23 de abril de 2012

Fin de semana

(editada programada para publicarse el jueves... no se publicó)

Ya sé que estamos a finales de semana, y que viene con un poco de retraso hablar del fin de semana pasado, pero tuve esas dos... interrupciones inesperadas durante esta semana que me hicieron retrasar esta entrada xD La del vecino cabreado arremetiendo contra el Brincadeira fue brutal, y no podía dejar pasarla. Estuve pensando en armar una respuesta, pero para qué. Y luego en clase leímos ese poema de Baudelaire, que estoy empezando a amar, junto a esa preciosa traducción (mejor que las que hay en castellano, fiel pero muy trabajada) y era otra cosa que quería poner por aquí para tener a mano.
Así que aunque tuve un fin de semana divertido y atípico, bastante improvisado, no pude venir a contarlo. Todo empieza cuando Iris me dice que va a venir a Coruña, y le digo que aproveche, venga durante el fin de semana y se queda un par de días. Llegó el sábado por la mañana...
En realidad empieza un poco antes. Creo que ya lo había comentado antes, una de mis compañeras de piso cambió al chico perfecto (o de lo que lo conozco, lo es) por un lelo. Bueno, estaba equivocada. No lo ha cambiado. Porque el viernes por la tarde, sobre las 8 y pico de la tarde, estaba yo en el piso, sin esperar a nadie hasta las 9 y media (que es cuando suelen aparecer), cuando llaman al telefonillo. Pensé que a alguna se le habían olvidado las llaves, pero mi sorpresa cuando me dice “Soy X”. Su novio, anterior novio, el chico perfecto, venía a pasar el fin de semana. Conseguí comportarme normal con él aunque por dentro estaba que no sabía si reír o llorar, y se fue a la cocina (pobre, ni le dejó la puerta de la habitación abierta) a hacer cosas de apuntes, o algo así me dijo. Y pasó el fin de semana allí. No coincidimos mucho con ellos, pero por allí estuvo. No hubo peleas ni lloros ni nada, así que supongo que el pobre chaval no sabe que su novia durante la semana está con otro. Y viendo esto, dudo que el de durante la semana sepa que tenía otro de antes.
Ojalá lo descubran y la manden a tomar por culo. Lo siento por él, que es un cielo y no merece esa putada, pero ella sospechaba que era una hija de puta mentirosa, y ahora lo comprobé. No solamente me mintió a mí, también a su novio. Tremenda hija de puta.

Vuelvo a Iris. Llegó el sábado por la mañana/mediodía, y casi lo primero que hicimos fue comer. Perdimos un rato el tiempo durante la tarde y luego fuimos a comprar una colchoneta. Las veces que vino a Coruña que no tenía piso y se quedó a dormir conmigo yo todavía estaba en 1º y teníamos colchones de sobra, pero ahora no es el caso. Y fuimos a los chinos a buscar algo sobre lo que dormir. Encontramos unos colchones bonitos, un poco pequeños, pero con dos se podía armar una cama decente. Y cuando nos fijamos, están junto a las camas de perros y gatos. Aún así, eran cómodos y de buen tamaño, me acuerdo de ellos y si alguna vez los necesito y tengo dinero iré a buscarlos xD Acabé durmiendo en una colchoneta de playa, sorprendentemente cómoda con sábanas y una almohada normal.
Pero lo divertido vino a la noche. Empezamos juntándonos con la gente con la que estuve la semana pasada, presentando de nuevo la revista, y de nuevo con un poco de blues. Hicieron la misma presentación (dice Iris que lo entendió todo, así que realmente la filosofía que hacen/hacemos sigue en contacto con la gente “profana” en filosofía xD), de nuevo leyeron el texto de Cortázar con acompañamiento de guitarra, y luego nos dieron de cenar. No lo esperábamos, pero cuando llegamos tenían una paellera gigante preparada, estaban cortando pollo y más cosas, y nos dieron de cenar como a reyes (además de toda la comida que había antes xD).
Al acabar de cenar bajamos corriendo al Obelisco, porque habíamos quedado con una chica que acabo de conocer y nos había propuesto un concierto. No se le dice que no a los conciertos. En realidad ella me conoció a mí a través de este blog (deduzco), buscando información sobre Expotaku, mercadillos y tal. Intercambiamos mails, y no se quedó en dar información y ya está. Yo busco compañía, parece que ella busca compañía y... le gusta el amigurumi :D No puedo pedir mucho más :D
Ella iba a ir con una amiga a un concierto de unos amigos, y como tenía buena pinta (y no se le dice que no a un concierto), nos apuntamos. Cuando llegamos ellas venían de comprobar que todavía no había nadie en la sala/discoteca donde se iba a hacer, y fuimos a una cervecería a hacer algo de tiempo. Nuestra sorpresa cuando aparecieron con una bolsa de bragas del chino (bonitas no eran) para tirárselas al grupo.
En la cervecería nos juntamos con más gente, y se empezaron a distribuir las bragas (algunas incluso se firmaron y todo). Luego fuimos a la sala/discoteca (es la sala de fiestas de un hotel, la primera vez que voy a un concierto en un sitio así), y llegamos cuando el primer grupo estaba acabando de tocar. Los había escuchado por youtube y no me llamaron nada, pero de las dos canciones que vimos, en directo no eran tan terribles.
Del otro grupo no sé muy bien qué decir. Tocar, tocan bien. Tocan más suave de lo que me gusta escuchar en directo, pero no lo hacen mal. Tienen un par de versiones que les podrían salir peor (aunque también mejor) y sus canciones propias no están mal, alguna incluso me gustó mucho. Alguna concreta se hizo larga, y el concierto por momentos parecía que no se acabaría nunca, pero en general lo pasamos bien.
Una de las cosas más relevantes de la noche es que por primera vez en mucho tiempo pude mirar tíos y juzgar a los que había en la sala. Tanto tiempo que no creo que lo haya hecho nunca desde que estoy en Coruña, y los tíos de dónde salía antes... no valen la pena ni para perder los 30 segundos de mirarles. Con Iris al lado incluso fue divertido. Además, no sé si es que hace mucho que no salgo, o hace mucho que no salgo por ambientes no-metaleros, que salí horrorizada. El que no era un orco iba vestido como un payaso, o el que no tenía pinta de chuloplaya parecía idiota. Tíos, ¿qué os pasa? ¿No hay nadie normal en la calle por las noches? Comentándolos con Iris fuimos un poco crueles con ellos. Como twitteó luego:
-Ese es riquiño.
-Sí, bueno, riquiño es un valor aceptable dentro de esta sala.
Y es que ninguno decente. Los que físicamente tenían buena pinta (dejando de lado que iban con polos y vestidos muy pijos) al ver cómo se comportaban descubríamos que eran idiotas, o se movían como tales. Como mucho, le dije a Iris, el guitarrista del grupo era decente. Aunque sin tatuajes. Un guitarrista no tatuado no es un guitarrista de verdad. Así que ni siquiera...
Nos echamos unas risas, y para poco más dieron.
Nos acercaron luego en coche al piso, y nos fuimos a dormir. En principio el plan no era ese, pero así como me metí encima de mi colchoneta, caí frita.
El resto del domingo fue tranquilo, y muy lento. Nos dedicamos a estar sentadas mirando a la pared, al techo, o a a cualquier punto fijo y a suspirar y quejarnos como si tuviésemos una resaca gordísima. Estamos desentrenadas de salir, patear Coruña arriba y Coruña abajo, además del ambiente de la discoteca aunque estuviésemos sentadas, nos atontó.
Por la tarde vimos Mi vecino Totoro mientras nos cebábamos a pipas y más cosas que pican, y ella se fue tarde, casi de noche. Y al día siguiente a clase, aunque dije que no iba a ir (el mundo al revés, suelo decir que voy y luego me quedo durmiendo xD).

Y poco más ha pasado. Estoy ganchillando un montón. Terminé un amigurumi sorpresa del que solo Iris e Isa saben, y que aparecerá por primera vez en público en nuestra mesa del Expotaku. Quiero hacer otro porque es tan mono que posiblemente me lo quede yo xD También ayer estuve todo el día dándome a un Domo Kun, que me falta por coserle las patas y cuando venga Iris, hacerle la boca.
Y creo que va a haber amigurumis nuevos próximamente. Ayer, no sé cómo, se me estropeó la clavija que enchufa el cargador en el portátil y no carga, así que estoy sin ordenador. Y sin ordenador, no hay más distracciones que ganchillar. Y como no tengo patrones grandes impresos, voy a dedicarme a hacer de los que ya tengo: pokeballs, pollitos, llaveros y cosas así. Algo parecido me pasó el año pasado en mayo, a una semana y poco del Expotaku, y pasar unos días sin ordenador me vino muy bien xD No estoy desconectada del todo porque sigo teniendo los de la Facultad, así que no es terrible.

No sé qué voy a hacer este fin de semana. No creo que pase gran cosa. Llamaré a mi padre avisando de que bajo mañana, pasaré el fin de semana en el sofá bajo una manta porque fuera estará cayendo el diluvio universal, y poco más. Ganchillo, lanas y relleno (que tendría que ir a comprar más), calorcito y cobaya :)
Ya contaré cuando vuelva, si es que tengo algo que contar :) (si no seguiré con mis chorradas de siempre xD)

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Bueno, para el Expotaku, no hay mal que por bien no venga (yo avancé este finde 50 páginas de Legislación, me iba a volver loca, pero aquí sigo xDD)

Besos^^