14 de diciembre de 2012

Medio mes de silencio

Otro medio mes que se ha ido sin escribir en el blog >.<
Pero la verdad es que sigo sin nada que contar. Sigo con los exámenes, con una rutina inflexible (por falta de cosas emocionantes, no porque tenga que seguirla) que me deja tiempo para tejer, perder el tiempo, y estar con Gerardo :)
Básicamente, por las mañanas me despierto, desayuno, todas las cosas que se hacen recién despertada, y hasta antes de comer tejo un rato o simplemente pierdo el tiempo entre blogs. Luego como, otro rato de tejer o ver series hasta las 5 y media o 6 de la tarde, y me subo a estudiar un rato. Ahora estoy estudiando en casa Hermenéutica, como hice con Literatura Galega, pero cuando empecé los exámenes no era capaz de tener la voluntad de irme a estudiar, y estuve unas semanas abriendo la Capilla del Pilar, donde ahora tenemos “sede” los Cromáticos (otro tema para otra entrada) y pasaba allí un par de horas al día estudiando, leyendo y escribiendo. Después de estudiar intento hacer cosas útiles: normalmente cosas en la cocina. Aprendí a hacer chulas de calabaza y vuelan en casa, así que a cada poco tengo que estar haciendo más. O sino, a esas horas Gerardo ya suele haber vuelto de trabajar y dedicamos el tiempo a hablar hasta que se va a dormir (o se duerme :P).
Me queda poco tiempo de exámenes, por fin. Parece que llevo de exámenes desde... mayo. En mayo estudiando para junio, durante todo junio estudiando para los propios exámenes; 15 días de descanso, y estudiar para septiembre, 15 días de descanso y hasta ahora, diciembre. Aunque realmente he tenido algo de tiempo libre entre exámenes y exámenes, y soy incapaz de estudiar más de 3 horas diarias (lo que realmente es poco tiempo de trabajo), mentalmente no tengo tiempo libre. Tengo un cargo de conciencia que es como si me dijera “no debes hacer cosas divertidas, tienes que estudiar”. Ayer mismo vi un tutorial para hacer un pequeño globo aerostático estilo steampunk, muy sencillo, y lo primero que pensé fue “bien, me queda solo una semana de exámenes, y luego puedo hacerlo”. Tengo también la mascarilla de respiración sin pintar ni hacerle nada, como al reloj, porque mentalmente esas cosas de momento las tengo prohibidas.
Pero el martes acabo. El martes de mañana tengo el examen de Hermenéutica, el último de todos, y se acaba. Aún no sé ninguna nota, pero pase lo que pase, la siguiente convocatoria a la que puedo presentarme es junio. Unos meses de descanso mental, de empezar a buscar trabajo en serio, y los exámenes llegarán en meses.
Pero quiero terminar ya. Quiero tener mi titulación lista. Mañana sale la convocatoria para auxiliares de conversación, y quiero pedir plaza. A dónde, todavía no lo sé, porque no hay opción a Finlandia. Sé que es un proceso de selección largo, que me apunto ahora y me confirman si me voy o no avanzada la primavera, pero me encantaría poder irme. Probablemente pida Irlanda, aunque Polonia me está llamando la atención poderosamente xD Siendo realistas, Irlanda. Clima, personalidad, paisajes, e idioma. Y que desde los 15 años que la Xunta no me dejó irme en verano a Irlanda, tengo la espinita clavada.

Sigo tejiendo, como siempre. Estoy a la mitad del diseño de un Desdentao (dragón protagonista de Cómo entrenar a tu dragón) de 50cm de largo, y estoy entre amarlo y odiarlo. No se da acabado >.< Aunque ahora que tengo las orejas y patas hechas, solamente me falta terminar el cuerpo (y cuando llegue a la cola será más rápido, menos puntos por vuelta), y luego inventar las alas. No sé cómo voy a hacer las alas todavía, pero creo que también me llevarán su tiempo. Tengo que entregarlo el 24 de diciembre, y creo que me va a dar tiempo.
Además, estoy también tejiendo un puppy pillow pal para una amiga, o más bien, una prima suya recién nacida. Es grande y lleva su tiempo, pero al tener el patrón hecho y ser el tercero que hago, solamente come tiempo, no neuronas.

Mientras, sigo con mis conflictos internos entre crafterpelotas. Estuve un día escribiendo una entrada larga cagándome en todas, pero no pude escribirla toda entera y luego se me pasó el cabreo y la dejé. Pero está ahí para cuando me vuelvan a atacar las ganas de bajar santos.

Seguimos con la rutina. Ahora a vestirse, ir a comprar pan y empezar a calentar la olla con grelos.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Pronto tendrás cosas más interesantes que contar, ya verás^^
¡Mucha suerte con el examen que te queda! Besos :)