2 de abril de 2010

Reflexiones filosóficas de nuevo

Ayer por la noche, por primera vez en mucho tiempo, alguien me llamó para salir mientras estaba en mi casa. Tengo que decir también que fue un poco por interés de las personas que me llamaban. Pero cuento por partes, que quiero decirlo todo a la vez y así no se puede.
¿Alguna vez nombré en el blog a los Spirits Animaux? Quien haya estudiado a Descartes le sonarán de algo, aunque no me refiero a su teoría de los bichitos que tenemos dentro del cuerpo y que hacen que “funcionemos”. Me refiero a un grupo de filosofía que tuvimos durante 1º y 2º de Bachillerato algunos alumnos guiados por un profesor de filosofía. En curso y medio hicimos reuniones por las tardes, y hablábamos sobre filosofía y aplicaciones, o cosas de la realidad que nos llevaban a la filosofía. Empezamos a soltarnos con una serie de películas introducidas por un texto de reflexión filosófica sobre ellas (vimos La naranja mecánica, Alguien voló sobre el nido del cuco y mi ahora amadísima Noviembre, entre otras que no recuerdo xD), y luego seguimos más con textos puros, con debates y con reflexiones propias sobre todo eso.
En 2º preparamos una exposición para la Semana Cultural sobre los mensajes contradictorios que se nos envía desde la publicidad (nos anuncian un coche muy potente, y al siguiente anuncio sale la DGT diciendo “no podemos conducir por ti”, es el ejemplo que pongo siempre). Al director del instituto no le hizo gracia una parte de nuestra exposición, nos la retiró (censuró) y montamos un pollo gigante. Seguro que de eso sí hablé.

El grupo de los Spirit Animaux está cerrado, parado. Los alumnos que lo formábamos estamos esparcidos por diferentes Universidades, carreras y ciudades, algunos están haciendo FP y los menos “espabilados” están todavía en 2º de bach. El profesor sigue en el instituto, pero está metido en cosas menos “agresivas” para el director (el grupo de lectura de la biblioteca, por ejemplo xD).
Sin embargo, a todos nos ha quedado la espinita del grupo. Hay mucha filosofía por leer, por entender y por interpretar. Y ahora que estamos rodeados de libros, profesores universitarios, bibliotecas de verdad, catedráticos, conferencias, etc. también tenemos ganas de crear, de pensar tal y como lo hicieron los filósofos y de escribir como ellos.

Y más o menos para eso me llamaron. Sin entrar en demasiados detalles (y porque parece ser que últimamente las paredes tienen oídos), solo diré que se está fraguando un pequeño grupo, con antiguos Spirits Animaux y con nuevas incorporaciones, que por h o por b no pudieron estar con nosotros en un primer momento; y parece que tienen ganas de pensar y de crear. Ahí es donde entro yo: no es productivo que todo lo que se piense se quede entre cuatro paredes, en un bar o solo en nuestros folios. Quieren sacarlo a la calle, editar una pequeña revista donde aparezca todo esto. Y yo soy y seré conocida como de las que mejor escribían literatura de mi clase. Me dijeron que habían pensado en mí como en posible participante de la revista, escribiendo literatura o sobre ella.

Eso estuvimos hablando casi toda la tarde y parte de la noche. Nos reunimos en un bajo, con unos sofás, sacaron textos propios y ajenos (que me costó una eternidad entenderlos, tengo la filosofía oxidada) y empezamos a hablar. Primero, sobre los intereses y los puntos de vista comunes del grupo, luego ya sobre lo que podíamos aportar cada uno.
Y entre una gran sesión de risoterapia, verme fuera de Coruña y de su (últimamente) ambiente opresivo, de compañeros de piso, de guiones de cortos frustados, de apuntes, de obligaciones; verme fuera de casa sin miedo a la lluvia por primera vez en esta Semana Santa, doy por buena, muy buena la tarde.
Lista para volverme de nuevo a Coruña, a sus brazos celosos =P, al calor de la ciudad y a su desfase horario, con una cara y un ánimo muy diferente al que tenía ayer a estas mismas horas.

3 comentarios:

Butterflied dijo...

Guau, me parece super interesante todo lo que cuentas sobre el grupo de filosofía y me alegro mucho de que te hayan hecho esa propuesta.

Además me da mucha envidia (de la sana) porque siempre echo en falta que en su momento me hubieran estimulado mucho más de lo que lo hicieron y que fueran tan pocos los que lo hicieron. Aprovéchalo tú que tienes la oportunidad.

Yo ahora ya me encuentro oxidada para todas esas cosas. Ya no escribo poesía como lo hacía antes, y si tengo la cabeza en algún tema, siempre es tirando hacia lo sanitario, que no deja mucho margen para la poesía. xD

Ya nos contarás qué tal te va con la nueva andadura.
Un beso.

Butterflied dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ichirinnohana_is dijo...

Conforme vaya fraguándose la cosa cuéntalo, eh? Que tiene una pinta muy interesante^^

Besotes^^