28 de abril de 2010

Más fotos

Está empezando a salir el sol, y las ganas de salir con la cámara y pasar el rato no hacían más que ir en aumento. Así que me la llevé a clase y durante el tiempo que tenemos libre desde las clases de la mañana hasta las de la tarde, después de comer, me di una vuelta por los alrededores de mi Facultad.
Pero antes, hay un par de fotos más que quiero enseñar. Con el perdón de Iria y todos los fotógrafos que puedan llegar a leer mi blog xD

Esta es de ayer, que estaba haciendo la comida, vi lo bonito que era y tuve que hacerle una foto. Me dio pena echarle la salsa por encima y cargarme el color, pero lo rico que estaba lo compensó xD
El bol negro me lo consiguió David comprando dos paquetes de patatas Lays Gourmet, creo. Es precioso, de plástico, así que no se rompe y es ligero xD Me encanta cómo queda la comida sobre platos negros, cuando tenga mi casa voy a comprarme un montón.

Photobucket



Estas son de mi nueva falda *-* Hacía tiempo que quería probar cómo me quedaba con el corset que cogí en Zara hace unos meses, y queda mucho mejor de lo que hubiera esperado. Parece un vestido, no dos prendas separadas. Además, se nota que sigo adelgazando y el corset me va apretando menos. Ahora tengo que encontrar un sujetador que se adapte a la copa del corset y no se vea...
El corset también se ve mucho más aquí que en la otra foto que había publicado. Es precioso, todavía, cada vez que lo veo, me pregunto cómo puede ser tan bonito xD

Photobucket
Photobucket

Corset de Zara, falda de H&M

Y por último, voy a demostrar lo que llevo diciendo de mi Facultad desde el día que hice la matrícula para primero. Estudiamos en el medio del monte. Mi Facultad queda saliendo de la ciudad, internándose en el monte, rodeado de aldeas al más estilo rural profundo (o casi). Hace tiempo había puesto fotos de las otras Facultades, y más o menos están en un ambiente no-tan-monte, pero Filología es especial (o marginada, como quiera verse).
Las fotos las hice después de comer en el campus de abajo, mientras subía a mi Facultad. Hay otro camino, por la acera que va a la par de la carretera, y normalmente es más cómodo ir por allí, y por donde normalmente voy. Llegué arriba sudando y sin aliento.
Tengo más fotos, pero para no cargar mucho esto y porque las otras no me gustaron demasiado, solo dejo estas. Casualmente son todas del camino-escaleras que hay construido con lo que me parecen traviesas de vía de tren recicladas y diferentes caminos en desuso que supongo que pretendían ser un paseo bonito.

Photobucket
Photobucket
Photobucket


Bueno, quizás en realidad no sea tanto monte y haya elegido vistas en las que no se vea ningún edificio. Pero el pedacito de monte está ahí, con sus bichos, sus pájaros y sus (como no) eucaliptos.

Tengo entradas más serias y tochas en la cabeza, a ver si las doy desarrollado y voy publicando.

Haciendo un corto de cine, Vol.IV: Grabamos

Ayer quedamos para grabar el corto. No hubo quien me trajera desde mi casa a Coruña, así que a las 8 en pie y a coger el primer bus (en realidad el segundo). Llegué a Coruña dos horas más tarde, agarrotada, medio despejada y medio muerta de sueño y con la cabeza como un bombo.
Habíamos quedado en un principio a las 11 menos cuarto, pero me avisaron la noche anterior de que al final quedábamos a las 10 en el Telepizza de Matogrande, que no sabía dónde estaba (“cuando llegue, investigo”). Al poco de llegar en Coruña me mandaron un sms diciéndome que estaban en un bar, cuando llegase me daban señas. Llamé, me dieron las señas, no me enteré de nada, fui por donde quise, y al final me tuvieron que venir a buscar porque no me daba encontrado.
Al poco nos fuimos para el local donde habían quedado con la señora. Nos recibieron todos muy contentos y muy ilusionados por ir a grabar allí. Hablamos un rato con la señora mientras yo me peleaba con el trípode (era la única que sabía cómo manejarlo, y no era mío, alguien lo trajo a ciegas) y con la cámara, de estas primeras con pantalla de LCD pero que todavía graban en cinta, con mil botones diferentes, tampoco mía. Ahí pasé un rato probando encuadres y tal, y cuando estaba todo listo, la señora se cambió de sitio xD Volví a ajustar la cámara y empezamos a rodar.
La idea era grabar el discurso de la mujer (nos dijo que no quería que le llamáramos “señora”, que no era ni vieja ni nunca se había casado) sobre lo que tuviera que contarnos, ayudada con unas preguntas que le iríamos haciendo para que se soltase, y luego editar el vídeo para que solo hablase ella, sin nuestra participación. Yo creo que quedó bastante bien, ella lo hizo genial, aunque dijese que estaba nerviosa. Tenemos que ver cómo queda montado, qué partes usamos y cuáles no (hay algunas que claramente ).
20 minutos de cinta, no sé en cuánto quedarán después. Yo creo que con unos 10 queda de sobra, aunque la verdad, porque se podría hacer largo, porque todo lo que contó es interesante. Tenemos que hacer unas pequeñas tomas por la ciudad adelante en los próximos días, pero no creo que supongan un problema, ni para grabar, ni para montar, ni en largo de vídeo.

Ahora me gusta el corto más que nunca. Sobre todo por la ilusión que le hacía a ella, que no paraba de presumir de nosotros. “Vienen a grabarme, son universitarios, es para un trabajo!”. Se lo dijo varias veces a la gente que estaba allí, y también a cada uno que pasaba. Me sigue haciendo ilusión por la nota, claro, y por ser mi primer corto, después de haber ganado un concurso de guiones y nunca llegar a rodarse mi guión. Ahora también me hace ilusión por ella. Quiero que salga bien no ya por mi nota, sino porque le guste a ella, que tenga algo que vaya a guardar y que cuando se lo enseñe a todas las personas y asociaciones que nos dijo que iba a enseñar el corto, se sienta contenta y les guste.
Ahora estamos buscando música. Tenemos una canción en mente, pero tiene derechos de autor y estoy casi segura de que el profesor no nos va a dejar usarla (tiene miedo de la SGAE, eso es porque no me conoce xD). Así que seguiremos buscando hasta que algo pueda ponerse de fondo, si es que al final no nos gusta sin nada de fondo.

Eso es todo sobre nuestra grabación: pusimos la cámara fija, le dimos cuerda, la señora habló sobre todo lo que quiso, y lo gordo del corto ya está hecho. Supongo que ahora haremos alguna clase de guión, sobre cómo vamos a ordenar sus respuestas y demás cosas que añadamos al corto (pido aparecer en los créditos como “operaria de cámara” xD), pero eso ya se verá después de hablar mañana con el profesor.

25 de abril de 2010

True Blood: I wanna do bad things to you

Hace dos años que los vampiros salieron del ataúd, es decir, del armario. Una empresa japonesa ha inventado una sangre sintética que puede sustituir a la humana en su alimentación, True Blood le llaman. Los vampiros ya no tienen que matar para sobrevivir, así que empiezan a luchar por una vida de cara al público, por sus derechos y por la igualdad con los humanos. Que se deje de tratarlos como a salvajes porque ya pueden convivir pacíficamente con los humanos.
Frente a esto, hay opiniones muy diferentes entre los humanos. Los hay que apuestan por su integración y están de acuerdo en que obtengan sus derechos legales, están los fanáticos religiosos que creen que son criaturas del demonio y que aquél que no luche por su exterminación irá al Infierno, los que piensan que después de todo son peligrosos y los que les da igual, los veletas. También no todos los vampiros están de acuerdo en dejar de alimentarse de humanos y empezar a “portarse bien”.
En este ambiente se sitúa la historia. En Bon Temps, un pequeño pueblo de paletos del sur de EEUU, aparece de improvisto uno de los vampiros que luchan por la igualdad.

True Blood no es la típica historia de vampiros. No es la típica historia de amor humano-vampiro. Tiene muchas cosas típicas, pero por cada una de ellas, tiene una novedad y algo diferente a lo que se suele ver. La manera de tratar a los vampiros, con todos los matices y una personalidad completa, las tramas, los temas nuevos que introducen, los personajes tan reales que incorporan, el resto de elementos mitológicos… aunque más que la historia en sí, es la manera de llevar la historia.
No es la historia de Sookie y Bill, no es la historia de un triángulo amoroso, no es la historia de Tara, de Sam, de Jason, ni es la historia del Merlotte’s. Es la historia de Bon Temps al completo. Hay unos protagonistas, pero la historia abarca la de todo el pueblo. La de Arlene y René, la de Lafayette, la de Hoyt y su madre y las amigas de su madre, la de Terry (un veterano de Irak que juraría que está inspirado en el personaje amigo del Gran Lebowsky), la de Andy y los policías, la de Jessica y la de Eric. Es la historia de todos ellos. Es una historia completa, muy pensada, retorcida, y con tantos detalles que no podría resumirla. Solamente me atrevo a presentarla.
La manera en la que se lleva la historia en la pantalla también es diferente. No hay tapujos, y si un vampiro muerde a un humano, ten por seguro que vas a ver mucha sangre. Los vampiros no son escrupulosos, así que los humanos que vemos la serie nos tenemos que joder y ver todas las cochinadas que hacen. Así como no se trapa la sangre, las heridas o las tripas (que las hay) tampoco se trapa el sexo humano-vampiro, que lo hay, y mucho. La única serie que haya visto y que muestre el sexo de una manera tan abierta y natural quizás es Californication. Tiene momentos de suspense, momentos de ternura, momentos de amor, y muchos, muchos momentos de una lujuria morbosa y descontrolada.

No leer aquí si no se ha visto la serie, posibles spoilers.

Photobucket


Otra de las cosas que más me gustan de la serie es cómo están planteados los personajes. Los de los vampiros sobre todo. En Bill es en quien más se ve, pero todos tienen más o menos las mismas características. Son animales, tienen su parte salvaje e impulsiva, pero no dejan de lado su parte racional. Tienen una jerarquía de lealtad y obediencia muy marcada y muy rígida, casi ninguno se atreverá a romper sus leyes conscientemente. Dentro de su fuerza y carácter animal, ni siquiera Pam pierde un poco de su humanidad, y algunos muestran una desesperanza, un hastío del mundo y de vivir que se diría que más propio de personas que de vampiros; se pueden llegar a mostrar débiles. Luego hay vampiros que tienen un “algo” que me inspira una ternura inmensa, como solo la sentí con Topher en los dos epitafios. La ternura de Bill está muy al descubierto, pero desde el primer momento me dio la impresión de que Eric no estaba tan vacío como quería aparentar.
La caracterización del pueblo en general está muy lograda. Han conseguido crear un pueblo entero, con un pensamiento y comportamiento general, pero con los personajes muy personales y diferenciados entre sí. Y no solo eso, sino que prácticamente cada uno de esos personajes podría vivir en realidad en un pueblo así, incluso en cualquier pueblo. Todos conocemos a un Hoyt, o a una Arlene, incluso a una Jessica en sus primeros capítulos, buena por delante y zorra por detrás.
El ambiente sureño country te deja conocer al pueblo desde el primer capítulo e integrarte con los personajes. Eso, junto a la ternura e inocencia de Bill, que, personalmente, me enamoró desde el primer capítulo. El misterio y el silencio que guarda Sam, y el suspense que se guarda prácticamente toda la serie, primero con los asesinatos, luego con Maryann… La serie engancha desde el primer momento, y va enlazando tramas con tramas de manera que no hay un parón y un nuevo principio que pueda dar la sensación de ser una segunda serie con los mismos personajes. Es más, si no recuerdo, la primera escena de la segunda temporada continúa la última de la primera, de manera que se puede ver todo seguido sin notar diferencia.
A todo esto, y no puedo dejar de mencionarlo, hay que sumarle una de las introducciones más bonitas que he visto en una serie.




Esta serie me tiene enganchada, enamorada y colgada. Damos gracias de que es de la HBO y tiene confirmadas cuatro temporadas (emitidas dos, en junio de este año empieza la tercera) y no es de la FOX. La tercera empieza a emitirse este junio. Que llegue pronto.

23 de abril de 2010

Haciendo un corto de cine, Vol III: el proyecto se consolida

Por fin se asientan las cosas con el corto.

Lo último que habíamos acordado en relación al corto era que querían hacer un reportaje sobre grupos marginales. El chico que tenemos en el grupo dijo que tenía una amiga haciendo prácticas de algo de ayuda social, y que podía decirnos por dónde movernos y con quién hablar. La chica le dijo que hay sitios donde directamente no se puede entrar, pero nos dio un nombre de una persona que nos podía ayudar a encontrar a alguien que sí pudiera y quisiera hablar con nosotros.
Se contactó con esa persona y nos dijo que conocía a una directora de una asociación o centro (no sé exactamente qué es) exdrogadicta, y que nunca tenía problema por hablar con nadie, con compartir su historia para lo que hiciera falta.
Así se lo contamos al profesor, y se empezó a hacer de nuevo pajas mentales sobre cómo podría ser el corto. Después de pensar, decidimos que lo más bonito-artístico y menos periodístico sería grabar a la señora contando su historia (darle pie nosotros con alguna pregunta) e intercalar por el medio pequeñas grabaciones de la calle y la vida cotidiana. Muy poético todo xD
El guión planteado de esa manera me gusta mucho más que el reportaje de callejeros.

Este miércoles, que yo tenía que ir al Centro de Salud a que me miraran el pie (“muy bien, vuelve la semana próxima) los de mi clase quedaron con la señora esa en el centro-asociación. Hablaron con ella, y no tiene ningún problema en que se le grabe. También parece ser que todos fueron muy amables y muy habladores. Me contaron por encima, pero decían algo de un bebé y de que se fumaron unos cigarros y… no me enteré de mucho más.
Quedamos con la señora (yo también tengo que ir xD) este lunes a las 11 de la mañana, para grabar. Supongo que aprovecharemos la cámara y lo que nos quede de día (es festivo en mi Facultad, no tenemos clase) para grabar parte de esas escenas que vamos a intercalar. A ver qué sale. Mientras, quedamos en que durante el fin de semana prepararemos unas dos preguntas por persona para darle charla. Aunque parece ser que es bastante habladora y para 10 minutos totales de corto (creo que grabaremos una media hora-una hora en total) van a sobrar xD

Ahora, que el lunes pueda estar en Coruña, que ya contaré posiblemente el sábado, pero tengo los horarios complicados este fin de semana.

19 de abril de 2010

No hubo estrellas

Al final el sábado no hubo excursión a las estrellas. Después de una semana de sol y de andar en manga corta, de temperaturas muy buenas y agradables, de olvidar los jerseys… el sábado se cubre y empieza a llover.
Ya el jueves, antes de entrar a una conferencia en la que me dormí a lo bestia, por las ventanas de la Facultad vi unas nubes oscuras y densas, de estas que dan miedo. Al salir de la conferencia había llovido y seguía lloviendo. El viernes más o menos se mantuvo, cubriéndose hacia la noche, y el sábado cuando desperté hacía sol, a la hora de la comida llovió, y luego hizo más sol.
Le obligué a David a llevar unos horarios más o menos razonables para poder tener tiempo de sobra para pasar por mi piso a abrigarme, a coger mantas y así antes de ir para el Fórum, donde nos cogería el bus de la excursión, y más o menos a las 3 de la tarde recibimos los dos un mensaje diciendo que se cancelaba la salida por el mal tiempo. Al igual que hace más de un año, a unas pocas horas de salir a coger el bus, se estropea todo.
Me hacía ilusión, muchísima. Creí que a la tercera conseguiríamos ir, pero parecí olvidarme de que esto es Galicia y no puedes contar con organizar algo al aire libre, porque las posibilidades de que se ponga a llover son siempre muy altas, sea febrero o sea agosto. Algunos ya están aprendiendo y los conciertos se hacen bajo una carpa, por lo que pueda pasar. Pero no se pueden ver las estrellas bajo una carpa, como es lógico, no podríamos refugiarnos en ningún sitio.
Así que ahora solo hay que esperar a que en verano salga una nueva programación de Noitenova y que los del planetario no se hayan cansado de organizar cosas para luego tener que suspenderlas y en julio haya suerte y no llueva.

Como compensación a las fotos prometidas que no pude sacar, os dejo uno de los fenómenos astronómicos más espectaculares, aunque la foto me la haya dado Google. Unas luces del norte para vosotros.

Photobucket


Aquí seguiré esperando y apuntándome, hasta que tenga suerte.

16 de abril de 2010

Desconectada

El otro día tuve un momento de debilidad. Llevo días pensando en muchas cosas, todas malas, dándole vueltas a demasiadas cosas, y cada vez sintiéndome más y más débil y con menos fuerzas. El fin de curso se acerca y todavía no reconozco a profesores como la nueva de Morfología o el de Historia del español. Cada día me acuesto más tarde y tengo menos ganas de salir de la cama por la mañana. Asisto a las clases de la tarde porque si como en la cafetería de la Facultad no tengo que cocinar… y de paso me quedo a clase. Dejo de entregar trabajos porque no siento que vaya a hacerlos bien y tampoco me apetece esforzarme. El tiempo que no estoy en la Facultad lo paso sentada en mi cama, en silencio, escuchando música o viendo series. Si escucho ruidos por el piso prefiero morir de hambre a enfrentarme a mis compañeros. Cada día tengo menos ganas de encontrármelos, preferiría vivir sola a tener a dos fantasmas y medio vagando por la casa y amargándome día a día.
Muchas cosas que se van acumulando. Y exploté.
Decidí que junio está demasiado cerca, y que perder un curso que no tendría que perder significaría aliarme con Bolonia (cosa que no estoy dispuesta a hacer), o acabar en Santiago o en algún otro país donde los estudios universitarios no sean una especie de bachillerato vol.II, en algún momento de mi carrera, otra cosa que no estoy dispuesta a hacer.
Todavía tengo tiempo. Si quiero cambiar tal y como me está yendo el curso, puedo hacerlo. Con dolor de orgullo pediré toda clase de apuntes a los de clase, volveré a madrugar por mucho sueño que tenga, e intentaré no pensar mal sobre las madres de mis profesores. Voy a retomar las lecturas obligatorias, llegar hasta donde pueda, y en septiembre tener, con suerte, solo Literatura III, y que no se le sume Literatura IV o Sintaxis.
Quiero tener tiempo para mí, para desconectar de las clases cuando vuelva a ellas al 100%, para hacer cosas de clase o para pensar en lo que quiera. Lo último que me apetece hacer cuando tenga tiempo libre es ejercer de psicóloga (y con perdón de todos los posibles psicólogos que me lean) de gratis. Quiero dejar de preocuparme por elegir las palabras que le escribo a gente que llamaba amigos para no herirlos o para no empezar una nueva pelea de celos entre dos de estos amigos o más.
Eso significa dejar de lado definitivamente el foro de EuropaFM, y por extensión, todos los foros que seguía. El Rincón seguirá ahí porque no es esa clase de foro social, ni hay esa clase de gente dentro, o por lo menos no tienen esa clase de relación conmigo. Dejar el foro no significa dejar a todos los anónimos que me recuerdan día a día la mala persona que soy por usar un recurso retórico que jamás entendieron ni se preocuparán por entender como es la ironía; sino que implica dejar a toda la gente que conocí de esa manera también de lado. Los que me llaman amiga y los que me llaman de otras maneras, para bien o para mal.
Al tomar esta decisión me di cuenta que no podía llamarlos amigos. No me dio pena. Es más, sentí un alivio que no quería reconocer por no tener que estar pendiente cada día de ellos, de lo que les pasase y de los nuevos problemas que pudieran tener, para estar ahí y sacarle las castañas del fuego o ser un nuevo paño de lágrimas. No eran mis amigos, eran mis pacientes, mis hijos o mis… pobriños. No lo sé. Y para ellos no era una amiga, o por lo menos no para los más cercanos, sino… alguien de quien dependían, de alguna u otra manera. Eso no es un amigo, no sé cómo se llama, pero un amigo no es, desde luego.
No me dio pena, no. Me dio pena cuando tuve que renunciar a los flooders después de demostrarme que, efectivamente, no eran la clase de amigos que creía que eran. Me siento indiferente frente a este foro y su gente, sinceramente. Estoy cansada de estar pendiente de todo el mundo, de sentirme casi la única persona responsable en el mundo y de sentir que yo tengo que educar a los niños ya que sus padres no lo hicieron. También estoy cansada de que se me pida consejo para luego no seguirlo, o de tener que aguantar día a día los mismos problemas sin querer ponerles solución, y cuando yo tengo un problema, no se me haga caso. Eso no son amigos, son parásitos. Si se me pagase seguro que podrían ser pacientes.
Quiero volver a tener tiempo libre para mí sin estar pendiente del msn, del foro o de lo que sea. Quiero viciarme como nunca a los juegos del Facebook, retomar la literatura, no dejar abandonado por tantos meses el Rincón, volver a leer… hacer lo que hacía antes. Reunir fuerza y confianza en mí misma para poder llegar a final de curso sin problemas ajenos en la cabeza, con tiempo libre para descansar y esas cosas.
El piso no lo puedo cambiar. No por lo menos hasta que acabe el contrato, porque estoy dispuesta a irme. No me importa lo que me diga mi padre sobre mis convivencias problemáticas, porque de esta gente no quiero volver a saber más. De Jc sí, porque parece ser la única persona un poco normal aquí dentro. Le estoy cogiendo tanta manía a Lc que solamente escuchar en otro sitio su acento pijo de aldea y su tono “yo soy más importante que tú” (a lo mejor ni siquiera es así) ya me cabrea y me pone de malas. Sin contar con la risa falsa y forzada del otro, que taladra la puerta de mi habitación cada vez que sale de la suya.
Es lo mismo que con la autoescuela: quizás sea así o no lo sea, pero por dentro lo siento así, y no soy capaz de cambiarlo.

Las clases y el piso no puedo cambiarlos. Mi tiempo libre sí, y voy a hacerlo. Escribiendo esto estoy dando ya demasiadas explicaciones, cosa que no debería hacer, soy consciente. Si en la entrada anterior decía que las enfermeras me iban a reñir, en este caso mi novio es el que me va a reñir.
Pero no puedo seguir así, Él mismo me dijo que llevaba días viéndome apagada, distraída, callada, y por momentos más agresiva que de costumbre. Es cierto, son muchas cosas fluyendo por dentro, y tengo que cortarlas. Y voy a hacerlo.
Me pasó lo de siempre: me pongo a descender en picado durante unos días, exploto, y luego resurjo cargada de rabia y de indiferencia. Ya tuve mi momento triste y de debilidad. Ahora lo máximo que puede pasarme es enfadarme, una vez más.

Por cierto, para los que se den por aludidos y que parecieron no entender el mensaje de mi estado de Tuenti: DEJADME EN PAZ. No quiero más mensajes privados, ni más agregarme con cuentas secundarias al msn para hablar conmigo, ni más firmas en el blog, ni MUCHO MENOS mensajes al móvil, cuando fui MUY CLARA CON QUE MI NÚMERO NO SE TOCA, ESPECIALMENTE CUANDO NO LO HE DADO YO.
Por lo menos sabéis por qué quiero irme y con qué razón os voy a borrar de Tuenti, Facebook y así. Llevo meses aguantando a toda clase de gente, y eso os incluye a vosotros. Estoy cansada de atender solo a los sentimientos de otras personas, y llegó el momento de atender solo a los míos, no me importa cómo siente esto. Soy una persona horrible, lo sé, egoísta, altiva, soberbia y no hay nada que se me haya dicho que fuera mentira. Los Invitados tenían razón, todos. Pero, por una vez, quiero mirar solo por mí. E irme es lo que tengo que hacer.


Por cierto, llevo un par de días muy desconectada del mundo virtual. Conecté mi portátil desde la Facultad y creo que se desconfiguró o se cambió algo, porque me localiza línea pero no acaba de conectar (el famoso “acceso solo local”). Tenía la entrada esta preparada para publicar desde la Facultad ya que tenía que acercarme un momento, pero tal y como se fue Internet, volvió. No sé si se habrá configurado solo o simplemente me está tocando las narices.
El caso es que ahí está de nuevo, y por lo que marca el jdownloader, a la velocidad de siempre xD



Una vez más, cuando yo no podía describir lo que me pasaba, Aitor me sorprende cantándomelo al oído. Coplas de negra inquietud siempre me había gustado, pero creo que nunca la acabé de entender. Y el otro día, en el autobús, acumulando rabia después de explotar, él fue más claro que nunca:






Algo te ha debido pasar que te has equivocado
Algo te ha obligado a pensar y no has pensado
Algo te va a hacer reaccionar, que te has creído
Que tu miedo nos e puede notar
Estás perdido, pues

No llegas a ser lo que quieres, joder
Deberás de hacer los deberes
Que tú en vez de vivir como un hombre
Vives como un pez y por la boca te mueres
Deberás superar las barreras pero
Barrieron tu culo hasta la hoguera y claro
Debiste de dejar de ladrar y empezar a morder
para estar con los tipos malos

No llegas a ver las fronteras
Que ciegos más ciegos que tú dibujaron
Pues tu ego supera los egos
De aquellos que fueron y no regresaron
No quieres hacer lo que puedes pero
Pretendes enseñar lo que sabes y va ves
Que no puedes abrir este cerrojo
Y entrar a tu antojo sin tener las llaves

Algo te ha debido pasar que te has equivocado
Y algo te ha obligado a pensar y no has pensado
Que dudando nunca llegas
Y que no sirve poner pegas
Y que detrás de cada error estás tú

Traen los vientos junto con el frío
Coplas de tu juventud
Van rellenando de duda el vacío
Coplas de negra inquietud

No vas a volver dónde estabas por más
Que muevas la ficha que muevas
No darás la talla que dabas
O acaso pensabas que caería la breva
No llegarás dónde llegabas pues tú
Pretendes llegar más arriba
Jamás ya andarás lo que andabas
Tú para y espera que llega la criba

Pretendes hacer lo que debes
Viviendo al mismo ritmo que vives
Viendo por dónde te mueves
Va a ser difícil que los esquives
Veremos a ver en qué te escudas
Están esperando tu descuido
Veremos si entonces puedes
Hacer las cosas como es debido

Vienen los aires y te mueres de frío
No te queda ni salud
Paras y sudas en un mar de dudas
Coplas de negra inquietud

14 de abril de 2010

De médico en médico, de flor en flor.

Entrada no apta para hipocondríacos, histéricos, grimosos y escrupulosos.


Cuando era pequeña, tenía un libro con un cuento que me encantaba. No me acuerdo de qué iba, solo recuerdo la frase “de penca en penca, de flor en flor”. Sé que eso lo decía cada vez que el protagonista subía por una planta gigante para ir a encima de las nubes, o algo así. Sé que no era el cuento de las judías mágicas, porque ese lo descubrí con Mickey Mouse y ya conocía el otro cuento de antes xD
Cada vez que me leían el cuento me gustaba pasar media hora diciendo “de penca en penca, de flor en flor, de penca en penca, de flor en flor”, y durante un rato después de leer esa parte, se me quedaba en la cabeza como cuando no puedes sacarte una canción. Lo estoy escribiendo y me está pasando xD
Y ahora yo me siento como el niño aquél, de médico en médico, de flor en flor.

Todo empezó un par de semanas antes de Semana Santa. Quizás un poquito antes. En los últimos días de rebajas fui con David a buscarme algo para ponerme en los pies, que estoy desgastando las Converse a una velocidad bastante rápida y pronto tendré que ir descalza. En una tienda me compré unas… zapatillas tipo tenis, no sé describirlas.
Días después me las quise poner, pero al caminar un dedo gordo de un pie me dolía. Lo achaqué a estar durmiendo con dos pares de calcetines (unos normales y otros de lana, para tener calorcito), y no le di más importancia. A veces, por las mañanas, me despertaba y los primeros pasos que daba me dolían un poco, pero como en cosa de minutos desaparecía, no me preocupé.
Hasta que un día me doy cuenta de que la uña de ese dedo del pie dejó de crecerme. Seguí intentando ponerme las zapatillas que había comprado, pero cada vez me dolían más, y luego también descubrí que me apretaban los tobillos, y las devolví. Quedaba poco para las vacaciones, y como tengo el médico de cabecera en mi pueblo, decidí esperar a bajar para ir a preguntarle qué me pasaba.
Así que fueron las vacaciones, fui a verle. De aquellas la uña ya me había cambiado de color para un amarillo claro… si no estuviera ese dedo al lado del resto posiblemente no me hubiera dado cuenta. El médico me miró el pie por unos segundos y me dijo que era un hongo. Me dio tratamiento para los hongos y me mandó para casa.
Tratar los hongos es algo constante y largo, y para empezar a acostumbrarme a usarlo, preferí esperar a llegar a asentarme en Coruña para empezarlo.
Llegué a Coruña una noche, pues a la mañana siguiente durante todo el día, al caminar me dolía el pie como cuando me despertaba antes de Semana Santa. Cuando pude me miré el dedo, y lo vi un poquito hinchado.
Con el paso de los días me iba doliendo más y más, hasta el punto de tener que dormir con el pie doblado y el otro encima para que las sábanas no me rozasen, porque me dolía.
Uno de esos días empecé con el tratamiento para los hongos. Y mirándome el dedo con más atención, toqueteándolo para ver dónde me dolía y dónde no, empezó a supurarme pus. Le quité toda la que pude, y quizás lo estrujé un poco de más, porque luego me dolía tanto al pisar que no pude caminar xD
Al día siguiente llamó mi padre, y le conté lo que tenía en el dedo. Me dijo que fuese al médico, que si era una infección podía darme fiebre y complicaciones, y aunque no pareciese importante (yo me lo estaba tomando casi a broma, no me preocupó en ningún momento xD) podía llegar a serlo.
Ese viernes, creo que fue al día siguiente a los dos, no me acuerdo, fui al Centro de Salud que me queda más cerca. Le pedí a la PSG cita para desplazados, y me dijo que tenía que darme una tarjeta nosequé y que tenía que tramitar otra cosa que no entendí. Puso cara de “y eso te va a llevar tiempo”, y añadió que fuese al PAC (Punto de Atención Continuada, Urgencias light) si quería que me atendiesen.
Allí fui, bajando hasta el PAC, y temiendo que estuviese a rebosar (mi padre trabaja en uno y prácticamente siempre lo está) llegué y estaba sola. A los cinco minutos me llamaron, el médico me miró, me dijo que tomase unos antiinflamatorios que me recetó y que fuese al centro de salud a hacerme curas a enfermería. Después de todo, tendrían que tramitarme la cosa aquella.
El fin de semana el centro de salud no abrió (o como creí que no lo iba a hacer no me acerqué), y seguí con todos los tratamientos que me habían dado xD
El lunes pasé por allí. Después de esperar en la cola tras la típica señora tocapelotas que no tiene otra cosa que hacer en todo el día, llegué a la ventanilla y solicité la segunda zona médica (todo bajo instrucciones de mi padre xD). Respuesta: “eso lo tramitas de martes a viernes, es lunes”. FUCK.
Ahí volví el martes, con el dedo casi que no me dolía, ya de su tamaño normal y ni siquiera supurando si lo pinchaba (sí, me pincho el dedo y lo aprieto para que saque todo lo tiene dentro xD). Solicité segunda zona médica, me hizo el trámite, y ya le dije que me diese cita para ATS.
La cosa fue algo de:
-Pero tienes el médico por la mañana, por lo tanto enfermería también.
-Sí, pero es que… a ver, tengo una herida y un médico me dijo que tenía que venir a hacer curas a enfermería.
-Ah… pero tiene que ser para ahora?
Al final conseguí que me diese cita para hoy. Y hoy fui, me atendió bajo la atenta mirada de dos enfermeras en prácticas (una me suena muchíiisimo, llevo todo el día pensando de dónde puedo conocerla) y todo bien. Yo iba preparada para que me abriese, para sangre y demás historias, y apenas me puso una crema amarillo fosforito y me vendó el dedo. Me recetó otra crema para ponérmela en casa, y dentro de una semana tengo que volver para controlar que el dedo esté mejor.

Después de más de dos semanas… de médico en médico, de flor en flor. Vaya odisea.

Ya pueden venir las enfermeras que me siguen a reñirme por pincharme el dedo, por no darle importancia, y por todo eso xDD

Estrellas, estrellas!!

No sé si ya dije alguna vez en este blog lo que es Noitenova, lo repito porque creo que no.
Los programas de actividades de Noitenova son actividades gratuitas, de todo tipo, organizadas por asociaciones de Coruña, destinadas para jóvenes de 14 a 30 años. Hay desde talleres de barro, a minicursos de parkour, torneos de deportes, rutas fotográficas o, lo que más me importa, excursiones para ver las estrellas.
Una de las asociaciones que organiza actividades es el Grupo Ío, el grupo del Planetario de Coruña. Creo que hasta la fecha solo han organizado tres excursiones nocturnas para ver las estrellas, y a todas quise ir. La primera se canceló por lluvia (es lo que tiene intentar organizar algo en Galicia y en noviembre xD), en la segunda no conseguí inscribirme, porque las plazas volaron en tres días; y en la tercera me acabo de inscribir.
Sí! Voy a ir a ver las estrellas con gente que sabe! Y por supuesto, bien acompañada ^^

Me hace mucha ilusión ir, creo que quedan pocos sitios en los que no lo haya dicho ya xD Pero es que desde pequeña las estrellas me encantan, mi padre me enseñó hace años todo lo que sabía (no es mucho, pero es mucho más que la media; en un foro me estaban hablando de “cazos” refiriéndose a la una de las Osas xD) y yo sola no fui capaz de aprender. Conocer a gente del Planetario, e ir a ver las estrellas de una manera decente… llevo esperándolo desde que en octubre del 2008 vi que iban a hacer la primera excursión. Por lo que dice el programa saldremos bastante de Coruña (vamos en bus), supongo que a algún monte donde no haya contaminación lumínica.
Estoy pensándolo, y tiene que ser una pasada ponerse a ver las estrellas así. Si en mi pueblo, bajo una farola, se puede adivinar a veces la Vía Láctea (que parece mentira, pero estamos dentro de ella) no quiero pensar cómo se puede ver el cielo después de estar un rato en total oscuridad. Según tengo leído, los ojos empiezan a ver MUY bien en la oscuridad después de unos 10-15 minutos (o 20, no me acuerdo ahora xD) sin haber visto una fuente de luz fuerte cerca.

Quien haya leído parte de todo lo que escribo en plan literario, se habrá dado cuenta de que uno de los motivos que utilizo más a menudo son las estrellas. Y es que tienen un punto de misterio, otro de romántico, y otro de… encanto, no sabría describirlo de otra manera. Las estrellas me vuelven loca desde hace mucho, y el gesto de mirarlas y conocerlas, mucho más. Y verlas acompañada como voy a verlas este sábado… lo siento por los que me leen, pero me temo que tendrán estrellas para rato.

Me llevaré la cámara de fotos. Sé que con mi compacta y sin trípode no podré hacer mucho, pero lo intentaré. Cuento con los que del Grupo Ío lleven sus cámaras y luego nos dejen tener acceso a las fotos…
Así que para la semana, si el clima gallego lo permite, podéis esperar una entrada llena de fotos borrosas xD

11 de abril de 2010

Knoching on Heaven's doors

Sigo teniéndole miedo al papel en blanco. Nunca sé qué escribir cuando sé que me van a leer. Me daría pánico que se leyesen cosas que tengo guardadas.
No quiero decir lo mismo que todo el mundo, porque no es lo que se espera de mí, ni lo que quiero hacer. Pero tampoco sabría decirlo de otra manera.
Felices 20, disfruta y aprovecha este año. Que todos los proyectos que empieces sigan y triunfen, y se pueda hacer algo interesante con ellos.
Y lo de siempre, y que hasta ahora se fue cumpliendo: mucha filosofía, mucha música y… mucha libertad y mucho tú.

No sé si Facebook actualizará a tiempo, no sé siquiera si llegarás a verlo. Me da igual, porque lo sabes, o deberías saberlo.

Feliz cumpleaños.

8 de abril de 2010

Concierto sorpresa

Hoy, 8 de abril de 2010, en menos de cuatro horas, Sôber empezarán su primer concierto después de 5 años.
Envidio malsanamente a todos los que están en Madrid, más en concreto a los que seguro que ya están delante del escenario para verlos tocar. Y odiaré por bastante tiempo a todos los vecinos de la zona que se quejen del ruido que hay ahí abajo.

