28 de diciembre de 2010

Magdalenas, caseras!

Debía esta entrada desde hace varios meses, así que aprovechando que hice una remesa más de magdalenas y estoy en fase de experimentar con los colorantes… cámara de fotos y de paso actualizamos el blog con algo que sea útil.
Es tan fácil esta receta que hasta yo sé hacerla y me sale más o menos bien. Ya explicaré luego en qué fallo xD


Antes de nada, necesitamos:

Photobucket



1 - 125g de harina (yo uso de repostería, pero la normal también sirve)
2 – 125g de azúcar
4 – 125g de mantequilla
5 – Levadura (yo uso un paquetito de Royal entero)
7 – 3 huevos
8 – La raspadura de un limón

Materiales (captain obvious is obvious):
10 – Un bol para mezclarlo todo
11 – Rayador para rayar el limón
12 – Varillas para mezclarlo todo (tal y como lo hago es imposible hacerlo con un tenedor)
9 – Moldes para las magdalenas
No incluidos: colador de red para tamizar la harina, dos cucharas.


Y ahora las cosas que yo pongo pero que no son necesarias:
3 – Virutas de chocolate o similar
6 – Colorantes

Poner a precalentar el horno a cerca de 200ºC.
Se echa todo junto en el bol. Se puede ir poco a poco para que la masa no quede tan dura en un principio, pero yo soy así de bruta y lo pongo todo junto. Lo que sí hago es tamizar la harina antes de echarla, para que sea más fácil deshacer los grumos.
Se amasa/revuelve todo con las varillas hasta que quede una masa homogénea y sin ningún grumo. Entonces yo aquí, cuando tengo virutas de chocolate de sobra, le echo unas cuantas y remuevo un poco más, para repartirlas. Así, aunque las magdalenas no llegan a tener sabor a chocolate ni siquiera donde están más concentradas, quedan con puntitos negros por dentro.

Photobucket
Photobucket



Si se le va a echar algún colorante, éste es el momento. Hoy quería hacerlas azules y rosas, pero al echar azul solo quedaron color verde pistacho. El paquete de los colorantes trae una tabla de colores detrás, para hacer diferentes colores.
Una vez el color esté repartido, se echa la masa con dos cucharas en los moldes. Se coge la masa con una cuchara y se ayuda de la otra para echarla dentro del molde. Rellenarlos nada más que hasta la mitad o un poco más, así pueden subir sin salirse por fuera.

Photobucket
Photobucket


Antes de ponerlas en el horno, se espolvorea un poco de azúcar encima de cada futura magdalena, y esta vez, también le espolvoreé unas pocas virutas de chocolate.
Dejar dentro del horno hasta que empiecen a dorarse por fuera, lo que son cerca de 5-8 minutos. Para ver si están bien hechas por dentro yo uso un pincho o algo afilado. Se pincha la magdalena atravesándola, si sale mojado es que todavía está cruda por dentro, y si sale limpio es que está hecha.

Photobucket


Se pueden comer así como enfríen un poco, calentitas están riquísimas :D

PD: Mis fallos en esta remesa:
·Los moldes verdes son muy bonitos, pero demasiado débiles. Antes de darle tiempo a subir y quedar con forma de magdalena, con su montaña y tal, quedan planas. No sé si el horno también colabora con eso, pero estas dos últimas veces que las hice quedaron planas.
·No espolvorear azúcar y virutas por arriba salvo que se quiera morir de dulzura xD
·Los colores no son exactamente los que buscaba, y las rosas me dan más bien grimilla xD

26 de diciembre de 2010

Primeros días de Navidad

Desde la última entrada no han pasado demasiadas cosas. Lo más destacable es que el miércoles llegué a las 9 y media de la Facultad y mis compañeros ya se habían ido todos para sus casas y, ahorradores ellos, habían apagado el calentador y el gas. Y yo no todavía no soy capaz de encender fuegos en interiores, mucho menos si hay gas de por medio.
Iris me dejó ir a ducharme a su piso. La mejor ducha desde hace varios meses: tiene mampara su plato de ducha, no hay que estar pendiente de que el agua no se salga ni hay que fregar todo el cuarto de baño después, y el agua caliente es caliente de verdad, con posibilidad de regularla, y sabes que no va a empezar a salir fría así porque sí. Me dio pena tener que salir y volver a mi piso.
Eso sí, de fregar los platos en agua fría no me pude librar. Fui haciéndolo poco a poco, cada vez que empezaba a dejar de sentir las manos y dejaba de poder mover los dedos para coger las cosas más pequeñas paraba durante un rato.
El 24 y el 25 no hice muchas más cosas que comer y cotillear. Los planes y el menú fueron los mismos que desde hace casi 10 años, y la compañía también. Canapés, marisco (este año en vez de camarones fueron langostinos, que comí como si no hubiese mañana, por cierto), sopa de pollo y verduras, jamón al horno y empacho de turrones. Tanto la cena del 24 como la comida del 25.
Por la tarde/noche del 24 salí con mi padre y mi hermano a dar una vuelta por Coruña, mientras no llegaba la gente para empezar a cenar, y en el Obelisco tenían de nuevo el árbol gigante azul. Saqué foto, la pongo al final.
Es el primer año que no era obligatorio que mi padre condujese de vuelta a casa, y se aprovechó del reciente carnet de mi hermano para que bajase él el coche. Decir que pasé miedo es poco, aunque llegamos a salvo y dentro del tiempo estimado. Y desde esa solo dormí (como una burra), jugué a los Sims, jugué con Sally y poco más.
Estoy empezando a probar la cámara nueva en serio, y aprovechando que mi padre decoró de manera especial la casa y hay unas cuantas bolas colgando de los marcos de las puertas, estuve jugando un poco con el enfoque y aprendiendo a quitar el flash.

Las dos fotos que tocan hoy:
Photobucket
El árbol del Obelisco, enorme y literalmente deslumbrante.

Photobucket
Experimentos con la bola. No es una gran foto, pero me gusta.
También se le puede llamar “cani navideño: en vez de hacerse fotos en el espejo se los hace en los adornos de Navidad” xD

22 de diciembre de 2010

Qué triste es ser el último en irse de vacaciones

Hoy, 22 de diciembre, y como todo el mundo sabe a estas alturas, se celebra el sorteo de la lotería de Navidad. Locura en todo el país, todas las cadenas retransmitiéndolo y todo eso.
Yo desde pequeña lo uso para “medir” mis vacaciones. Cuando estaba en Primaria tenía un par de días antes del sorteo ya sin clase, y recuerdo cómo me chocó cuando un año, el primer día de vacaciones, vi el sorteo en la tele. “¿Ya? ¿Tanta clase tuve?”
Ése fue el año que empecé las vacaciones más tarde, normalmente tenía una o dos mañanas antes del sorteo. Una vez incluso creo que fueron cuatro días. Pero este año, el sorteo me ha dado en clase (o debería haber dado... xD).
Es la primera vez que me pasa de estar en clase y el sorteo haciéndose. Pero bueno, soy yo la que no estoy de vacaciones, porque fue llegar a la Facultad y darme cuenta de que los profesores creen que ellos sí. Los miércoles tenemos tres clases, y las dan dos profesores diferentes (Lexicografía e Historia del español nos la da el mismo), y como el otro ya no vino, le pidieron las horas libres al de Lexicografía. Y horas libres para todos! Así estuve toda la mañana en el aula net, mientras otra gente, que le había pasado lo mismo o estaba faltando comentaba lo que iba saliendo en el sorteo. Como siempre, ni un duro para nadie. Y con lo mojada que estoy, salud dejaré de tener pronto xD
Cuando me entró el hambre decidí ir a comer. En Filología es imposible comer salgo que tengas toda la tarde de hoy y el día de mañana libres, así que tengo que bajar a Aparejadores, o donde sea. Llueve. Lleva todo el día lloviendo. Así que por encima de tener que ir a clase, recochineo. Estuve hablando un rato con unas de clase en la entrada (problemas que tenemos con profesores y trabajos que entregar sobre todo) y se me hizo un poco tarde. A las 2 y media Aparejadores está petado, hasta el punto de que no te atienden porque no se te ve entre la gente.
Bajé con la lluvia y yo pensando en que iba a tardar mil años en comer. Al llegar al comedor me di cuenta de lo obvio: están todos de vacaciones. No había nadie. No había cola para el bufet, en la barra solo había un chico tomando un café. Solo había dos personas comiendo en las mesas, y cinco más hablando. Me dieron de comer en menos de un minuto, y 15 más tarde volvía a salir para mi Facultad.
El aula de informática, que un miércoles a estas horas está llena, está vacía. Estoy yo y tres chicas de otras facultades que vienen a la clase que tenemos esta tarde, para libre configuración. Ni el becario que enciende la impresora. Ellas se van a ir a las 6 y media, si al profesor le entra la prisa por el turrón un poco antes (turrón :~~). Yo me quedo hasta las 9. Nada más y nada menos que las 9. Voy a tener que correr escaleras abajo para salir a menos cinco para que los bedeles no se enfaden y me encierren dentro.

Y ahora los planes para Navidades... no sé muy bien. Me quedo en Coruña hasta el viernes, porque la Nochebuena la vamos a pasar aquí, y bajar el jueves para volver el viernes son ganas de hacer kilómetros. Luego iremos a casa, y no sé qué más va a pasar. En Fin de Año supongo que estaremos en casa (recemos para que sea así) y a ver si esta vez mi hermano y yo conseguimos hacer que cenemos espaguetis (yo quiero hacer arroz japonés, pero creo que va a haber protestas). Esperemos que el especial de la Primera de este año sea bueno, porque es mi plan para toda la noche.
Y Reyes ya sé que nada. Mi padre trabaja y los del SERGAS se negaron a darle el día libre ¬¬', así que a lo mejor mi plan para los primeros días de enero es forzar una gripe para pegársela y poder pasarla en casa.
No sé qué será de Rosana, el perro loco y el hijo estos Reyes, pero si vienen va a ser el primer contacto de Sally con un perro NO inofensivo. Vaya gracia me va a hacer, pero mejor tantear cómo reacciona el perro (Sally ya sé que va a intentar escapar como sea) para el Mercado Medieval, que se vienen varios días.

Y perdiendo el tiempo para llegar a la última clase y última sesión del taller de literatura del año, me despido hasta pronto, espero.

20 de diciembre de 2010

Tenemos lo que nos merecemos

No suelo hablar de política. Quien me conozca puede saber más o menos por dónde van mis tiros, pero es raro que hable abiertamente del tema. Creo que realmente nunca he dicho en voz alta “yo soy de/yo soy…”. Pero eso no quiere decir que no me importe el tema, o que no lo siga, ni que tenga claro qué pienso al respecto.
Que no me declare abiertamente quizás también me da más facilidad a no serle fiel a un partido, color, o político. Desde que me entero más o menos de cómo va la cosa hasta ahora, creo que alabado a quien quería alabar cuando quería hacerlo, y poner a quien creí necesario a caer de una burra, sin importar las siglas que tuviera detrás.
De lo que sí me quejo abiertamente y bastante a menudo es la masa social que actúa en conjunto, habitualmente de la manera menos inteligente posible. Creo que a estas alturas poca gente de la que me conozca no sabe mis deseos de largarme de este país e irme a vivir a otro, incluso otros. Desde hace muchos años veo que España va cayendo en picado, y esa gran masa social que se mueve en conjunto parece que no solo no le importa que esto pase, sino que se regodea en ello y de vez en cuando se permite aplaudir.
Desde que se puede decir que tengo conciencia política, mis suspensos (como en las encuestas que pasan en los telediarios) no son para los políticos, sino para la gente. Tenemos lo que nos merecemos. Protestamos, pero no nos molestamos ni arriesgamos demasiado en hacer cosas para cambiarlo. Y así ha sido desde la primera edición de Gran Hermano. Ohh, vaya mierda de programa! Pero voy a verlo, que sino mañana no tengo de qué hablar.
Y si hoy voy a publicar mi primera entrada con contenido político explícito es porque mañana se va a hacer uno de los grandes atropellos a la democracia desde que yo recuerde o sea capaz de recordar. Creo que a estas alturas de día no haga falta que recuerde que dentro de unas horas se va a votar sin debates (o eso dicen los medios, no sé exactamente cómo se aprueban las leyes) una ley que trae de regalito el control parcial de gran parte de internet, conocida como Ley Sinde.
¿Y nosotros qué hacemos? Un grupo de trolls hacen lo único que saben hacer: petar webs. A ver, ¿realmente creéis que a los partidos políticos les va a importar que los saturéis a mails, les hagáis reventar las webs? Lo único que vais a conseguir es molestar a los pobres becarios que tendrán que mantener orden en todo eso. ¿Creéis que los políticos españoles saben usar internet? Internet será vuestra vida, pero desde luego a ellos les importa poco.
Otros grupos de gentes incitan a hacer manifestaciones, a “rebelarse” de forma pacífica. De momento yo no he visto una sola convocatoria de manifestación seria, legal y bien organizada, con unas asociaciones o instituciones que la apoyen por detrás, convocada. Pequeñas juntanzas en sitios conocidos de cada ciudad, como mucho. Y como los españoles también pecamos de aires de grandeza y pensamos que con el Tuenti podemos cambiar el mundo, al día se crean y se distribuyen cientos de eventos citando a gente en diferentes puntos de cada ciudad, cada uno a una hora y un día. A una manifestación ilegal, en la que vamos a ser cuatro tontos, y que no va a estar organizada y no va a hacer eco, no me molesto en ir. A un buen follón, bien organizado, legal, planificado, y con una institución seria detrás de apoyo, yo me apunto sin pensarlo. Incluso cojo autobuses, me desplazo a Santiago, Salamanca, incluso Madrid. Pero para ser cuatro delante del Obelisco de Coruña para sentirnos revolucionarios sin estar realmente haciendo algo... no.
Y a todo esto, este boom de quejas, eventos, blogs hablando cientos de líneas sobre el tema y tal… llegan el día anterior a que se vote la Ley. Hubo protestas hace un año, cuando salió la propuesta. Al mes se había olvidado el tema, y ahora que aprieta el tiempo (siempre dejando las cosas para el último día) todo el mundo se queja y se lleva las manos a la cabeza.

