27 de enero de 2010

Hoy me sentí de nuevo universitaria

Desde hacía mucho tiempo que no sentía lo que sentí hoy, el ser universitaria. El tener que recorrer la biblioteca, fotocopiar, pedir apuntes, hacer tutorías… Esa independencia, el tener que buscarte tú las fuentes, y buscarte tú tu propio trabajo.

Aunque ya no tenemos clase por el parón de febrero (supuestamente hoy teníamos a primera hora, pero no fue ni el profesor xD) hoy subí por última vez a la Facultad antes del lunes, mi primer examen, para hacer una tutoría.
La profesora esta que me mandaba a examen y con la que estaba (y estoy) tan cabreada en una de las últimas entradas da la opción a hacer un trabajo voluntario para subir nota. Yo quería hacerlo, por eso de mostrar un poco de interés en la asignatura y por intentar arañar un punto o menos para sumar al examen.
Mi gran sorpresa cuando voy a verla para preguntarle cómo va a ser el examen y me dice que me deja cambiar el examen por dos trabajos. El voluntario y otro. Le dije que sí (es más trabajo pero es más seguro, si me cae un texto que se me atasca en el examen suspendo fijo, con el trabajo tengo tiempo de corregirlo xD), y así que me traje dos comentarios de texto de fragmentos (uno de Lo prohibido, de Galdós, y otro de Sonata de Primavera, de Valle-Inclán) y un examen menos.
Cuando acabé con ella, unas dos horas más tarde entre unas cosas y otras, me fui a buscar la bibliografía recomendada para completar el trabajo. Para Valle-Inclán tengo que revolver en la hemeroteca, y no me apetecía nada (y si tenemos en cuenta que la fotocopiadora de dentro de la biblioteca ha muerto hace un tiempo y creo que así sigue, sacar esa bibliografía me va a llevar tiempo), además de que le tengo terror a meterme en la hemeroteca… con tantas revistas, volúmenes, números, ediciones, editores, directores, monográficos, títulos, artículos, actualizaciones, etc. Entonces me puse con lo de Galdós. Por toda bibliografía tengo el prólogo a Lo prohibido en la edición de Cátedra. 100 y pico páginas de prólogo, totalmente impensable hacer fotocopias. Así que tuve que cogerlo y cargar con él y sus 500 páginas de libro + 100 de prólogo en el bolso.
Y ahora tengo que ponerme a trabajar. Para poder empezar tengo que ordenar mi habitación, para tener espacio vital y todo eso.
Luego, pasaré a ordenador unas exposiciones orales que preparé para Literatura III y que ahora parece ser pueden entrar en el examen, al igual que las de mis compañeros, y las estamos rulando. No creo que me lleve mucho tiempo, no más que ordenar la habitación xD
Y después… tenía pensado hacerme el calendario de exámenes y entrega de trabajos, para tener una idea visual, como siempre, del trabajo que tengo por delante. También tendría que hacer una lista con la bibliografía que necesito para los trabajos, lo que me queda por recoger y buscar (además de los dos que me pusieron hoy de narrativa, tengo que hacer otro de teatro, el entremés de la Cueva de Salamanca, de Cervantes (con lo que lo odio…).).
Y para acabar de explotarme la cabeza tengo que ponerme a estudiar para el examen del 1, el parcial del temario dado en el primer cuatrimestre de Historia del Español. Un coñazo histórico y de listas de palabras que… eso, es un coñazo.

Aunque empiezo ahora con los exámenes supongo que me pasaré bastante por los dos blogs. Es lo que tiene estudiar literatura, cuánto más leo (tanto la literatura como los estudios sobre ella), más ganas tengo de escribir. Cada vez que recuerdo cómo me inspiraban los apuntes de Teoría de la Literatura el año pasado me sorprendo de que pude estudiar para el examen y de que aprobé. Demasiados tipos de narrador que te ponen en bandeja para poder jugar con ellos, tiempos, recursos, historias…


Por cierto y por último: como dije en una entrada anterior, el examen de conducir lo hice de nuevo el lunes. Como no dije nada, supongo se que se supone que estoy suspensa. Me cagaría en todo el mundo, pero estoy tan cabreada que mejor no vuelvo a sacar el tema. Había demasiados gilipollas allí dentro. Y éramos tres dentro del coche, contando conmigo.

5 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

u.u Estás muy estresada, intenta centrarte en los exámenes y preséntate al coche después de ellos mejor ;)

Suerte y ánimo^^ Besotes!!!!!

Moriarti dijo...

Ay, cuanto hace que dejé los estudios. xD

Saludos Anxo.

Butterflied dijo...

Mucho ánimo y fuerza para los exámenes y como Isa, opino que sería bueno que dejases lo del práctico para cuando estés más relajada, porque no es bueno. Yo me presenté en junio del curso pasado con parciales y finales y sólo conseguí suspender el práctico del coche y dejar un examen importante sin hacer por la bajona tan grande que me dio.

Un besote.

((*natsi*)) dijo...

pobreeee muchos animoss! se te ve muy estresada ;O;!
yo el carne d coche me lo estoy tomando con muuuuuuuucha calma, y llevo ya mas d 2 meses con el teorico (y los que me quedan) xD
ANimo animo ò.o!

Yessika dijo...

OH la vida de universitaria!, genial jaja ni tanto son los mismos dramas del bachillerato pero los examenes son aún más difíciles así que todo es más complicado que vaya todo muy un abrazo (: