7 de diciembre de 2009

Avezando...

Desde hace muchos años, como otra tantísima gente, a veces sueño con poder subirme a un escenario, y hacerlo bien, por supuesto.
También hace algunos años, estuve hablando con Iris sobre esto (especialmente con Iris, la gente con la que salíamos por aquel entonces solamente se preocupaba por el creciente reggeatton), y después de un tiempo de charla, decidimos que:
1)Bajista no podía ser. La razón es obvia, el instrumento es más grande que yo. No me haría falta la correa, podría apoyar el propio bajo en el suelo, como si fuera un contrabajo.
2)Batería no podría ser. Aunque en este caso sí le llegaría a los tambores (son regulables xD) me quedaría escondida por ellos mismos. Sería la batería fantasma. No solo la gente no me vería (y todos sabemos que la parte divertida de muchos grupos está en las tonterías que hacen los baterías), sino que yo no vería ni al resto del grupo. Podría estar acabándose el mundo y yo seguiría tocando.
Pocas opciones me quedaban, o guitarra o vocalista.
Hace unos años conseguí una guitarra, y después de estar intentándolo, decidí que hasta que alguien me enseñara, yo no iba a sacar nada. Pasando por alto, por supuesto, mis manitas pequeñas, que les cuesta llegar a los trastes más agudos, y que soy zurda, complicación++ para encontrar una guitarra de zurdos a un precio más o menos razonable y que alguien me pudiese enseñar bien (aún recuerdo cuando era pequeña y mis padres sudaban para enseñarme a usar el cuchillo). Por el momento descarté la guitarra también.
Al poco de descartar la guitarra descubrí que podía gritar. Sí, hacer un screaming más o menos controlado y sin un ardor insoportable de garganta a los pocos segundos. Con mis clases de fonética el año pasado, un par de vídeos, un par de artículos un poco mal explicado y el paso de los conciertos (especialmente el de Machine Head y Slipknot) voy aprendiendo más o menos cómo controlarlo, y cómo saber cuándo va a salir y cuándo no, y qué tengo que hacer si no quiero provocarme problemas importantes en las cuerdas vocales.
Pero no todo es fácil xD No puedo practicar ni estando sola, porque al intentarlo me asusto a mí misma. Si estoy sola, por qué hay ruido? No tengo que hacer ruido. Entonces, aprovecho concierto a concierto, pero el volumen está demasiado alto como para poder autoevaluarme. Y tampoco los tengo demasiado seguidos como para poder acostumbrarme, ni aprender de verdad. Otra cosa que tengo aparcada.
De voz melódica… siempre he pensado que no canto demasiado bien. O por lo menos por cómo me escucho a mí misma. Gente que me ha escuchado en conciertos y en ambientes más relajados dice que es mentira, que puedo llegar a tener buena voz, pero no sé si lo decían de peloteo o en serio. Tampoco lo he hecho demasiadas veces en público, me da como vergüenza.

Empecé a tomarme lo del grupo, lo de hacer música, a broma. Poco a poco me fui dando cuenta de que estaba mejor frente al escenario que encima de él. Escuchando, cantando sin compromiso, pasándolo bien, y luego contándolo.
Además, durante el bachillerato tomé una conciencia de “arte” imposible de mantener en un grupo. En un grupo con un poco de seriedad, me refiero. En pocas palabras, me negaría a cobrar por tocar, cantar, o exhibir las canciones que hubiera compuesto o ayudado a componer. No es realista. No se puede montar un concierto sin hacer que el público colabore pagando (hay que alquilar un escenario, los técnicos de sonido no trabajan de gratis y el equipo no se paga solo), cosa que jamás admitiría de buen gusto.

Entre todas estas cosas, lo dicho, me resigné a quedarme frente a los escenarios, agarrada a una valla. Entonces, ¿a qué viene todo esto?
El viernes, al salir de clase, me encontré en la parada del autobús un cartel, de un grupo de música. Buscaban vocalista. Decían pocas cosas, que eran de Coruña, que hacían entre metal y rock alternativo (me suena a metal progresivo un montón, y al entrar al myspace de la banda las similitudes con Catorce, incluso a Sôber y grupos así son evidentes, un metal que me pierde hasta poder volverme loca), que la cosa iba en serio, que tenían conciertos a sus espaldas y programados, y que buscaban a alguien que se atreviese a ponerse al micrófono. Avézar se llaman.

Photobucket


Y me encuentro casi cuatro días después pensando en ello, en ponerme en contacto con ellos. Seamos sinceros, se les nota que están verdes. Tienen en el myspace (www.myspace.com/avezar) canciones que demuestran que pueden llegar a ser buenos, pero todavía les queda mucho por andar. En caso de querer empezar a tocar con alguien, ellos, y en este momento, serían los mejores que tengo desde siempre.
Pero estoy en exámenes, ellos quieren ir en serio, y yo estoy en Coruña para estudiar, y no cuento con todo el tiempo que seguramente ellos quieren. Si estuviera trabajando, sin trabajos, sin exámenes, posiblemente fuese posible. Añadid la vergüenza esa que tengo a cantar melódico (en las canciones que tienen no tienen gritos, puramente melódicas), a que físicamente no doy el patrón de frontwoman y… todo. No es posible, pero sigo pensando en ellos.
Si fueran menos en serio, si fuese un grupo de garaje de dos horas dos días a la semana sería perfecto, pero tienen ya una maqueta, varias canciones propias, y conciertos pensados e incluso creo que concertados. Demasiada presión.
Y a partir de febrero tengo todas las tardes clases…

Pero aún así, y aunque soy consciente de todo esto, sigo pensando en ello.

3 comentarios:

Butterflied dijo...

Te animo a que no lo pienses más y actúes. Yo me quedé sin mi sueño por no dar el paso, podría estar ahora cantando cosas al más puro estilo Hayley Williams o Gerard Way y lo único que he conseguido es lamentarme por echarme atrás y quedarme con esa puta sensación horrorosa de "qué hubiera pasado si...". Y créeme, prefiero probar y cagarla antes de quedarme con esa maldita sensación.

Hagas lo que hagas, (ponte bragas) mucha suerte. Desde aquí todo mi apoyo. ^^

ichirinnohana_is dijo...

Mucho ánimo hagas lo que hagas, nena^^

Besotes!!!!


PD: Recuerda, las peques nos comemos el mundo. Somos pequeñas, pero matonas =D

Bichevil dijo...

Hola! Te leo de vez en cuando y me voy a permitir el lujo de opinar jaja

Al leer lo que has escrito he pensado que a mí me pasa lo mismo con lo de formar un grupo, la única diferencia es que yo canto como el culo xD
Pero si de verdad quieres hacerlo, hazlo, no lo dudes más, además si no puedes, por lo que sea, por intentarlo tampoco pierdes nada.
Pero no te quedes con las ganas.

Ánimo!
:)