22 de octubre de 2010

De cómo empiezo en la fotografía en serio

Seguro que ya hablé alguna vez aquí de Noitenova. Da igual, lo repito.
Noitenova es una iniciativa propuesta supongo que por el concello de Coruña, pero no estoy segura, en la que diferentes asociaciones y colectivos de Coruña organizan actividades y talleres gratuitos para gente de entre 14 y 30 años en las tardes-noches de Coruña. Hay de todo, desde proyecciones de cine, “los cuidados básicos de la bicicleta”, las salidas a ver las estrellas a las que nunca conseguí ir, y talleres de manualidades.
En esta edición de octubre-noviembre-diciembre (cada vez hay más cosas y duran más tiempo) vi que ofertaban un curso que no había visto antes: iniciación a la fotografía digital. Llevo un tiempo interesándome por la fotografía, sobre todo después de ver la calidad que tiene mi compacta y de quedarme a nada de comprarme la réflex analógica en Espinho este verano. Estuve durante un tiempo buscando mini cursos o trucos para ir aprendiendo a manejar una réflex por internet, pero lo único que saqué en claro es que no sirvo para autodidacta, necesito un profesor que me guíe.
Hace un tiempo que noté que mi cámara compacta, por muy buenas fotos que sacase, se me quedaba pequeña. También fue sobre todo después de tener la réflex de Espinho en la mano. Me di cuenta de que quiero experimentar con una cámara más grande, quiero “subir de nivel”.
Y este curso me iba a poner en bandeja darme cuenta de si una réflex es demasiado para mí o enseñarme lo básico para poder empezar a desenvolverme una. Desde luego, no quiero ser una de esas que se compran la réflex para no salir del modo automático; para eso tengo la compacta (me estoy acordando de varias chicas del curso que decían que tenían la réflex pero realmente no sabían usarla; a una de ellas nos la encontramos en Sôber con su Nikon de 700€ en la mano, metros por detrás de nosotros). Para subir de compacta a réflex (en el curso, soy la única en esta situación, el resto quiere sacarle más partido a la compacta o aprender a salir del modo automático en la réflex).y como me demostré más de mil veces que no sirvo para aprender yo sola, este curso era perfecto.
Son cinco sesiones, una por viernes, durante cinco viernes seguidos. Por profesor un tío que es una pasada, Jairo Iglesias. La primera sesión la tuvimos la semana pasada (cosas básicas de la cámara: desde las partes que tiene una cámara hasta qué pasa si cerramos el diafragma pero no bajamos la velocidad del obturador), y las dos últimas quiere salir a hacer excursión a hacer fotos con lo que hemos aprendido. Se imparte el curso en un edificio de la obra social de Caixa Galicia, creo que le dijeron que con las fotos que hagamos durante el curso montemos una pequeña exposición, supongo que para el local.
Hoy toca la siguiente sesión. Estoy enferma y no voy a poder ir. Estoy mal de la garganta, sospecho que tengo fiebre y tal, así que le acabo de mandar un mail al profesor para que me pase el temario de hoy, y poder preparármelo para la próxima semana.


Y ahora el momento paja mental: cómo molaría tener una buena cámara, un pase de prensa (puedo conseguirlo, esta vez verdadero, y no creo que me lleve mucho esfuerzo) y especializarme en fotografías de conciertos. Cómo molaría.

1 comentario:

ichirinnohana_is dijo...

Entonces ya serías mi puta ídola xDDD

Aprovecha bien ese curso^^ ¿Podrías pasarme los apuntes por mail? Me vendrá bien para sacarle provecho a las opciones de mi cámara nueva, porque a mi vieja compacta le saqué petróleo y quiero hacer lo mismo con esta :)

Besotes^^