1 de septiembre de 2012

Agenda de conciertos metal en Galicia

Hace bastante tiempo que tengo actualizada una agenda de conciertos interesantes en la barra izquierda del blog para no tener que escribir estas entradas a cada poco. Me ayuda a ordenar mentalmente los conciertos que están por venir, ver lo que pasaron, y tener tantas fechas, en general, ordenadas. Cuando van pasando las voy añadiendo a esta entrada, con links a crónicas, fotos, y todas esas cosas que me ayudan a vivir la música aunque no son música en sí.
Normalmente con eso me llega para tener todas las fechas pendientes en orden. Este otoño, al igual que el otoño pasado, hay tantas fechas que me compensar hacer una entrada larga.

Estamos ya dentro de septiembre, el noveno mes del año. Hasta ahora, desde diciembre del año pasado, donde tuve una aglomeración de conciertos de última hora, prácticamente no ha habido nada. He visto a Tarja en Santiago, he visto a Gritando en Silencio en Coruña, he vuelto a Santiago a ver a Simple Plan, y también tuvimos el Brincadeira. En el verano hubo un poco de suerte con los festivales y también estuvo muy bien montado el SonRías Baixas, aunque no pude ir. Y eso fue todo en la primera mitad de año, prácticamente un desierto.
Pero con la vuelta al cole esto cambia. Se han acumulado un montón de fechas alrededor de un mes, octubre, que aunque el año pasado también ocurrió algo parecido, no había sido tan exagerado.

Los conciertos van a empezar al terminar septiembre. El último fin de semana de septiembre, el 28 y el 28, va a hacerse el Music Way, los restos del Rock in Way, al que, tras la presentación del festival esta mañana, no voy a ir. Lo de este festival este año es algo entre un cachondeo general, y una mala suerte con manía persecutoria. En febrero, junto al resto de festivales, se adelantó que se iba a celebrar a mediados de julio, para coincidir con las fechas del Apóstol de Santiago. Pero se fue dejando, se fue dejando... dejamos de saber cosas de la organización, pasó el tiempo, el resto de festivales confirmaban cartel y ellos no decían nada. A 15 días más o menos de la fecha para la que estaba anunciado El País sacó una nota diciendo que el festival cambiaba de nombre y cambiaba de fecha. Ni siquiera nos mandaron una nota a todos los medios de comunicación, solamente hablaron con El País. La nueva fecha daba la última semana de septiembre, para la que también estaba el En Vivo, como el año pasado. Y tras eso, de nuevo silencio. Fue pasando el tiempo, de nuevo, llegaron los festivales de verano, se hicieron y se acabaron. Y a un mes de llegar a la segunda fecha, reactivan la actividad en las redes sociales, ahora sí nos mandan notas de prensa a todos (o por lo menos a mí me han llegado), confirman unos pocos grupos, ponen entradas a la venta las entradas (baratísimas), y yo me quedo indiferente. El cartel no me dice absolutamente nada. Un día Manic Street Preachers, otro The Hives, Heredeiros da Crus (que parece obligatorios tenerlos en el cartel) y el resto de nombres ni me suenan. Probé en Youtube y son sosos sin sal, así que ni me voy a molestar en pedir acreditaciones salvo que mi jefe me mande hacerlo (cosa que nunca hace). No me va a valer la pena ni pagar el tren.
Además, el 29 de septiembre hay un concierto en la Mardi Gras que está muy interesante. Gauntlet, banda de Sobrymusic (mueehehehe), viene presentando su nuevo disco, que dicen que es la leche aunque todavía no lo he escuchado, y de teloneros “residentes” cogieron a Strikeback. Quien se haya tragado mi crónica del Brincadeira le sonará el nombre, porque fueron unos de los grupos del domingo, con los que quedé sorprendida y encantada. Ya tengo plan para el último fin de semana de septiembre :)
Y entramos en octubre. Una semana más tarde del Music Way, en el primer fin de semana, se va a celebrar el festival Inmensa de Málaga por primera vez. Prácticamente todos los grupos de Sobrymusic van a tocar allí, junto a algunos más. Yo quería ir, y aunque cuando presentaron el cartel quería ir, ahora lo voy viendo más complicado. Fundamentalmente, quería ir por Angelus Apatrida, Vita Imana, Clockwork, V3ctors, Overdry y esperaba que pudieran añadir a Somas Cure o a Nami, aunque al final parece que se quedan fuera. Entre que es en Málaga, con las ganas que tengo de volver, y el cartel, me lo ponían en bandeja. Luego anunciaron que se va a hacer en una sala de 800 personas, y se juntó con que contaba con ir con gente no acostumbrada a este tipo de conciertos y que dentro de una sala podía ser algo agobiante, y lo fui dejando. Las ganas de ver a Vita Imana no se pasan, y los acabaré viendo en directo. También tengo que darles una segunda oportunidad a Angelus Apatrida, tras mi incapacidad para disfrutarlos en el Sonisphere del 2011, e imagino que poco a poco podré ver al resto de bandas.
Justamente, también ese fin de semana, están Angelus Apatrida tocando en Vigo, un día después que Málaga. Sobra decir que quería ir, pero creo que no tengo acompañante, tampoco manera de manejarme por Vigo, y aunque tengo la fecha apuntada en la agenda, dudo que pueda ir.
El jueves siguiente, el 11 es una fecha para no perderse. Manowar en Coruña, y con eso se dice todo. Una banda mítica que, aunque no me ponga a escucharla en casa, hay que ver en directo. Las entrada están carísimas, así que intentaré ir como prensa; si no me dan acreditaciones lo más probable es que no vaya.
Una semana más tarde, el 19, tengo cita moderna con los grupos modernos gafapastas. Unicornibot vuelven a tocar en Coruña, y tras lo bien que lo pasé la primera vez que los vi en directo, quiero repetir. En LeClub, además, sala a la que todavía no tuve oportunidad de ir. A la agenda de LeClub tenemos que estar atentos, que hay un par de grupos semiconfirmados que me pueden interesar, aunque todavía no sepa las fechas concretas.
De nuevo, apenas una semana más tarde, el siguiente jueves, un concierto al que voy a ir sí o sí. Arch Enemy, los grandes Arch Enemy, vienen a tocar a la Capitol. Qué haríamos nosotros sin la Capitol. Acabo de caer en que no sé qué teloneros traen, pero me da igual. A ver si a este se apunta Iris y nos repartimos el trabajo de la crónica, de manera que puedo entregarme más al concierto sin preocuparme por la cámara. Y cuando digo entregarme digo dejarme ir y olvidarme del mundo, y vivir el concierto como si tras las puertas del recinto no existiese nada más.
Sorpresa, tan solo dos días después vienen Extremoduro a tocar a Coruña. En un primer momento no dijeron dónde, pero yo ya suponía que sería en el Coliseo, porque ningún otro sitio de Coruña tiene tal aforo. De nuevo me pasa lo de Manowar: quiero verlos, pero no me puedo pagar todas las entradas. Además, a estos sí quiero hacerles fotos.
Salimos de octubre, y con una semana vacía de conciertos, el siguiente es de los raros raros. El 9 de noviembre, no sé cómo, Kreator y Morbid Angel van a tocar en un pueblo de Pontecesures, en Pontevedra. Como está en mitad de la nada están organizando viajes en autobús para ir, pero creo que tendré que pasar, de nuevo por no tener acompañante, y por ser una gran tirada desde donde voy a estar viviendo a esas alturas.
9 días más tarde, volvemos a la Capitol. Los míticos WASP sacaron disco hace unos meses y se nota que ahora hay que tocar para ganar dinero, porque llevan girando desde entonces. No es ninguna pega, al contrario, porque gracias a esto estamos pudiendo ver en directo grupos que jamás pensaríamos que veríamos. Además, parece que están en forma y que puede estar muy bien el concierto.
Durante unas semanas no hay nada más planificado, hasta la primera semana de diciembre. El mismo 1 de diciembre tendré que volver a la Capitol porque Cradle of Filth van a tocar. Es uno de esos grupos que potencialmente me pueden gustar mucho, pero no me acabo de poner a escucharlos. En directo es la mejor manera que tienen para convencerme, y entre eso y que son espectaculares, quiero ir a hacerles crónica. Además parece que hay un grupo de gente de Coruña que van a poder venir, así que por encima no estaré sola del todo. Tiene toda la pinta de que me puede pasar algo parecido que con In Flames: escucho hablar de ellos, escucho un par de canciones y no más, me encantan en directo y entonces me meto dentro de ellos de verdad.

Hasta ahora, eso es todo (y como si fuese poco). Aún queda un mes para que llegue octubre, y cada semana están confirmando más cosas, así que no es imposible que esta agenda aumente. Si puedo tener alguna queja de este otoño de conciertos, es que no estén más espaciados en el tiempo y tengamos que meternos la paliza durante un mes cuando podíamos disfrutarlos todo el año.
A medida que vayan llegando y pasando iré diciendo qué pasó con ellos, trayendo alguna foto y esas cosas de siempre :)

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

La pena es el concierto malagueño. Me voy a quedar con las ganas porque sé que me agobio con las aglomeraciones (Ximo te lo puede confirmar, que me vio en Fallas, al aire libre, rodeada de gente y sacándome como podía del barullo). Si fuese en el Auditorio, que hay espacio y aire libre, me daría igual (y lo gozaríamos juntas, no te quepa duda).

Que disfrutes de todos los conciertos a los que puedas ir^^ ¡Besos!