15 de julio de 2010

Empiezan las fiestas

Este fin de semana se celebran unas de las fiestas patronales de mi pueblo. Nuestro patrón de verdad es San Marcos, pero como somos un pueblo pesquero, el Carmen siempre son unas fiestas importantes. San Marcos, además, cae en abril, y como llueve siempre, se aprovechan en julio las fiestas del Carmen para hacer fiesta de verdad.
Normalmente paso de esta clase de fiestas. Las orquestas no me gustan, y últimamente están consiguiendo que las odie (gracias sobre todo a sus grandes finales intentando hacer “rock”, cagándola con Ska-p, Rosendo, Los Suaves, y algunos atreviéndose con Rammstein cuando ni siquiera saben cantar en inglés; también me jode que siempre mezclen alguna de Mago de Oz xD). Además de la música y los gritos de la gente alrededor borrachos, cuando no consiguen subirse al escenario y destrozar alguna canción, los altavoces de las orquestas están orientados hacia mi casa. Así que hasta que acabe la orquesta, allá por la 3, 4 ó 5 de la mañana, cuando les apetezca, no hay quien duerma, vea la tele, escuche música (siempre escuchas de fondo el estruendo) o haga cualquier cosa. Salir a la calle a mirar para ellos tampoco me atrae, irme de botellón al monte tampoco.
Muchos años las únicas actividades en las fiestas son las misas y las orquestas, así que muy interesantes no son. Como mucho, en el Carmen se hace la procesión por mar, pero hace años que no me despierto a tiempo para ir siquiera a verlos volver al muelle.

Pero este año parece que va a ser un poco diferente (gracias a Dios). La comisión habitual de fiestas del Carmen no sé por qué este año no hizo nada, y a última hora parece ser que el concello y algunos de los Cromáticos (la asociación de la que llevo hablando unas semanas, Universidade Cromática das Virtudes; “los cromáticos” como nos llama la gente) organizaron dos días de fiestas que parecen bastante decentes.
Mañana, viernes, tendremos una orquesta (creo) y un concierto de Iguana Tango. De dónde los sacaron, si tienen el caché tan bajo que podemos permitírnoslo, o vienen a cambio de una mariscada, no lo sé. Iguana Tango viene a dar un concierto delante de mi casa, gratis y en la plaza (doy por supuesto). Además, claro, las bombas de palenque a las pocas horas de la mañana para despertar a todos, la misa y así.
El sábado está más interesante. Por la mañana bombas, concierto de una banda de música y blablá, y sesión vermú con una orquesta que tocará también por la noche. A media tarde hay una actuación de un mago que puede estar bien, y por la noche, lo interesante. Habrá un concierto de Los Chavales, grupo de poprock tipo años 70 (o así me lo presentaron) que no he escuchado nunca, y luego The Phantom Keys, que me suena muchísimo el nombre, posiblemente de estar harta de recibir los programas para la Fábrica de Chocolate. No están mal, nada mal, rock garage y un rollo así muy… tirao. O eso parece. Además, todos los cromáticos juntos de fiesta, gente, en la plaza y gratis.
Para acabar y para no dejarme dormir, después de los conciertos pondrán un DJ para los que resistan hasta que salga el sol (espero que no tanto).


Mientras tanto, ya fui un par de veces con la autoescuela a Coruña a hacer prácticas. Puto coñazo, puto coñazo inútil. Estoy llegando a odiar los coches, y tengo claro que así como apruebe, hasta que tenga que desplazarme por trabajo y no me quede otra, no voy a coger otro coche. Nunca más, me niego. Es horrible, es una tensión constante, cara, e inútil.
La monitora dice que tengo que ir a examen YA, a ser posible antes de agosto, pero sigue sin decirme una fecha clara. Hay otra chica que va a venir a examen conmigo, pero no sabemos todavía cuándo. Se dice de que va a haber una fecha extraordinaria en agosto, pero no se sabe bien… no sé qué.
Que sea lo que el examinador quiera, como siempre.

No hay comentarios: