8 de abril de 2010

Concierto sorpresa

Hoy, 8 de abril de 2010, en menos de cuatro horas, Sôber empezarán su primer concierto después de 5 años.
Envidio malsanamente a todos los que están en Madrid, más en concreto a los que seguro que ya están delante del escenario para verlos tocar. Y odiaré por bastante tiempo a todos los vecinos de la zona que se quejen del ruido que hay ahí abajo.

Cinco años esperando a que vuelvan a ponerse en marcha, desde aquella tarde que compré la RockZone pensando “qué bien, viene el verano, a ver si hay alguna fecha de Sôber cerca de Coruña y puedo ir” y dentro me encontraba la noticia de su “parón indefinido”. En realidad es algo más de tiempo, ya que David no me avisó para ir a la presentación de Paradÿsso ¬¬’ (ya lo sé, era una niña, qué ibas a poder hacer tú xD).
Hace dos veranos fui al concierto de Savia, y me quité un poco la espinita, pero no del todo. Y ahora que hasta puedo imaginarme un concierto diurno de Sôber en una plaza de Madrid que ni siquiera conozco… ese concierto no me llegó a nada.
A ver, que Carlos nos dedicase una canción a Iris y a mí, y que el bajista estuviera flipando con nosotras me da una pequeña satisfacción interior, pero no la suficiente. Si tal, me dan más ganas todavía de volver a verlo en concierto, y aunque la primera fila estará más complicada y dolorosa que nunca, quiero intentarlo. Quiero volver a ver a Carlos en directo desde la primera fila, y renunciar a la cámara de fotos por disfrutar del momento, por volver a dejarme la garganta y por sentir los pies como aplanados cuando acabe el concierto.
Y hasta que me firme mi disco de Torcidos, de cuando ni siquiera se llamaban Sôber, todavía más. En Coruña, en el concierto de Savia, hubiera sido muy fácil conseguirlo, pero ni se me ocurrió coger el disco hasta que lo tenía a cinco metros de distancia.

Mucha suerte a Sôber, y que este concierto sorpresa salga muy bien, y que haya mucha gente (sino, tendré que reñirle a muchas personas por no haber ido).
Y mucha suerte a mí, que se acerquen por aquí en algún momento del verano, porque no me apetece tener que viajar demasiado. Porque este verano, sí o sí, vemos a Sôber en directo.

No hay comentarios: