29 de octubre de 2012

Mis fotos de Arch Enemy

Muchos quebraderos de cabeza me han dado las fotos de Arch Enemy. O la ausencia de ellas. Intenté como pude ir acreditada como fotografía al concierto; en este caso, no por entrar gratis, sino por poder hacer fotos. Al contrario que con In Flames, iba a ir al concierto pagando o no pagando. Pero recuerdo que uno de los primeros pensamientos que tuve cuando vi que venían a dar un concierto fue “fotos mías de Arch Enemy, mías, mías”.
Si hay algo que compensa las hasta 10 horas que me paso después de un concierto redactando y corrigiendo una crónica, es el orgullo que me dan las fotos que saqué. Algunas veces mejores, otras veces peores, pero ver que soy capaz de hacer eso me encanta. Algunas fotos me han hecho sentir tan bien que las imprimí y las tuve colgadas en mi habitación (Carlos Escobedo a la batería en el Rock in Way y Bernardini colaborando con Tregua, por ejemplo). Pensar en tener fotos mías de Arch Enemy, en una sala preciosa y fácil de sacar fotos como es la Capitol... era demasiado bonito para ser verdad.
Y efectivamente, no fue verdad. Pedí acreditación, la trabajé como suelo trabajarlas, como me la dieron para otros conciertos, pero tanto yo como otros fotógrafos que conozco solamente recibimos silencio por parte de la promotora. Por lo tanto, nos quedamos sin fotos. Compré la entrada, igualmente estuve en primera fila, pero no tengo fotos. Tengo pensado cagarme extensamente en la promotora y en esta clase de promotoras demasiado importantes como para no hacernos caso a los “pequeños” oficialmente en TheDrinkTim, solamente hay que esperar a que tenga el día un poco cruzado y ya me extenderé por allí.
Como hay más vida más allá de las cámaras réflex, me llevé la compacta. Desde que uso réflex en conciertos, la compacta es... muy, muy pequeña. Sobre todo, porque la réflex es inmediata. Enfocas, mantienes, y justo en el momento que pulsas, dispara. La compacta tarda, normalmente el tiempo suficiente para hacerte perder luz, posición y salen movidas. No hablemos de encuadres, que no nos podemos poner pijos; todo lo que pido es que salga el músico.
Y así están mis fotos. Entre la compacta, extremadamente movidas, y las de la cámara del móvil, sin zoom y sin enfocar. De las 37 que saqué (ya no me esforcé, era consciente de lo que tenía entre las manos), he conseguido rescatar 5. Además tengo una foto completamente en negro que creo que es un vídeo que grabé convertido en foto por error, porque no aparece por ningún lado. En fin.
En general, no hay fotos del concierto. No hubo fotógrafos acreditados. Solamente una chica por Rock in Spain, que, sinceramente, para hacer esas fotos, yo me hubiese quedado en casa. También había por allí un señor que creo que es el de la sala, pero hasta ahora solo subieron fotos de Titan's eve. Y los de la promotora, que ellos sí pudieron sacar fotos. Pero ni las he encontrado ni tengo ganas de verlas.

Las que conseguí sacar yo, con tristeza de corazón:

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Bueno, se pueden ver, mejores que otras que me pasaste ;)

¡Besos!