30 de marzo de 2010

Un año de blog :)

Con unos… 2 días (creo) de retraso, y bastante desaparecida y ausente, vuelvo xD

El caso es que el 28 el blog cumplió un año. Parece mentira lo rápido que pasa el tiempo. Aún me acuerdo de cuando lo estaba creando, que pensaba hacer un blog totalmente diferente al que salió. Y se puede ver en las primeras entradas, intentaba hacer algo que en clase llamamos hipertexto y que, una vez puesto en marcha en los principios de este blog, descubrí que muchísima gente más, sin tener ni idea de qué era un hipertexto ni en qué teorías se fundamenta y todas esas cosas, lo hacía. Y perfectamente.
Para no rayar mucho, aclaro que el hipertexto es un texto escrito en internet (puesto que impreso en papel no funciona) en el que la escritura no es lo único importante. También juegan un papel importante los colores, las animaciones, el tamaño de las letras. Y mucho más, si enlazas alguna palabra a otra página web. Las imágenes, los gifs… añadidos que con esto de internet y los ordenadores es posible hacerle a un texto que en libro no se puede. Cambiar los colores y poner negritas y así sí es posible, poner un link a otra página, o insertar un gif, no xD
Digamos que a la hora de interpretar un texto, no ya de forma profunda, sino al leerlo y al entenderlo, no es lo mismo decir

“Y el impávido cuervo osado aun sigue, sigue posado,
en el pálido busto de Palas que hay encima del portal;”

que

"Y el impávido cuervo osado aun sigue, sigue posado,
en el pálido busto de Palas que hay encima del portal;"

(El Cuervo, de Allan Poe, versos elegidos al azar)

Y dejándome de cosas teóricas y de filólogos, estuve esperando un poco para publicar esta entrada y hacerla un poco más visual, con unas fotos y así. Aprovechando que estoy en casa quise hacerle unas fotos a mi pueblo, o algo así, pero el tiempo está que viene y que va, y no es seguro salir a la calle. Tan pronto sale el sol y tienes calor, como se cubre y empieza a llover.
Hoy quise salir. Aproveché para llevarle a la señora que me hizo el disfraz de oveja-conejo gordo unos pantalones para recoger, que me compré en rebajas y que todavía no pude llevárselos; y cuando salí de casa hacía buen tiempo. Le di los pantalones, me preguntó por el disfraz y le dije que “bueno…” (muy gallega, sí, qué se le va a hacer) y me dijo que cuando lo estaba haciendo ya lo sospechaba, que me iba a tirar o algo. Le dije que conozco a una chica en Coruña que cose también y que a lo mejor está interesada en intentar arreglarlo, pero la señora me dijo que no tiene problema por arreglármelo ella, que no me cobra nada por arreglar algo que hizo mal xD Creo que voy a dárselo a la chica esta de Coruña, a ver si le apetece intentar hacer algo con él. Pues estábamos las dos hablando allí sobre el disfraz y tal, y salí a dar una vuelta por el merendero de la Casa de la Cultura, y si me apetecía bajar hasta el paseo marítimo (me hubiera gustado llegar a la playa, pero no soy tan optimista xD), pero apenas había subido media cuesta hacia la Casa de la Cultura cuando empezó a hacer viento, a entrar frío y a cubrirse el cielo. De vuelta vi unas flores y quise probar las pilas recién cargadas, y por encima me las había dejado en casa.
Así que nada de fotos. A ver si mañana xD

Un año de blog, 125 entradas (126 con esta), 15 etiquetas diferentes, 23 seguidores y creo que un poquito más de futuro para él.
Gracias a todos por ayudarme a no perder la ilusión ^^

27 de marzo de 2010

This is... GALICIA!!!

Ya estoy de vacaciones de Semana Santa. Ya estoy en casita, con mi pijama, mi manta y mi portátil, perdiendo la tarde mientras en la calle las nubes se deciden si llover o no. Por una vez que tengo ganas de salir a dar un paseo yo sola, cuando consigo cargar las pilas de la cámara y tengo ganas de salir a hacer fotos, o a hacer algo… medio llueve y medio no llueve y no puedo moverme de casa por miedo a un chaparrón.
No es que me sorprenda, pero me jode. Decía el otro día una chica en mi Facultad “que llueva, vale, siempre llueve; pero que no lo haga después de dos días de tanto sol y calor”. Y es que teníamos ya la primavera en la mano, la manga corta fuera y las chaquetas guardadas, y volvemos al frío y a la lluvia y… a cosas más típicas de Galicia.
Y mientras, voy haciendo planes para Semana Santa, sin saber si voy a poder cumplirlos o no. Hasta el jueves (calculo) estaré en casa con mi padre y mi hermano. Les pregunté y no tienen intención de ir a ningún sitio ni hacer nada en especial. Por lo menos no con este tiempo inestable xD Así que el jueves tengo pensado volver a Coruña, para el viernes o el sábado ir con David a Santiago a pasar el día juntitos de paseo por allí.
Además, desde hace tiempo tengo antojo de un churrasco bien hecho (no la cosa media cruda media quemada aderezada con arena de San Juan, que comimos porque había hambre…), y le dije a David que podríamos ir algún día a hacer una churrascada. El problema, aparte del tiempo, es dónde hacerla. Porque no disponemos de coche para movernos libremente, ni en la ciudad vamos a encontrar un merendero con parrillas. Me dijeron que en el monte de San Pedro, en Coruña, hay sitios para hacer churrasco, o por lo menos que la gente lo hace. El problema es llegar, porque los buses no llegan hasta arriba, y el único “transporte” público que te sube es una especie de ascensor gigante del que me dijeron muchas veces que no me subiera xD Así que podemos patear hacia arriba, o buscarnos la vida por abajo.
Ya veremos. Claro, si no llueve.

Y creo que me acabo de decidir a subir a mi habitación y sacar fotos allí, ya que en la calle no se puede xD
Nos vemos pronto ^^

21 de marzo de 2010

Monotonía - Diario 28

Llevo días sin escribir. Porque no tengo de qué escribir, la verdad. Lo más interesante que me estaba pasando era el corto, y creo que se acabó toda la poca literatura que podía aprovechar de él.
Estos últimos días mi vida se limita a ir a clase (a las que las horas de sueño cambiado me dejan asistir), a llegar al piso a las 7 como muy pronto (lunes, martes y jueves salgo de clase a las 6 y media, los miércoles acabo a las 8 y media si el profesor se acuerda de mirar el reloj) con la cabeza a reventar de los putos fluorescentes, los comentarios de texto, la pragmática del texto y el puto análisis morfosintáctico. Eso cuando no tengo Literatura Inglesa impartida en inglés por una profesora que tiene peor inglés que algunos de sus alumnos.
Y cuando llego al piso me dedico a esquivar a mis compañeros de piso. Sí, esos que me lanzan indirectas diciendo que no limpio lo suficientemente bien o los que ya solo me hablan, fingiendo buen rollo, para recordarme que me dejé esto o lo otro por limpiar. Siento decirte, Lc, que la semana pasada la cocina la limpié yo. David me ayudó con lo que yo soy más torpe. Nos centramos especialmente en la campana, que estaba hecha una mierda pese a vuestra gran limpieza. Esta semana te tocó limpiar la cocina a ti. La campana tenía restos de grasa, visibles; no es que se te pudieran pasar.
¿Quién cojones no sabe limpiar en este puto piso?

Y eso, llego al piso, cojo lo que vaya a cenar (apenas suelo cenar unas galletas) y me encierro en mi habitación hasta que me entra el sueño. Con el ordenador en las piernas, pienso, por segunda semana consecutiva que tengo que acabar los 4400 y empezar Lost, y que tengo que grabar todo lo que ya tengo visto para poder liberar espacio en el disco duro (me quedan apenas 3gb, como amo a mi RAM tan potente). También pienso en que tengo que hacer un comentario de texto de un capítulo de Rayuela y que no sé por dónde empezar, porque no es comentario formal tipo “estructura, tiempo, espacio, personajes”, para entendernos. Es más simbólico y de contenido y de referencias extratextuales y su puta madre con Rayuela, que ya raya (hago aliteraciones sin querer).
Y con el portátil en las piernas, sentada en mi cama, aprovechando la débil señal que llega a mi habitación, entro en foros para desconectar y no me encuentro más que broncas. Intento desahogar mis problemas más allá de las clases y no encuentro otra cosa que gente (ya no son personas nunca más para mí, si antes ya no lo eran mucho) que se ríe de ellos y me echan la culpa. Que soy una caprichosa, que como no soy capaz de aceptar mis fracasos le echo la culpa a los que están a mi alrededor e intento huir. Que soy una salvaje, una borde, una extremista, una incivilizada, blablablá.
Me queda y me consuela algo que tengo y que ellos jamás tendrán o entenderán: esos abrazos y besos bajo las sábanas, que no se acaban, y entre risas y entre lágrimas; con una ternura que no serán capaces de dar ni de apreciar, ni mucho menos, de merecer. No como sigan rodeándose y haciéndole caso a esa panda de zorras que juegan a dos, tres y cuatro bandas y siguen buscando más. No mientras no aspiren más que a un simple polvo de una noche, no importa cuándo, con quién y dónde. No mientras sigan comportándose así, riéndose de que otra gente (más personas que ellos) diga que soy más madura que ellos, cuando lo que faltan en su casa son espejos.

