14 de abril de 2009

Animalitos

Culo veo, culo quiero. La tentación de volver a crear con mis manos fue demasiado fuerte, y a falta de fimo o barro, buena es la plastilina.

En tres horas y algo he recordado cómo se amasa, cómo se ablanda, y cómo se moldea, además de sacar de la experiencia unos bichitos que, es amor de madre, son lindísimos.



Photobucket

Panorámica de todos, una vez acabado. Una oveja, dos búhos, tres gatos y un objeto no identificado. Exclusivamente en blanco y negro.



Photobucket

La oveja (aunque tenga cara de perro), mi primera víctima, lo primero que salió de mis manos al coger la plastilina.




Photobucket

El gato asustado. Como dice mi compañero de piso, tiene cara de pokémon.



Photobucket

Nameless. Pretendí que fuese un amigo del gato asustado, pero con una cola grande. Actualmente me recuerda demasiado a Eve, otro pokemon. De todas las figuras que hice, la que más me gusta.

La cara de susto de detrás está compuesta por las sobras de plastilina. Pretendí hacer algo grotesco, pero solo salió esa especie de conejo virollo





Sobró mucha plastilina. Mucha. Así que lo siento, pero volveré a las andadas, con más fotos y más culo veo, culo quiero

3 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Me encanta el gato asustado^^

Besotes!!!!!!!!!!

Dakini Naró dijo...

jusjus pero que monos todos ^^

* TiTi * dijo...

El blanco ese medio raro, que no se ve bien lo que es... sabes que parece?? Parece un Furby!!! XDD