¿De verdad pensáis es que es así cómo se tienen que hacer las cosas?

Porque a todo esto, hay otra reforma que será importante, que nos va a afectar a todos bastante más que cierren seriesyonkis (y personalmente estoy deseando que se muera ese lugar), y nadie dice nada. Nadie hace nada, más que los que tienen que decir algo porque les pagan para que lo hagan, como son los sindicatos, y sin demasiado fuelle. Congelan las pensiones, bajan el sueldo a los funcionarios, pretenden subir la edad de jubilación… y nos quedamos sentados en el sofá de casa. Se convocan huelgas generales y no va nadie a las manifestaciones. Señores, que los que os quedéis a vivir en España vais a tener que estar trabajando hasta los 67 años. Pero claro. Ahora tenemos 20, 30 años, ahora no nos afecta directamente. Ya nos quejaremos cuando el día anterior a cumplir los 65 nos demos cuenta de que tenemos que estar currando dos añitos más. Llevamos ¿cuántos ya? ¿3 años de crisis? ¿Y cómo intentamos protestar y pedir soluciones? Espera, llamaré a Callejeros para que me saquen en el programa y dar penita, o mejor incluso, escribiré un comentario en algún periódico digital diciendo que toda la culpa la tiene Zapatero. Pero hacer una manifestación, hacerme escuchar, crear un caos tan gordo que el Presidente del Gobierno no pueda dormir de ansiedad, provocar dimisiones de los ministros que no lo están haciendo bien... ¿para qué?
En Inglaterra, suben las tasas universitarias y casi le prenden fuego al Parlamento. En España implantan Bolonia, y después de pegar muchos carteles (el curso anterior a que se instaure, cuando lleva años aprobado el nuevo plan de estudios) y decir “Bolonia es una mierda”, los grupos estudiantiles se van de botellón.
En Francia intentan hacer una reforma de las pensiones parecida a la española (aunque suben la edad de jubilación a los 63 años) y hay un caos generalizado en todo el país durante casi una semana. En España se convocan dos huelgas generales espaciadas 3 meses o más y la gente prefiere ir a trabajar y permitir que sigan aprovechándose de ella.

Tenemos lo que nos merecemos, señores. Con la diferencia de que vosotros tendréis que sufrir a este país muchos años más que yo.
No sé qué pasará mañana, pero rezo para que haya un milagro y la cordura se haga oír. Por lo menos hasta que me dé tiempo a escapar, porque esto cada vez tiene menos arreglo.

