17 de mayo de 2009

Berri Txarrak en Coruña

Aquí estamos, vivas, si se puede interpretar "viva” simplemente con “que respira”.

La cosa empezó mal, seamos sinceras. Cuando desperté estaba lloviendo, y recordando que el concierto sería al aire libre, se me quitaron casi todas las ganas de ir. Pero una amiga venía a Coruña solo por el concierto, y decidí darle una oportunidad. Como los de los =mc² me habían mandado un correo diciendo que a partir de las 6 de la tarde del sábado había entrada libre en la Casa de las Ciencias y en el Planetario (:~~), que están en el mismo parque, y si llovía, para adentro, que hay sesiones especiales cada hora.
Pero con la tarde fue despejando, despejando

Photobucket


Llegamos al parque cuando Chámalle Xis! empezaban la primera canción. Carentes de toda originalidad dentro de su estilo (ya de por sí poco original), por lo menos este año no eran estridentes y aprendieron a cantar. Canciones anticaciquiles (¡oh, qué originales!), un ska descafeinado (¡oh, qué originales!), y ¡¡un acordeón!! (graaaaan originalidad dentro de lo que son los grupos nacionalistas, oigan). No vimos gran cosa de la actuación, más bien los escuchamos. Todavía no se había hecho de noche, no había demasiado frío y nos quedamos sentadas en unas gradas de piedra cual teatro griego que hay en el parque. Como se puede ver en la foto, los bloqueiros organizadores instalaron una carpa, sabiendo que iba a llover.

Photobucket

Esto es todo lo que vimos de Chámalle Xis!.

Siguieron Sonoro Maxín. Eran más de lo mismo que Chámalle Xis! (mismos temas, mismos ritmos, misma esencia) pero con voz masculina (¡oh, sí, también tenían un acordeón!). La gran diferencia es que estos, en pleno alarde de independencia con España, hacían ritmos “tropicales”: cumbias y así. “Galiza tropical!”, le encantaba decir. También se debían creer muy chachis por pedir varios segundos de “caos sonoro”, en otras palabras, gritos porque sí, para agradecer a la organización el evento. Ya lo dije: chachis.

Como el frío empezaba a ser demasiado presente, fuimos a refugiarnos bajo la carpa. La temperatura mejoró considerablemente, y el olor a porro también (si podía ser posible).

Photobucket

Al igual que Chámalle Xis!, grandes vistas en la foto. Mido poco, no se me puede pedir más.


En las últimas canciones nos fuimos acercando como quien no quiere la cosa a las vallas. De nuevo, soy bastante baja, si me quedo por detrás, no solo me quedo sin ver, sino también es bastante probable que me aplasten a la primera de cambio.


Photobucket

Foto sin zoom, ya estábamos en primera fila mientras preparaban el escenario para Berri Txarrak. Inconfundibles las pancartas de las calaveras.

Y qué decir del concierto. Geniales, brutales. Suenan muchísimo mejor en directo que en CD, tienen mucha más fuerza. Me cambiaron ligeramente el setlist respecto al verano pasado, pero siguen tocando Oreka, Isiltzen banaiz, Bueltatzen, Zertarako amestu, Jaio musika hily no me atrevo a decir más, porque tengo un problema con sus canciones: no relaciono títulos con canciones. Puedo estar tranquilamente que tocan Oihu cuando es Oreka (que nada tienen que ver). En fin, siguen tocando muchísimas del Jaio.Musika.Hil, discazo donde los haya (me acabo de dar cuenta de que cuando cantamos Jaio Musika Hil o la gran Bisai Berriak no me di cuenta de que eran esas canciones, hay que ser idiota…).

Photobucket


Hubo un pequeño problema: el concierto se publicitaba como “celebración por vivir 365 días en gallego”. Y Berri Txarrak hablan vasco, sí, y español, pero… ¿y gallego? No. No iban a hablarle a todos esos en español, cuando es en contra de lo que van. Fue zafando al principio, pero cuando nos hablaba en vasco la gente ponía cara de tonta, y acabó por rendirse, aunque obviamente, no pasó nada. Nadie se murió, ni hubo peleas, ni vinieron con tijeras a cortarnos la lengua verticalmente.

