio, y las de Carlos las vimos pero no pudimos llegar a cogerlas, y eso que tiró dos por nuestra zona.
Son las primeras púas que recojo en un concierto, y me encantan. La foto no es muy allá porque la cámara no me quería enfocar de cerca y tuve que hacerla desde lejos y luego acercar… un Cristo. Ahí están, una por cada cara, son iguales las dos. Preciosas, y bien guardadas desde ya.

Photobucket


Y para acabar, mis nuevas camisetas. No estaban caras, aunque tampoco baratas, pero eran de mi talla. Estaban a un precio que para las tiendas de camisetas de grupos es algo bajo (sobre todo la azul, la de Reddo), pero es muy caro para Inditex. Y es la primera vez que me encuentro que un grupo vende camisetas de mi talla, y que incluso tiene modelos de mujer. Por fin! También es la primera vez que en una camiseta de éstas no tengo que coger la talla más pequeña; en las de Reddo todavía había una talla más pequeña. Son de estas camisetas de etiqueta de frutas, y van talladas por años. Yo tengo la 7-8 años xD Me hizo gracia el tío encargado del merch, cuando le pregunté por tallas me dijo “depende de si quieres que te quede más ajustada o menos… también tenemos XS” xD

Y para terminar con un octubre que solo me dio el 50% de los conciertos que me prometió, las entradas para Eluveitie y Korpiklaani. No espero saberme canciones o aprendérmelas a estas alturas, y menos en suizo antiguo o finlandés, pero sí pasar una fiesta tremenda, y ver a dos grupos que dudo que vuelvan a pasarse por aquí.

Photobucket




Hasta mañana, que tengo pensada entrada ya.