Ya todo esto dejó de importarme. Yo tengo mis abrazos, tengo mi cariño, tengo mis sábanas calentitas esperándome. Y tengo mis amigos ahí fuera, que aunque me conocen me quieren y me aprecian. Y ellos son los que cuentan.

17 de marzo de 2010

Haciendo un corto de cine: definir el proyecto. Vol. II

Hablé con mis compañeros. La escena que me pasaron para corregir, dar formato y así no es tan mala como había pensado. Por lo menos no lo es solamente la escena: el argumento del corto en general es lo que falla.
En la escena que me pasaron, los cinco participantes del corto aparecíamos sentados en una mesa de un bar, como cinco amigos. Uno de ellos, Rogelio, se había ido de putas un día, y había quedado con las 4 amigas para contárselo. A mitad de diálogo, una de las chicas, que no estaba prestando atención, cambia de tema. Le dicen que no cambie de tema y se acaba la escena.
El caso es que la puta que se había tirado Rogelio era la tía que estaba distraída.
Preciosa e interesante historia.

Pues parece que han superado la etapa putas. Hablando con el profesor, a él se le ocurrió decir que en vez de hacer algo de ficción podíamos hacer un documental. Se le vino a la mente porque el otro día pasó por delante de la cocina económica de Coruña y le sorprendió ver a tantísima gente haciendo cola para entrar.
De ahí, saltamos a que uno de los del grupo tiene a una amiga trabajando en el Proyecto Hombre, que hablar con ella y con algunos de los que están allí sería fácil. Luego dijeron, emocionadísimos, que también podíamos ir a un asilo, a hablar con los viejos. Y los que duermen en la calle. Y los que, y los que, y los que.

Culo veo, culo quiero. Les dice el profesor que hace tiempo que no se trata el tema de la borrachera por la borrachera, salen emocionados con hacerlo. Se les dice que al profesor le gustan los cortos con putas, salen emocionados intentando hacer eso. Les dice de nuevo el profesor lo del documental/reportaje y salen emocionados con hacer algo tan grande que es prácticamente imposible hacerlo.
Si mis paranoias de cortos me parecían difíciles pero realizables, patearnos la cocina económica, un asilo, las calles de Coruña y el Proyecto Hombre para preguntar lo mismo de siempre... me parece muchísimo menos realizable, y bastante sinsentido.

Son 4 contra 1. No puedo negarme ni puedo obligarlos a abandonar sus miles de proyectos de proyectos para escribir el guión en dos tardes de una idea que tengo muy clara y muy nítida desde hace tiempo, y empezar a rodar justo después de Semana Santa. Aportaré lo que pueda, y rezaré para que no salga como creo que va a salir.

16 de marzo de 2010

Haciendo un corto de cine, Vol I: familiarizarse con el guión

Este curso tengo dos asignaturas impartidas por el mismo profesor. Un profesor un tanto excéntrico. En estas dos asignaturas, en vez de tener un examen final, tendremos un trabajo final, conjunto para las dos asignaturas: hacer, de principio a fin, un corto de cine. Nosotros tendremos que tener la idea, desarrollarla, escribirla y rodarla. Después no sé si el montaje y la producción la hace solamente el profesor o vamos a colaborar. Que no lo vamos a hacer solos, lo sé seguro, pero no sé si tendremos que estar presentes o no hace falta.
Hoy empezamos a prepararlo, o bueno, eso creo. Para empezar a familiarizarnos a escribir guiones y a desarrollar escenas, para aprender qué es necesario poner y cómo ponerlo, y lo que no, tenemos que escribir, para empezar, una escena, de no más de un minuto. Puede ser sobre cualquier cosa, o podemos aprovechar para empezar a darle forma a nuestro guión, el que se rodará.

El trabajo vamos a hacerlos por grupos. Unos grupos un tanto desiguales, todo sea dicho xD En nuestra clase hay grupos desde 9 personas a 2. El mío es de 5, bastante bien (para lo que me gustaría, incluso muchos xD). Más o menos todos tenemos una pequeña o no tan pequeña experiencia en el teatro, y hace dos años una de las chicas hizo un corto completo (un videoclip) con el instituto, y yo gané un segundo premio autonómico de guiones de cortos. Creo que podemos hacer algo un poco bueno.
Al profesor lo que le gustan son los temas controvertidos. Los vicios, el erotismo que roza la pornografía, la violencia, lo escabroso… los temas tabú en general. A nosotros nos sugirió que hacía mucho que no veía el tema de la borrachera “sucia”: ir a mazarse a alcohol a cualquier bar solamente por coger una buena cogorza.
A mí no me gustó demasiado la idea (soy una artista, es demasiado burdo para mí jajajajajaja), pero más o menos en el resto del grupo triunfó. También hay que decir que de los 5, soy la única que no bebe alcohol ni sale más o menos todos los fines de semana xD Ahora en serio, a mí me gustaría hacer algo un poco más conceptual, más… abstracto, aunque incluyendo imágenes controvertidas y lujuriosas como le gustan al profesor xD Tenía casi la idea formada del todo en la cabeza, solo necesitaba la aprobación del grupo, una pequeña colaboración de ellos, y varios litros de sangre falsa xD
Al final estamos llevando la idea de la borrachera. Hoy íbamos a hacer lo de la escena para practicar, y como yo no pude quedarme en la Facultad a desarrollarla con ellos, y soy la que tiene un poco de idea de qué formato darle, y qué datos incluir, quedamos en que ellos escribían, me lo mandaban y yo corregía.
Después de haberme mandado el borrador, me ha quedado claro que ninguno de ellos escribe historias habitualmente. El diálogo es inconexo y no tiene conclusión, el tema no queda definido y las intervenciones no son pertinentes. No han cogido un tema del que hablar y los personajes le dan vueltas… los personajes hablan por hablar. Como cuando empecé a crear historias, que “diseñaba” dos personajes y los ponía a hablar y a decir cosas hasta que de ahí salía el tema del que haría el resto del relato. Debería haberme quedado en la Facultad, y preveo que van a necesitar ayuda xD

Ya tengo esta escena “corregida”, y adaptada al formato que quería el profesor. No es difícil, la verdad, solo hay que saber cómo hacerlo. Me quedan por corregir todos los márgenes, pero prefiero esperar a que el profesor nos dé los comandos y las rutas rápidas, paso de ir cambiando línea a línea los márgenes manualmente.

Próximamente… el Volumen 2.


Por supuesto, una vez que esté todo hecho, lo subiré. El corto como vídeo a Youtube, y el guión también, por si alguien quiere cotillear.

10 de marzo de 2010

Guiones

Hoy vino a mi Facultad a dar una conferencia Beiras, antiguo miembro (importante miembro) del BNG, y actual participante de una cosa (algo con nombre de Irmandiños) de la que no tenía ni idea, pero Wikipedia dice que existe xD
Teniendo en cuenta que mi Facultad es uno de los puntos de encuentro entre bloqueiros más “importantes” intelectualmente hablando, especialmente los reintregracionistas, estaba todo el mundo nerviosísimo, gente para arriba, gente para abajo... gente que no había visto en mi vida, y hasta una furgoneta de la TeleGaita en la puerta. Periódicos, lameculos, bloqueiros nerviosos... era de estas veces que notas que todo el mundo está tenso, como a la entrada de los exámenes de selectividad xD
La conferencia se llamaba “Galiza hoxe” (Galicia hoy), y nada más. Habrá hablado de lo que le apetecía, porque el tema muy delimitado no estaba xD Lo vi pasar, rodeado de cámaras y tíos con pinta de lameculos y el tío es feo pero con ganas xD
Yo no fui a la conferencia. Tampoco hubiera ido, porque no sería bueno para nadie: ni para mi aburrimiento, y posiblemente, conociendo a los bloqueiros, tampoco para vosotros, que luego tendríais que leer mi cabreo en el blog.
No pude ir porque a esa hora tenía “tutoría” con un profesor. Este profesor me da dos asignaturas, Teoría de los géneros literarios y Métodos de análisis literario. La de los géneros literarios me coincide con otra clase, Literatura Hispanoamericana, y como no podemos estar en dos sitios a la vez, y la asistencia a Hispanoamericana es prácticamente obligatoria, hablamos con este profesor, a ver qué hacíamos. Nos dijo que nos daría clase en tutorías, que lo que el resto del grupo iba haciendo en clase, él nos lo explicaría en su despacho, así a lo rápido. Los trabajos que hiciesen los otros nos los mandaría hacer también a nosotros (somos 5 con el mismo problema), la única diferencia entre la clase y su despacho es la hora en la que la damos. También en la atención que nos presta, nosotros ganamos xD
El proyecto para esta asignatura es hacer completamente un corto de cine. Nosotros haremos el guión, trabajaremos en él para dejarlo casi profesional, luego lo grabaremos, lo montaremos, lo produciremos, y en el último día de clase, se proyectarán todos los cortos en clase. Hoy nos estuvo dando las primeras pautas para el formato del guión, los datos necesarios, cómo escribirlos y así. Tenemos que ir pensando en una idea para escribir una escena de no más de un folio para entregar la próxima semana. Y a ser posible, tener la parte teórica del corto (el guión) listo antes de Semana Santa, o poco después, para poder empezar a grabar en serio. Con suerte, el curso puede acabársenos a principios de mayo xD
También, para la próxima semana, tenemos que tener grabada (no sé si montada, le preguntaremos o a ver cómo hacemos) una presentación de cada uno. Como él prefiere vernos la cara en “vivo” mejor que en foto, y como con los nombres es malo, nos dijo que le grabemos una presentación, a poder ser original.
La idea la tenemos, y creo que las ganas también. ¿Quiere algo original? Se me ocurrieron varias cosas. La que más triunfó entre el grupo de trabajo (los 5 que vamos a tutorías) fue el interrogatorio: sentamos a uno en una silla, posiblemente con los ojos vendados, y le hacemos preguntas. Decimos nuestros nombres durante el interrogatorio, algún que otro dato más, y nos queda una presentación (espero que) original y no artificial, nada de ponerse delante de una pared y decir “Hola, me llamo Fulanito”. A ver si al profesor le gusta.
Para el corto-proyecto, tengo varias ideas. No sé si a los del grupo les gustarán, o qué haremos al final, pero con la idea que tengo, los 5 minutos aproximados del corto, y que a la hora de crear un guión se hacen eternos, se nos van a pasar volando.

Por supuesto, todo lo que grabemos irá a parar a Youtube y luego al blog xD
Iré contando más a medida de vayamos haciendo.

Por cierto. Mientras el profesor hablaba con nosotros nos dijo que los guionistas son la gran “carencia” del cine y televisión español. Que los actores, los directores, etc. se quejan porque no hay nadie que cree historias. Vamos, que los guiones son los grandes olvidados a la hora de crear literatura: la gente se decanta por la novela, el teatro o la poesía, pero no por hacer historias para el cine. Quise contestarle, pero acabábamos de entrar en su despacho prácticamente y no había confianza:
En España es normal que no haya guionistas. Mira qué cosas se están produciendo: Física o Química, o la continuación de Aquí no hay quien viva; nuestra Ministra de Cultura haciendo parte del guión de Mentiras y gordas, que compartió estreno con Pagafantas y hace poco salió el (por lo que me ha contado y he leído en resúmenes) bodrio de Rec2. O para hacer una serie un poco interesante y que te salgan unos actores como los de Los protegidos, o que la productora te obligue a seguir la historia hasta el infinito como pasa con el Internado. Y no hay que mencionar que por encima tienes que competir en audiencias con Sálvame Deluxe o Gran Hermano o algo de eso.
Sinceramente, a cualquier guionista que quiera hacer algo chulo, trabajar bien, todo eso le desmotiva. Las series pueden resultar estar bien, tener éxito, etc. Pero viendo otras cosas que se están haciendo mundo adelante, como muchas de las series que emite Cuatro (excepto Castle xDD) como guionista te sabe a poco.


Lo del otro día, cuando comenté lo que me estaba pareciendo Castle y dije que de mayor quería ser guionista lo dije medio en broma. Ahora hablo en serio: me gustaría ser guionista. Pero no en España. El paraíso sería EEUU, aunque tiene muchas desventajas como país y como industria (no hay más que ver cómo trata la FOX a sus series) las oportunidades son casi infinitas.

8 de marzo de 2010

Es que somos muy pobres

Aquí todo va de mal en peor. La semana pasada se murió mi tía Jacinta, y el sábado, cuando ya la habíamos enterrado y comenzaba a bajársenos la tristeza, comenzó a llover como nunca. A mi papá eso le dio coraje, porque toda la cosecha de cebada estaba asoleándose en el solar. Y el aguacero llegó de repente, en grandes olas de agua, sin darnos tiempo ni siquiera a esconder aunque fuera un manojo; lo único que pudimos hacer, todos los de mi casa, fue estarnos arrimados debajo del tejabán, viendo cómo el agua fría que caía del cielo quemaba aquella cebada amarilla tan recién cortada.

Y apenas ayer, cuando mi hermana Tacha acababa de cumplir doce años, supimos que la vaca que mi papá le regaló para el día de su santo se la había llevado el río

El río comenzó a crecer hace tres noches, a eso de la madrugada. Yo estaba muy dormido y, sin embargo, el estruendo que traía el río al arrastrarse me hizo despertar en seguida y pegar el brinco de la cama con mi cobija en la mano, como si hubiera creído que se estaba derrumbando el techo de mi casa. Pero después me volví a dormir, porque reconocí el sonido del río y porque ese sonido se fue haciendo igual hasta traerme otra vez el sueño.

Cuando me levanté, la mañana estaba llena de nublazones y parecía que había seguido lloviendo sin parar. Se notaba en que el ruido del río era más fuerte y se oía más cerca. Se olía, como se huele una quemazón, el olor a podrido del agua revuelta.

A la hora en que me fui a asomar, el río ya había perdido sus orillas. Iba subiendo poco a poco por la calle real, y estaba metiéndose a toda prisa en la casa de esa mujer que le dicen la Tambora. El chapaleo del agua se oía al entrar por el corral y al salir en grandes chorros por la puerta. La Tambora iba y venía caminando por lo que era ya un pedazo de río, echando a la calle sus gallinas para que se fueran a esconder a algún lugar donde no les llegara la corriente.

Y por el otro lado, por donde está el recodo, el río se debía de haber llevado, quién sabe desde cuándo, el tamarindo que estaba en el solar de mi tía Jacinta, porque ahora ya no se ve ningún tamarindo. Era el único que había en el pueblo, y por eso nomás la gente se da cuenta de que la creciente esta que vemos es la más grande de todas las que ha bajado el río en muchos años.

Mi hermana y yo volvimos a ir por la tarde a mirar aquel amontonadero de agua que cada vez se hace más espesa y oscura y que pasa ya muy por encima de donde debe estar el puente. Allí nos estuvimos horas y horas sin cansarnos viendo la cosa aquella. Después nos subimos por la barranca, porque queríamos oír bien lo que decía la gente, pues abajo, junto al río, hay un gran ruidazal y sólo se ven las bocas de muchos que se abren y se cierran y como que quieren decir algo; pero no se oye nada. Por eso nos subimos por la barranca, donde también hay gente mirando el río y contando los perjuicios que ha hecho. Allí fue donde supimos que el río se había llevado a la Serpentina, la vaca esa que era de mi hermana Tacha porque mi papá se la regaló para el día de su cumpleaños y que tenía una oreja blanca y otra colorada y muy bonitos ojos.

No acabo de saber por qué se le ocurriría a la Serpentina pasar el río este, cuando sabía que no era el mismo río que ella conocía de a diario. La Serpentina nunca fue tan atarantada. Lo más seguro es que ha de haber venido dormida para dejarse matar así nomás por nomás. A mí muchas veces me tocó despertarla cuando le abría la puerta del corral porque si no, de su cuenta, allí se hubiera estado el día entero con los ojos cerrados, bien quieta y suspirando, como se oye suspirar a las vacas cuando duermen.

Y aquí ha de haber sucedido eso de que se durmió. Tal vez se le ocurrió despertar al sentir que el agua pesada le golpeaba las costillas. Tal vez entonces se asustó y trató de regresar; pero al volverse se encontró entreverada y acalambrada entre aquella agua negra y dura como tierra corrediza. Tal vez bramó pidiendo que le ayudaran. Bramó como sólo Dios sabe cómo.

Yo le pregunté a un señor que vio cuando la arrastraba el río si no había visto también al becerrito que andaba con ella. Pero el hombre dijo que no sabía si lo había visto. Sólo dijo que la vaca manchada pasó patas arriba muy cerquita de donde él estaba y que allí dio una voltereta y luego no volvió a ver ni los cuernos ni las patas ni ninguna señal de vaca. Por el río rodaban muchos troncos de árboles con todo y raíces y él estaba muy ocupado en sacar leña, de modo que no podía fijarse si eran animales o troncos los que arrastraba.

Nomás por eso, no sabemos si el becerro está vivo, o si se fue detrás de su madre río abajo. Si así fue, que Dios los ampare a los dos.

La apuración que tienen en mi casa es lo que pueda suceder el día de mañana, ahora que mi hermana Tacha se quedó sin nada. Porque mi papá con muchos trabajos había conseguido a la Serpentina, desde que era una vaquilla, para dársela a mi hermana, con el fin de que ella tuviera un capitalito y no se fuera a ir de piruja como lo hicieron mis otras dos hermanas, las más grandes.

Según mi papá, ellas se habían echado a perder porque éramos muy pobres en mi casa y ellas eran muy retobadas. Desde chiquillas ya eran rezongonas. Y tan luego que crecieron les dio por andar con hombres de lo peor, que les enseñaron cosas malas. Ellas aprendieron pronto y entendían muy bien los chiflidos, cuando las llamaban a altas horas de la noche. Después salían hasta de día. Iban cada rato por agua al río y a veces, cuando uno menos se lo esperaba, allí estaban en el corral, revolcándose en el suelo, todas encueradas y cada una con un hombre trepado encima.

Entonces mi papá las corrió a las dos. Primero les aguantó todo lo que pudo; pero más tarde ya no pudo aguantarlas más y les dio carrera para la calle. Ellas se fueron para Ayutla o no sé para dónde; pero andan de pirujas.

Por eso le entra la mortificación a mi papá, ahora por la Tacha, que no quiere vaya a resultar como sus otras dos hermanas, al sentir que se quedó muy pobre viendo la falta de su vaca, viendo que ya no va a tener con qué entretenerse mientras le da por crecer y pueda casarse con un hombre bueno, que la pueda querer para siempre. Y eso ahora va a estar difícil. Con la vaca era distinto, pues no hubiera faltado quién se hiciera el ánimo de casarse con ella, sólo por llevarse también aquella vaca tan bonita.

La única esperanza que nos queda es que el becerro esté todavía vivo. Ojalá no se le haya ocurrido pasar el río detrás de su madre. Porque si así fue, mi hermana Tacha está tantito así de retirado de hacerse piruja. Y mamá no quiere.

Mi mamá no sabe por qué Dios la ha castigado tanto al darle unas hijas de ese modo, cuando en su familia, desde su abuela para acá, nunca ha habido gente mala. Todos fueron criados en el temor de Dios y eran muy obedientes y no le cometían irreverencias a nadie. Todos fueron por el estilo. Quién sabe de dónde les vendría a ese par de hijas suyas aquel mal ejemplo. Ella no se acuerda. Le da vueltas a todos sus recuerdos y no ve claro dónde estuvo su mal o el pecado de nacerle una hija tras otra con la misma mala costumbre. No se acuerda. Y cada vez que piensa en ellas, llora y dice: "Que Dios las ampare a las dos."

Pero mi papá alega que aquello ya no tiene remedio. La peligrosa es la que queda aquí, la Tacha, que va como palo de ocote crece y crece y que ya tiene unos comienzos de senos que prometen ser como los de sus hermanas: puntiagudos y altos y medio alborotados para llamar la atención.

-Sí -dice-, le llenará los ojos a cualquiera dondequiera que la vean. Y acabará mal; como que estoy viendo que acabará mal.

Ésa es la mortificación de mi papá.

Y Tacha llora al sentir que su vaca no volverá porque se la ha matado el río. Está aquí a mi lado, con su vestido color de rosa, mirando el río desde la barranca y sin dejar de llorar. Por su cara corren chorretes de agua sucia como si el río se hubiera metido dentro de ella.

Yo la abrazo tratando de consolarla, pero ella no entiende. Llora con más ganas. De su boca sale un ruido semejante al que se arrastra por las orillas del río, que la hace temblar y sacudirse todita, y, mientras, la creciente sigue subiendo. El sabor a podrido que viene de allá salpica la cara mojada de Tacha y los dos pechitos de ella se mueven de arriba abajo, sin parar, como si de repente comenzaran a hincharse para empezar a trabajar por su perdición.

Es que somos muy pobres, Juan Rulfo

7 de marzo de 2010

Feliz no cumpleaños

O lo digo o exploto. Llevo dos días pensando en esto, y dos días remordiéndome la conciencia.

Pese a lo que dijese mi Tuenti ayer, no cumplo años el 5 de marzo. La fecha está mal, y lo hice conscientemente. Me siento mal, me siento culpable. Me siento una mentirosa para toda la gente que no sabía en realidad que cumplo en abril, y a la que le devolví los mensajes de felicitación.

Lo cambié deliberadamente hará unas semanas, pensando en que el año pasado me fastidió un montón que gente que no me importaba nada me felicitase y me sonriese a la cara cuando en realidad no le importaba. Me pareció una buena idea no dejar que esa gente, la mayoría que tengo agregada por compromiso o por cosas de clase, se metiera dentro de mi cumpleaños.
Y tras ver toda la gente que ayer creyó que era mi cumpleaños y me felicitó… toda la gente que sí me importaba (hasta gente de mi clase con la que me estoy llevando mejor) me siento mal. No pensé en que gente que me importa, por la que me preocupo de verdad (amigos de Coruña con los que me estoy empezando a llevar, gente de foros, etc.) podían no saber mi cumpleaños real, y no avisé a todo el mundo de que iba a hacerlo, Me siento culpable, y una mentirosa.

El consuelo que me queda es que para mi cumpleaños real queda poco tiempo, y cuadrará en Semana Santa, así que no estaré para que nadie me felicite ni se alegre por mí ni nada así. Me guardaré las felicitaciones de todos esos por los que me siento tan mal para ese día.

A los que leéis el blog y me habéis felicitado, lo siento mucho.

4 de marzo de 2010

Castle: piloto.

Estoy viendo Castle, primer episodio en Cuatro.
No sé cuánto tiempo lleva (ahora mismo están en el primer descanso) y ya sé que no me gusta la serie y que es tirando a mala.

Argumento (hasta ahora): un escritor (Castle) un poco impertinente y graciosillo, pero en una crisis creativa le llama un día la policía. Hay un psicópata que está matando gente tal y como él escribió en sus novelas. Además, la chica policía está teniendo detalles que hacen pensar que le gusta ese escritor, como escritor o como persona para liarse con ella.
No hace falta añadir que el escritor se involucra en el caso para sacar de ahí su próximo libro.

Volvamos a analizar el personaje principal: a un escritor en una crisis creativa (Californication) un poco borde, desobediente, infantil y graciosillo (Californication y House) le llama la policía para investigar una serie de asesinatos (CSI, Dexter, Bones, NICS, y demás series sobre investigaciones criminales).
Quitando esta falta total de creatividad (que tiene tela, yo no veo tantas series como para haberles pillado así tan pronto xD) en la primera escena del episodio hacen presentaciones indirectas: los personajes no se caracterizan por lo que hacen, sino por cómo los otros personajes, o ellos mismos, hablan de sí. Eso está bien, pero en su justa medida. En cierta medida, esas presentaciones, aunque fáciles y a mi modo de ver cutres, son muy útiles, y si tienes que hacer un episodio piloto para ver si te aprueban una serie o no tienes que vender la historia rápido, necesitas presentar a los personajes en poco tiempo para poder meterte con la trama cuanto antes. Pero los guionistas se pasaron: en la primera escena contaron toda la vida del fulano y parte de la del resto de personajes.
Si presentas la historia demasiado rápido ésta pierde interés. ¿Que su editora es su exmujer? Suéltalo sin avisar en la última escena del episodio, te deja con intriga. Pero no lo digas desde el principio, queda intrascendente e innecesario, si tenemos en cuenta que ese personaje no va a aparecer en el resto del capítulo. Si quieres dejar abierta esa trama, déjalo caer después de conocer a la editora, no lo digas antes de conocerla siquiera. No sorprende, no tiene nada de… interesante. Y si estamos hablando de vender un episodio piloto, conviene que todo sea interesante. Si no, no te producen la serie, te quedas en paro.


Cuando acabe la carrera quiero ser guionista. El único problema que le veo es que vivo en España. Y todos sabemos las series que se producen en este país.

1 de marzo de 2010

Tengo miedo de mi edificio - Diario 27

Primero, tengo que explicar el contexto: mi edificio son como dos bloques dentro del mismo “recinto”: entramos por el mismo portal, tenemos el mismo número en la dirección, pero las puertas de casa piso están separadas en dos bloques: A y B están a un lado y C y D están a otro. A y B tienen sus escaleras y su ascensor y C y D lo mismo. Se puede pasar de un lado a otro por los cuartos de contadores que hay en cada planta, que en general estamos totalmente separados.
Los líos empiezan cuando el ascensor que en teoría pertenece a las puertas A y B (el mío, yo soy A) es el único de los dos que lleva al garaje, de manera que el otro bloque muchas veces lo usa para bajar directamente y ahorrarse un tramo de escaleras.
Somos dos bloques, a dos puertas por bloque y trece pisos por bloque. Pocas familias hay, por lo que he visto; la mayor parte somos estudiantes compartiendo piso. Eso da un montón de gente con un posible coche: un montón de gente usando un mismo ascensor, subiendo y bajando 16 plantas (dos de garaje y una entreplanta) todo el día. El ascensor se ve nuevo, pero los fallos son comunes.
Hasta ahora los fallos que se habían dado con este ascensor eran del tipo: tiene como una alarma sonora para avisar cuándo se van a abrir y cerrar las puertas, y hubo unos días en que iban descoordinados. Sonaba cuando las puertas ya estaban abiertas y así, nada de importancia.
Pero es que ayer llegamos… serían las 3 de la mañana. Vamos al ascensor de mi bloque y en la pantalla en la que te dice en qué piso está marca un 0 y un asterisco. Estaba en el piso 0, pero no tenía las puertas abiertas, la lucecita de para dónde está yendo marcaba que subía, y ese asterisco no me daba confianza. Cogimos el otro ascensor, que aunque está un poco más carraca funciona bien.
Hoy, al bajar a la calle, ya ni intenté llamar al ascensor que me correspondería. Ya normalmente es lento, así que antes de darme por “vencida” y ver que tarda más de lo normal, y que es muy probable que no aparezca podría pasar un laaargo tiempo.
Nuestra sorpresa cuando se abren las puertas del otro ascensor y como que chirrían más de lo normal, y parece que se mueven un poco. Una vez dentro, nos damos cuenta de que una de las puertas está abollada, y hay marcas como de rascazos en los marcos. Llegamos al portal sanos y salvos, pero yo no podía parar de pensar en que luego tendría que volver a subir (8 pisos, si fueran 2 ó 3 no me importaría no meterme en el ascensor y subir a pata).
Como se puede intuir, estoy de nuevo en el piso, así que no me he quedado encerrada dentro del ascensor ni me pasó nada raro. Pero que el ascensor de mi bloque se quedara pillado y que el otro tuviera las puertas mal me da mal rollo xD
A ver si mañana cuando salga para clase me acuerdo y cojo el ascensor que funciona xD