1 de septiembre de 2010

Preparados, listos... Coruña!

Todavía no me lo acabo de creer.
Se acaba agosto, y mi maleta para irme mañana a Coruña está ya hecha. Se acaba el verano (por fin!), y voy a cagarla bien cagada en los exámenes, por lo menos los dos primeros, pero no me voy a estresar por eso. Y por fin, vuelvo a ser libre.
Por fin puedo hacer lo que quiera sin sentirme observada y juzgada, puedo ver a David cuando quiera, puedo comportarme con naturalidad con él, no tengo que aguantar a mi hermano, y los horarios los pongo yo. Tampoco habrá turnos de internet ni de tele.
A cambio, la comida vuelve a ser mi responsabilidad. Tengo que volver a enfrentarme a los fogones (literalmente), a qué comer dentro de unas horas, a fregar todos los días y a los turnos de limpieza.
No voy a decir que me hace ilusión irme y conocer a mis compañeros de piso, porque todos sabemos lo que acaba pasando cuando me ilusiono por algo. Pero sí tengo ganas de irme. Este año me di cuenta ya pronto, de que mi casa ya no es mi casa. Estoy prácticamente independizada, estoy acostumbrada a vivir sola y responder de lo que hago solamente ante mí. Me choca estar en mi casa y contarle mi día a mi padre, compatibilizar horarios con mi hermano… ya no estoy acostumbrada a eso. Tengo ganas de volver a tener mi independencia, mi libre albedrío, mi falta de horarios y normas.

El jueves 2, a las 10 de la mañana tengo el primer examen, Morfología, que suspendí vilmente en junio (en parte lo merecía porque hice mal el examen, en parte no porque me sabía la materia). Así que el 1, mañana ya. No sé cómo voy a ir, pero revisando las cajas con las mantas, sábanas, y recordando que tengo que montar la estantería, creo que tendrá que llevarme mi padre.
Muerta de sueño, y a la espera de saber más cosas sobre mi futuro tan próximo, hasta mañana. Que tengo pendiente la entrada de la fiesta de la playa (por lo menos).

2 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Eso me pasa cuando me quedo con mi casa a solas: me acostumbro a la independencia y cuando vuelven chocamos de frente mi madre y yo.

Mucha suerte con los exámenes, guapa^^

Besotes!!!

Proyecto de Escritora dijo...

Espero que te hayan salido bien los exámenes :) y por lo de los cambios, mucho ánimo. Está bien ir con entusiasmo para hace frente a los cambios, no decaigas, todas las cosas tienen su lado positivo. :)

besos!!