19 de junio de 2009

La Cueva Inmunda II - Salón y baño

Lo prometido es deuda, aun a haber pasado más días de los que tenía previsto de la anterior entrada a esta.
En fin, os cuento, porque el proyecto Cueva Inmunda sigue en pie. El tour por el piso estará organizado por habitaciones, según como se entra de las escaleras del edificio hasta el final del pasillo. Así que empezamos por salón y baño, seguiremos con cocina y el cuarto vacío que tenemos, para acabar con mi habitación, que es suficientemente extenso como para una entrada para ella sola.

Así que empezamos:

Salón
Lo primero que te encuentras después de entrar al piso es el salón. Más o menos es esto lo que se ve:
Photobucket


Según el dueño del piso, está perfectamente amueblado y perfecto para vivir con todas las comodidades. Me gustaría ver su salón.
También tengo que añadir que en el momento de sacar la foto mi compañero de piso había secuestrado la televisión para su habitación. Es una tele pequeña, vieja, que tuvimos que traer nosotros de nuestra casa, sobre una mesa pequeña. No abulta demasiado ni cambiaría la foto.

Centrándonos ya en los detalles...
Photobucket

Estos son los enchufes a los que tenemos conectada la televisión. A veces ponemos también un ladrón para poder conectar los portátiles, y el aspecto es mucho peor. Creo que no se aprecia en la foto, pero la caja del enchufe que está girado no está pegada a la pared, así que al desenchufar algo se te queda en la mano y un agujero en la pared.

Photobucket

¿Se aprecia el parquet con el diferente color del resto del suelo? ¿En una especie de círculo, o algo así?
Cuando fuimos a ver el piso por primera vez ni nos dimos cuenta, pero el dueño se preocupó de resaltar que había sido producto de una fiesta universitaria de unos antiguos inquilinos. Bueno, en diciembre descubrimos que era mentira. Un domingo por la noche, después de un temporal, llegué a Coruña de mi casa, y me encontré un charco de agua justo por los límites de la parte descolorida. ¿Qué pasó? Las ventanas cierran mal, y cuando llueve y hace viento a la vez se cuela por las ventanas.
Después de fregar el charco llamamos al dueño del piso, y le dijimos que nos entra agua, y, por supuesto, viento (se mueven las cortinas y las puertas llegan a golpear). Y su respuesta fue: "ah, sí, pero para que no pase poneís papel de propaganda en las ventanas y luego las cerráis".
A día de hoy, si llegase a llover con fuerza, tendríamos que volver a fregarlo.

Photobucket

Esto es simplemente la marca que dejó el agua las repetidas veces que entró por las ventanas. Nos negamos a lavar las cortinas, por supuesto.

Photobucket

El menor de los desperfecctos del piso, una grieta del techo al suelo en una de las paredes del salón.

Acabamos con el salón, a voz de pronto. Creo que no me queda nada por decir. Oh, bueno, el sofá, pero las tablas que te destrozan cuando te sientas solo se notan cuando estás tocándolo, en las fotos no se nota.
Así que seguimos de ruta, y lo siguiente que nos encontramos es la habitación de mi compañero de piso. Como prefiero hacer como si él no existiera, no voy a entrar en su habitación, así que pasamos directamente a lo que está después: el cuarto de baño.


Baño
Esta es la vista general desde la puerta
Photobucket

Cuando fuimos a ver el piso por primera vez el baño estaba desmontado. No sé cómo estaría el anterior para que el dueño se decidiese a cambiarlo, pero lo estaba renovando. La mampara de la ducha, el bidé, el báter y el fregadero son nuevos.

Photobucket

Lo que no son nuevas son las baldosas de las paredes.

Photobucket

Presento al mundo entero el único enchufe del baño. Me da miedo enchufar cosas así, y así que se conecta algo que tiene un transformador medianamente grande (mi depiladora eléctrica, por ejemplo), simplemente se cae.

Photobucket

El dueño debe ser seguidor de Bricomanía, porque mucho poner el baño nuevo, pero no tuvo 5€ para darle al fontanero y que se trajese a un amigo para poner bien las baldosas. Hecho a mano, y mal. Vista de frente:

Photobucket


Photobucket

Este es el pestillo del baño. Sí, el tope es un tornillo. Y no, no estaba cuando llegamos. Del cierre original solo se conserva la barra horizontal, y para eso está torcida. El tornillo se lo debemos al ingenio del padre de mi compañero de piso.
Por cierto, antes de irme de aquí pienso llevarme el tornillo conmigo, el piso va a quedar en el mismo estado que como lo encontramos.


Photobucket

La razón por la que llevo todo el año duchándome a cachos. En la foto, espero que se vea, esa es la cantidad máxima de agua solo caliente que sale por la ducha. Añadiéndole fría se puede llegar a un mínimo un poco satisfactorio, pero no llega de todas maneras. Después de meses teniendo que lavarme el pelo después de haberme duchado el resto del cuerpo, mojarme la cabeza a la primera vez que me meto en la ducha se me hace raro.


Photobucket

Y esto es lo que pasa cuando dejas un cacho de pared del cuarto de baño con la pared a la vista. Con el paso de las duchas, se crea humedad y la pared se pone así. Aplaudamos la inteligencia de quien haya decidido que así el baño está bien.


Y ya para acabar por hoy, una curiosidad:
Photobucket

¿Véis el pestillo pequeño por fuera de la puerta? La de la cocina también lo tiene, y creo que alguna habitación más también. ¿Para qué se querría instalar pestillos por fuera de las puertas? ¿Para encerrar a alguien? La hipótesis de que para que no entren los animales se va abajo cuando el dueño puso en el contrato que nada de animales...


Como siempre, gracias por leerme y hasta la próxima.

1 comentario:

ichirinnohana_is dijo...

Impresionante!!!! Es completamente tercermundista!!!! O.O

Espero que el piso del año que viene sea más decente, guapa.

Besotes^^