21 de marzo de 2011

Diario 36

Vuelvo a tener días malos. Después de unos días tranquilos y de unas semanas sin faltar a clase y portándome bien, vuelvo a tener esa desgana y ese “no me importa no hacer nada”.
Por primera vez en casi tres meses, llevo más de 24 horas sin necesitar la valeriana, y en vez de estar feliz por eso, estoy como atontada, pasando de todo, por... falta de motivación. La última semana volví a sentir en clase eso de “para hacer esto me quedaba durmiendo”, y asignaturas a las que les tenía ilusión y ganas ya están dejando de gustarme, y llevamos unas tres semanas de cuatrimestre nada más.

Me consuela saber que por fin conseguí tener cita con el psicólogo de la universidad. Lo principal es la ansiedad, el poder comer y el poder dormir como una persona normal tienen que volver. Estoy cansada de tener miedo a tener miedo, y entrar en un círculo vicioso del que parece que sola no soy capaz de salir. Quiero también que me convenza de que debo ir a clase, esforzarme un poco en estirar mis horarios sin acabar con ganas de tirarlo todo por la ventana, literalmente. Pero lo primero es la ansiedad, quiero volver a ser normal.

Por el resto, encontré por fin algo que me hace ilusión y de lo que tengo ganas. Estoy cerquita de empezar a colaborar con The drink tim. Me falta superar la prueba de comentar un concierto este fin de semana y que les guste. De ahí, a empezar a aprender por mí misma. La cosa está un poco complicada y le tengo algo de miedo, sobre todo porque hasta ahora solamente he comentado conciertos de grupos que me gustan y conozco muy bien (salvo Pignoise e Iguana Tango, pero que me sonaban de la radio y conocía algunas canciones). Este fin de semana, a la espera de recibir “instrucciones” creo que me voy a escapar a Santiago a ver a Hamlet e Infernoise. Infernoise no me suenan de nada (pero por los vídeos de directos de youtube van a valer la pena) y Hamlet es de estos grupos que te gustan, que sabes que existen, pero realmente no has escuchado nunca en serio.
Este fin de semana también tocan O'funk'illo y Def con Dos en Coruña, entonces no sé a cuál iré, pero por lo pronto me estoy preparando para Hamlet (solo faltaría pillarme en bragas mi primer concierto). Y de paso paso un par de días con la réflex por Santiago, que le tengo ganas.

Y aún así, que llevo una semana (desde que empecé a tratar con ellos, qué majos :D) medio en las nubes, contenta por fin, hoy me desperté pasando de todo. Planteándome si esto no va a ser como el resto de las cosas, que al principio genial, pero luego me cansan muy pronto. Pensándolo objetivamente y sacándome de mí misma pienso que ir a conciertos, sacar fotos y comentar los conciertos lo llevo haciendo desde hace varios años y me encanta, no hay razón para que me deje de gustar ahora. Pero hoy estoy totalmente apática, me da todo igual.

Bueno, a ver qué tal van estos días. A ver si se me mejora el ánimo en lo que queda de día, o cuando llegue al piso y me ponga con el amigurumi otra vez se me pasa.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Lo ves ahora un poco negativo por tu estado de ánimo, pero realmente es algo que llevas haciendo siempre, así que no creo que te canses :)

Un beso y anímate^^