14 de julio de 2012

De comidas va hoy

No sé cómo no había traído esto ya al blog, con la de tiempo que me ocupa y con lo bien que lo paso. Últimamente me estoy dedicando a hacer galletas y “repostería pequeña” en casa. Empezó por la pereza de bajar a comprar galletas cuando las terminábamos y porque las magdalenas eran fáciles de hacer (en 15 minutos se hacen y se pueden empezar a comer), y fue creciendo poco a poco, como casi todo.
Empecé a intentar hacer magdalenas hace bastante tiempo, para poder experimentar con los colorantes. Vi que eran fáciles de hacer, y que salían ricas. No sé si por precio salen mejor o peor que las compradas, pero en sabor ganan muchísimo y compensan el no tener que bajar a comprar más cuando no quedan.
Luego, a mi padre le dio por hacer rosquillas. Durante el curso, un fin de semana bajé a casa y había hecho rosquillas, y cuando se acabaron nos animamos a hacer más. Llevan más tiempo, con la cosa de tener que freírlas, creo que también hay que dejar reposar la masa un rato, pero estaban bien ricas.
Entre rosquillas, madgalenas, y cenas, cogimos la coña de cocinar a la 1 de la mañana. A esa hora ya estamos todos en casa acomodados, yo ya dejé de ganchillar, ya tenemos todos el pijama puesto, y mi hermano ya cenó y vuelve a tener hambre. Entonces nos acordamos de que no tenemos nada para el desayuno del día siguiente, y como tampoco hay nada más que hacer mientras no tenemos sueño, a cocinar.
No sé cómo dimos el paso a las galletas. No me acuerdo, la verdad. Como en el trabajo de mi padre son todos unas marujas, y sé que él había empezado a llevar rosquillas, imagino que alguien un día llevó galletas o algo así, le dio unas pocas para llevar a casa, y quiso repetirlas. Pero me acuerdo de un día dijimos algo de que había que hacer galletas. Estuve buscando en Pinterest, pero son todas recetas americanas, y las que no son “recetas” (coger el preparado, añadirle un huevo o leche y hornear) llevan ingredientes que aquí no se encuentran o no son fáciles de encontrar (el buttermilk, o la mantequilla de cacahuete). Entonces me puse a buscar recetas en páginas españolas. Me quedé asombradísima con la página http://www.elmonstruodelasgalletas.com/, sobre todo con la pinta de las cosas que había en las fotos. Lambona Glotona como soy, me quedé enamorada a primera vista de las galletas de brownie, y tuve que hacerlas.
La primera vez no salieron muy bien, aunque estaban riquísimas igualmente. No nos dimos cuenta de que no se tienen que endurecer en el horno, sino que endurecen al sacarlas, y dejamos que endurecieran dentro; quedaron casi como piedras xD Ahora, con un poco más de práctica, quedan crujientes por fuera pero esponjosas y blanditas por dentro. Saben a chocolate intenso, y queda toda la cocina con un olorcito a chocolate que alimenta. Ya solamente la masa está riquísima antes de meterla al horno...
Otro día llegué a casa y mi padre me dijo que en el trabajo le habían dado una receta muy fácil de galletas, que salían muchas y salían muy ricas. Saben igual que las pastas de té xD Así como en otras recetas te dicen que vayas mezclando las cosas poco a poco, en esta receta se echa todo junto, se amasa, y con la misma, va al horno. Unos 10 minutos de horno, 1 minuto para dejar de abrasar, y se pueden comer. Como no podíamos quedarnos contentos con eso, además, fundimos chocolate, y cuando tenemos las galletas en la bandeja del horno, les hacemos un agujerito y le ponemos el chocolate dentro. No sé si podrían estar más ricas que eso xD

Me acordé de que no había contado esto mientras ponía la primera hornada de las galletas de brownie en la bandeja. Anda que no he subido fotos a twitter ni tengo fardado de mis galletas o magdalenas. Ahora tengo la casa oliendo a chocolate xD

Además, mi hermano es parte de la comisión de fiestas de las fiestas del Carmen de mi pueblo este año. No sé cómo hace un tiempo salió una idea en casa de algo de asociaciones, concurso de recetas y luego algo de vender el resto de los platos que no se hubieran dado al jurado para recaudar fondos, y le gustó la idea (a mí también). Así es como este año se va a hacer el primer concurso de tortillas y postres de mi pueblo!
Como a las tortillas todavía les tengo miedo y no me quedan para enseñar (se parten, se doblan, quedan asimétricas, etc.), y con mi pasado en esto de las galletas, me apunté a lo de los postres. Realmente, no aspiro a ganar nada, porque no puedo competir con las señoras de mi pueblo, ni siquiera con las que son una generación más jóvenes y no son abuelas, sino solamente madres. No puedo competir contra ellas, ni sus recetas, ni experiencia, ni nada. Pero quiero participar xD De nuevo, me ayudé de Pinterest. Como imagino que el resto de participantes van a llevar cosas tipo tartas, mousses y cosas así, y luego me dijo mi hermano que harán pinchos con lo que no se dé a probar el jurado para venderlo con refrescos y cañas, pensé en hacer un postre diferente. Encontré macedonias de frutas por colores, y cosas así, que a lo mejor de sabor no son nada del otro mundo, pero estéticamente son preciosos. Y como supongo que muchos van a llevar dulces, doy una alternativa a quien quiera tomarse algo después del concurso y quiera algo más ligero o sin calorías o algo así xD Me decidí por unas brochetas de frutas, que llevarán los colores del arco iris, y cuando están todas puestas en la bandeja, de presentación, llaman mucho la atención por la combinación de colores.
No voy a hacer exactamente estas porque no tengo las blueberries, pero me inspiré en esta foto:




El concurso será el domingo, así que mañana sábado ya voy a comprar los pinchos y la fruta. También pensé en hacerle un chocolate fundido o una salsa de chocolate para ponerles por encima, casi más para decorar o para dar un poquito de sabor, pero no estoy segura todavía. Como muchas de las frutas que voy a ponerles son cítricos algo tendré que hacerles con azúcar o algo así. Yo sigo pensando xD

Como esta entrada es un poco general y larga, dejaré las recetas más concretas para dentro de un par de días. Cuando me acabe esta tanta de galletas, haremos otras. Entonces me acordaré de poner alguna de las recetas por aquí.
Si alguien de los que me leen se atreve un poco en la cocina, le recomiendo muchísimo que pruebe la receta de las galletas de brownie que puse antes, porque es fácil de hacer y están buenísimas.

1 comentario:

La Petite Poupée dijo...

Probaré la receta de las galletas, sí :)

¡Besos!