12 de mayo de 2012

Fuera prejuicios

No he hablado todavía de ella, pero hace unos años me hicieron una profecía. Parecía una chorrada, pero se está cumpliendo con una exactitud que da miedo. El caso que es no hablé de ella, ni de otras cosas que me están pasando en el blog en parte por respeto. No sé quién me lee y quién no, y hay una persona a la que sé que no le gustarían muchas cosas que tengo que decir. Hasta ahora, no han sido tan importantes como para tener que escribirlas necesariamente, pero hoy sí tengo algo que quiero decir.

Hace unos días, conocí a un chico. Sí, voy a hablar de chicos. No lo he hecho hasta ahora aunque han pasado algunas cosas. Me cayó bien desde el primer momento, aunque no me llamó la atención más allá de ser amigos. Era majo, divertido, ocurrente, listo, tenía los pies en el suelo y el tiempo que estuve con él, cosa que no me suele pasar con casi nadie, se pasó muy rápido. Me sentí muy cómoda estando con él, algo que no es normal en mí xD Pero aunque pronto él empezó a dejar caer que yo le gustaba, yo a él no lo veía así.
Os diréis, ¿por qué, si tan a gusto te encontrabas con él? ¿Qué más tiene que tener un chico para que me guste?
Lo que me hizo clasificarlo claramente como amigo y sin posibilidades de nada más es que tiene 17 años.
Seguro que ahora tiene más sentido para algunos de los que me leen.

Luego intercambiamos direcciones de msn y empezamos a hablar a diario. Las horas volaban. Él me dijo abiertamente que le gustaba, y que quería verme. Cualquiera que me hubiese dicho esto podría haber sonado a acosador, o a demasiado lanzado. Pero con él no. Sonaba a que quería pasar la tarde conmigo de paseo, pasar un rato divertido, y que si yo no quería nada con él, él lo entendería y me dejaría en paz.
Entonces me di cuenta de mi hipocresía. Yo estaba luchando contra lo bien que me caía ese chico, contra lo a gusto que me sentía con él, e incluso con las ganas que tenía de estar con él, solamente porque nació unos años después de mí. La hipocresía viene cuando unos amigos llevan de novios unos... 6 años, creo, y no sería la primera vez que en una conversación hay que defenderlos solamente porque ella es mayor que él. Ellos lo llevan bien, a nadie le parece raro. ¿Después de conocer a estos amigos, de defenderlos en alguna conversación por qué me cerraba en banda con este chico?
Quizás en un primer momento no me gustaba, directamente. Lo vi niño, empezamos a conocernos como amigos, y luego él poco a poco se fue esforzando por gustarme. Se curró un montón de detalles durante la última semana, todos los días. Me sacó todas las sonrisas que pudo, se abrió a mí, me hizo sentir especial y apreciada. Y poco a poco me fue ganando.
Accedí a quedar los dos, solos. A pasar la tarde juntos, a ir al cine, a dar una vuelta, y a sacarme un poco de casa. Él me dijo que intentaría algo conmigo, que yo decidiese si quería seguirle el rollo o no. Iría preparado para el no, pero que preferiría el sí.
Y ayer pasé la tarde con él. Fuimos a ver la nueva de Tim Burton (no me gustó gran cosa), y luego fuimos a caminar por el paseo marítimo, hasta no tengo ni idea dónde, y vuelta. Lo intentó, claro que lo intentó, antes de que empezase la película. Y yo le seguí el rollo. No estoy para nada arrepentida.
A pesar de en un principio parecerme tan pequeño, eso, ni nada, impidieron que pasase la mejor tarde en mucho tiempo. No hicimos realmente nada más que caminar o sentarnos en un banco después de ir al cine, pero lo pasé genial. Nos reímos, nos picamos el uno al otro, nos dimos abrazos, cotilleamos un poco también, y la tarde se hizo corta. Por supuesto, no desaproveché todas las oportunidades que tuve de decirle “cuando tenía tu edad”, o recordarle a cada poco que se atase los cordones de los zapatos, de hablarle con tono de vieja... pero él se reía.
Porque no hubo nada que impidiese que lo pasase genial. La edad, lo único que me echaba para atrás en un primer momento no fue nada significativo. Porque no lo es.

Así que hoy quiero decir que fuera hipocresías. A nadie le importó que mi ex novio me sacase 6 años (como el anterior), pero sí parecía raro que yo a este chico le sacase 4. Incluso hipocresías mías, digo que me gustan mayores, y su diferencia de edad con la mía no me importa, pero así que este chico fue un poco menor que yo, me cerré en banda.
No hablo de amor, así que no voy a exagerar hasta hablar de parejas homosexuales. Es más, me niego a tener nada con este chico, sobre todo porque en unas semanas me iré de Coruña y no quiero “amarrarlo” durante el verano. No hablo de amor, no hablo de sentimientos. Hablo de oportunidades, de fijarse en la persona sin tener en cuenta su sexo, religión, color, etc. que se dice siempre, pero tampoco teniendo en cuenta su edad.

Si me hubiese cerrado, si me hubiese negado a quedar con él sabiendo las intenciones que llevaba, no hubiese pasado una tarde tan buena. Y alguna más, porque los dos estamos de acuerdo en esto último y no será la última vez que nos veamos. Cuándo, no se sabe. Aquí estoy actuando como vieja y le estoy mandando encerrarse a estudiar para preparar bien Selectividad, así que no le dejaré perder tardes conmigo por ahí. Luego, entre mis exámenes, intentaré hacer algún hueco. Pero eso ya se verá.

De momento, me quedo en que fue una tarde buenísima. Y que menos prejuicios con la gente. Cuando se da con alguien que te hace sentir así, no importa nada más. Disfruta.

No hay comentarios: