10 de julio de 2012

Mercado medieval!

Llena el verano (no literalmente, porque aún llueve y como calor... calor no hay), llegan las vacaciones, los primeros turistas, y desde hace 12 años, en mi pueblo llega el mercado medieval :D Este año cae a 20, 21 y 22, y no hay muchos cambios respecto a otros años: empieza el viernes por la tarde/noche, habrá desembarco con fuego y lucha, y el sábado y el domingo todo el día, salpicado de actuaciones musicales y teatrales. Se espera gente, sol, y mucho movimiento.
Pero este año para mí va a ser diferente. Muuy diferente. Llevo 12 años viviéndolo desde fuera, desde la parte del público. De la parte del público-pueblo, donde nos vestimos y formamos parte de las actuaciones, colaboramos con la organización y el montaje, y damos ambiente además de pasarlo bomba. Este año me han concedido un puesto en el mercado, así que por primera vez, lo voy a vivir desde dentro!
Este año habrá amigurumi en el Mercado Medieval :D Estoy ya planificando la mesa, viendo qué cambios hay que hacerle para adaptarla a lo medieval después del Expotaku, y ya está todo en marcha. Pronto haré un inventario de las cosas que tengo para empezar a tejer estos días pensando en rellenar la mesa, además de hacer alguna cosa especial (estoy trabajando en unos broches de búhos), y lo que vaya saliendo. Iris se va a poner estos días con el fimo, para también hacer algo relacionado con lo medieval, y ya estamos en marcha.
Principalmente, tenemos que cambiar el mantel (iremos el miércoles a Coruña a por telas varias), que es violeta intenso y necesitamos algún color más neutro, y yo quería cambiar algunos expositores. Vi en Pinterest unos muy chulos hechos con ramas, colgando las cosas de las ramas o de los nudos, y para esta vez creo que puede estar muy chulo. Y como mi casa está dentro del recorrido del mercado, no hay problemas de transporte ni de espacio.
También estuve mirando la mesa, y tengo mesas y tablones sin usar en mi casa, así que ese problema está solucionado también. Y como, de nuevo, mi casa está a 2 minutos de los puntos más alejados del mercado, no me importa cargar con ellas.

Ahora lo importante... ¿qué espero del mercado? No lo sé, la verdad. Estoy un poco nerviosa por “salir del armario” frente al pueblo, porque solamente un par de personas saben que hago amigurumi. Puede que exagere, pero aquí todos nos conocemos. No sé qué les va a parecer, si va a resultar una sorpresa o no, pueden pasar de mi mesa sin hacerle caso, o las viejas pueden acosarme a ver cómo se hacen esos muñecos. No sé qué esperar ni tampoco sé qué quiero que pase. No quiero que pasen de mí, pero tampoco me gustaría que me acosasen o que se interesen demasiado por el amigurumi.
Lo que sé que quiero es que en el puesto de al lado haya chicos guapos.

Intento no tomarme estas cosas por el lado económico. Quiero vender los amigurumis baratos, porque los hago porque me gustan, no porque quiera sacarles dinero. Y voy a estas cosas porque me gusta vivirlas, participar en ellas, no solamente mirar. Pero sobre todo, no lo quiero hacer por dinero para evitarme decepciones. Cuando hago el inventario de amigurumi que llevo, y le pongo los precios, no calculo cuánto ganaría si lo vendiese todo, o la mitad. Porque luego puede que no venda nada y me decepcione, olvidándome de que esto lo hago porque lo paso bomba, y porque aunque el mercado empiece el 20, llevo desde el 8 viviéndolo; o que paso el año entero preparando el siguiente Expotaku.
Pero para este mercado sí espero llegar a unas ciertas ganancias. El miércoles iré a Coruña, y me voy a volver con la fianza del piso. Como los gastos de lana y material de este año pasado están cubiertos con lo que saqué del Expotaku, con lo que saque en el mercado medieval y la fianza, voy a por mi primera máquina de coser. Una sencilla pero buena (Alpha lo más probable), ya que las de las apuestas de Ebay no salieron bien. No necesito mucho dinero a mayores de la fianza, y si no lo saco puedo sacarlo de otro sitio de todas maneras, pero me haría ilusión conseguirlo a través de ventas en persona (y de ir de fiesta en fiesta, de paso xD).

En otro orden de cosas, la remodelación de mi habitación está en marcha. Voy poco a poco porque hay mucho que limpiar, muchas cosas que sacar. De momento, la estantería está limpia, aunque no tengo sitio dónde meter las carpetas de clase y tendré que buscarles otro acomodo. Me queda la zona de la mesa de estudio (tengo que hacer una limpieza de bolígrafos que va a ser histórica), el armario (voy a contratar a un par de cuidadores de leones para que me ayuden), y el armario empotrado, que va a ser complicado también. Oh, y aunque la estantería diga que está lista es mentira, porque revisados los libros (y mandados a la biblioteca los que ya no voy a leer) me faltan por revisar los cds. Solamente digo que tengo todos los cds de los workbooks del instituto por ahí, junto a recopilatorios de salsa y merengadas de cuando daba baile latino, etc. Hay mucho metal (y del bueno :D), hay algunas cosas bastantes malas, y hay otras que no sé cómo pueden seguir dentro de mi habitación.
Hecho todo eso, me queda retirar todos los posters, y hacer el cambio de mobiliario. Medí la habitación, y si las matemáticas no me fallan (algo que me suele pasar) me caben en la nueva distribución. Para cambiarlos antes quiero hacer las cortinas nuevas, y para hacer las cortinas antes practicaré con los cojines, y para eso necesito la máquina de coser.
Si no consigo la máquina de coser pronto, esto todo se va a retrasar. Ahora tengo puestas unas cortinas oscurecedoras cotrosas bajo las que no quiero poner la cama, así que antes tengo que hacerle las cortinas, sí o sí. Va a ser un follón porque tengo que desmontar la cama, llevármela, desmontar otra cama que no usamos, y volver a montarla en mi habitación. Nunca he desmontado un mueble mayor de una mesa xD Y lo peor es que tengo que hacerlo en un día solo, porque si no acabo, no tengo dónde dormir, no hay más camas en la casa xD

En estas meditaciones y en ganchillar estoy pasando los días. Sigo esperando las últimas notas mientras tanto. Gastando lana, y relleno, y lana. Y leyendo, que estoy retomando la lectura superadas las cosas horribles que tengo que leer para clase. Por momentos me pican las ganas de escribir (literatura y patrones), pero de momento es solamente un picor. Espero que pronto sea algo más.
De momento, para compensar toda la mierda que he dejado en Coruña, está siendo un buen principio de verano. Me encanta.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Tiene mejor pinta el verano que el resto del año (se te ve ilusionada, es lo más importante)

¡Besos! ^^