La "linda" de la cobaya

Son las 4 de la mañana, y no puedo dormir gracias a la linda de mi cobaya. Como ya me hizo otra noche, se niega a meterse en su casita y ponerse a dormir. Prefiere pasarse la noche encima del tejado, mirando para mí y chillando. Y cuánto más protesto más chilla.
Tiene diferentes tipos de comida, agua, y mantas que le den calorcito dentro de su caseta. Le estuve haciendo caso por la tarde. Qué demonios le pasa, ni idea. Así que mientras la suelto por mi cama para ver si se cansa un poco y me deja dormir algo. Así que voy a escribir cosas:
Este fin de semana bajé a casa sin ordenador. Me llevé un par de ganchillos, lana, y un libro para clase. Estaba dispuesta a aprovechar un poco más el tiempo. Bajé yo sola, mi hermano se quedó en Coruña, y el viernes trabajaba mi padre. Tuve la casa para mí sola. Por la tarde, aproveché que fui a darle una visita a mi padre para pasarme por unos chinos nuevos que abrieron y buscar las lanas. Fueron bastante difíciles de encontrar (están lejos de los hilos y las agujas, no sé por qué), pero eran chulísimas. Ovillos grandes, ovillos pequeños, lana normal, con brillo, con degradados, con pelos, con pelotas por el medio… y más baratas que en Coruña (los 100g a 1, 50, no 1,80, por ejemplo). Cogí un ovillo grande de negro, otro de morado, y uno pequeño de un marrón con pelos del que quiero sacar un perrito. También encontré diferentes medidas de agujas de las que encuentro en Coruña, y por 60 céntimos cada una cogí un ganchillo gordo (nº9, hasta solo tenía hasta el 4) y unas agujas de calcetas del 6.
En casa, pude saciar un gusanillo que tenía desde hace una semana. Navegando por Etsy me encontré con diferentes modelos de mitones y calientamanos que tenían una pinta estupenda y fácil de hacer. Las lanas que me quedaban en Coruña daban vergüenza, pero en casa ya tenía lanas decentes. Ahí me arranqué a hacer los guantes.
El primer par que hice me salió bastante más ancho de lo que me vendría bien. Para llevarlos puestos se me caían un poco, y el punto del puño lo hice mal, quedaba como un poco retorcido. Con paciencia, me puse a hacer el segundo par, mientras me los iba probando poco a poco y corrigiendo la cantidad de puntos que necesitaba para que no me quedasen flojos. Apenas una hora después, los tenía acabados :D
Photobucket
Efecto óptico raro, son los dos del mismo tamaño.

Photobucket
Aquí se ve bien por qué les llamo “calientamanos”.


Son tan cómodos que los llevo puestos desde que los rematé. Son calentitos aunque un poco tiesos de más (cosas de usar lana de los chinos), y comodísimos (cosas de hacerlos a medida, supongo jeje).

Por el resto del fin de semana, el libro de clase intenté tocarlo, pero no hubo mucho éxito. Quería haber leído bastante y apenas conseguí media página, aunque no puedo decir que no lo haya intentado.
No pude hacer las magdalenas de colores porque no había huevos en casa, así que queda para el próximo fin de semana, que ya estaré de vacaciones y no tendré el horario tan ajustado para tener que venirme a Coruña.
Descanso para dormir, a ver si soy capaz

Al final dormí poco. La cobaya se puso a chillar más alto todavía a las 8 de la mañana, me cansé definitivamente y me la llevé al salón. Se puso a chillar como loca, tanto que la escuchaba desde mi habitación, y tuve que volver a reñirle. Me desespera, no sé qué cojones quiere o qué necesita (porque le pongo de todo lo que puede necesitar para que se calle), y no sé hacer que se calle. Fui, le eché la bronca (el tono de cabreo lo conoce, sabe que me enfado, pero la mayor parte de las veces le da igual) y al salir del salón, totalmente cabreada, le cerré la puerta. Por suerte no volví a escucharla.
No es la primera vez que me hace estar despierta toda la noche. La primera vez me preocupé, pensé que le dolía algo, o que le pasaba algo. Al final de la noche, después de mirarla de arriba abajo, después de cambiarle el agua del bebedero, de tocarle por todos lados por si le duele algo, de cambiarle la comida y ponerle más… decidí que era capricho. Un bicho que es capaz de dormirse en cualquier momento, y que normalmente cuando me meto en cama se mete en su casita a dormir, no le da la gana de dormir él, pero tampoco me deja dormir a mí.
Lo que creo que quiere es que juegue con ella. Que le haga caso, que esté con ella, no que me vaya a dormir y la deje sola. Me dan ganas de arrancarle la cabeza.

Tras esta entrada caótica, ya es mediodía y sigo zombie, me despido. No sé si voy a echar un vicio a los Sims mientras no da la hora de comer (tenemos lasaña fresca para comer hoy :~~) o seguir con el ganchillo.
Qué sueño :O


PD: Lo de "linda" es un eufemismo.

14 de diciembre de 2010

Operación amigurumi

Estuve releyendo el blog y no parece ser que no conté cómo es que empecé a ganchillar. Fallo, fallo.
He de confesar que la culpa la tiene la Fnac. No me acuerdo cómo, un día fuimos por allí a buscar algo y de paso a pasear, y me encontré el libro “Mounstruillos de ganchillo”, que me hizo mucha gracia. Estuvimos mirándolo, y lo dejé de nuevo en la mesa en la que estaba con un “qué pena que no sepa ganchillar”.
Hacía poco que había llegado a Coruña, y todavía no tenía clase. Podía dedicarme a pasear con Iris y a perder las tardes. Pasamos dos días después por delante de una librería, y vimos que entre los fascículos nuevos que empezaban a salir, estaba “Ganchillo fácil”, con DVD y todo. 1€. Cogimos dos, uno para cada una. Y si no llega a ser por el DVD no aprendo en la vida…
Una vez sabidos los pasos básicos del ganchillo, me lancé a por el libro. Volví a la Fnac días después y allí seguía, casi como lo había dejado. Me lo llevé y empecé a mirarlo en casa con tranquilidad. Dentro de la presentación del libro, porque no llega a prólogo, decía que hacer muñecos a ganchillo es una técnica japonesa que se llama “amigurumi”. Esos muñecos que siempre me habían parecido tan complicados pero tan monos… tenía un libro delante que me decía cómo hacerlos de una manera fácil. Patrones con el cifrado japonés e inglés, para entenderse mejor.
Así que sin buscarlo, me metí dentro del mundo del amigurumi.

Y ahora viene lo que quería contar, pero que faltaban estos datos anteriores.
Cuando Iris y yo empezamos con el tema de los amigurumis, nos dimos que estaría muy bien poder montar un puestecito en el expotaku, salón del manga, o lo que se hiciese. Porque el año pasado mucha falda de lolita, mangas que no se dan vendido, muñecas, figuras caras y así, pero cosas artesanales tipo fieltro hubo pocas, ni de broma amigurumi. Quizás un tiempo antes montar un blog para irnos dando a conocer, o ver la aceptación que tiene, etc.
Desde luego, yo no tengo ninguna intención de ganar dinero a base de tejer. Si quisiera ganar dinero haría otras cosas que se me dan mejor y que no llevan tanto tiempo. Si monto un blog, un puesto o lo que sea, es en parte para comprometerme con el tema y hacerme seguir con él, y en parte para ir deshaciéndome de lo que vaya haciendo, porque tiendo a acumular todo. Si quiero aprender y mejorar (y estuve haciendo una lista de las cosas que quiero aprender a hacer y es larguísima xD) voy a tener que hacer bastantes bichos. Algunos voy a regalarlos (quien quiera que los pida xD), pero llegará un momento en el que voy a tener que darles salida de otra manera. Y blog y salón del manga es lo más fácil.
Bueno, ahora que lo pienso, sí necesito ganar algo de dinero con el ganchillo: quiero poder comprar lanas buenas y muchas de una vez, y necesito ganchillos del nº3, nº5 y superiores del 5, que me estoy moviendo entre el 2,5 y 4 hay mucho espacio entre ellos xD
David me hizo darme cuenta el otro día de que estamos casi en Navidades, y que el salón del manga este año no se va a hacer a últimos de mayo, sino que posiblemente sea para Semana Santa (que caerá sobre el 20 y algo de abril). Me queda poco tiempo para aprender muchas cosas, y para hacer muchas más. De casi tres meses que llevo ganchillando no tengo más que cuatro arañas, y tres me parecen deformes y no dignas de ser vistas. Me rendí con el pulpo deforme, voy a hacer otro mejor, y estoy intentando aprender a hacer el punto elástico para… es una sorpresa, pero no es amigurumi. También quería avanzar algo con la calceta para hacer cosas de punto grande más rápido, pero me di cuenta de que llevo varios días intentando practicar con agujas de diferente numeración U.u Además estoy sin lanas y sin colores, y con las Navidades y mi cámara, este mes cuento con presupuesto para comer y nada más, nada de lanas.
Así que voy a empezar la operación amigurumi. Me he propuesto aprovechar cada momento de tiempo libre que me dejen las clases y mi día a día normal para tejer. Este fin de semana bajaré a casa sin ordenador, solo agujas, lana y la cámara. Y muchos libros para clase, qué se le va a hacer.
Para las Navidades tengo más o menos el mismo plan.

A ver si pronto tengo más cosas para enseñar, cosas que no sea para escarmiento público, se entiende.

9 de diciembre de 2010

Arañitas amigurumi!

