10 de diciembre de 2011

Mi habitación (de este año)

Para quien me siga en Twitter, no es novedad que estoy enganchada a Pinterest. Para resumir, es una web que te ayuda a encontrar inspiración. Después hay muchas cosas más, pero ése es su fin. Te da inspiración dándotela a ti mismo. Es decir, yo me creo mi usuario, mi cuenta, y la web lo que me ofrece es crearme una serie de tablones en los que puedo ir (“pin”, como en un corcho con chinchetas) colgando cosas que me inspiran. También veo lo que pone el resto de la gente, puedo añadirlo a mis tablones y consultarlo más tarde. Pero es que por encima, y lo que diferencia a esta web del resto que conozco parecidas, es que está todo enlazado. Si yo voy a una web, y veo un amigurumi muy bonito, puedo subirlo directamente a Pinterest, pero la web recuerda de dónde saqué la imagen, y desde ella puedo volver a esa página. Con una sola foto tienes un montón de patrones, tutoriales, fotos similares... y también los blogs o páginas de donde salieron.
Cada persona elige cuántos tablones quiere y de qué van. Se pueden añadir o quitar con el tiempo, se pueden traspasar fotos de uno a otro... pero algo que tenemos todos es un tablón sobre cómo queremos que sea nuestra casa. Las que nos dedicamos a coser, tejer, y demás cosas de manualidades, normalmente también tenemos uno dedicado a las craft room. Armarios, cajas, estanterías, bolsas, tarros, mesas, sillas, paredes de pizarra para pintar y despintar... hay mil habitaciones para volverse loca y soñar durante años.
Por ejemplo:





Pero son todo sueños. La mayor parte tenemos que crear en una habitación normal, la mayor parte de nosotras ni siquiera puede permitirse una habitación solo para manualidades (pero es una cuenta pendiente para mi futuro, quiero una habitación solamente para estas cosas, y si puedo elegir, quiero escondida una habitación secreta completamente oscura para poder revelar fotos xD). Yo, concretamente, ni me puedo permitir una habitación cómoda para tener mis cosas de manualidades. Me mudo cada curso, no puedo forrar una pared de estanterías porque dentro de unos meses no tengo qué hacer con ellas. En mi habitación en mi casa más o menos tengo las cosas organizadas, pero tampoco se acerca a una craft room.
Así que pensé, qué carallo. Somos muchas las que creamos, y creamos bien (quiero pensar) sin tener semejante espacio. Que tener una mesa de 2x2 metros te facilita la vida a la hora de cortar telas, que tener una ventana con unas vistas preciosas y un sillón comodísimo hacen que ganchillar sea todavía más placer, pero no es imprescindible. Siempre he creado sentada en mi cama o a mi escritorio.
Y os hoy traigo mi habitación. No es una craft room que inspira con solo entrar. No es siquiera un sitio cómodo en el que ponerse a tejer, pero es lo que tengo. Y no me va mal.
(está más limpia y ordenada que de costumbre, no soy así siempre xD)

Photobucket


1.Mi póster, traído de hoy, de Carlos Escobedo en el Rock in Way. Desde el momento de sacar esta foto tuve muy claro que la quería impresa en mi habitación. La fotografía, la música, y más concretamente Sôber, siempre me han motivado. Y aquí está. Estoy esperando a que me puedan imprimir el otro póster que encargué, ya traeré fotos de él cuando lo tenga.
2.Mis mantas. Cuando digo que tengo mantas por encima, me refiero a estas dos. Sin calefacción o radiadores (aunque tenemos uno en el piso que nos vamos rotando) son las que me mantienen más o menos calentita cuando me siento al escritorio.
3.La funda de la cámara. Medio colada en la foto, ya que saqué de dentro la cámara para sacar las fotos. Otra cosa que me motiva: la fotografía.

Photobucket


4.El rincón de la cobaya. Jaula, mesa propia, y bajo ésta el trasportín, comida, toallitas para limpiarla, y todas sus cosas.
5.Caja de lanas con bolsa del Lanas Stop. Dentro de esa bolsa estoy guardando el Proyecto Navidad del que hablaré cuando esté acabado y entregado, y bajo esta bolsa tengo la caja con las lanas que no esté usando en ese momento. Además, dentro también tengo el fieltro, algunos hijos y agujas... cosas sueltas. Tras la bolsa, apoyados en la caja, tengo los libros más grandes, que tengo miedo de poner en la estantería por miedo a que ceda: el primer tomo de The Walking Dead y el Quijote.

En la mesilla de noche se ve que tengo un libro. Para los curiosos, es Doña Perfecta, de Galdós. Y ahora llegamos a lo interesante.

Photobucket


6.Rincón de amigurumi. Bajo ese montón de bolsas, tengo mi primera caja de manualidades. Ahora mismo guarda un par de telas para cuando tenga cómo coserlas y diferentes aparatos para más manualidades (pinceles, pintura de telas, papel para calcar, guías para hacer lazos, etc.). Encima hay dos bolsas de tela (parece una sola). En ellas guardo los amigurumis ya terminados, o los que están muy cerca de estar terminados. Tengo bastante material listo, y así como pueda, voy a seguir con él. Dónde lo voy a meter, todavía no lo sé xD
Encima de todo esto tengo la bolsa con fibra para rellenar los amigurumi. No tengo mejor sitio para ponerla, ahí no molesta y no se cae (que es su gran problema: es muy grande e inestable, no puedes ponerla en ningún lado porque se cae). Tras la bolsa contra el armario y sujetos por las bolsas, aunque están tapados, tengo rollos de papel: papel de regalo, pósters que tengo sin colgar, y espero que pronto, papel de embalar. Lo básico que es y lo difícil que es de conseguir. Delante hay algo que no se aprecia muy bien; es mi estuche de agujas. Es grande, por suerte, y rígido, así que lo tengo apoyado de pie xD
7.Carpetas con cosas de clase. Ahí tengo la carpetas de los conciertos, la carpeta con los patrones y dibujos para patrones además de todo lo que tenga que ver con papeles para el amigurumi (facturas, mails y demás cosas), y carpetas de clase. También tengo un par de revistas, que, por tamaño, es el mejor sitio que les encontré.
8.Estantería de filóloga. Los libros que actualmente tengo y que espero usar para clase. Más adelante pongo foto con los títulos detallados.
9.Peluches. Los peluches que me acompañan en todos los pisos (también el que estaba sobre la cama), además de la caja con los restos de lana, que en vez de tirar, guardo. Algún día encontraré algo que hacer con ellos xD
10.Las cajas mágicas. En estas dos cajas de lata guardo las cosas bonitas que normalmente las de Pinterest exponen y aprovechan para decorar y decir qué de cosas bonitas tienen. Entre las dos cajas tengo el celo (el normal y uno de ositos y conejitos xD), cintas, los ojos de seguridad, las anillas de llavero, las bases de broche, los metros, las bolsas de plástico, los botones... todas las piecitas pequeñas sueltas que se pueden usar para decorar o completar los amigurumis. Las cajas no son las más bonitas del mundo, pero son cómodas para guardar todo esto. Encima tengo a Jack, un skelanimal conejo que conseguí en el Expotaku de este año, el alfiletero y las tijeras, aunque normalmente éstas van rotando por la habitación.
Además en la mesa está el portátil con el mp3 cargando xD
11.Lana accesible. Bolsa de tela preciosa y comodísima donde tengo los amigurumis a medio hacer y la lana que voy a usar en poco tiempo. El resto está en la caja. Además, ahí se ve una aguja de ganchillo, con una bufanda que estuve haciendo el otro día y que está pendiente de rematar.

Y para acabar, la lista de libros prometida. De izquierda a derecha:
Vampiros, de Vlad el empalador a Lestat el vampiro, de Anna Szigethy y Anne Graves.
Libreta de Otep
Nuevo catálogo del Ikea
Dime algo sucio, de Diego Ameixeiras
Los pazos de Ulloa, de Emilia Pardo Bazán
La barraca, de Vicente Blasco Ibáñez
Libreta de cerditos
1080 recetas de cocina, de Simone Ortega
Monstruillos de ganchillo, de Christen Haden (Creepy Cute Crochet, por ese nombre circula por internet)
Drácula, de Bram Stoker
Poesía de la Edad de Oro I: Renacimiento, edición de Blecua
La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca
Cartas marruecas. Noches lúgubres, de José Cadalso
Soledades. Galerías. Otros poemas, de Antonio Machado
Leyendas, de Bécquer
La colmena, de Camilo José Cela
Y diferentes libretas, entre la que están la que llevo a los salones del manga con el amigurumi y la de conciertos. Por el medio también está el cd de Torcitos y el DVD de “Dentro del paradÿsso” :D

Photobucket


No hace falta tener una gran habitación para poder crear. Hay que organizarse como se pueda, y buscar la inspiración, que no vive dentro de una habitación. Cada uno puede montarse la suya como mejor le venga o mejor pueda. Algún día la mía crecerá, pero de momento con esto me voy arreglando.
Si algún lector tiene Pinterest, que avise y nos agregamos :)

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

A este ritmo, y con todos los enlaces a Pinterest que me has pasado (geniales ellos), voy a tener que hacerme cuenta ;) Mi habitación está saturada de cosas, algún día subiré fotos xDD

Un besazo^^

PD: Me encanta tu habitación de este año :)