29 de octubre de 2009

Luchando contra la ansiedad Vol.II y un pesado...

Hoy, de nuevo, casi tres horas (bueno, menos media de descanso) de hablar y hablar sobre la ansiedad para salir y decir “vale, ¿y algo que no supiera ya?”

Estuvimos básicamente repasando los efectos de la ansiedad cuando se presenta de forma negativa, las respuestas del cuerpo a nivel pensamientos, a nivel reacción fisiológica y a reacción “comportamiento”.
También hablamos de cómo hacer para evitar la ansiedad frente a los exámenes. Lo primero, tener el temario bien preparado. Eso incluye tener un método de estudio válido, haber preparado el tema, e ir seguros. También hablamos de lo que podía afectar a la hora de estudiar (la concentración, nuestro estado físico y mental, dónde estudiamos, qué estudiamos, etc.), y de ahí pasamos a trucos para llevar mejor la época de exámenes: una correcta alimentación (nos dio una lista con las cosas que activaban el cerebro, para rendir más), una correcta higiene, la postura a la hora de estudiar, etc.
En realidad no hicimos mucho.
Bueno, como siempre, llamé la atención. Era la única de todo el aula (seríamos unos 15, tampoco nada exagerado) que no se ponía nerviosa con los exámenes, y que por eso contestaba al revés.

Mañana se hará el cierre del curso, daremos algo de técnicas de relajación y espero sacar de él algo un poco más útil que el marisco es bueno para estudiar, al igual que las avellanas y el azúcar xD


Y cambiando de tema, que esta entrada se me está quedando un poco corta (tengo varias fotos de los campus que saqué estos días, pero tengo que reducirlas y tal y me da mucha pereza, lo siento xD), acabo con un sms que recibí nada más encender el ordenador.
Es de mi primer novio, una cosa con la que me lié y de la que me enamoré hace muchos años ya, y a la que no veo desde… principios del 2007 o así.
El sms, para abreviar, dice algo de “hola, qué tal, hace mucho que no sé de ti, y como me arrepiento de todo el mal y el daño que te hice hace un tiempo, quiero preocuparme por ti”. Pero qué pesado es, y eso que llevaba un tiempo sin aparecer demasiado. Me daba toques habitualmente, toques que yo no contestaba incluso desde antes de empezar con David por simple aburrimiento. Un día me coincidió que tenía saldo y que tenía la agresividad subida, me dio uno y al momento, sin pensarlo, le mandé un sms tipo “¿pero qué coño quieres?”. No hubo respuesta, ni más toques, hasta ahora.
Y ahora me vuelve con sus… debe tener ya unos 23 años, su desgaste por la fiesta y el alcohol, y la frase que me dijo un año después de dejarme de “fui tonto por dejarte marchar”, ver en todo lo que me he convertido (ya no hay más esa niña de 16 años que no sabía a dónde iba ni qué quería) y que él se ha quedado atascado en las discotecas, en las zorras de una noche y en la resaca de los domingos.
Y yo, ¿que qué es de mi vida? Pues mira, estoy en 2º de carrera, vivo en Coruña en un piso de estudiantes, soy bastante autosuficiente (o eso quiero creer), y voy a hacer un año con un novio que me quiere de verdad, que se sacrifica por mí, y que a mí no me importa sacrificarme por él.
Soy feliz, y tú solo eres parte de mi pasado.

28 de octubre de 2009

Luchando contra la ansiedad Vol.I

Hoy, tras dar muchas vueltas, equivocarme de aula y demás historias, empecé con un curso que organiza el SAPE (Servicio de Asesoramiento y Promoción del Estudiante) de la UDC para ayudar a los estudiantes que tengan problemas de ansiedad, generalmente por un examen o un trabajo.
Por todos es sabido que llevo todo el verano sufriendo de ansiedad, y me apunté para ver si me daban alguna solución (a tranquilizarme, a frenarla y así).
Hoy lo que básicamente hicimos fue describir la ansiedad y el estrés, y las diferencias entre ambos. No es lo mismo la ansiedad (es una repercusión física de una emoción de alerta) que el estrés (que es la presión que se siente al afrontar un reto).
Lo primero que nos dijo es que la ansiedad la tiene todo el mundo. Es una emoción más (como la alegría, el enfado, la tristeza), así que todos los seres humanos la sienten. Lo que cambia es que puede tener repercusiones físicas que si interpretamos como malas son negativas. En realidad, la ansiedad es una emoción que aparece como respuesta a una situación que se considera como amenazante, y prepara al cuerpo para reaccionar rápidamente: sube la frecuencia cardiaca y respiratoria, aparece la sudoración, etc. El problema viene cuando se siente y se piensa que es algo negativo, aparecen los sentimientos negativos, el miedo, etc. que solo hacen que empeore.
Así que, en pocas palabras, la mujer nos dijo que la ansiedad seguiría ahí, al igual que seguirían el resto de las emociones. Y que no podemos luchar contra ella, sino solamente controlar esos efectos que nos dan miedo.

Luego habló sobre los diferentes tipos de ansiedad. Que hay una que es la “normal”, que se da en casos puntuales y ante situaciones puntuales, y otra que puede derivar de la otra, la “patológica”, que haga que la ansiedad se vuelva algo habitual en la vida.
Describiendo los síntomas de los ataques de ansiedad (pensamientos negativos, molestias gástricas, movimientos repetitivos, sudoración, alteraciones respiratorias, etc.) puedo decir sin miedo a equivocarme que he estado sufriendo ataques de ansiedad desde julio. Decía la mujer “cuando tengas un ataque de ansiedad, lo sabrás”. Yo sabía lo que sentía, pero no sabía darle un nombre. Ahora sé que es ese.
Y lo que en parte más me asustó de todo: mi ansiedad viene habitualmente, a partir de una situación concreta a la que me tenía que enfrentar (dormir en el 2007) se hizo habitual (apareció en julio del 2009), sin tener por qué enfrentarme a algo que podría desencadenarla. Además, he cogido fobias específicas, aunque algunas las he superado, o por lo menos un poco (comer y dormir están controladas, aunque a veces me sigue dando cosa; lo de subirme a autobuses de largo trayecto, dormir fuera de mi casa y así está más complicado). Según la presentación Power Point de la mujer, tengo un leve trastorno de angustia, que debería tratar un psicólogo, un psiquiatra, o ambos a la vez.

Creo que poco más hablamos. Hicimos una especie de actividad en grupos al principio, que llevaría sobre una media hora o así (contestar a preguntas como “qué es para ti la ansiedad”, “crees que es algo patológico”, “situaciones que creas que pueden crear ansiedad”, etc.), hablamos de todo eso y… creo que nada más.
Dijo que no haría nada de técnicas de relajación, que nos daría al acabar el curso unos folios con varias cosas que podíamos probar en casa solitos. Y que mañana empezamos a hablar de la ansiedad que aparece antes, durante y después de los exámenes.


Y me voy a dormir que estoy derrotada.
Hasta mañana, que traeré otro resumen. Que sí, que estoy contando mi vida y mis problemas mentales (decía la mujer “bueno, la pregunta de si habéis sufrido alguna vez una crisis de ansiedad es muy personal…”), pero para las tres o cuatro personas (con suerte) que me leen, no me importa. Si dentro de un tiempo necesito esta información, aquí estará.


PD: FELIZ CUMPLEAÑOS PAPÁAA

26 de octubre de 2009

Las cosas por su nombre

No, no es ningún texto en un arranque de vocación filológica. Viene de que el domingo por la mañana me pasé por el Todo a 100 más grande del pueblo de al lado a comprar pegamento en barra (es de estas cosas que compras pero siempre desaparecen xD).
Todavía tienen el local revuelto por el inicio del curso (libretas que sobran y no hay dónde meterlas, supongo), y por primera vez, les vi un pequeño apartado, donde normalmente en Carnavales ponen los disfraces y demás. Pero solo había demonios, brujas y esqueletos. Tenían a la venta disfraces cutres para Halloween.
Pasé los meses de octubre y noviembre del 2008 en Coruña, después de entrar en la tienda Party Fiesta y en demás sitios en Coruña, estoy curada de espantos. Ni siquiera me extrañó que tuvieran disfraces de esos a la venta.
Lo que me llamó la atención fue un cartel que ponía algo de “31 de octubre de 2009, celebra el Samaín con nosotros”. Samaín, no Halloween.

Lo que me llevó a pensar es en que, sí, efectivamente (y cosas como estas lo demuestran), estamos sufriendo una invasión de costumbres americanas últimamente, obviamente traída por la televisión y cine. A mucha gente no le gusta que esto sea así: el 1 de noviembre es el Día de Difuntos, porque fue así toda la vida y punto. Otros protestan porque unos terceros lo hagan. Otros lo celebran y se excusan (“en realidad es una fiesta europea que se dejó de celebrar aquí”) mientras lo hacen. Y otros hasta organizan fiestas.
De todos ellos, los que más rabia me dan (y quien me conozca podrá imaginárselo) son los que ponen excusas. No me vengas con los equinoccios o con los solsticios, porque se dan entre los días 20-24 del mes, no a 31. No me vengas con fiestas celtas de las que no te preocupaste en tu vida. Te disfrazas por Halloween como todo hijo de americano. Si te avergüenzas de ello, no lo hagas. Y si lo haces, dilo, después de todo, todos te estamos viendo hacerlo.

Yo sí voy a salir. Este año no creo que me pinte, pero me parece un día genial para estrenar el corset que me compré el jueves, o el de cuero (si da tiempo a ajustarlo). Que va a estar la calle llena de gente (además, cae en sábado), y de mucha fiesta.

Photobucket



Jo, en la foto no se ve bien. Es de varillas semirígidas, y está como recubierto de puntilla como de flores. Es precioso, y lo saqué del Zara. Quién diría que la fiebre de Inditex por la ropa "rock" me habría servido para algo xD
Y bueno, tampoco tiene tiras.

Lo de abajo de topos es mi pijama, no le hagáis mucho caso xD

25 de octubre de 2009

Una semana atareada - Diario 15

Se me presenta una semana movida, así que estaré bastante ausente en foros, blog, messenger y demás.
El lunes es el día más relajado, saliendo de clase a las 12.30 y empezando una práctica para el carnet de conducir a las 13. Salir corriendo de la Facultad, rezar para que los autobuses no nos hagan como esta semana pasada (tienen que pasar cada menos de 5 minutos, pero como nuestra Facultad está lejos, dan la vuelta antes, llegando muchos menos de la mitad, con intervalos de 20 minutos con suerte), y correr para llegar a la estación de buses, donde me coge el coche de las prácticas.
Además, tengo que ir a preguntar a la estación de tren por el billete para irnos a Lisboa dentro de menos de dos semanas ^^ Cotillearé esta noche los foros, a ver si me solucionan las dudas, pero es probable que tenga que ir.
Y por último, tengo que acercarme por una mercería a por una tira de velcro para poder ajustarme de una vez el corset de cuero =) y a por un par de gomas de pelo de las buenas (ya tengo el pelo suficientemente largo como para hacerme coletas =D).

El martes empiezo un cursillo impartido por la Universidad para el control de la ansiedad. Está orientado a los alumnos que tienen problemas de ansiedad y de “me quedo en blanco” frente a los exámenes, pero voy a ir igual. Empieza a las 4 de la tarde y acaba alrededor de las 7 y media, así que pasaré la tarde allá. Salgo tarde de clase (a las 2 y media), así que me quedo a comer.
El miércoles más de lo mismo: segundo día de cursillo, comeré en el piso y luego subiré para pasar la tarde allá.
El jueves será como el miércoles, sacando que es el día que se acaba el cursillo. En total, creo que dan 10 horas, o deberían dar. Tres días de cursillo útil, 1 crédito de libre configuración para el bolsillo xD
El problema viene el viernes. Tengo que hacer una exposición oral, que se supone que voy a preparar a lo largo de la semana, pero volviendo al piso a las 8 no sé si tendré muchas ganas. El tema (Cadalso y su vida y obra así por encima) no es complicado, y estuvo el otro día el profesor dando la brasa con la vida del hombre este, así que la mitad está prácticamente lista. El inconveniente es que no hay tema suficiente como para rellenar los cinco minutos que me piden xD

Y ya llegamos al fin de semana… un par de días de más o menos relax, para empezar una semana en la que tengo que retomar el temario de Literatura II para el examen de diciembre, acabar de preparar todo lo que tengo que llevar para Lisboa (MIERDA, ME DEJÉ LA CAMISETA DE RAMMSTEIN EN CASA) y el viernes posiblemente pasar de ir a clase para coger el tren ya prontito.
Aunque esos planes todavía están en el aire, ya veremos si todo sale bien =)

Tengo varias cosas de las que hablar, así que dejaré un par de entradas programadas, además de que quiero ir contando más o menos qué hacemos en el curso para luego poder leerlo, así que después de todo, no parecerá que estoy ausente xD


Feliz inicio de semana, aunque empiece en lunes.

24 de octubre de 2009

Tráficos y personajes... - Diario 14

Hace unas semanas (no sé exactamente cuántas) descubrí que en Tuenti había una gran red de tráfico de ropa. Chicas (hasta ahora no he visto a un solo tío en medio) que venden, compran y cambian ropa que no usan. Me coincidió con el estar vaciando mi habitación, poco antes de que empezase el curso, y pensé en que así podría librarme de la ropa que estaba casi nueva y que no usaba sin tener que tirarla.
Me creé un segundo Tuenti para enseñar la ropa y tal. Pasé un par de tardes sacando fotos y las subí. Sabía que la ropa no era preciosa (por eso no me la pongo xD), pero quizás a alguien sí le gustaba. No me interesa el dinero (aunque si saco algo, tampoco me importa xD), solamente quería vaciar el armario. Tampoco quería follones, si hacía un cambio y no me llegaba el otro paquete, pues qué se le iba a hacer, pero por lo menos me había quedado sin eso ocupando espacio.
La cosa no me funcionó bien. No porque nadie estuviera interesado en lo que puse (cosa que ya sospechaba), sino porque son niñas que no son serias, ni claras, ni saben lo que quieren. Ni que saben hablar las cosas, ni pedir por favor, ni explicarse… Por ejemplo, muchas son menores de edad, entonces se mandan la ropa por carta (en sobres grandes, por supuesto xD), pero para pagar no tienen cuentas bancarias, y dudo que el 90% haya oído hablar de PayPal. Entonces como no quieren pagar 1,50€ para el giro postal, meten las monedas dentro de sobres y las envían por correo. Los de correos hacen estupendamente en abrir los sobres y quedarse con las monedas. Y luego ellas se echan las culpas las unas a las otras.
Cada día, en el Tuenti que tengo para contactar con ellas, es rara la vez que me conecto y no tengo unos 10 eventos. 5 aunciando “ofertas” (van de vendedores profesionales y tal) y otros 5 diciendo que “nosequién” es una estafadora, porque hicieron un cambio y ella no le envió su paquete. Para cambiar, se supone que se envían los dos paquetes el mismo día, así llegarán más o menos a la vez. Pero claro, es muy fácil decir “el mío lo envié” y dejarlo sin mandar. El otro está en camino, y se quedan con las dos cosas.

Y ahora lo mío. El primer cambio que hice (compra más bien) fue una falda, que postearé un día, porque tiene un cinturón que no sé cerrar y a lo mejor alguien entra y me ayuda xD A mediados de agosto o algo así le hice la transferencia bancaria con el total de la falda más los gastos de envío, y a partir de ese día la chavala dejó de conectarse al Tuenti. Estuvo como unas dos semanas ausente. Yo ya pensaba que ni falda ni nada, que me había tomado el pelo cuánto quiso, hasta que me manda un MP muchos días después diciendo que tenía problemas en el ordenador y no le dejaba entrar a Tuenti. Y a la muy inteligente no se le ocurrió guardar mis datos en algún sitio exterior a Tuenti, entonces no había podido mandarlo.
Días después de borran la cuenta (denuncia por uso indebido del portal). Y a mi sorpresa, una semana después, cuando casi ni me acordaba del tema de la falda, me encuentro en el buzón un papel de correos diciéndome que ya la tenían.

