27 de junio de 2011

También se acabó la beca

Estamos en días de acabar cosas. Primero las clases, luego los compañeros de piso, y ahora la beca de la biblioteca. Tras seis meses (en realidad fueron 5, pero medio enero y medio junio) de libros para arriba, libros para abajo, se ha acabado todo.
Meses de estar concentrada, de contar libros, de empujar carros (que a veces pesaban el doble que yo), tejuelar libros, recolocar los devueltos y guiar gente por la biblioteca, que se han parecido en el día a día interminables (trabajar justo antes de la hora de comer ayudaba), pero que en total, me parece que fue muy poco tiempo.
He hecho casi de todo. Importante para mi formación, creo que sobre todo la experiencia de estar dentro de una biblioteca (tenía bajo mi responsabilidad 90.000 volúmenes, se dice pronto) y ver lo importante que es el orden y lo difícil que es mantenerlo; y el contacto directo con toda clase de libros. Por mis manos en estos 5 meses han pasado desde Emma de Jane Austen, hasta una edición facsímil de un recetario medieval. Eso sin contar el día que tuvimos que trasladar tooodos los diccionarios, o todas las horas cogiendo libros de Filosofía o Historia para enviarlos a otras facultades. Y todas las horas viendo películas y rebobinando los VHS (y apenas conseguí comprobar la mitad de todos los que tienen).

Quería pasar por esta experiencia, y no me arrepiento en absoluto. Sí me arrepentía cuando a las 2 de la tarde me empezaban a sonar las tripas y me quedaba media hora para poder ir a comer, pero ahora eso no importa. Lo he pasado genial hablando con las chicas de allí mientras sellaba libros, poniendo podres a los profesores. Me han tratado genial desde el primer momento, y aunque mis paranoias gracias a mis excompañeros de piso me llevasen a pensar que era un desastre y que todo lo hacía mal, resulta que no. Están contentísimas con haberme tenido por allí, con cómo he hecho las cosas y que me pase a saludar (llevando café y galletas a ser posible) cuando quiera xD

Me alegra mucho que hace un año a estas alturas me enterase de que existía esta beca, y empeñarme en hacerla. Que yo quería trabajar, aunque fuese poco tiempo, en una biblioteca, y tenía que hacerlo sí o sí. Y me alegra sobre todo haberlo conseguido, y que fuese como me esperaba, y que lo haya disfrutado (con cosas así me doy cuenta de todo lo friki que puedo llegar a ser xD).

Ahora ya puedo echar currículums a morir en librerías xD

Tengo muchas despedidas y cosas que van surgiendo en estos días, pero tampoco tengo tiempo de escribirlo todo :S Poco a poco iré actualizando. No me olvido de que tengo que hablar sobre Atavist todavía, y mañana cierro la devolución de Superbia, así que también contaré mis impresiones sobre la mierda de la Fnac en unos días.

No hay comentarios: