10 de enero de 2013

A mi edad...

...parece mentira que a mi edad siga sorprendiéndome lo hipócrita que puede ser alguna gente. Parece mentira que tras la primera decepción, me haya olvidado de recordar a esa gente como tal, como alguien que solamente me veía como un instrumento, y que más allá de él no había nada más. Y que al dejar de servirle, me echaría, por la puerta de atrás probablemente.
No sé qué me está costando más aceptar, mi inocencia o su hipocresía y falsedad. En las próximas horas lo sabré, aunque llevo ya casi dos días dándole vueltas y no sé por cuál decantarme.

Sea lo que sea, he cumplido un ciclo. Mi vida en los últimos meses ha cambiado radicalmente, he ido dejando atrás lo que no me motivaba o ilusionaba, y creo que esto es lo que quedaba. De nuevo, han tenido que empujarme un poco para decidirme a dar el paso, pero lo he acabado haciendo. Mis días como redactora y cronista musical se han acabado. Tengo (sorprendentemente) alguna oferta para seguir haciendo fotos, pero de momento no la voy a aceptar, y no creo que la acabe aceptando. Hace tiempo que estoy apagada, que no tengo ganas, que no me siento motivada a seguir con esto y que nadie me da motivos para seguir adelante. Y con una sonrisa hipócrita dejándome a un lado, le he puesto final.

Ya que no les sirvo, imagino que me está permitido hacer limpieza en facebook y twitter, porque hay gente que, directamente, me molesta, y creo que no tengo que seguir aguantando.

...y ni un “gracias por estos dos años”. Ni se les ha ocurrido.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Pues que les den por culo, así de claro. Tus crónicas molan, te hacen meterte en la música y en lo que viviste y, a la vez, son objetivas. Si no saben valorarte ellos se lo pierden ;)
¡Besos!