1 de febrero de 2011

Feliz, feliz casi-cumpleaños!!

Hoy está de casi-cumpleaños una pequeña rata que me lleva funcionando como despertador casi todo el curso!!

Sally!!

No se sabe realmente la fecha en la que nació. Cuando llegué a Coruña (primeros días de septiembre) y la conocí tenía cerca de un mes, y me dejaron que me la llevase cuando estaba cerca del mes y medio. Echando cuentas, acabé diciendo que había nacido el 1 de agosto. Fecha fácil, redonda, y a ella no le importa.
Así que hoy, 1 de febrero, mi cobaya cumple 6 meses, casi 5 conmigo. Y cómo han cambiado las cosas para las dos desde ese día que la vi correr de miedo junto a su madre y sus otros dos hermanos.
En estos dos meses ha pasado casi de todo. Días buenos, días malos, días cariñosos, días de morderme hasta hacerme sangre, y días de decir “no me lo puedo creer”. Entre los logros más destacables de mi cobaya está el haber aprendido a abrir la jaula que le tengo en casa (una jaula de loro) sin que nadie la hubiese abierto así antes, pero sin embargo, negarse a aprender que cuando le dijo “círculo” y le enseño comida, de una vuelta sobre sí misma y luego se coma la comida; al igual que las mantas, mi ropa y mi almohada no se comen. También es memorable el día que la pillé tumbada entre la comida, para poder comer sin tener que levantarse. La primera vez que me mordió tan fuerte que me hizo daño, tooodos los arañazos que tuve por manos y brazos (a veces también en el cuello) de trepar por encima de mí. Tampoco puedo olvidar las noches en vela, cuando le da por ponerse a dar grititos y a molestar (poco a poco voy aprendiendo a interpretarla, a saber qué quiere y cómo solucionarlo).
Recuerdo las complicaciones que hubo para que me la trajese, la gente que había dicho que quería las cobayas antes que yo, y que todos poco a poco fueron pasando del tema (hasta el punto de ser yo la única que dijo que quería una cobaya y al final se la llevó; las otras cuatro o cinco personas se acabaron cansando de ellas antes de llegar a tenerlas), hasta que no solamente me tocó una cobaya, sino que pude elegir cuál. Y yo sabía que yo quería la pequeñita, la que tenía menos miedo y era la más clara de la camada. Y Sally llegó a mí.
Pobre, apenas era una bolita de pelo que no hacía nada los primeros días. Solo se movía un poco cuando me alejaba de ella y tenía comida cerca. Ahora se toma toda clase de libertades conmigo, y está empezando a tenerlas con David. Pide cosas, entra en modo caprichoso y no lo abandona hasta que le haces caso, pide comida específica y no le sirve otra, y si no está contenta con lo que le digo o no quiere que me enfade con ella me chista para que me calle y me porte bien (yo! Por encima!).

Viendo las fotos de sus primeros días, veo que ha cambiado muchísimo. Además de cambiar su jaula, mejorársela (e incluso pronto cambiársela, estoy pensándomelo seriamente) y aprender a tenerla más limpia y más contenta, ella ha cambiado. Iba a escribir que ya no es esa bolita de pelo que se mete debajo de la rejilla de la jaula quieta, pero ahora mismo está durmiendo ahí. Pero camina por toda la jaula, tiene su casita, su hamaca destrozada, etc. Físicamente ha cambiado muchísimo, y me sorprende porque al verla a diario ni me he dado cuenta.
Veo las primeras fotos que le hice y tiene la carita más plana, las patas desproporcionadas con el tamaño del cuerpo, y el culo más pequeño que ahora. Ahora tiene morro y nariz para fuera, más cara de cobaya, el pelo más esponjoso… y un culo enorme. La pesé por última vez uno de los últimos días de las vacaciones de Navidad y pesaba cerca de 550g. Medio kilo de cobaya.

Creo que me pasé con el texto.
A lo que venía: ella tiene ya su regalo de casi-cumpleaños, una barrita de cereales para morder, como en Reyes, y ahora me toca poner unas casi mil fotos que tengo de ella, y los vídeos que tengo. Así a lo bruto todo.


El primer vídeo que le hice en uno de sus primeros días conmigo. Solo se movía o hacía cosas cuando comía, y aún así era tan rica *-* Si la calidad de video fuese mejor hubiera hecho gifs de ella moviendo la boquita *-*


El vídeo que prueba que sabe abrir su jaula. Yo no la abro usando el hierro que ella usa (últimamente también lo sabe hacer desde dentro, y sale a darse paseos por el sofá).


Vídeo que hice porque me hace gracia cuando se pone a caminar así.

Photobucket
Photobucket
Los primeros días, pequeñita de todo

Photobucket
Photobucket
Siendo un poco más mayor, con un par de meses más (mirad, la casita sin roer!!)

Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Photobucket
Y ya de mayor, estos últimos meses



Muchas felicidades a Sally, y gracias a todos por tragar el texto, las mil fotos, y todas la babosadas que digo sobre ella. Si este blog fuese de otra persona probablemente le pondría un comentario con la imagen de puke rainbows xD Hasta que dentro de otros 6 meses celebremos su cumpleaños!!

4 comentarios:

((*natsi*)) dijo...

oooh felicidades *_*!! esta muy guapa!! *_*

La Petite Poupée dijo...

Con la carita que se gasta Sally ni puke rainbows ni leches, está para comérsela =D

Feliz medio año, Sally^^

Besotes :P

Sandra dijo...

Con esa carita a ver quién dice algo en su contra! (como bien dice Isi)

Muchos besos y uno especial para Sally por su medio añito ^^

A. Sunrider dijo...

Felicidades atrasadas, jeje ^^