8 de agosto de 2012

Desaparecida como nunca

Estoy desaparecida de este blog, y es que parece que el día tiene menos horas que hace unas semanas y no tengo tiempo de pararme a escribir.
Estoy mentalmente ocupada con otras cosas, y apenas me doy cuenta de que tengo blogs pendientes de actualizar. Tengo ahora dos cosas fundamentales rondándome la cabeza: el Brincadeira (estamos a miércoless y no sé si iremos el jueves para comer) y las tiendas online para llevar un poco adelante el amigurumi.

Cronológicamente, lo del amigurumi viene de antes del Brincadeira y de marchar de vacaciones (también estuve una semana fuera). Cuando por segunda vez Iris no pudo venir a un mercado/feria con el fimo y amigurumi, decidimos que lo mejor era ir por separado, e ir a los sitios sin tener que depender una de la otra, apuntándonos a lo que pudiéramos ir. Así, ella ahora lleva el nombre de Shadowcat Creations y yo sigo con Enemy Dolls. Hacer las cosas en conjunto es más difícil, porque hay que consultar cosas (sobre todo cuando hay dinero de por medio), y aunque tenía ganas de hacer algunas cosas, no las hice porque no llegamos a un acuerdo o porque no nos acababan de convencer. Pero ahora que estoy sola, arriesgo sola, y me meto en fregados yo sola.
Primero, le estoy dando un empujón a mi cuenta de DeviantArt. Estoy contentísima porque sobrepasé las 1000 visitas a mi perfil (ya 1122 xD). Entre que subía cosas, me promocionaba un poco y tal, dediqué bastante tiempo que descuidé de los blogs.
Además, también voy a usar el blog de Enemy Dolls para algo más que subir las cosas que vaya haciendo. Busco un poco más de público, y quiero tener esa vía para dar crédito a la gente de la que saco los patrones, además de quizás publicar alguno mío.
También en cuanto a amigurumi de sorpresa me enteré de que DaWanda estaba abriendo una beta para España, pedí ingreso así como pude, y cuando me lo concedieron me puse a trabajar en mi tienda allí. Lleva tiempo, porque la primera vez que entras tienes que confirmar muchas cosas (mail, tienda, cuentas, etc.), además de que estos parecen bastante exigentes y no vale abrir la tienda y ya está, sino que tienes que abrirla del todo (con presentación, polícitas de tienda, pagos, envíos, etc.) y pones varios productos. Entonces ellos revisan que esté todo al nivel que quieren (fotos, datos, descripción) y luego te la confirman y abren al público. Puse las cosas que tenía en Artesanum (que es casi lo que tengo, en el Mercado medieval me dejaron esquilmada y tengo que volver a tejer casi desde cero xD) y aún estoy esperando a que me confirmen y me dejen abrir al público. De momento tiene buena pinta, y aunque no es gratuita, es más barata que Etsy, que aunque llevo mucho tiempo resistiéndome a ella creo que acabaré cayendo como en DaWanda no esté contenta del todo.
En eso ya he perdido como dos días xD

Además, entre todo esto y el Mercado Medieval nos fuimos una semana de vacaciones. Fuimos a Sanabria, en la provincia de Zamora. Estuvimos en una cabaña de “madera” (era plástico con color de madera) y nos dedicamos a conocer la zona, no mucho más. Pasamos 7 días fuera, aunque quizás fueron demasiados, porque no es que haya muchas cosas que hacer. Es un sitio precioso, con muchísimo monte, y muchas rutas de senderismo, que sería el mejor turismo para hacer por allí. Pero aunque intenté convencerlos para ir a hacernos alguna ruta, aunque fuese cortita, no hubo manera. En cambio, conocimos los pueblos de alrededor, estuvimos en sitios acojonantes de lo preciosos que eran, y tuvimos mucho tiempo para relajarnos y estar tranquilos, sin más preocupación que acordarnos de darle de comer a la cobaya.
Yo, algo que no me pasaba desde hace mucho, dejé completamente de lado la ansiedad frente a las comidas, a comer fuera de casa y esas cosas que normalmente me preocupan. Creo que descubrí un relajante personal natural, completamente insospechado, y que así como pueda, voy a volver a poner en marcha: me di cuenta de que estaba muchísimo más relajada y despreocupada después de pasar una hora y poco al sol leyendo. Tampoco completamente al sol, porque leía al lado de la cabaña, con las piernas al sol, sentada con los pies en otra silla. Empecé un libro y me comí casi 100 páginas en tres días (con lo poco que estoy leyendo, lo considero un logro) estirada al sol, tranquila y a mi aire. Lo hacía después de comer, y al acabar de leer merendaba, cenaba, o lo que fuese, sin preocuparme. Por primera vez en muchos meses, y por primera vez en muchas vacaciones. Ya estoy buscando sitios en mi pueblo en los que pueda estirarme al sol un ratito todas las tardes a disfrutarlo, mientras no vuelve a llover.

Y tras todo eso, se me echó el Brincadeira encima. Llegamos el viernes de vacaciones, y me encontré con que el jueves siguiente ya teníamos que ir. El jueves empiezan los conciertos a las 3 de la tarde (y me jode, con un grupo que quiero ver y que las 3 de la tarde no le pegan para nada), y yo quería estar instalada ya para entonces. Espero poder ir de mañana a Coruña, conseguir la tienda, ir al camping, conseguir un hueco para ir a hacer la compra (no vamos a cargar con bebidas y cosas así si está al lado del pueblo y podemos comprarlos allí), comer, y quedar listos para los conciertos.
A ver cómo salen las cosas.
Pero ahora estoy un poco más tranquila, porque el lunes casi me da un ataque de histeria. Voy a ir con mi hermano y con quien vaya con mi hermano, creo que es gente que conoce de poco. Él tiene tienda, una de dos personas de las míticas de Quecha, pero yo no. Yo antes iba con una iglú grande, pero la última vez que la abrí fue en el Sonisphere y estaba hecha un Cristo, así que tengo que conseguirme una tienda nueva. Me dio la sensación de que iba a llegar el momento de ir y no iba a tener nada listo, que iba a ser todo un desastre, y eso, casi me da un ataque de histeria xD Lo solucioné fácilmente, dándome cuenta de que en realidad quedaba mucho tiempo, que la mayor parte de las cosas las conseguiría una vez en Coruña o Cambre, y que estaba todo controlado. Hice una lista con las cosas que tenía que llevar, comprobé que era así (salvo saco, esterilla y la ropa) y me quedé más tranquila. La mayor parte de la comida o de la nevera se consiguen allí o se montan a última hora (como las empanadas), y realmente lo único que tengo que hacer es la mochila con la ropa, que la hago en nada. También parte de la histeria es que la ropa cómoda estaba aún en la cola de la lavadora, pero simplemente puse yo la lavadora en vez de mi padre, colé la ropa que me interesaba, y con el sol que está haciendo estos días ya está seca y en mi habitación.
Así que ya está casi todo listo, o por lo menos está en marcha.
Este año el festival arranca el jueves muy temprano, y acaba el domingo a las 6 de la mañana o algo así. Los días que más me gustan son el propio jueves (voy a poder ver a Skunk por fin :__) y el domingo, que voy a conocer a Eotem y a Strikeback, voy a volver a escuchar a The Grit, y lo estoy dejando para el final porque es lo más impresionante, voy a volver a vivir a Sôber. Tendré que pagar el precio de Tregua, pero Sôber otra vez :D

Mañana salimos, no sé hora ni nada todavía, y volveré el lunes, tampoco sé a qué hora. Quería aprovechar que estoy por Coruña para ir a Ikea a mirar máquinas de coser (llevo tiempo buscando una y flipé cuando vi que allí las tienen), si a Iris le viene bien a lo mejor quedar un rato... y más cosas que no voy a cumplir porque el lunes estaré muerta y solamente querré llegar a mi cama y descansar todo lo que no haya podido descansar durante los cuatro días anteriores.

De este Brincadeira solamente espero pasarlo bien. Pueden pasar muchas cosas, pero no espero ninguna en realidad. Voy a estar bastante independiente, algo que eché muchísimo de menos en el Sonisphere y en el Brincadeira del año pasado, así que solamente espero pasarlo bien. Conozco a uno de los fotógrafos que van a estar allí por intercambiar opiniones sobre salas y así, y me gustaría verlo en persona, pero a lo mejor no coincidimos. En principio, el arquitecto que me trajo loca estos meses va a estar por allí, pero va a haber tanta gente que no cuento con encontrármelo. Quería encontrarme con los chicos de un grupo y hablar con ellos antes de que toquen (tocan a las 3 y pico de la mañana), pero tampoco sé si va a ser posible. Lo único claro que hay por ahora es que el viernes voy a darme la tarde libre e iré con el niño a pasar la tarde, a repartir mimos y a dejar de echarlo de menos durante un ratito.

Así que apenas vuelvo a escribir y me tengo que despedir. A ver si durante la tarde termino de editar las fotos de Sanabria (hay unas cuantas) y dejo alguna entrada programada para llenar un poco mientras estoy fuera :)

No hay comentarios: