16 de junio de 2010

Mi primer día de Selectividad

•Despertador: 7.30. Normalmente te quedas durmiendo, pero hoy eres incapaz de cerrar los ojos. Repasas una y otra vez mentalmente las obras y los períodos de Valle-Inclán y Lorca. Tres fases cada uno. Valle=Mítico, farsas, esperpento. Lorca=Farsas, vanguardismo y tragedias. Soltarle el rollo sobre la tragedia griega (que entra en el examen de mañana) y decir que no le gustaba el esperpento. Te lo sabes, pero lo repasas compulsivamente.
•Desayunas dos galletas (por cumplir, no te entra nada en el estómago), y sales a las 8.10 de casa. Está el autobús, corres hasta él.
•Llegas a clase sobre las 8.15. De tu clase sólo hay dos chicos. Como pasan 10 minutos y no llegó nadie, os vais al instituto de arriba, donde deben estar todos.
•Error, no hay nadie. La presentación es a las 9, y hasta las 8.55 no empieza a llegar la gente. Aparentan tranquilidad, pero tienen todos apuntes en la mano, los miran compulsivamente y quienes hablan están histéricos, chillan mucho.
•9.05: Empiezan a pasar lista. Tu instituto es el último. Cuando llega el turno (9.20) os llevan a los 20 de tu instituto a una clase separada del resto.
•9.30: El representante de la CiUGa os explica cómo cubrir un examen. Que si la cartilla, la pegatina con el código de barras, no escribir tu nombre. Es complicado, pero malo será que la cagues.
•9.45: No dan llegado las 10, la hora del primer examen, y el tío no para de rajar. Es de ciencias (algo de física, dijo antes), pero en el fondo es majo.
•10: Coge a un alumno cualquiera (llevó al más listo, responsable, estudioso y amigable de todos ¬¬) para ir a abrir los sobres de los exámenes.
•10.02: Te ponen el examen de Lengua Castellana delante. Miras las preguntas sobre el libro de lectura: preguntan sobre La Fundación y Crónica de una muerte anunciada. Sólo sacrificaste el Romancero Gitano, así que puedes hacer cualquiera de las dos. A La Fundación le acompaña la pregunta de literatura de realismo y naturalismo, autores y obras: son estas dos que querían objetividad y explicar el comportamiento del ser humano. Pepita Jiménez es realista y La Regenta naturalista. Juan Valera y Clarín (creo). Podrías hacer esta pregunta. Le das la vuelta al examen: El Romanticismo. Características generales. No hay color. Romanticismo. Reprimes la risa. ¿Para eso llevas dos días repasando a Lorca, cagándote por encima cada vez que recuerdas al grupo poético del 27 (que acabaste por aprenderte) o la poesía de Juan Ramón Jiménez?
•11.25: Cinco minutos antes de que acabe el tiempo del examen, sales. Aliviada, lógicamente. Castellano es una de las que más miedo te daban. Tienes un poco más de media hora de descanso.
•11.45: La gente que está en la calle está tranquila, no repasan, apenas se habla de los exámenes. Que si así que llegue a casa juro que me fumo un porro del largo de una escoba, o este sábado salimos sin falta eh!. Sólo un par de personas están con los apuntes en la mano.
•11.55: Entráis de nuevo en el aula.
•12.00: Reparten el examen de Gallego. Miras las preguntas de literatura (3 puntos): Modelos narrativos de finales del siglo XX. Nova Narrativa, autores sueltos. Podría ser. Las vanguardias. Características, autores y obras. Lo mismo que en el examen de la primera evaluación. Las vanguardias molan; podría ser también. Miras la parte práctica. Acompañando a la Nova Narrativa hay un ejercicio de fonética (vocales tónicas abiertas o cerradas, suena totalmente a chino), una frase de sintaxis. No miras más. En el lote de las vanguardias hay un ejercicio de separar en sílabas, funciones de oraciones introducidas por nexos y definir palabras. Casi te da la risa. ¿Qué mierda es eso de separar en sílabas? Esto no es Selectividad, son pruebas para entrar a la guardería. ¿Se equivocaron de sobre?
•13.15: Sales bien de tiempo. Sales caminando a casa.
•13.40: Llegas a casa. A esperar a las 14.13 que está la comida lista.

•15.10: Sales de casa caminando para llegar con tiempo. En la mochila ya no llevas el peso de la botella de agua (te acordarás de ella cuando llegues al instituto), ni los apuntes de Castellano ni Gallego. Gorka te canta en vasco por todo el camino (tienes el CD repitiéndose una y otra vez y no te das cuenta), y mientras caminas al lado del mar piensas en Arturo. Si él se acuerda de ti, si, en el hipotético caso de que lo volvieras a ver (en San Juan sería el momento más probable) lo reconocerías, y viceversa. Mira, un latinismo, entran en el examen de mañana.
•15.40: Llegas al instituto. Están los que se son de fuera, y todos están repasando Historia. Pringados, salvo que sea totalmente necesario, Filosofía te lleva mucho menos tiempo, la materia está más reducida.
•15.50: Empiezan a llegar los conocidos. Hablan de los autores que pueden caer. Se apuesta por Grecia y por la Edad Moderna (Platón y Spinoza). Si caen esos, no tienes problema; haces Spinoza y listo. La gloría sería que cayese Maquiavelo. Si cayeran Maquiavelo y Nietzsche tendrías problemas para elegir, porque Maquiavelo es más fácil, pero Nietzsche es algo parecido a Dios. Acabarías cogiendo a Maquiavelo.
•16.00: Ya dentro del aula, reparten los exámenes de Historia y de Filosofía. Se equivocan de idiomas y de materias. Re-reparto.
•16.10: Empiezas el examen. Miras por un lado. Spinoza. Bien. Por el otro: Maquiavelo. Te dan ganas de reírte a carcajadas, no podría estar más claro. Das unos saltitos en el asiento y te ríes por dentro. No están las cosas como para provocar que te expulsen.
•17.15: Apenas una hora más tarde, ya estás fuera. Como lo que tenías que explicar como mínimo te parecía muy poco, acabaste por explicar TODO lo que sabías de Maquiavelo. Hasta sobró espacio para una reflexión sobre su influencia en los modelos de Estado posteriores y actuales. A ver si el corrector no se ofende ni nada y te sube algo la nota. Un 10 estaría de puta madre.
•17.30: Ya están todos los compañeros fuera. Los de Historia están cabreados porque les pusieron un examen que no había manera de hacer. Una opción porque era un tema del que el libro pasaba bastante, y el otro porque era muy complicado. Aparece por allí el profesor de Historia del Arte. Risas, y más risas.
•18.00: El último examen del día: inglés. En éste, tienes que ir a por el 10, no tendría mérito sacar menos. Con el examen delante, miras las transformations, las palabras para definir y el tema de la redacción. Escoges la opción 2, porque la redacción es más típica que la de la opción 1. Lo haces de corrillo y sin problema.
•19.00: Entra un tío con un iPod nano rojo Ferrari y un altavoz en clase. Enchufa el iPod a la corriente, activa la voz y se larga. El tío que habla en el Listening o es subnormal o cree que nosotros lo somos.
•19.20: Tienes que acabar de escuchar el Listening, pero entregas nada más callarse el altavoz. Sales del aula pensando en que lo más duro, pero también más fácil, ya pasó.

Mañana toca Latín y Griego, y eso sí es para temblar. De momento, ya hiciste la mitad de Selectividad de corrillo, sin pararte a pensar en que tu futuro depende del resultado de esos exámenes, porque no depende.
La experiencia no es tan traumática. Por lo menos de momento.

1 comentario:

* TiTi * dijo...

Recordando tu experiencia?? xD