22 de diciembre de 2010

Qué triste es ser el último en irse de vacaciones

Hoy, 22 de diciembre, y como todo el mundo sabe a estas alturas, se celebra el sorteo de la lotería de Navidad. Locura en todo el país, todas las cadenas retransmitiéndolo y todo eso.
Yo desde pequeña lo uso para “medir” mis vacaciones. Cuando estaba en Primaria tenía un par de días antes del sorteo ya sin clase, y recuerdo cómo me chocó cuando un año, el primer día de vacaciones, vi el sorteo en la tele. “¿Ya? ¿Tanta clase tuve?”
Ése fue el año que empecé las vacaciones más tarde, normalmente tenía una o dos mañanas antes del sorteo. Una vez incluso creo que fueron cuatro días. Pero este año, el sorteo me ha dado en clase (o debería haber dado... xD).
Es la primera vez que me pasa de estar en clase y el sorteo haciéndose. Pero bueno, soy yo la que no estoy de vacaciones, porque fue llegar a la Facultad y darme cuenta de que los profesores creen que ellos sí. Los miércoles tenemos tres clases, y las dan dos profesores diferentes (Lexicografía e Historia del español nos la da el mismo), y como el otro ya no vino, le pidieron las horas libres al de Lexicografía. Y horas libres para todos! Así estuve toda la mañana en el aula net, mientras otra gente, que le había pasado lo mismo o estaba faltando comentaba lo que iba saliendo en el sorteo. Como siempre, ni un duro para nadie. Y con lo mojada que estoy, salud dejaré de tener pronto xD
Cuando me entró el hambre decidí ir a comer. En Filología es imposible comer salgo que tengas toda la tarde de hoy y el día de mañana libres, así que tengo que bajar a Aparejadores, o donde sea. Llueve. Lleva todo el día lloviendo. Así que por encima de tener que ir a clase, recochineo. Estuve hablando un rato con unas de clase en la entrada (problemas que tenemos con profesores y trabajos que entregar sobre todo) y se me hizo un poco tarde. A las 2 y media Aparejadores está petado, hasta el punto de que no te atienden porque no se te ve entre la gente.
Bajé con la lluvia y yo pensando en que iba a tardar mil años en comer. Al llegar al comedor me di cuenta de lo obvio: están todos de vacaciones. No había nadie. No había cola para el bufet, en la barra solo había un chico tomando un café. Solo había dos personas comiendo en las mesas, y cinco más hablando. Me dieron de comer en menos de un minuto, y 15 más tarde volvía a salir para mi Facultad.
El aula de informática, que un miércoles a estas horas está llena, está vacía. Estoy yo y tres chicas de otras facultades que vienen a la clase que tenemos esta tarde, para libre configuración. Ni el becario que enciende la impresora. Ellas se van a ir a las 6 y media, si al profesor le entra la prisa por el turrón un poco antes (turrón :~~). Yo me quedo hasta las 9. Nada más y nada menos que las 9. Voy a tener que correr escaleras abajo para salir a menos cinco para que los bedeles no se enfaden y me encierren dentro.

Y ahora los planes para Navidades... no sé muy bien. Me quedo en Coruña hasta el viernes, porque la Nochebuena la vamos a pasar aquí, y bajar el jueves para volver el viernes son ganas de hacer kilómetros. Luego iremos a casa, y no sé qué más va a pasar. En Fin de Año supongo que estaremos en casa (recemos para que sea así) y a ver si esta vez mi hermano y yo conseguimos hacer que cenemos espaguetis (yo quiero hacer arroz japonés, pero creo que va a haber protestas). Esperemos que el especial de la Primera de este año sea bueno, porque es mi plan para toda la noche.
Y Reyes ya sé que nada. Mi padre trabaja y los del SERGAS se negaron a darle el día libre ¬¬', así que a lo mejor mi plan para los primeros días de enero es forzar una gripe para pegársela y poder pasarla en casa.
No sé qué será de Rosana, el perro loco y el hijo estos Reyes, pero si vienen va a ser el primer contacto de Sally con un perro NO inofensivo. Vaya gracia me va a hacer, pero mejor tantear cómo reacciona el perro (Sally ya sé que va a intentar escapar como sea) para el Mercado Medieval, que se vienen varios días.

Y perdiendo el tiempo para llegar a la última clase y última sesión del taller de literatura del año, me despido hasta pronto, espero.

2 comentarios:

Sandra dijo...

Pues se ve que por allí tenéis más suerte que por aquí, porque en la ESO ya recuerdo no haber podido ver algunos sorteos de Navidad por tener clase. Y este año, es más, tengo clase hasta mañana (y si hoy no he tenido es porque no voy a francés).

Que pases unas felices fiestas.

ichirinnohana_is dijo...

Mi primer año sin Lotería fue el pasado, que me pilló de prácticas en el Hospital (y ahora lo echo de menos xD)

Felices fiestas nena!!!!