6 de julio de 2011

Primera semana de verano

Más de una semana sin actualizar. Y la verdad, ha pasado sin darme cuenta, de todas las cosas en las que he estado metida, no me di cuenta hasta esta mañana de que hacía tiempo que no entraba al blog. Leo los blogs que sigo todos los días, pero no me había parado a escribir.

El 29, por fin, pude tener mi San Pedro. Tenía muy, muy clavada la espinita del año pasado, y no podía perdonarlo esta vez. Así que el 28 por la tarde vino mi padre a recogerme a mí, a David y a un montón de cajas, y nos fuimos a casa. El 29 no existió nada más que el churrasco, las brasas y el monte. No hubo separaciones de compañeros de piso, fianzas, mudanzas, veranos, ni nada. Churrasco, churrasco. Y unos brownies para morir de lo buenos que estaban de postre.

Pero se acabó pronto el día. El 30 por la mañana, pese a que aún se sube al monte a comer, las sobras esta vez, David y yo nos subimos a un bus para volver a Coruña. Habíamos quedado con la casera para devolverle las llaves y la fianza, y para acabar de bajar cajas. Llegamos cerca de la hora de comer (dos horas interminables de bus…) y pasamos la tarde acabando de limpiar el piso y de recoger lo que quedaba. A las 5 de la tarde vino la casera, le dimos las llaves, nos dio las fianzas, y nos despedimos de los otros compañeros de piso. Mi padre iba a venir cerca de las 8 de la tarde, así que me puse a buscar números de pisos. Tenía unos pocos números anotados, y la mayor parte de ellos ya estaban alquilados. Pero había un señor que me dijo que sí, tenía una habitación libre. Quedamos para ver el piso.
Este año no podré alquilarlo, y mientras esté estudiando, no lo podré hacer, porque económicamente se sale de lo que puedo pagar. Pero me voy a guardar el número del señor, porque cuando esté currando y pueda pagármelo, quiero vivir ahí. Ese piso tenía cuatro habitaciones, y el señor unió dos y dos para crear dos habitaciones enooormes, con sala de estar cada una. La que me enseñó daba a la calle con un ventanal enorme, completamente amueblada (tele, DVD, TDT, lamparita típica de sala de estar incluidas), y un dormitorio con dos camas y armario. Increíble el sitio, pero para una estudiante se pasa del presupuesto (dentro de lo que sería otra ciudad estaría baratísimo, y dentro de Coruña no es caro, pero estaba buscando cosas más baratas xD). Además, baño propio y una cocina apañada. Me guardo el número para próximos años xD

Volví a casa el 30 por la noche, y el 1 le pedí permiso a mi padre para volver a Coruña por el fin de semana. Era el cumple de David (^^) y me gustaría pasarlo con él. Después de protestar (como siempre), el 2 por la tarde volví a meterme otras 2 horas de bus. Salimos el sábado, descansamos el domingo y el lunes nos fuimos al Marineda medio de rebajas, medio de paseo. Tras 6 horas dando vueltas por allí y piquetas nuevas para el Sonisphere, otras dos horas de bus para volver a casa.

Fue el primer fin de semana que dejé sola a Sally en casa. La había dejado sola un par de veces, una de ellas a la semana de adoptarla, cuando todavía no sabía nada, y tampoco le había dicho nada a mi padre, y se la dejé a Iris durante el fin de semana que me venía a casa. Y luego, durante conciertos esporádicos, una noche sola nada más (salir el viernes por la tarde y volver el sábado para comer). Pero desde que me tiene confianza y me conoce, nunca la había dejado sola. Y mucho menos con mi padre, al que le tiene tanto miedo.
Pero de esto y la recepción que me hizo hablaré en otra entrada xD

Y hasta ahora poco más. Me apunté al reto/tejijuntas que puse en el otro blog, y tras 6 horas de ganchillo casi ininterrumpido, solamente me falta una pata para acabar el pingüino. Luego le haré fotos, junto a más cosas.

Y en estas cosas he pasado la semana. Lo más resumido de la historia del blog, creo xD
Y también creo que vuelvo a tener trabajo este verano, clases a repetidores otra vez, pero it’s something. Pero todavía está en fase “le diré a su padre que le vaya comentando si le interesa…”, no hablé con nadie en serio todavía. Pero un alumno interesado de momento hay. 2º de bachillerato, miedo me da, pero, de nuevo, it’s something.

Más próximamente, fotos de cobayas y esas cosas azucaradas que vez en cuando hago :D

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Oye, it's something, que aquí me llevo tirando de los pelos una buena temporada esperando LA LLAMADA xDDD (parece que quiero que me llame Dios jajajjaaja )

Ese piso que comentas fijo que debe ser una pasada... Cuánto piden??? xDDD

Un besote^^