18 de mayo de 2012

La cuenta atrás


Empieza la cuenta atrás. Menos de una semana, a estas horas, el próximo viernes, estaré ya inmersa en el Expotaku. Concretamente, a estas ahoras estaré de vuelta en el piso (imagino) agotada (espero).
Llevamos muchos meses de trabajo para llegar a este próximo fin de semana. No trabajo del tipo de los de la organización, ni mucho menos, ellos sí que han currado. Me refiero a que el domingo, el último día del Expotaku del año pasado, recuerdo salir de allí con Iris, no de noche pero casi, coger el bus agotadas, e ir hablando por el camino como “hay que repetir”. Desde entonces hemos hecho más cosas, pero este fin de semana estaba marcado a fuego en el calendario.
Como digo, han sido meses de trabajo. Sobre todo, de planificación. De cambio de planes en amigurumi, de buscar la manera de hacer mejores cosas, más originales, para poder llegar orgullosas al año siguiente. Además, Iris empezó a ponerse en serio con el fimo, y hasta hoy ha pasado muchas horas investigando cómo se hace eso, dónde lo puede conseguir más barato, cómo hacer que el resultado sea mejor...
En enero empezamos a concretar fechas y objetivos. Somos conscientes de lo que podíamos mejorar de la mesa del año pasado, en cuanto a presencia, material y todo en general, y nos propusimos ponernos al nivel de gente que tiene mucha más experiencia que nosotras en esto. Si lo conseguiremos tendremos que valorarlo al acabar el salón y hacer balance general, pero no podemos decir que no lo hemos intentado.
Aún quedan cosas por hacer, no me voy a engañar. No voy con prisas de última hora, porque al poder planearlo con tiempo (empezamos a tener contacto con la organización hace 6 meses) me lo tomé con calma y previsión, pero no está todo terminado todavía. Tengo cosas que construir para la mesa, aunque las puedo hacer en una tarde. Para el taller de haiku tengo que hacer una selección de algunos que sirvan como ejemplo para poder leerlos y aprovecharlos, y acabo de decidir a última hora hacer dos amigurumis grandes que a lo mejor no me da tiempo a acabar del todo. Pero voy sin prisas.
Nos planteamos varios objetivos, que nos hemos centrado en cubrir.
El primero, mejorar la presencia de la mesa, una de las cosas en la que más nos hemos centrado. El año pasado nos apuntamos a última hora e intentamos tejer y tejer y tejer sin darnos cuenta de que teníamos que exponer ese trabajo, venderlo visualmente de alguna manera. Nos dieron una mesa, que usamos desnuda. Aprovechamos la altura de cada amigurumi para hacerla un poco más visible, los apoyamos en las cajas con material que teníamos para ganchillar en el momento, y realmente poco más hicimos. Este año queremos que eso cambie. Tenemos más material, más variedad de material, y este mayo lo dedicamos (y aún lo estamos dedicando) a planificar bien la mesa, a crear expositores y a todo lo que sea necesario para darle un aspecto más profesional, o bonito, o dedicado. Creo que no tenemos término medio y nos hemos pasado, pero es una sorpresa que desvelaremos cuando llegue el salón xD
Otro de los objetivos fue “especializar” lo que tejemos/creamos. Somos frikis, nos gusta lo friki. Queríamos tejer friki, y lo hemos hecho. No todo, porque no puedo abandonar la vena kawaii que me sale de vez en cuando (pese a que no me pega demasiado), pero creo que lo hemos hecho. Iris con el fimo (algunas cosas frikis “normales” y otras cosas tan frikis que aún no lo creo xD), yo con el amigurumi. Más que un objetivo fue un recordatorio. Un decirnos a nosotras mismas algo de “sabemos lo básico para tejer, podemos adentrarnos en cosas más complicadas, vamos a dejarnos de patrones simples y vamos a intentar hacer algo original”.
Además, queríamos involucrarnos un poco más con el evento, como si pasar el día tejiendo y hablando con la gente fuese poca ocupación. Hablando con la organización nos pidieron una masterclass de amigurumi (más enfocado a la teoría que a la práctica), y luego propusimos nosotras cosas para hacer. Como la cabra tira al monte, y los japoneses escriben literatura, yo pedí impartir un taller de haiku. Estuvieron encantados porque quieren expandir la temática del salón a algo más que no sea manga/anime, y les venía genial. Ahí me preparé la conferencia, el powepoint para la conferencia, mi texto, y luego las bases para poder impartir un curso teórico/práctico sobre haiku. Me siento confiada con las dos cosas, tengo muchas ganas de tener contacto con la gente, de moverme, de hacer algo diferente. A ver cómo sale, cómo resulta, si tengo público, y ya diré si cumplí esos objetivos.
También me he propuesto otras cosas, que tendré que hacer en el momento del salón. Ha habido un imprevisto, Iris consiguió trabajo (dos, a falta de uno xD) y no podrá estar ninguno de los tres días conmigo. Entonces, tengo que obligarme a hablar con la gente. Tengo que hacer una de las cosas que más me cuestan, y es conocer gente nueva por mi propia iniciativa. De otra manera, estaré sola los tres días, y se va a hacer muy largo. En la misma línea, quiero hablar más con la gente. Tener conversaciones, ser un poco el escaparate de mis amigurumis, conocer gente, y si fuese posible, captar nuevos amigurumiers. Pero esto son cosas que tendré que valorar al acabar el evento, de vuelta en casa el domingo por la noche. Ahora no puedo hacer nada más que tener muchas ganas de llegue, y preguntarme qué clase de gente me encontraré este año.

Tengo ganas, muchas ganas de que llegue. Tengo miedo por tener que estar sola, tengo muchas dudas porque no sé todavía cómo voy a hacer para llevar todo el material y montarlo yo sola, pero no es un miedo malo. Llevo mucho tiempo esperando este evento, llevo mucho tiempo preparándome y esperando a que llegue. Casi a última hora me enteré de que las personas que conocí el año pasado y a las que tengo ganas de ver no van a estar, pero seguro que tengo muchas nuevas por conocer.
Hoy empieza la cuenta atrás. El próximo viernes a estas horas ya habrá acabado el primer día. Quedarán dos, muy largos, por delante. También hoy empiezan los nervios, y aunque no lo espero, los agobios. Así que es posible que haya más entradas pre-Expotaku antes de la post-Expotaku.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Tengo ganas de leer la crónica post-expotaku, que seguro que es un éxito :D Y quiero fotos de la mesa!!!! :D

Besos ^^