Y un final apoteósico totalmente inesperado casi hora y media después de haber empezado: Berba eta irudia y Denak ez du balio (lógicamente, Tim McIlrath no vino a cantar dos estrofas, ¡ojalá!). El año pasado tocaban Berba eta en el medio del concierto, y que yo recuerde (aunque cuando los vi por primera vez ni siquiera podía imaginar que habían tocado con Rise Against y que habían colaborado con ellos), tampoco Denak ez du balio.

Photobucket


Un pequeño apunte: Rubio (el bajista) los dejó hace unos pocos meses. Y ya tienen sustituto. No puede sustituir a las melenas giratorias de Rubio, pero igualmente lo pasa en grande y monta su propio espectáculo. Muy bien, sí señor.

Sin embargo, y creo que es patrimonio “cultural” de Coruña, las primeras filas estaban plagadas de niñatos flipados de 15 años con pintas de emo consentido por papá, pero que como es concierto heavy, va disfrazado de heavy. Bastante triste, pero por lo que me cuentan, y por lo que veo (recordemos el Crunia del año pasado, concretamente el concierto de Savia), es algo que hay que pagar a cambio de la entrada libre. Quisieron hacerse los modernos empezando un pogo, pero la otra gente rápidamente los frenaron.

Photobucket


Al acabar el concierto se había quedado una buena noche, e intentamos salir de marcha por Coruña, que hace meses que no salgo por las noches. La cosa pintaba bien, pero el cansancio del concierto se fue haciendo presente poco a poco, hasta el punto de casi quedarme dormida encima de la mesa donde cenaba.
Nos volvimos para el piso, y fin de la noche, sin más misterio.





Recuento de daños a casi 24 horas de haber subido al escenario Berri Txarrak:
•Dolor de garganta, posible irritación (es muy difícil dejarme afónica, aunque cuando me fui a dormir sí lo estaba)
•Dolor de cervicales, que se extiende hasta la parte delantera de la garganta, a la parte posterior de la cabeza y a casi mitad de la espalda.
•Brazos doloridos de saltar y golpearlos contra las vallas.
•Línea horizontal, que cruza el esternón, dolorida, de saltar y golpearme contra las vallas.
•Ligero dolor de pies (después de todo fue una hora y media más el camino al piso).
·Molestias en los gemelos, digo lo mismo que los pies.




Para posteriores comentarios, la oración (“cláusula” según Guillermito Rojo de mis amores) “la otra gente rápidamente los frenaron” es totalmente correcta.



Denak ez du balio, disfrutadla.

5 comentarios:

ichirinnohana_is dijo...

Lo de los niños esos no lo he cogido bien. Ya sé que hay mucho pseudoemo-loquequieraquesea, pero no sé qué pintaban allí, y qué querían hacer xDDD

Besotes y me alegro que te haya gustado^^

ichirinnohana_is dijo...

xDDDDD Ains, qué pena... Pero eso creo que es en todas partes.

Yo fui el año pasado en la feria de Málaga a un concierto del Tote. Yo no iba con pintas de rapera, pero me la sopla, llevo años escuchando sus temas. Nos pusimos en primera fila, y disfrutamos de lo lindo. Y yo estuve por decirle varias veces a la chavala que tenía al lado que a qué coño había venido si no le gustaban sus canciones. Sólo protestando. Eso sí, en el temita de los progres (escúchalo, Anxo, te reirás y verás a más de uno reflejado) yo me quedé afónica cantándolo y mirándola xDDDDDD

Bueno, que me voy a la biblio a estudiar xDDD Besotes^^

Anónimo dijo...

disculpa, estuve en primera fila todo el concierto y a mi alrededor no e visto ningun niñato flipado con pintas de emo ni nada por el estilo, nose kiza te confundiste de zona o nose, pero estabamos enfrente de gorka todo el rato...
un saludo,
Yago

* TiTi * dijo...

Berri Txarrak... baaaabaaaasss... xD

Anxo dijo...

Gracias a Titi y a Isa por conestar.
También, por supuesto, gracias a Yago por pasarse y por firmar.
Y ahora te doy mi punto de vista:

Yo estaba a la derecha del escenario (para el lado del nuevo bajista no, al otro), y tenía como 6 alrededor, uno (esaba tranquilo, pero estaba) codo con codo. No me moví de allí, por lo que no sé cómo estaban las cosas en el centro o en la izquierda, pero por la derecha no me estoy inventando nada.

Gracias por pasaros.