21 de diciembre de 2009

Planes navideños, chachi - Diario 20

Ya llevo un par de días en casa, ya de vacaciones. No hago nada porque no tengo nada que hacer realmente; el viernes me dijo el de la autoescuela que me llamaba durante el fin de semana para subir por las vacaciones a Coruña a acabar las prácticas y empezar a preparar realmente el examen, y estamos a lunes por la tarde (aunque ya se fue el sol) y sigo esperando a que me avise. Como le decía a Iris, suerte que le pago, que si lo llego a hacer gratis aún estoy pendiente de hacer la primera práctica.
Por el resto, no se acercan unos días demasiado divertidos. Todos los años, la parte de mi familia materna que estamos en Galicia hacemos una comida la primera semana de enero. Nos vemos, nos ponemos como cerdos a base de cocido y tal. Como este año uno de mis primos va a estar en Galicia solo hasta Fin de Año, adelantamos 15 días la comida. En vez de ser el 9 de enero o por ahí, va a ser el 26 de diciembre. Mi tía, mi queridídisima tía, que tan bien me cae y a la que siempre estoy deseando ver, insistió y convenció a mi padre de que nos quedásemos un par de días, porque hace tiempo que no nos ve. Creo que 4 meses no son suficientes para ella, a mí todavía me parece pronto.
Así que 26+2 dos días (mínimo)+teniendo en cuenta que las comidas en su casa no acaban hasta las 7 de la tarde, vamos a salir hacia casa el 28 cuando ya sea de noche. Es decir, el FlashMob al que quería ir, y que de hecho ya estoy preparando, queda fuera de los planes de mi tía. Que le den a la niña, y cuando proteste vamos a hacer toda clase de gracias estúpidas a modo de argumentos para convencerla de quedarse. Vamos, a que me cansen, a que me harten, para callarme como hago cada vez que me enfado. Adiós FlashMob, adiós casi la única cosa de estas navidades que me hacía ilusión hacer.
Otra cosa a añadir a la maravillosa idea de ir a hacer la comida familiar a su casa: siempre que hacemos comida vamos a un restaurante. No hay que cocinar, no hay que fregar platos después, solamente se divide la factura entre la gente presente y sin más problemas. Pues mis tíos, que son tan chachis, para demostrar otra vez la cantidad de dinero que tienen, la cantidad de pescaderos que son capaces de estafar en un día (bueno, realmente es cosa de mi tío, aunque mi tía le ríe las gracias), nos van a hacer comer en su casa, lo estoy viendo. Y como la última vez que la organizaron ellos, nos prometerán cocido y acabaremos comiendo marisco (estoy harta de comer marisco, sé que ellos no lo entienden, pero me gustaría que por una vez lo respetasen) y un montón de pescado a la plancha. Que sí, que es muy caro, que te costó mucho conseguirlo, que es un pescado muy bueno… pero todos los putos años comemos cocido, queremos comer cocido, por qué TÚ ibas a ser diferente?
En fin, que tengo unas ganas locas de ir. De ir, de perderme el FlashMob y de estar el 24 encerrada en un coche para ir a Coruña, el 25 encerrada en un coche para volver de Coruña, el 26 encerrada en un coche para ir a Pontevedra, y el 28 encerrada en un coche para volver de Pontevedra. El 27 estaré encerrada en su casa, que no sé qué será peor.

Casi hasta prefería seguir dando clase hasta el 31 de diciembre al mediodía.

2 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Porque estamos lejos, si no te ofrecería "asilo político" en mi casa, que con los cachondos de mi padre y mi hermano las risas están aseguradas en la comida de Navidad xDDD

Besotes y mucho ánimo guapa^^

((*natsi*)) dijo...

isi isi! yo me voy a tu casa! XDDD
jajaja a mi me toca en casa de los tios de mi novio toda la navidad ._. que no les conozco namas d verlos en navidades y cosas asi de puntuales.. xD
ademas tambien toca pescado raro.. xD