17 de noviembre de 2010

Fantasmas de este curso

Ayer me equivoqué. Sí tengo algo que contar. Algo que me persigue desde que empezó el curso y creo que todavía no nombré por aquí, y que como tengo ya tan “cotidianizado” que di por supuesto.
Este curso ya tengo mi fantasma particular.
Y con esto me refiero a que ya tengo la asignatura y la profesora que me van a complicar la existencia. Creo que más o menos a todos nos pasa, tener ese profesor o esa asignatura que no entiendes o que te cuesta mucho, por la que no te sientes motivado y te ves obligado a hacerla porque no queda otra. O ese profesor que te cae tan mal que cualquier cosa que dice te parece una tontería, obvio, que te está tomando por tonto, o no tiene razón.
La primera vez que me pasó eso estaba en 4º de ESO, creo. Fue el año que dejé de entender las matemáticas. Llegamos a los logaritmos y dejé de entenderlas. La profesora que me daba clase era buena profesora, la que me dio clases de refuerzo también, pero nunca conseguí entenderlas. Fueron tres horas a la semana en las que miraba el horario y pensaba “pufff horror, matemáticas”.
Durante bachillerato fue el profesor de Latín y Griego, y en 2º, concretamente, la asignatura de Griego II. Era más por miedo a que nos comiese o nos mordiese, o algo así, que por las asignaturas en sí. Eran clases aburridas y eternas, y el tío tacto como que no tenía mucho. Se enfadaba enseguida y nos chillaba y nos ponía de inútiles para arriba (aunque nunca tanto como a los de ciencias xD). Pensándolo bien, creo que nosotras éramos sus fantasmas, porque con el resto de cursos no era así.
En 1º de carrera fue la profesora que me dio Literatura II. No me sentaba bien tener que despertarme a las 7 de la mañana para llegar a la Facultad a las 8 y media, y estar dos horas hablando de cualquier cosa menos de la literatura del Siglo de Oro, que era lo que supuestamente nos iba a enseñar. Dejé la asignatura, el examen era el 24 de junio a las 10 de la mañana y fui a septiembre directamente xD Mi primer septiembre.
El año pasado solo tuve problemas con una profesora de Comentario de texto, porque sus preferencias de alumnos estaban muy claras y siempre me sentí en la parte de los alumnos que “perdían”. Aún así solo fue el final del segundo cuatrimestre, no más. Fue un curso bastante tranquilo, también porque falté mucho a clase y hubo profesores que no llegué a conocer directamente xD
Y este año vi desde el principio del curso cuál iba a ser mi problema. Y es una profesora que me daba dos asignaturas. Una obligatoria anual (Gramática I) y una optativa cuatrimestral que cogí sin tener ni idea de dónde me metía (Cuestiones de Semántica del español). Ya cambié la matrícula, ya no tengo que ir a esa optativa; en cambio tengo el próximo cuatrimestre Investigación literaria (acrónimo, hablaré luego sobre esto xD) con la profesora que me dio Literatura II. Esperemos llevarnos mejor xD
No esperaba que Cuestiones de Semática fuera como realmente es. Di un poco de Semántica en 1º, en Lingüística, y no estaba mal. La Semántica estudia los significados de las palabras, y me pareció una optativa que me podía gustar. No sabía que la profesora que la impartía se lo iba a tomar como… casi como lógica matemática. Relaciones entre argumentos, fórmulas para explicar estructuras sintácticas (¿desde cuándo se analiza O=[Suj-Vbo-CD]?) y para explicar la “verdad” que hay en las oraciones. El primer día lo pintó todo muy bonito; incluso nos dijo que íbamos a experimentar un poco con el lenguaje Java y que teníamos que hacernos con una máquina virtual o instalar Ubuntu en nuestros ordenadores. No había examen, con ejercicios de clase y una exposición oral sobre un artículo que daría hacía nuestra nota. Todo muy bonito, ella amable aunque un poco rara (es la única que nos trata de usted).
El primer día de clase de verdad no me enteré de qué estaba hablando. Repartió el programa de la asignatura (una lista con lo que creo que son los títulos de los temas) y empezó a hablar de cosas sin explicar por qué las hacía o qué sentido tenían. Al mes seguía igual, y me di por vencida.
Fui a cambiar mi matrícula. Es una asignatura optativa, puedo elegir no hacerla, y elijo no hacerla. Quise darme de baja, pero me dijeron que solo puedo cambiar una asignatura por otra o matricularme en otra asignatura, pero no darme de baja en una. No entiendo por qué, si cambiar una asignatura por otra es en realidad darse de baja en una y de alta en otra. Después de pensarlo mucho, dejé Cuestiones de Semántica y me di de alta en (nombre largo xD) Metodología de la Investigación Literaturia en los textos españoles. Empieza en el 2º cuatrimestre, así que no tengo problemas de estar el curso empezado. Son los mismos créditos y el mismo tipo de optativa (optativa propia de Hispánicas), así que también de paso de ahorro tener que volver a contar créditos y hacer cuentas que nunca dan.
Liberada de Cuestiones de Semántica, me queda con esta profesora toda una asignatura anual, Gramática I. Es obligatoria, así que no tengo manera de librarme de ella, y rezo para que Gramática II, que la daré en 4º, no la imparta también ella.
Directamente, no entiendo cuando explica, ni qué pretende explicar. No estamos dando Gramática como creí que la daríamos. Lo veo como algo fragmentario, sin conexiones, y no entiendo por qué lo estamos dando. Es la única asignatura en la que no se nos dio una introducción antes para explicar qué vamos a hacer, ni una parte teórica sobre lo que sea de la asignatura. Llegó la profesora a saco, a explicar cosas que tenemos más que sabidas y a tocar por encima cosas que no dimos. Por ejemplo, hacemos análisis de oraciones y en ellas tenemos en cuenta los argumentos de los verbos. Sé qué son los argumentos de los verbos porque en 1º, en Lingüística, en un apartado, miramos qué eran los argumentos de los verbos. Nada más. Tampoco preguntó si sabíamos lo que era, y desde luego, no tengo ni idea de para qué sirve.
Llevo desde que empezó el curso mirando para la pizarra intentando entender solamente el porqué de las cosas que hace, pero me pierdo. Todavía no sé qué vamos a dar ni qué esperar del curso. Cuando lo comento con otros de clase me dicen que tampoco entienden nada, así que no me siento tan tonta. Por lo menos no soy la única.
Me quedan 7 meses de incomprensión y de rezar porque lo que quiera que diga cuando me pregunte algo coincida y esté bien, o que los ejercicios que tengamos que hacer me salgan bien por inspiración divina. O que no sé, le den una plaza de investigación en algún sitio lejos y venga otro profesor xD A estas alturas tengo poca fe en que de repente vaya a entender algo, a encontrarle sentido.

Esto era lo que tenía que contar. xD

1 comentario:

ichirinnohana_is dijo...

Ánimo con ella y su asignatura^^

Tampoco se me ocurre mucho que decir por aquí, además de gracias por tu tocho-comentario en mi blog :P

Besotes^^