10 de mayo de 2010

Anxo y los calcetines

Anxo tiene frío en los pies antes de ir a dormir, aunque sea mayo. Anxo piensa que será una buena idea ponerse los calcetines de lana de montaña por encima de los calcetines normales, como durante el invierno.
Anxo tiene un dedo del pie izquierdo mal. Se pone el pijama, se saca su calcetín de algodón, se pone la crema en el dedo, se venda el dedo y se pone de nuevo el calcetín de algodón. Se da la vuelta para coger el calcetín de lana que hay encima de la cama, pero solo encuentra uno. Los calcetines vienen normalmente de dos en dos, así que falta uno. Se habrá caído debajo de la cama. No está ahí. Estará en la silla junto al otro montón de ropa. Tampoco está ahí. Sigue buscando un poco, a la pata coja, con el pie izquierdo en el aire, por toda la habitación. No lo encuentra.
Anxo piensa que entonces cogerá otros calcetines de lana de montaña que tiene en el cajón de la ropa interior, y que buscará el calcetín desaparecido cuando sea de día y no tenga frío. Coge el otro par de calcetines, se sienta en la cama, levanta el pie derecho para ponerse el nuevo calcetín por encima del de algodón, pero se encuentra con un calcetín de lana ya puesto.

Mira dónde estaba el calcetín que no encontraba.

3 comentarios:

Sandra dijo...

Jajajaja, eso está bien (me recuerda a un día que buscaba las gafas de vista desesperadamente y sólo al notar que veía demasiado bien de lejos me di cuenta que las llevaba puestas xD)

Besos!!

ichirinnohana_is dijo...

xDDDDDDDDDDD Así me gusta, sí señora xDDDDDD

Besotes^^

Butterflied dijo...

A Anxo le ha pasado lo que a todos alguna vez xDDDDDDD Y seguro que se sintió igualito de tonta que TODOS alguna vez. xDDDDDDD Es que es mítico, quién no ha buscado algo que tenía en el bolsillo, unos pendientes ya puestos o algo parecido... Si es que a veces no damos pa mas!!!

Un besito, anda, y espero que el dedito vaya poco a poco mejor. ^^