1 de agosto de 2010

Espinho vol. II: Viagem medieval

Hoy, como soy inútil, no tengo fotos para colgar, así que tengo que escribir. La lista de mí salió ayer a dar un paseo por la noche y descubrió que la tarjeta de memoria de la cámara estaba puesta en el portátil (para pasar las fotos de la tarde) y ahí se había quedado. Y en ningún momento se me ocurrió que para hoy estaría muy bien poder sacar fotos, y la tarjeta de la cámara sigue puesta en el lector de tarjetas del portátil.
Hoy fuimos a Santa Maria da Feira, donde se está celebrando el mercado medieval más grande de toda la Península Ibérica. Escuché hoy que también está entre los más grandes de Europa, y, de todos en los que he estado, el más bonito.
Santa Maria da Feira es un pueblo de interior portugués normal. Casas, ayuntamiento, centro de salud, instituciones públicas, calles con adoquines, coches y muchos portugueses. Lo que lo hace diferente y que lo es prácticamente todo para montar este mercado medieval es el castillo medieval que tienen subiendo un pequeño monte y todo su alrededor. Bajo el monte discurre un río, que se mete entre las casas de la zona vieja, y alrededor de él tienen construido un paseo de hierba cuidado y bonito. Subiendo para el castillo tienen un paseo de adoquines con todo el monte (carballeira concretamente) muy cuidado, con caminitos para subir, bancos para descansar y todo.
A lo largo del río, por el paseo, por la zona vieja y subiendo al castillo es dónde ponen todo el mercado. La zona más cercana al río es la zona de comer, donde restaurantes del pueblo y asociaciones montan sus puestos de comida. Están muy bien montados, y cada uno tiene su especialidad. Uno sirve solo marisco, otro solo pescado, otro solo carne de caza, otro solo cosas a la brasa, o con arroz… tienen sus variaciones (por ejemplo, todos tienen algún tipo de bacalao o pollo a la brasa, o algún tipo de cerdo).
Hace unos cuatro años que llegamos de casualidad a Santa Maria a ver su mercado. No sabíamos que estaba ahí, y mucho menos que estaba tan bien montado, y nos llevamos una sorpresa enorme. Llegamos a ciegas porque, justamente pasando unos días en Espinho, vimos carteles anunciando el mercado. Como en mi pueblo también se hace uno, fuimos a curiosear. Y nos encontramos con esa maravilla de ambiente y de montaje y no nos quedó otro remedio que volver todos los años que estamos cerca y están celebrándolo.
Este año llegamos (después de perdernos con el coche para llegar, qué raro) cerca de la 1 (hora portuguesa) y después de dar un paseo de apenas 10 minutos nos encontramos con gente de mi pueblo. Ya contábamos con eso, sabíamos que casi 30 personas, sobre todo los grandes organizadores del mercado medieval de mi pueblo, habían alquilado un bus y se habían venido solamente a ver el mercado. Llegaron antes de ayer y ya estaban agotados, deseando llegar a sus casas xD Tomamos algo con ellos (en Feira no sirven otra cosa que cerveza, agua o zumos naturales en todo el recinto del mercado) y luego nos fuimos a por nuestra comida. Acabamos en un restaurante comiendo los tres bacalao con brona por encima y un grau-de-bico que no teníamos ni idea de qué era. Garbanzos: granos de pico. Comimos muy bien, por un precio normal (no sé por qué por ser mercado medieval en España te sablean sin piedad) y muy rico todo.
Pasamos la tarde dando vueltas por el mercado, y nos dio para dar una vuelta a todo nada más xD Nos volvimos a encontrar con los de mi pueblo de nuevo sentados en un bar moro, tomando limonada y té árabe, y nos sentamos un rato con ellos, a meternos con la gente que pasaba xD
Después de muchos paseos yo conseguí mis cariocas de fuego (12€ nada más), pero mi hermano no tuvo manera de encontrar el devilstick, ni de fuego (el que quería), ni el normal. Lo buscaremos por internet (sale casi por 40€+gastos de envío, por lo que estuvimos viendo) o tendremos que hacerlo xD Mi padre estaba empeñado en encontrar algo con un ojo, y tampoco hubo suerte. Bueno, yo encontré un anillo bonito de plata, grande, enroscado, con un pequeño grabado tipo árabe. Tengo que lavarlo que me dejó una mano negra de tizón xD Había otro precioso con una clave de sol, pero tenía toda la pinta de ser acero y nada más, y como soy demasiado alérgica, ni me permito mirarlo xD

Cerca de las 8 (hora portuguesa) nos volvimos a los apartamentos, y nos volvimos a perder con el coche xD
Ahora mismo mi padre y mi hermano se fueron a buscar un sitio donde cenar, mientras yo estoy tirada en el sofá agotada, con los pies aplanados después de estar tanto tiempo de pie. Estoy agotada, pero no me puedo ir a dormir porque no tienen llave y tengo que abrirles xD

No sé qué planes hay para mañana, pero a ver si me acuerdo y llevo cámara :__

2 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Jooo seguro que estaba genial eso!!! Me gustaría ir alguna vez =)

Besotes^^

A. Sunrider dijo...

Yo me apunto también xD , que desde que conozco la existencia de este mercado medieval le tengo unas ganas... =P