28 de diciembre de 2010

Magdalenas, caseras!

Debía esta entrada desde hace varios meses, así que aprovechando que hice una remesa más de magdalenas y estoy en fase de experimentar con los colorantes… cámara de fotos y de paso actualizamos el blog con algo que sea útil.
Es tan fácil esta receta que hasta yo sé hacerla y me sale más o menos bien. Ya explicaré luego en qué fallo xD


Antes de nada, necesitamos:

Photobucket



1 - 125g de harina (yo uso de repostería, pero la normal también sirve)
2 – 125g de azúcar
4 – 125g de mantequilla
5 – Levadura (yo uso un paquetito de Royal entero)
7 – 3 huevos
8 – La raspadura de un limón

Materiales (captain obvious is obvious):
10 – Un bol para mezclarlo todo
11 – Rayador para rayar el limón
12 – Varillas para mezclarlo todo (tal y como lo hago es imposible hacerlo con un tenedor)
9 – Moldes para las magdalenas
No incluidos: colador de red para tamizar la harina, dos cucharas.


Y ahora las cosas que yo pongo pero que no son necesarias:
3 – Virutas de chocolate o similar
6 – Colorantes

Poner a precalentar el horno a cerca de 200ºC.
Se echa todo junto en el bol. Se puede ir poco a poco para que la masa no quede tan dura en un principio, pero yo soy así de bruta y lo pongo todo junto. Lo que sí hago es tamizar la harina antes de echarla, para que sea más fácil deshacer los grumos.
Se amasa/revuelve todo con las varillas hasta que quede una masa homogénea y sin ningún grumo. Entonces yo aquí, cuando tengo virutas de chocolate de sobra, le echo unas cuantas y remuevo un poco más, para repartirlas. Así, aunque las magdalenas no llegan a tener sabor a chocolate ni siquiera donde están más concentradas, quedan con puntitos negros por dentro.

Photobucket
Photobucket



Si se le va a echar algún colorante, éste es el momento. Hoy quería hacerlas azules y rosas, pero al echar azul solo quedaron color verde pistacho. El paquete de los colorantes trae una tabla de colores detrás, para hacer diferentes colores.
Una vez el color esté repartido, se echa la masa con dos cucharas en los moldes. Se coge la masa con una cuchara y se ayuda de la otra para echarla dentro del molde. Rellenarlos nada más que hasta la mitad o un poco más, así pueden subir sin salirse por fuera.

Photobucket
Photobucket


Antes de ponerlas en el horno, se espolvorea un poco de azúcar encima de cada futura magdalena, y esta vez, también le espolvoreé unas pocas virutas de chocolate.
Dejar dentro del horno hasta que empiecen a dorarse por fuera, lo que son cerca de 5-8 minutos. Para ver si están bien hechas por dentro yo uso un pincho o algo afilado. Se pincha la magdalena atravesándola, si sale mojado es que todavía está cruda por dentro, y si sale limpio es que está hecha.

Photobucket


Se pueden comer así como enfríen un poco, calentitas están riquísimas :D

PD: Mis fallos en esta remesa:
·Los moldes verdes son muy bonitos, pero demasiado débiles. Antes de darle tiempo a subir y quedar con forma de magdalena, con su montaña y tal, quedan planas. No sé si el horno también colabora con eso, pero estas dos últimas veces que las hice quedaron planas.
·No espolvorear azúcar y virutas por arriba salvo que se quiera morir de dulzura xD
·Los colores no son exactamente los que buscaba, y las rosas me dan más bien grimilla xD

3 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Tienen una pinta estupenda, tengo que probar a hacerlas :D

Besotes^^

Sandra dijo...

Me apunto la receta, a ver cuándo puedo hacerlas (y, ya que estamos, te "copio" la idea y pongo alguna recetilla por mi blog).

Besos y felices fiestas!

Joni billy dijo...

OOH!! Me ha encantado la entrada, SUBLIME!! jeje tambien me he partido a reir por las particulirades que has añadido a la receta y eso, yo soy muy malo en la cocina pero un dia intentare animarme a hacer estas magdalenas jeje