Cinco años esperando a que vuelvan a ponerse en marcha, desde aquella tarde que compré la RockZone pensando “qué bien, viene el verano, a ver si hay alguna fecha de Sôber cerca de Coruña y puedo ir” y dentro me encontraba la noticia de su “parón indefinido”. En realidad es algo más de tiempo, ya que David no me avisó para ir a la presentación de Paradÿsso ¬¬’ (ya lo sé, era una niña, qué ibas a poder hacer tú xD).
Hace dos veranos fui al concierto de Savia, y me quité un poco la espinita, pero no del todo. Y ahora que hasta puedo imaginarme un concierto diurno de Sôber en una plaza de Madrid que ni siquiera conozco… ese concierto no me llegó a nada.
A ver, que Carlos nos dedicase una canción a Iris y a mí, y que el bajista estuviera flipando con nosotras me da una pequeña satisfacción interior, pero no la suficiente. Si tal, me dan más ganas todavía de volver a verlo en concierto, y aunque la primera fila estará más complicada y dolorosa que nunca, quiero intentarlo. Quiero volver a ver a Carlos en directo desde la primera fila, y renunciar a la cámara de fotos por disfrutar del momento, por volver a dejarme la garganta y por sentir los pies como aplanados cuando acabe el concierto.
Y hasta que me firme mi disco de Torcidos, de cuando ni siquiera se llamaban Sôber, todavía más. En Coruña, en el concierto de Savia, hubiera sido muy fácil conseguirlo, pero ni se me ocurrió coger el disco hasta que lo tenía a cinco metros de distancia.

Mucha suerte a Sôber, y que este concierto sorpresa salga muy bien, y que haya mucha gente (sino, tendré que reñirle a muchas personas por no haber ido).
Y mucha suerte a mí, que se acerquen por aquí en algún momento del verano, porque no me apetece tener que viajar demasiado. Porque este verano, sí o sí, vemos a Sôber en directo.

7 de abril de 2010

Segundo cumpleaños

Ahora ya sí tengo 20 años. En realidad desde hace unos días, estamos oficialmente a día 7.
Sin despreciar a toda la gente que quería fiesta, o con la que puede parecer que no conté, tuve la clase de cumpleaños que quería.
No quiero fiestas, no quiero amigos cantando, ni tartas ni bengalas, ni salir por la noche a pillar el ciego del año. Desde que dejé de hacer los cumpleaños de pequeña con mis compañeros de clase, quiero cumpleaños tranquilitos. Lo último “especial” que hice fue hará unos… 4 ó 5 años, que me fui con un par de amigas al cine (la película creo que era una mierda xD) y luego a cenar una hamburguesa.
Y bueno, hace dos años pasé el día tirada agonizando en el sofá, de una ansiedad que no sabía todavía que tenía y que me dejó el cuerpo literalmente destrozado.
No sé por qué exactamente, pero no me apetece nunca salir a celebrar mis cumpleaños. Y este año fue exactamente como lo quería y como lo necesitaba: mucha tranquilidad, mucha intimidad, un novio que me abraza y una suegra que de tan buena que es, no me la merezco. Pequeña comida con mi familia política, un grandísimo brownie como regalo de cumpleaños, y muchos abrazos.
Sin estar pendiente de estar de fiesta, del frío, de la gente y de los sitios. Y sobre todo, que den las 3 de la mañana y no sentirme culpable por estar muerta de sueño y de cansancio y pedir por favor volvernos a casa porque no aguanto más xD

Así que muchas gracias a mi niño por estar abrazándome todo el día y diciéndome con voz pícara “¡feliz cumpleaños!” hasta pasadas las 12 de la noche del 3. Y muchas gracias a su madre, por todo su cariño y por todo en general!

Como mi regalo de cumpleaños de mi niño este año estuvo condensado en el de Navidad, y mi padre no dijo ni mú sobre el tema, decidí autorregalarme algo que me dijo mi padre que me daría por Navidades pero que al final nada (y todo por confiar en Lockerz, ilusa de mí, tenía la pequeña esperanza de poder conseguir uno…): un iPod Shuffle. Lo cogí en negro, y de 2gb, que para mí es más que suficiente.
Me encanta. Es tan pequeñito, tan ligero, con un tacto tan jugoso… y en cambio se escucha tan potente! Lo único malo que le veo es que esa pinza no hay manera de limpiarla. Es tan brillante que con ponerle un dedo encima, ya le queda grasa y no hay manera de quitarla xDD
No estoy enamorada de él, porque eso ya está cogido (=P), pero sí estoy encantada.

Photobucket



Muchas gracias a todos los que me felicitasteis (especialmente a los que lo hicieron dos veces, el 4 de marzo y el 3 de abril xD), a Iria que me cantó por msn, y a Silvia, que recibí como dos días después su sms (en casa de David no hay cobertura…).

Y como últimamente el blog son muchas letras (y más con la entrada densa de ayer xD) y pocas fotos, aprovecho que ya sé qué le pasa a mí cámara de fotos y ya la sé hacer funcionar para dejar unas fotos de las rosas que David me regaló el 24 de febrero. Las puse a secar, y así quedaron… de rojo intenso a una especie de violeta oscuro. Sé que las fotos no valen nada, que son malas, y más el cutre retoque con photoshop, pero tampoco tenía ganas de andar probando.
Los bombones nos los comimos xD

Photobucket
Photobucket

6 de abril de 2010

El ser que viene es el ser cualsea. En la enumeración escolástica de los trascendentales (quodlibet ens est unum, verum, bonum seu perfectum, cualquiera ente es uno, verdadero, bueno o perfecto), el término que condiciona el significado de todos los demás, a pesar de quedar él mismo impensado en cada caso, es el adjetivo quodlibet. La traducción habitual en el sentido de «no importa cuál, indiferentemente» es desde luego correcta, pero formalmente dice justo lo contrario del latín: quodlibet ens no es «el ser, no importa cuál», sino «el ser tal que, sea cual sea, importa»; este término contiene ya desde siempre un reenvío a la voluntad (libet): el ser cual-se-quiera está en relación original con el deseo.
El cualsea que está aquí en cuestión no toma, desde luego, la singularidad en su indiferencia respecto a una propiedad común (a un concepto, por ejemplo: ser rojo, francés, musulmán), sino sólo en su ser tal cual es. Con ello, la singularidad se desprende del falso dilema que obliga al conocimiento a elegir entre la inefabilidad del individuo y la inteligibilidad del universal. Pues lo inteligible, según la bella expresión de Gerson, no es ni el universal ni el individuo en cuanto comprendido en una serie, sino «la singularidad en cuanto singularidad cualsea». En ésta, el ser-cual está recobrado fuera de su tener esta o aquella propiedad, que identifica su pertenencia a este o aquel conjunto, a esta o aquella clase (los rojos, los franceses o los musulmanes); el ser-cual está retornado no respecto de otra clase o respecto de la simple ausencia genérica de toda pertenencia, sino respecto de su ser-tal, respecto de la pertenencia misma. Así, el ser-tal que permanece constantemente escondido en la condición de pertenencia (existe un x tal que pertenece a «y») y que en modo alguno es un predicado real, sale él mismo a la luz: la singularidad expuesta como tal es cual-se-quiera, esto es, amable.
El amor no se dirige jamás hacia esta o aquella propiedad del amado (ser blanco, pequeño, dulce, cojo), pero tampoco prescinde de él en nombre de la insípida abstracción (el amor universal): quiere la cosa con todos sus predicados, su ser tal cual es. El amor desea el cual sólo en tanto que es tal y éste es su particular fetichismo. Así, la singularidad cualsea (lo Amable) no es jamás inteligencia de algo, de esta o aquella cualidad o esencia, sino sólo inteligencia de una inteligibilidad. Ese movimiento, que Platón describe como la anamnesis erótica, transporta el objeto no hacia otra cosa y otro lugar, sino a su mismo tener lugar, hacia la Idea.

Agamben, La comunidad que viene

2 de abril de 2010

Reflexiones filosóficas de nuevo

Ayer por la noche, por primera vez en mucho tiempo, alguien me llamó para salir mientras estaba en mi casa. Tengo que decir también que fue un poco por interés de las personas que me llamaban. Pero cuento por partes, que quiero decirlo todo a la vez y así no se puede.
¿Alguna vez nombré en el blog a los Spirits Animaux? Quien haya estudiado a Descartes le sonarán de algo, aunque no me refiero a su teoría de los bichitos que tenemos dentro del cuerpo y que hacen que “funcionemos”. Me refiero a un grupo de filosofía que tuvimos durante 1º y 2º de Bachillerato algunos alumnos guiados por un profesor de filosofía. En curso y medio hicimos reuniones por las tardes, y hablábamos sobre filosofía y aplicaciones, o cosas de la realidad que nos llevaban a la filosofía. Empezamos a soltarnos con una serie de películas introducidas por un texto de reflexión filosófica sobre ellas (vimos La naranja mecánica, Alguien voló sobre el nido del cuco y mi ahora amadísima Noviembre, entre otras que no recuerdo xD), y luego seguimos más con textos puros, con debates y con reflexiones propias sobre todo eso.
En 2º preparamos una exposición para la Semana Cultural sobre los mensajes contradictorios que se nos envía desde la publicidad (nos anuncian un coche muy potente, y al siguiente anuncio sale la DGT diciendo “no podemos conducir por ti”, es el ejemplo que pongo siempre). Al director del instituto no le hizo gracia una parte de nuestra exposición, nos la retiró (censuró) y montamos un pollo gigante. Seguro que de eso sí hablé.

El grupo de los Spirit Animaux está cerrado, parado. Los alumnos que lo formábamos estamos esparcidos por diferentes Universidades, carreras y ciudades, algunos están haciendo FP y los menos “espabilados” están todavía en 2º de bach. El profesor sigue en el instituto, pero está metido en cosas menos “agresivas” para el director (el grupo de lectura de la biblioteca, por ejemplo xD).
Sin embargo, a todos nos ha quedado la espinita del grupo. Hay mucha filosofía por leer, por entender y por interpretar. Y ahora que estamos rodeados de libros, profesores universitarios, bibliotecas de verdad, catedráticos, conferencias, etc. también tenemos ganas de crear, de pensar tal y como lo hicieron los filósofos y de escribir como ellos.

Y más o menos para eso me llamaron. Sin entrar en demasiados detalles (y porque parece ser que últimamente las paredes tienen oídos), solo diré que se está fraguando un pequeño grupo, con antiguos Spirits Animaux y con nuevas incorporaciones, que por h o por b no pudieron estar con nosotros en un primer momento; y parece que tienen ganas de pensar y de crear. Ahí es donde entro yo: no es productivo que todo lo que se piense se quede entre cuatro paredes, en un bar o solo en nuestros folios. Quieren sacarlo a la calle, editar una pequeña revista donde aparezca todo esto. Y yo soy y seré conocida como de las que mejor escribían literatura de mi clase. Me dijeron que habían pensado en mí como en posible participante de la revista, escribiendo literatura o sobre ella.

Eso estuvimos hablando casi toda la tarde y parte de la noche. Nos reunimos en un bajo, con unos sofás, sacaron textos propios y ajenos (que me costó una eternidad entenderlos, tengo la filosofía oxidada) y empezamos a hablar. Primero, sobre los intereses y los puntos de vista comunes del grupo, luego ya sobre lo que podíamos aportar cada uno.
Y entre una gran sesión de risoterapia, verme fuera de Coruña y de su (últimamente) ambiente opresivo, de compañeros de piso, de guiones de cortos frustados, de apuntes, de obligaciones; verme fuera de casa sin miedo a la lluvia por primera vez en esta Semana Santa, doy por buena, muy buena la tarde.
Lista para volverme de nuevo a Coruña, a sus brazos celosos =P, al calor de la ciudad y a su desfase horario, con una cara y un ánimo muy diferente al que tenía ayer a estas mismas horas.

1 de abril de 2010

Todavía soy una niña

A dos días de cumplir 20 años, sigo teniendo el físico de una niña de unos 16 años, creo. Espero que no mucho menos.
De siempre se me dijo que aparentaba menos edad de la que realmente tenía. Hasta se probó médicamente que tenía una edad ósea de dos años menos que la cronológica. El año pasado me hice una serie de fotos con cara y pintas de niña buena intentando probar si seguía aparentando poca edad o ya se me había pasado. Distribuí las fotos y la respuesta estaba entre 15 y 16 años; cuando me las hice tenía ya los 18.
Como siempre estuve unos dos años por debajo de lo que decía el DNI, supuse que ahora, que tengo prácticamente 20 años, aparentaría 18.
Pues no.

Y esto viene a que hoy acompañé a mi padre un momento al Eroski. Al pasar por caja, la chica me acercó un huevo kínder. Mi padre, como siempre, le protestó de broma porque a él no le había dado chocolate, y ella le dijo algo de “es para los niños, pero si quieres te doy uno”.
¿“Es para los niños”? Pero ¿qué edad tengo? xD ¿Aparento tan poco?

Iba a hacerle una foto para subirla al blog, pero me lo comí antes de darme cuenta. En cambio, dejo la foto “a ver cuántos años de menos aparento”.

Photobucket