27 de enero de 2012

Cosas de último año de la carrera

Acaba el primer cuatrimestre de mi último año de carrera (en teoría). Y se nota, porque cosas como la ceremonia de graduación o las orlas están en marcha ya. La gente anda entusiasmada pensando en cómo serán dentro de 40 años y esas cosas.
A mí no me hace ninguna ilusión. Tampoco me da pena que se acabe la carrera. No ha sido bonito, ha sido demasiado fácil, y tampoco se ha pasado rápido. Ahora miro hacia atrás y parece que pasó poco tiempo, pero es mentira, porque desde 2º esto ha sido una cuesta arriba, y no quiero tener que recordarlo siempre. Tampoco veo que acabar esta carrera sea algo para celebrar. Cualquiera que quiera hacerla puede, no demuestra ningún mérito tener una orla colgada en casa. No es algo para estar orgulloso. Es como la ESO o el Bachillerato. Se tiene y ya está, no es una gran cosa.

Una de las cosas principales para acabar la carrera está completada ya. Esta semana sacamos las fotos para la orla, y es algo que queda listo ya. La ceremonia de graduación está un poco más complicada.
Yo flipo con la cantidad de chorradas que se hacen para la orla. Que si la orla normal, que si la orla con las fotos de cuando éramos pequeños, que si la orla con birrete (gracias a Dios que eso no tuve que hacerlo), que si luego foto grupal… total, para conseguir como unas 30 copias de una foto horrible que ni siquiera vale para usar en el DNI.
Fue un día largo para sacarnos las fotos. El fotógrafo llegó a las 11 y pico, yo fui a hacer cola a las 12 y media y estuve esperando hasta las 2 y media pasadas. Total, para cuatro fotos y fuera. Y que por encima no me gustan. Como decían, da igual que salgamos más, si estas fotos de verdad son para siempre, dentro de 30 años nos pareceremos preciosísimos y jovencísimos. Solamente hay que conseguir esconderlas durante estos 30 años.
El equipo del fotógrafo fue una pasada, lo mejor del día. Además de la súper cámara enorme, con un objetivo que valía más que todas nuestras matrículas juntas, se trajo unos flashes que se podrían confundir con cámaras de televisión, y los reflectores para hacer el fondo y difuminar la luz. Además tenía una pantalla donde nos enseñaba las fotos que nos acaba de sacar, para poder elegirlas. Por encima tiene una web en la que podemos ver nuestras fotos, y dentro de las que nos sacó, elegir una. Decían que también se le pueden dejar comentarios al elegirla para que retoquen con lo que no estás contento. A mí me sacó cerca de 4 fotos, y a ver cómo se ven después. Cuando me las enseñó en la pantalla solamente pensaba en cuánta luz había conseguido sin dejar sombras ni nada.

Por el resto de cosas a organizar, la ceremonia de graduación está en marcha. Ese tema no me preocupa porque no tengo ninguna intención de asistir. Las que la están organizando fueron a la del año pasado y dijeron que fue muy sosa, así que están buscando “cosas originales”. De principio, sugirieron poner un vídeo o una presentación de fotos para animar un poco aquello. Si quieren algo original que me dejen a mí dar el discurso que estoy redactando xD
También hablaron algo de decorar el aula magna para que no esté igual que durante los exámenes, aunque no veo que eso vaya a prosperar. Sabemos cómo son las instituciones, dicen a cualquier cosa que propongas no.
Los padrinos los tenemos elegidos, y si no voy al final será lo único que eche de menos: sus discursos. Son dos profesores a los que en general tenemos mucho cariño (los elegimos, y el padrino llevó 14 votos de 15 aún sin saber si podría hacerlo). La risa va a ser qué alumno de nuestra clase dé el discurso. Por notas o por simpatías con los profesores tendría que ir una chica que, digamos, no cae demasiado bien. Parecía maja, luego se la encontraron haciendo ruta de despachos lamiendo diferentes culos, y ya no parece tan maja. Y no creo que el resto tengamos muchas ganas de ir a hablar.
La risa también va a ser el discurso. En principio se escribe entre todos, aunque por decoro yo no participaré, porque, o arruino el discurso bonito de “cuidáis de nuestra formación, alimentáis nuestra alma”, o miento como una bellaca. No os preocupéis, estoy pensando mi discurso alternativo, que aparecerá en este blog programado para que se publique a la vez que se recita el otro. Vamos a reírnos un ratito.

Por encima quieren hacer la ceremonia el día 29 de junio, cuando ya acabamos todos los exámenes. Quien haya leído este blog y me cotillee sabrá que el 29 de junio pasa algo importante para mí. San Pedro. Monte, brasas, sardinas, empanadas, tortilla, churrasco y carballos. El 29 de junio se celebra San Pedro, y no me lo pienso perder para sonreír delante de unos profesores que estoy deseando perder de vista, y de unos compañeros de clase que, aunque me caen bien, tampoco me han aportado demasiado en estos años. Y con los que sí me han aportado cosas seguiré manteniendo el contacto. No hace falta hacer una ceremonia con protocolo y esas pijadas para despedirnos, ni nada así. Y luego nos encontraremos todos de nuevo en la biblioteca limpiando asignaturas, no es para tanto.
Ya no tenía muchas ganas de ir, si no que dicen de ponerla el 29. Pensé que mi padre me mandaría ir y sacrificar San Pedro (pobre, seguro que quería ver los frutos después de 4 años de pagarme la carrera), pero así como se lo comenté me dijo, literalmente “se siente, filliña”. Vamos, que si quiero ir el 29 voy sola xD
En el grupo de Facebook comenté que me venía mal pero que nos e preocupasen, y me contestó una de las organizadoras “piensa que esto no deja de ser otra fiesta, y única en la vida”. Piensa en San Pedro una manera alternativa de graduarme: tirada en una carballeira mientras me pasan churrasco recién hecho. Eso no lo va a tener nadie más, y yo es la fiesta que más disfruto de todo el año.

Así que esto está en marcha. Ya veremos al llegar a junio, pero yo estoy convencida de que aún me queda un año de limpieza de asignaturas hasta poder llamarme lisensiada, así que todo este paripé, dentro del poco sentido que creo que tiene, es todavía peor.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Yo lo que espero con ansia es tu discurso, no engañemos, será épico forever and ever :D

Y creo que tu fiesta de San Pedro será la mejor forma de celebrarlo, así que nada, a gozarlo con tu gente en el monte :D

Un besazo!!!