Y ahora, lo de hace unos días.
El miércoles a la noche, hace unos días, una chica me dijo si le cambiaba una camiseta de Hello Kitty que tenía. Le dije que sí, que tenía ella otra que a mí también me gustaba, y que cambiábamos. Al darnos los datos, vimos que las dos éramos de Coruña y preferimos quedar en persona (no pagamos ni gastos de envío ni tendríamos el problema de “tu paquete no me llegó”). Trabaja cerca de donde vivo, bajé al día siguiente cinco minutos, le di mi camiseta, y me dio la suya.
Llego al piso, me la pruebo, y me sirve. A los pocos minutos me doy cuenta de que tiene un gran descosido en el lateral derecho. El hilo estaba roto y se soltó al probármela. No me importó, puedo coserla. Y de paso aprovecho y le añado un cacho de tela por el bajo, porque es demasiado larga para llevarla con pantalones y demasiado corta para llevarla solo con leggins.
Más tarde, caigo en la cuenta de que la camiseta que yo le pedí tenía dos botones en el pecho, y que esta no los tiene. También que la otra camiseta tenía un dibujo (posiblemente la marca) en rosa, y que no me gustaba demasiado cómo le quedaba. Y también, que no me había dado cuenta antes, de que en la foto que ella puso en su Tuenti la camiseta es corta, cuando al ver esta estuve pensando en ponerle un añadido para convertirla en vestido… No me dio la camiseta que le había pedido.

Photobucket


Photobucket


Y este mediodía, cuando despierto, me encuentro con que me dejó un mensaje en el Tuenti. Que mi camiseta está viejísima y sucísima, y que le devuelva la suya. Le contesté que si estaba amarilla era por estar guardada en el armario, que la lavase (lo hubiera hecho yo, pero tenía prisa por hacer el cambio), y que ella no tenía nada que reclamar porque a mí me había dado una camiseta que no le había pedido, y por encima rota.
Se alteró, mucho, mucho. Luego se dio cuenta de que efectivamente me había dado una que no era, y se empeñó mucho más en quedar para volver a cambiar. Que no le gusta mi camiseta, que está demasiado usada (la de Kitty la puse dos veces, creo), que soy una estafadora y más cosas. O que le doy la que me cambió y me da la yo quería en un principio, porque la que me dio está nueva (pero rota xD) y que no merece ser cambiada por algo tan horrible.
Y como le dije mil veces: tú tienes lo que querías. Le dije que estaba puesta de dos veces, que llevaba más de un año en el armario, y como puse en el blog que abrí para guardar las fotos por si me borraban Tuenti (que ninguna de ellas se molestó en mirar), está un poco desteñida por el contacto del rojo con el blanco, pero que con un lavado se va. Tampoco es nada que en la foto no se aprecie.


Ahora estoy esperando a que me llegue un evento diciendo que soy una estafadora, que nadie me cambie nada (nadie lo hacía xD), que quiere que le devuelva su camiseta, etc.

Cuando ella me estaba poniendo de cerda hacia arriba me preguntaba a mí misma "¿pero es que en todos lados tengo que pelearme con todo el mundo?"

22 de octubre de 2009

11

Once meses a tu lado, ya. Once meses de caricias, sonrisas, mimos y besos. Unos once meses que están quedando eclipsados por la llegada de los 12, tanto y tan poco al mismo tiempo.

Se presenta un mes interesante, de esos que me gustan. Frío, lluvia, abrazos bajo las mantas, y una pequeña (pequeña no, grandísima xD) aventura hasta Lisboa. Tenemos que cerrar un par de detalles, comprar los billetes y entradas y… que sea lo que Dios quiera.
Pero si tengo ganas de ir, no es solo por el concierto, y lo sabes ;) Quiero pasar un fin de semana así, contigo y por el mundo adelante. Y si de este salimos vivos, habrá más ^^

Y con la vuelta del frío, la lluvia y el viento vuelven las ganas de quedarnos bajo una manta toda la tarde. Este fin de semana me traeré a Coruña el edredón gordo y tomaremos posesión del sofá toda la tarde, viendo programas rayantes o Lie to me, o Heroes, o conseguiré que me descargues In treatment… ^^ Malas excusas (pero excusas después de todo) para que me dejes abrazarte toda la tarde...

Te quiero mi niño.


(qué cursi me he puesto de repente xDD)

18 de octubre de 2009

No sé ir en bus.

Hace unas entradas decía que tengo la bonita costumbre de equivocarme de autobús. Hace un par de semanas apenas me volví a meter en e l 1A en vez del 14. Pues el martes pasado, creo que fue, volví a liarla con los buses.
Al acabar de comer, salí del piso para ir al final de la ronda de Outeiro, para ir al Baúl a seguir comprando libros para clase (ya contaré tooodo el provecho que le saqué al viaje (= ) y a la calle Barcelona, que está cerquita, a mirar camisetas básicas en el Lefties para seguir pintando y al Indio (también de segunda mano). Aproveché y me pasé por el Eroski a comprar los cereales del cocodrilo punky, que están muy ricos xD
Así que sobre las 8 y pico de la noche estoy en la parada del 14, con la bolsa del Eroski, y con el bolso lleno de libros (y todos los que me tuve que dejar atrás porque no me cabían más), durante más o menos, 20 minutos (se supone que pasa cada 10). Llega el bus, me aseguro de que es el 14 y me subo. Voy contando las paradas hasta donde me tengo que bajar (en el Kebap no, en la siguiente), y de repente, veo por la ventana que ya estoy en mi parada. Alguien se había bajado, y las puertas estaban abiertas. Era plenamente consciente de que no habíamos pasado por el Kebap, que cuando se abren las puertas huele todo el autobús a fritanga, y tiene unas luces por fuera que deslumbran, y aún así, corro a bajarme.
Y bajo del bus y OH, SORPRESA, no es mi parada. No estaba en el Kebap siquiera, estaba en la anterior. Y tuve suerte, porque en un primer momento creí que me había bajado a medio camino. Así que como una tonta, cuando el bus pudo dejarme prácticamente en la puerta del piso, a caminar unos 20 minutos para llegar.
Aún tuve suerte, que hacía una noche bastante buena, y no estaba tan lejos como pudiera haber estado (si me lee alguien de Coruña, en vez de en la Estación de Tren creí que me había bajado en la parada anterior a la Sagrada Familia xD). Así que un pequeño paseo con el bolso lleno de libros, exhibiendo los cereales por media Coruña, y cuando llegué al piso no había nadie a quien contarle mi aventura :__

13 de octubre de 2009

Páginas y páginas...

Este año para clase tengo que leerme mil libros, más o menos. Tengo una lista de los que tengo que leer sí o sí en la sidebar del blog, para hacerme a una idea de cuántos me quedan, y si los voy dejando de lado, que por lo menos me dé remordimiento de conciencia al acabar el curso y no tenerlos todos tachados.
La verdad es que tenía ganas de un curso así, con buenas lecturas, con libros que me gustaría haber leído, pero por vagancia o despiste no llegué a hacerlo.
Los profesores nos hablan de las ediciones recomendadas, las que tienen los mejores estudios preliminares y que tienen buenas anotaciones, blablabla. Normalmente son las de la Editorial Cátedra o Crítica. En pocos piden otras ediciones.

Pero con la gran lista que tenemos (la que tengo puesta se anula en febrero, al cambiar de cuatrimestre) no estoy para andar buscando por librerías las ediciones recomendadas, encargando y esperando a que los manden. Además del precio, si me diesen la beca me la gastaría prácticamente en ellos.

Así que las tiendas de segunda mano me están salvando la vida. Un día tengo que volver por la Ronda de Outeiro (al Baúl y en la Calle Barcelona el Indio), a revolver entre las estanterías. En menor medida a la Calle Real, donde está el otro Baúl, aunque tira más a cosas frikis que a libros.
La semana pasada me pasé por el Indio que tengo cerca del piso, y esto es lo que me llevé:


Photobucket



1-Cuentos, Edgar Allan Poe. Editorial Planeta. No es para clase, es para leer yo de una vez a este hombre, que le tengo ganas. 1,20€.
2-Platero y yo, Juan Ramón Jiménez. Editores Mexicanos Unidos. No es para las clases de este cuatrimestre, será del próximo o de 4º. 0,50€
3-Fuenteovejuna, Lope de Vega. Editorial Planeta. 0,90€
4-El sí de las niñas, Leandro Fernández de Moratín. Editorial Alba. 0,90€
5-Tres sombreros de copa, Miguel Mihura. Colección “Clásicos españoles” de El País. 0,90€.
6-Don Álvaro o la fuerza del sino, Duque de Rivas. Colección “Clásicos españoles” de El País. 0,90€
7-Réquiem por un campesino español, Ramón J. Sender. Biblioteca El Mundo. Tampoco es para este cuatrimestre, seguro que lo leemos en algún momento de la carrera. Pero siempre escuché cosas buenas de este libro y por una vez que lo tuve a mano, me lo llevé. 0,90€

Total: 6,20€
Precios Cátedra Colección “Letras hispánicas”: 6,60-6,90€ ejemplar.
Precios Cátedra Colección “Mil letras”: 12,50€ ejemplar.

Me vale la pena pasar agachada media tarde revolviendo en estanterías desordenadas, con Tolkien rodeado de Jane Austen, con los clásicos españoles separados entre la estantería frente a los CDs y bajo los cómics.

Liebe Ist Fur Alle Da

Hace apenas 20 minutos me he encontrado el último disco de Rammstein para descargar en un blog que sigo.
Sin pensarlo dos veces, le di a descargar.

Y apenas a un minuto de haber empezado Rammlied, la primera canción del disco, decidí que sí, tenemos que ir a Lisboa a verlos.
Ya me tarda el 8 de noviembre y todavía no sé cómo vamos a llegar a allí.

8 de octubre de 2009

Querida burocracia...

Todavía no estoy matriculada en 2º de Hispánicas. No, porque no sé qué tengo que hacer para hacerlo bien. Este año entran en juego optativas, horarios, los créditos de libre configuración y tener que arreglar los alumnos los que los idiotas que diseñaron el plan de estudios hicieron mal (por ejemplo, todas mis asignaturas son de 6 créditos; dentro del “estilo” de optativas que tengo que coger, tengo que cubrir 21 créditos, y no me dan las cuentas xD).
Entonces fui por fin al Negociado, con tiempo, a que me dijesen qué coño hacer. Porque creo que los de mi clase tienen más asignaturas que yo, y no me cuadra. Y cada vez que cuento los créditos totales que tengo que hacer este curso, siempre me dan de sobra. Con las optativas que tengo ahora, creo que solo tengo de sobra 6 créditos de libre configuración. Que si necesito cubrirlos, tengo en la manga la EOI, que son 6 justos. O si no, a cruzar los dedos y que sea lo que Dios quiera xD
El caso es que me dijo la tía del negociado (un poco borde y sin entender qué le decía) que fuese trayendo todos los diplomas y justificaciones que tuviera para ir juntando los créditos de libre configuración en el expediente, y así ir ahorrando tiempo. Y me acordé que tengo pendiente desde hace dos años pasarme por la Escuela de Idiomas a pedir el papel (no sé cómo le llaman) que diga que tengo hecho hasta 4º, aunque los mangantes de la UDC no me convaliden nada más que hasta 3º.
Así que, al salir de clase, a las 12 y media, cogí el bus universitario para hacer el camino que hacía el año pasado para volver al piso; la EOI está prácticamente al lado. Y de nuevo, como el año pasado, me equivoqué de autobús u_U Veo acercarse el 1A y leo 14. Y me meto dentro. Pero de esta vez me di cuenta a tiempo, y bajé en la primera parada que, por suerte, es también parada del 14, que venía justo detrás xD
Llegué a la EOI a eso de las 2 menos cuarto, cuando Secretaría cierra a las 2. Y sabemos cómo son los de las oficinas: a menos 10 creen que son en punto y no se atiende a nadie más. Tuve suerte, una de las que estaban allí me vio cara de pena, y entendió a la primera lo de “necesito un papel para la Universidad, para los créditos de libre configuración de la EOI” xDD
A los 15 minutos estaba fuera con una copia de mi expediente y un justificante firmado que dice que tengo el nivel elemental completo, es decir, hasta 3º.
De vuelta al autobús pasé por el Eroski y cogí algo de comida (no sabía todavía qué iba a comer, sabía que tenía arroz para alimentar a media Coruña, pero no sabía qué echarle xD), y me fui a esperar al 14 de vuelta para irme a comer.
20 minutos tardó en llegar, por o menos. E iba tan lleno el autobús que creí que no podríamos entrar. Y bueno, fue meterse un poco entre la gente y empezar a escuchar “ey neno” y “bua chorvo”. Los nenés de los colegios privados acababan de salir de clase y habían infestado el autobús. Tanta juventud y tan perdida…

Y nada más. Llegué bien al piso, saqué la comida y me puse a hacerla. Al final hice filetes de hamburguesa con patatas y dos tomates (que para ser del Eroski estaban bien ricos, sabían a tomate y todo xD), mientras mis compañeros ya estaban comiendo xD

Y esta noche fiesta, aunque de relax, que mañana a las 9 y media en clase de nuevo.
Mientras, voy pensando dónde tengo el resguardo de la solicitud de beca (si la presento no pago matrícula muaha), y el diploma de asistencia a las Xornadas “O galego nos medios”, que no voy a estar tres días aguantando mitins políticos reintegracionistas para luego perder el crédito y medio que me dieron xD

Por cierto, un par de fotos de un momento chulísimo desde mi habitación hace un par de días:

Photobucket
Photobucket

4 de octubre de 2009

Primeros días de clase...

Bastantes días después, aquí vuelvo.
Podría decir que no tengo tiempo para actualizar, entre todo lo nuevo que está pasando estos días y tal, pero es mentira. Es que como tenemos Internet ando perdiendo el tiempo en foros en vez de abrir el Word para actualizar el blog.
Y es en cierta manera una pena, porque podría extenderme casi día a día en todo lo que está pasando. Pero como los tochos eran propiedad del Fotolog, con un pequeño resumen para dentro de unos meses leerlo y reírme, llega.

El jueves tenía presentación de dos asignaturas. Morfología con Blanca y Comentario de texto de teatro. No tenía ganas de morir de buenas a primeras, y el año pasado ya empecé el curso soportando una clase de Blanca. Esta vez preferí quedarme durmiendo.
Para Comentario de texto preveo curro diario, o eso espero. Parece ser que si entrego bien los tres trabajos (casi uno por mes) y la exposición oral, me libro de examen. FUCK YEAH.

Y el viernes presentación de Comentario de texto de narrativa, también cuatrimestral, con la misma profesora y con la misma dinámica: si curras a diario te libras de exámen.
También hubo presentación de Literatura III. Asistencia activa obligatoria en clase (vale el 25% de la nota final, una animalada) y cosas así. El profesor tiene pinta de ser de los que se van por las ramas fácilmente y mucho. Un poco de paciencia y suerte con él, o eso dicen sus antiguos alumnos.

Y de mañana, solo sé que entro a las 9 y media de la mañana, pero no sé a qué clase, y que tengo clase por la tarde, de Inglés. Con un poco de suerte nos dice lo de “no tenéis que venir a clase, la nota del examen final es lo único que contará en la nota final, a casa”. Pero conociendo a la profesora (ya me dio clase el año pasado) se empezará a enrollar, cagándose en Bolonia y así y es imprevisible el tiempo que pasaremos dentro xD
Al salir (si no es muy tarde) quiero ir a pasar horas al Indio, tienda de segunda mano que hay cerca del piso de este año. Libros prácticamente nuevos y a 3€ el más caro. Están muy desordenados (en el Bahúl por lo menos están por características similares –clásicos en una lado, ciencia ficción en otro, los de terror y ciencias paranormales en otro…-), y necesito títulos concretos para clase. Así que tengo que ir dispuesta a pasar horas y horas.

Creo que dije más o menos lo que tenía pensado...
Me estoy cayendo de sueño, hasta mañana, o pasado… espero ^^