7 de abril de 2010

Segundo cumpleaños

Ahora ya sí tengo 20 años. En realidad desde hace unos días, estamos oficialmente a día 7.
Sin despreciar a toda la gente que quería fiesta, o con la que puede parecer que no conté, tuve la clase de cumpleaños que quería.
No quiero fiestas, no quiero amigos cantando, ni tartas ni bengalas, ni salir por la noche a pillar el ciego del año. Desde que dejé de hacer los cumpleaños de pequeña con mis compañeros de clase, quiero cumpleaños tranquilitos. Lo último “especial” que hice fue hará unos… 4 ó 5 años, que me fui con un par de amigas al cine (la película creo que era una mierda xD) y luego a cenar una hamburguesa.
Y bueno, hace dos años pasé el día tirada agonizando en el sofá, de una ansiedad que no sabía todavía que tenía y que me dejó el cuerpo literalmente destrozado.
No sé por qué exactamente, pero no me apetece nunca salir a celebrar mis cumpleaños. Y este año fue exactamente como lo quería y como lo necesitaba: mucha tranquilidad, mucha intimidad, un novio que me abraza y una suegra que de tan buena que es, no me la merezco. Pequeña comida con mi familia política, un grandísimo brownie como regalo de cumpleaños, y muchos abrazos.
Sin estar pendiente de estar de fiesta, del frío, de la gente y de los sitios. Y sobre todo, que den las 3 de la mañana y no sentirme culpable por estar muerta de sueño y de cansancio y pedir por favor volvernos a casa porque no aguanto más xD

Así que muchas gracias a mi niño por estar abrazándome todo el día y diciéndome con voz pícara “¡feliz cumpleaños!” hasta pasadas las 12 de la noche del 3. Y muchas gracias a su madre, por todo su cariño y por todo en general!

Como mi regalo de cumpleaños de mi niño este año estuvo condensado en el de Navidad, y mi padre no dijo ni mú sobre el tema, decidí autorregalarme algo que me dijo mi padre que me daría por Navidades pero que al final nada (y todo por confiar en Lockerz, ilusa de mí, tenía la pequeña esperanza de poder conseguir uno…): un iPod Shuffle. Lo cogí en negro, y de 2gb, que para mí es más que suficiente.
Me encanta. Es tan pequeñito, tan ligero, con un tacto tan jugoso… y en cambio se escucha tan potente! Lo único malo que le veo es que esa pinza no hay manera de limpiarla. Es tan brillante que con ponerle un dedo encima, ya le queda grasa y no hay manera de quitarla xDD
No estoy enamorada de él, porque eso ya está cogido (=P), pero sí estoy encantada.

Photobucket



Muchas gracias a todos los que me felicitasteis (especialmente a los que lo hicieron dos veces, el 4 de marzo y el 3 de abril xD), a Iria que me cantó por msn, y a Silvia, que recibí como dos días después su sms (en casa de David no hay cobertura…).

Y como últimamente el blog son muchas letras (y más con la entrada densa de ayer xD) y pocas fotos, aprovecho que ya sé qué le pasa a mí cámara de fotos y ya la sé hacer funcionar para dejar unas fotos de las rosas que David me regaló el 24 de febrero. Las puse a secar, y así quedaron… de rojo intenso a una especie de violeta oscuro. Sé que las fotos no valen nada, que son malas, y más el cutre retoque con photoshop, pero tampoco tenía ganas de andar probando.
Los bombones nos los comimos xD

Photobucket
Photobucket

3 comentarios:

((*natsi*)) dijo...

k bien tener cumpleaños así ^_^
es mucho mejor que salir a pillar el ciego del año y no acordarte de tu dia. xD
felicidades ^_^!

ichirinnohana_is dijo...

Pues quedaron preciosas^^ Nah, yo también celebro mi cumpleaños de tranquileo, si acaso una cena con mi novio o alguna cosa así por el estilo xDDD

Besotes^^ Y felicidades!!! (aunque creo que ya te lo dije por ahí xD)

ichirinnohana_is dijo...

Se me olvidaba... Tienes un premio en mi blog =D