3 de agosto de 2010

Espinho vol. III Mercados (no medievales)

Lo más interesante de estos dos últimos días, de cara a contar, fueron los mercados que se celebraron en Espinho el domingo y el lunes.
Todos los domingos hay un mercado de antigüedades, del que nos enteramos de casualidad (en realidad por Wikipedia xD) este año. A mi padre le encanta la ferralla en general, y por dar un paseo, fuimos los tres. No solo había cosas viejas y oxidadas, sino algunas verdaderas reliquias y cosas preciosas. Tenían desde llaves de las cerraduras viejísimas, todas oxidadas y mugrientas, a quinqués con tulipa, juegos de aceitera, vinagrera y salero de hierro (restaurado) y cristal, lágrimas sueltas para arreglar lámparas, teléfonos de los anteriores a la marcación, que conectaban directamente con la centralita; un montón de vinilos, de todos los tamaños y todos los gustos, y hasta un par de gramolas impresionantes.
Yo encontré, de casualidad, y fue amor a primera vista, unas cámaras de fotos antiguas. No de las polvo de plata (que las había, las míticas que tienen como un acordeón alrededor del objetivo), sino de las primeras de carrete. Tenían también alguna que otra réflex, grande, pesada, y de la marca Minolta (que me enteré al volver al apartamento que ya no fabrica cámaras de fotos). Estuve toqueteándola un rato, mirando por el objetivo, enfocando, y a cada momento me gustaba más. El hombre me pedía 40€ por ella, pero yo creo que con insistirle un poco me la habría bajado a 30€.
Cuando estaba a punto de quedármela me puse a hablar con mi padre de ella. Sinceramente, de cámaras de fotos de verdad no tengo mucha idea, y empezar con una analógica, de las de carrete, teniendo la opción de las digitales para hacer todas las fotos que quiera sin tener que revelar para saber cómo salieron, no es la mejor idea. Luego nos dimos cuenta de que la cámara tenia la carcasa cascada por un lado, y bueno, resolvimos que el señor se quedaba la cámara :(
A mi favor he de decir que hablando con mi padre, llegamos a un pequeño acuerdo de conseguirme una réflex para navidades, medio regalo, medio ahorros. A ver cómo sale al final, pero ganas le tengo muchas.
Te sientes importante con una réflex en la mano.
Y todos los lunes por la mañana sobre todo, se hace el mercadillo general de Espinho. Fruta, comida, pescado, muebles (aunque este año no los vi), animales de granja, herramientas, menaje, cacharros de cocina, y muucha ropa y muchos zapatos. Hace varios años, cuando mi padre llegó por primera vez a este mercado (no sé si yo había nacido o no, pero yo no me acuerdo de ese momento), un portugués le dijo que era el mercado al aire libre más grande del mundo. Y perfectamente puede serlo. Es enorme. Tiene como cinco o seis calles que corren paralelas, y desde la mitad del pueblo llegan hasta el final, lo sobrepasan e incluso se desliga de la carretera general. Nunca fui capaz de verlo entero, es imposible. Llegas por la mañana, digamos a las 11. Te da la hora de comer, y solo viste una calle, a lo mejor de principio a fin, pero no da tiempo a más, de lo grande que es. Además hay que sumar toda la gente que hay, y que la circulación se hace muy lenta xD
Normalmente vamos solamente por dar un paseo y ver el ambiente, pero este año teníamos cosas concretas que buscar y perdimos la mañana en eso. A mí que me encanta ponerme en los revoltijos a revolver ropa, a buscar cosas que me gusten (soy de unos gustos un poco extraños, por eso es un reto xD) y perder la mañana así. Como mucho, mientras mi hermano miraba una maleta (se viene este año para Coruña a estudiar y necesita una práctica para andar subiendo y bajando ropa) me fui a una mesa que no tenía demasiada buena pinta a quitarme un poco el mono.
Varias horas después, encontramos las camisetas que buscaba mi padre, encontré mi coladorcito para infusiones que buscaba yo, mi hermano encontró la maleta, vimos así como mil gafas de sol Ray-ban supuestamente originales por 10€, otro iPhone también “original” muy barato, encontramos un gitano que decía “todo lo que tengo es robado, todo a 3,50”, y yo me compré un montonazo de bragas por 5€ xD (y aún son bonitas).

Mañana no sé qué planes tenemos. En principio no hay nada que ver por aquí, pero como ya encontramos la oficina de turismo, supongo que iremos a una hora en la que esté abierta y estamos abiertos a sugerencias.

1 comentario:

ichirinnohana_is dijo...

Que te diviertas en lo que quedan de vacaciones, que vas de mercadillo en mercadillo jajaja :P

Besotes^^