Este puente lo aproveché para dormir mucho y muy a gusto. Nos fuimos a casa de David, Sally incluída, y practicamos un encierro casi total. Y porque hubo que salir a comprar comida...
Como allí no tengo internet y mis Sims murieron junto a Windows (aunque vamos a intentar resucitarlos pronto) me llevé lanas, ganchillos y el algodón de relleno. Intenté seguir un par de patrones para hacer algo simple, y bueno, salieron tres araítas muy diferentes entre sí.
La más pequeña la hice siguiendo un patrón que me encontré en el Punto Perdido, pero cambiándole las patas. Creo que también le sumé un par de vueltas para poder poner bien las patas, y como todavía no tengo ninguna clase de ojos (ni para pegar, ni de cuentas, ni de seguridad) le “cosí” el hilo rojo.
La segunda fue de arrebato. Seguí un patrón para una bola un poco más grande, e igualmente le añadí las patas, aunque quedaron más de calamar que de araña (es porque tengo que plancharlos, el ganchillo tiene la manía de enrollarse). Para la tercera intenté volver a seguir el patrón de la primera, pero de memoria. Y obviamente tiene algún fallo que en el momento de hacerla no vi, porque así como parecidas no son xD
Aún a las diferencias y problemas que me dieron a la hora de hacerlas (lo que más me costó fue hacer los ojos, con diferencia xD) estoy muy contenta con ellas. Son las primeras cosas de amigurumi que hago con las que estoy contenta. Y se acercan más a lo que quiero hacer que una rana aplastada o un pulpo-calabaza.
Las acabé de hacer el domingo, creo, y pasé el resto del puente jugando con ellas y diciéndome que habían quedado bien. Así que próximamente haré más. No sé si en más colores o con diferentes lanas (bueno, eso sí, esta negra se acabó ya), o experimentaré con más bichos fáciles de hacer.
Mientras, fotos sin poder pasar por el photoshop.

Photobucket
Photobucket



También tengo pendiente una entrada sobre cuándo desempaqueté la cámara, que aparecerá por aquí en pocos días, espero.

4 de diciembre de 2010

Estos últimos días - Diario 35

He estado casi desaparecida de este mundo desde el miércoles por estar de clase en clase desde las 8 y media dela mañana hasta las 8 y media de la noche. Además de las clases de la mañana, estuve asistiendo a un curso de software libre. Nos enseñaron qué es el software libre, cómo instalarlo en nuestro ordenador (ahora todos tenemos Ubuntu 10.10) y a administrar las cuentas, actualizar, y manejarlo en lo básico.
Como yo ya lo tenía, pero instalado como aplicación desde Windows (fui a una Install Party a finales de octubre), tuve que desinstalarlo para volver a ponerlo bien. Estaban conviviendo bastante bien, salvo que no tenía la contraseña del wifi puesta en Ubuntu y por eso la abandoné. Pero hace como tres días que estoy usando solo Linux.
Y a la fuerza. Porque me cargué Windows y no arranca. Para instalar Ubuntu tuve que hacer particiciones en el ordenador y mover datos, y algo pasó ahí dentro que Windows no encuentra no sé qué archivo de arranque y dice que para solucionar el problema tengo que iniciarlo con el disco de Windows puesto. Por supuesto, no tengo disco de Windows xD
Así que a la fuerza le puse la contraseña en Ubuntu, y estoy tirando del aMsn, que me funciona un poco peor y no inicia sesión. Feo, no puedo cambiarle la apariencia, no avisa de los mensajes nuevos, y cada vez que inicio sesión me saltan avisos de toda la gente a la que borré a lo largo de toda la historia de mi cuenta como si me acabasen de agregar.
De momento estoy encantada con Ubuntu. Arranca en 30 segundos, no tarda nada en cargar programas y demás historia, se conecta a internet antes de que me dé tiempo a ver dónde está el acceso directo a mozilla, y tarda menos en cerrar y apagarse (y windows ahí me tardaba...). Pero... no tiene ni Sims (solamente algunas expansiones) ni Photoshop. Gimp y yo nos odiamos mutuamente y no veo una posibilidad de reconciliación en poco tiempo.
Este fin de semana David me mirará lo del arranque de Windows (no debería ser difícil de solucionar) después de poner a salvo los datos. Y si no, de paso de que tengo que pasarme por la Oficina de Software Libre de la UDC a recoger el diploma, les comento lo que me pasó. Si es fácil de solucionar, sin problema. Si no es simple, formateo y ya está, mira tú que problema. Lo malo es que tendría que volver a instalar todos los Sims, que son 20gb de juego y una tarde entera instalando expansiones.

Ayer, aprovechando que tuve libre las dos últimas horas de clase, y mientras no entraba al curso, fui a comprar mi futuro regalo de Reyes. Después de que me enamorase de una réflex analógica en el mercado de antigüedades de Espinho (que sigo enamorada de ella) acordé con mi padre regalarme una réflex para Navidades, pagada a medias. Estuve investigando y pensé que la mejor para lo que necesitaba era la Canon 1000D, además de que normalmente aparece en bastantes ofertas con otros objetivos y cosas así. Y la cara que se me quedó cuando vi una oferta del Mediamarkt de una Nikon D5000 con funda y trípode por apenas 500€. Ya solo la cámara vale más que eso.
Cuando hablé con mi padre le comenté la oferta, y aunque sigue pensando que una cámara de 500€ es muy cara (no sé qué precio piensa que tienen las réflex, la más barata con diferencia es la 1000D de Canon y anda sobre los 450), ayer fui a por ella.
Como es Mediamarkt y si tiene algún fallo solo tengo 7 días para devolverla, ayer también la desempaqueté y la estuve probando. Parece que está todo perfecto, trae todo lo que debería traer, aunque el trípode no me inspira demasiada confianza y me llega por el ombligo. Pero, volviendo al tema de que me petó Windows, no puedo descargar las fotos.
El software de Nikon funciona en Windows y Mac. No Linux. O por lo menos es lo que me dice la lógica: si especifica que funciona en esos dos, es porque no lo hace en ninguno más. Además de que estas cosas suelen decir todo en lo que funcionan, no dejan que des nada por supuesto.
La cámara estaba configurada para sacar las fotos en .jpg, así que las primeras fueron solo en este formato. Luego encontré cómo cambiarle el formato (una de las pocas cosas que encontré), para probar el RAW. Pero no puedo descargarlas. Y aún así, no puedo acceder al photoshop y no puedo redudir las imágenes con una mínima calidad ni nada así. Como usé de modelo a Sally, que no paraba quieta, y le tenía que llamar la atención con la otra mano, la mayor parte de las fotos están movidas y muy raras.
Por el momento, la cámara está otra vez empaquetada en su caja y todo, y hasta el 6 no se va a volver a sacar :(

A la espera de tener photoshop para poder reducir las imágenes y poder subirlas.

2 de diciembre de 2010

Manifiesto por una Red Neutral

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto MANIFESTAMOS:

1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

1 de diciembre de 2010

Día entre agujas

Llevo todo un día de ganchillo. No sé si por la entrada de ayer, que me dio ganas de avanzar más, o la lluvia.
La parte más positiva es que por fin acabé mi primer proyecto de amigurumi. Tengo la cabeza del pulpo y tres tentáculos (aunque creo que voy a ampliarlos), tengo la “manzana” roja que estoy pensando en convertir en un conejo-bola, y tengo la cabecita de un demonio, solo tengo que hacerle el cuerpo. Pero entre unas cosas y otras (sobre todo porque me estoy empapando de fotos y patrones de más amigurumis y quiero hacerlos todos a la vez) no doy acabado nada.
Ayer al volver de clase me pasé por los chinos con la idea de coger unas agujas de ganchillar finas y si tal algo de lana. Al llegar me di cuenta de que sé que tengo unas agujas finas (heredadas de la madre de David =)), pero no sé qué número. No necesito dos del mismo tamaño, todavía estoy en la fase “solo dos agujas” xD. Así que pasé del tema. Pero recordé que necesitaba imperdibles o clips para marcar las vueltas del ganchillo (a veces me olvido de contar los puntos, y son un seguro xD), y me puse a cotillear las lanas.
Llevo días ganchillando con hilo fino, con una aguja pequeña, y por la calceta y tal pensé en cogerme una lana más gruesa. Más fácil para calcetar, menos tiempo para ganchillar. Estuve pensando colores, y no sé por qué, cogí un verde. Un verde que al mirarlo después me di cuenta de que era precioso.
Y como acababa de escribir la entrada esa quejándome de que no hago caso a los patrones, aprovechando que internet iba a y venía, me puse a seguir uno para hacer una bola, con esa lana verde.
Poco después, y tras perderme unas pocas veces, tuve que irme a dormir cuando empezaba a cerrar la bola. Pero al mediodía me puse de nuevo. Rellené, cerré, y me di cuenta de que había hecho otra chapuza. Pensar que eso venía de un patrón para pelota era impensable. Achatado, otra vez con las hendiduras que me quedó con la cabeza del pulpo (aunque menos marcadas) y sin una forma clara. Pues ya que estaba hecha, no iba a dejarla en una pelota sin más.
Siendo verde, podía ser una rana. Busqué fotos en google de amigurumis de rana para ver cómo hacerle los ojos, y me aventuré con mi primer cambio de color. Anillo mágico en negro, una vuelta en verde. Luego se los cosí a la cara y la atravesé con una lana negra haciendo de boca.
Digamos que es una rana.


Y las fotos prometidas hace unos días, que por fin están hechas.

La rana. Estoy pensando en cambiarle la boca, no me gusta cómo quedó.

Photobucket
Photobucket


La futura cabeza de pulpo, que publico para escarnio público (si fuese naranja sería una perfecta calabaza, vaya fallo al elegir el color xD).
Photobucket