24 de mayo de 2010

21 de mayo de 2010: El Imperio conquista Santiago de Compostela

Nuestro día empezó cuando llamaron sin previo aviso a las 9 de la mañana al móvil de David. Está teniendo problemas con las convalidaciones en su ciclo, y ya cansados todos del tema (los del instituto, los de Ministerio y él) y le llamaron en persona para contarle qué le faltaba y qué necesitaba hacer. Con los nervios de la llamada, de ver que en unas semanas puede estar todo solucionado (tiene que estarlo, porque se acaba el curso y tienen que convalidarle asignaturas) ya nos despejamos. Decidimos coger el tren de las 12 y media a Vigo, para estar en Santiago poco después de la 1.
Cuando llegamos, ya estábamos asados de calor. Si en Coruña quedaba un día caluroso, en Santiago, sin mar y con todo de piedra, era peor. Entre la llamada y luego ir al tren no habíamos desayunado nada, así que aprovechamos y antes de que se llenasen todos los bares y restaurantes de la zona vieja (viernes+año santo+desfile de Star Wars=petaos, y sin necesidad del desfile también) y comimos prontito. Pasamos por un Lizarrán, y como ya le teníamos ganas a uno de Coruña, no nos lo pensamos mucho y entramos. Parecía que acababan de abrir y estábamos solos, así que pudimos elegir mesa y todo, cosa que en Coruña no se puede pensar; a veces ni se puede entrar (hablo por el Lizarrán de Cuatro caminos, el del Puerto no lo conozco). Comimos unos pinchos muy ricos y para lo que es Santiago, Año Xacobeo y tapería bien de precio. Yo comí empanada de pollo con champiñones, tortilla con chistorra y un bocata de milanesa de pollo con lechuga, tomate y ali oli. Muy rico todo, y quedé llena solo con eso.
El desfile empezaba a las 5 de la tarde y apenas eran las 2 y media cuando acabamos de comer, y ya que estaba cerca, fuimos a la Alameda a buscar una sombra. Después de dar una par de vueltas nos tiramos en un cacho de hierba bajo un carballo (roble) al fesquito. De nuevo, David me sorprendió con su increíble capacidad de quedarse dormido en cualquier lugar y en cualquier situación, porque allí mismo se quedó dormido. No le dio tiempo a hacer una siesta, pero que haya conseguido quedarse dormido allí tiene su mérito.

Fotos del jardín en el que estábamos, que hice mientras él dormía.

Photobucket
Photobucket



Cuando dieron cerca de las 4 fuimos saliendo hacia el Obradoiro. Pensábamos que el recorrido del desfile iba a estar llenísimo de gente, sobre todo si tenemos en cuenta que se iba a hacer por las calles viejas de Santiago y ya de por sí son estrechas; así que decidimos ir directamente a la plaza del Obradoiro a esperar a que llegasen las tropas, los caracterizados, y Vader diese su discurso. Cuando llegamos, después de hacer una parada para ponernos protector solar y así (yo resisto el calor y el sol bien, pero mi niño es bastante sensible a él) la plaza estaba casi vacía. Encontramos sitio para sentarnos en una de las columnas del soportal de la casa del Ayuntamiento y todo.

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Sentados, esperando y matando el tiempo. Y yo probándome el gorro, que estaba de estreno, Claire's, 1€ xD Me recordaba mucho a Oliver Twist xD




La plaza ya estaba dividida por unas pocas vayas. No se podía pensar que estaban puestas a modo de muro de contención de la gente, porque además de espaciadas, eran pocas y débiles. Pero, sinceramente: quién querría perderse el momento en el que Vader entra a la plaza del Obradoiro con la Marcha imperial sonando de fondo. Qué inocentes somos.
Poco a poco se fue llenando de gente, y nos llegamos a encontrar con unos conocidos-amigos de Coruña. Nos dijeron que habían pasado la tarde en el backstage porque una de su grupo de amigos iba caracterizada y la habían estado pintando y así. Nos dijeron que había un montonazo de Stormtroopers, y mucha gente muy bien vestida. También que ya estaban desfilando por las calles viejas.
A los pocos minutos entraron los jawas, algunos jedi y mil Leia en la plaza. La gente se abalanzó a las vallas como en los conciertos, pero pudimos encontrar un hueco desde yo pudiera ver un poco y David, como es alto, no tuviera problemas. Con ellos iban unos cuantos fotógrafos autorizados y algunos corresponsales de prensa, y gente que se había colado al entrar en la plaza porque se habían mezclado con ellos por las calles. La gente de dentro de las vallas vio otra gente dentro, y fueron entrando, entrando, hasta haber tanta gente de calle dentro de la zona de los caracterizados que era imposible distinguirlos. Los que estábamos todavía dentro de las vallas nos empezamos a cabrear, porque no fue una ola de gente la que entró y luego se retiró, sino que después de colarse y hacer las fotos se quedaron allí plantados. Empezamos a gritarles que se apartasen de ahí, que todos queríamos ver, pero ninguno se dignó ni siquiera a mirarnos.

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket

Lo que veía yo, levantando la cámara hasta donde me llegaban los brazos xD


A quien sí conseguí ver cuando pasó y me quedé babeando por él fue el niño pequeño, chupete incluido, vestido de ewok. Estaba para comérselo!

Photobucket



Seguimos gritando, cada vez más cabreados, mientras llegaban los Stormtroopers y yo apenas conseguí ver un par de ellos. Sinceramente, creí que había más bien pocos. Ahora viendo fotos y vídeos de la gente que sí llegó a ver algo veo que eran mil y pico, muchísimos. Pero apenas vi pasar a unos pocos. La gente seguía colándose y entorpeciendo, y poco les importaba lo que se estaban cargando o que los de dentro, los que no estábamos comportando, no pudiésemos disfrutar.
Pasaba el tiempo, y bajo el sol, con el cabreo, y con toda la gente alrededor nos empezamos a agobiar y nos fuimos de donde estábamos. Cuando ya estábamos por volver a buscar un sitio para sentarnos, apareció Vader en la plaza, o eso parecía. Sonó por megafonía un fragmento pequeñísimo de lo que creo que era la Marcha imperial, así que intentamos encontrar otro sitio.
Volvimos a acercarnos a las vallas, pero ya fue imposible. Me puse detrás de un hombre que tenía una réflex más grande que yo misma, y vi cómo sacaba una fotaza impresionante: la fachada completa de la catedral (pero completa completa, que es muchísima xD) con solamente una fila de Stormtroopers formando. Solo eso, consiguió evitar a la gente. Preciosa la foto, espero verla colgada por Internet o algún sitio, pero quiero volver a verla, y si la consigo, juro que la imprimo y la pongo en un marco. Estoy enamorada de esa foto, llevo pensando en ella desde el viernes. Si alguien lee esta entrada y la ve… por favor, los comentarios están abiertos también a anónimos xD
Como yo ya no llegaba a hacer fotos ni levantando la cámara por encima de mi cabeza, David empezó a sacar fotos. Tenemos que aprender a usar bien su cámara, a configurarla o algo, porque no saca las fotos todo lo bien que debería sacarlas, así que las hizo con el móvil (que tiene una calidad bastante buena), mientras yo veía como Darth Vader pasaba revista a las tropas por la pantalla de cámara de un tío de las primeras filas de dentro de las vallas. Parece ser que en ese momento sonaba por la megafonía el discurso que Constantino Romero grabó expresamente para el evento, aunque yo no llegué a escuchar nada. Está colgado en youtube:


Photobucket
Photobucket
Photobucket


Después del discurso y de la escena de Vader era cuando, en teoría, el público podía asaltar a los caracterizados para acosarlos a fotos. Así lo hicimos. Pensamos que tenían que estar muertos de calor, y que sería normal que pasasen de nosotros. Sin embargo, nos encontramos de casualidad con un Stormtrooper que estaba intentando escapar de la gente y accedió a hacerse una foto con David. Es más, dos, porque la primera no le gustó a un amigo del Stormie y le mandó repetirla.

Photobucket


Con la foto con el Stormtrooper hecha y todo el pescado vendido, pensamos en irnos ya. Estábamos agotados de estar de pie y al sol todo el día, y teníamos un tren en poco menos de una hora. Yo dije que ya que estábamos podíamos ir a ver la catedral, porque juntos todavía no habíamos ido. Pero este año no dejan entrar con mochilas, y llevaba yo una bolsa-mochila y David una mochila con sus cosas y bebida, además de que es posible que mucha de la gente que había allí pensase lo mismo. Santiago nos queda a 40 minutos en tren, y tenemos muchos fines de semana y vacaciones para ir a ver la catedral, así que fuimos directos para el tren.
Cerca de las 8 y media llegamos a Coruña. Con la foto, agotados y contentos.


Hay más fotos en mi Facebook, en un álbum que dejé abierto a todo el mundo: Marcha Imperial en Santiago de Compostela (21/05/10)


A la organización del evento no hay que darle más que las gracias y las felicitaciones por, con tan poco, haber conseguido tanto. Al Ayuntamiento hay que decirles que aunque seamos cuatro frikis, es un evento con importancia histórica y mundial, y que un poco de colaboración no cuesta nada. Tampoco un poco de seguridad y organización, como no dejar que el público salga de su zona cuestan nada. Y como dicen en su página web: En 2013 se celebran 30 años de El Retorno del Jedi. Vamos avisando, instituciones.

2 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Jolin, me hubiese gustado estar ahí ;)

Besotes^^

A. Sunrider dijo...

Habrá que irse preparando para el 2013... :P

Que conste que solo fueron 10 minutos los que pude dormir..., estaba muerto xD