11 de abril de 2009

And I feel like knocking on Heaven's Doors

Demasiados textos te he escrito, y apenas has visto la punta del iceberg. Uno más, qué más da.
Son demasiadas horas a tu lado, día a día, mañana tras mañana.
¿Creías que me iba a olvidar? Cómo podría hacerlo, cómo olvidar el día en el que te entregué mi arma de la noche.

Muchas veces me hiciste sonreír, y te agradezco cada una de ellas. Muchas veces me enfadaste, y aún así te agradezco cada una de ellas. Me había reído mucho de la frase “del amor al odio hay un paso”, pero de repente me vi escribiendo “no sé qué hacer con él. Lo odio tanto que creo que podría acabar enamorándome de él”.
Gracias también por protegerme y por protegerte; ambos sabemos que ese paraíso no habría llegado nunca. A pesar de lo que yo pretendía.


No me quiero extender –te aburriría, como siempre.
Solo decirte que Feliz Cumpleaños, que seas feliz (aunque no creas en la felicidad), y que te echo de menos. Ya son meses sin verte, cuando antes los fines de semana eran e t e r n o s. Y mucha música. Siempre, mucha música, tuya, o de otros, siempre música.







Foto mía. Una de las grandes locuras de mi vida, por él. ♪♫

1 comentario:

* TiTi * dijo...

Es cierto... el sabado fue su cumpleaños, el mismo día que Fisti.

Pues Felicidades para él! ^^